, , ,

Acuarela. Cardoso. El tiempo lleva el dulce verano, al odioso invierno

ACUARELA. CARDOSO

Despues de haber sido degustada por mis ávidos sentidos ahora (reseteados), os mostraré esta magnífica acuarela azul, de Cardoso, que nos descubre al ser humano, absorto en su individualidad activa…,

El tiempo que no para, lleva el dulce verano,
hasta el odioso invierno y allí acaba con el
La savia entre los hielos. Hojas frescas perdidas.
La beldad bajo nieve y ruina en todas partes.

Luego si no quedara, destilando el estío
el líquido cautivo en paredes de vidrio,
la Belleza y su efecto, con ella moriría,
sin dejar ningún rastro de lo que fue su tiempo.

Mas la flor destilada, padecerá el invierno
y aunque pierda su aspecto, persiste en su sustancia.

William Shakespeare

Acuarela. Cardoso. El tiempo que no para, lleva el dulce verano, hasta el odioso invierno y allí acaba con él.

Acuarela. Cardoso. Arte. Pintura. Pintores. Poesia. William Shakespeare. 

,

Baltasar Lobo Escultor

Baltasar Lobo. Escultor

Nació el 22 de febrero de 1910, en Cerecinos de Campos, Zamora. Un pequeño pueblo, situado en la comarca de Tierra de Campos, de la comunidad autónoma de Castilla y León. Falleció el 4 de septiembre de 1993 en Paris. Descansa, en el Cementerio de Montparnase.

El barro fue uno de los modos de expresión del pequeño Baltasar, al que el modelado y el dibujo apasionaban. De familia modesta su padre era ebanista, pronto dio muestras de su talento artístico, y alentado por su progenitor, realizó estudios de dibujo, en Valladolid, con el escultor Ramón Núñez, a la edad de 12 años. En el taller se trabajaba la talla en madera, y la imaginería, era su principal actividad. También cursó estudios en la Escuela de Artes y Oficios. Becado de 1924 a 1930, por la Diputación, reside en Valladolid, posteriormente, se traslada a Madrid, donde continúa su formación en la Escuela de Bellas Artes De San Fernando, aunque decepcionado, la abandona a los pocos meses. Trabaja como tallista mientras asiste a clases nocturnas. En Madrid se interesa, por las ideas anarquistas, mientras vive para su vocación. Realiza visitas sobre todo al Museo del Prado, pero le interesa sobremanera, el Museo Arqueológico, donde se impregna de la escultura primitiva ibérica.

Sin título. Aguatinta. Baltasar Lobo. Foto by TbArt. Archivos fondos propios

Conoce a Mercedes Camposada, que estudiante de derecho, y militante libertaria, se convertiría, en su compañera, y motor vital. En 1935 vaja a Paris. A su regreso, y con la guerra  civil española en ciernes, colabora como ilustrador en diferentes revistas anarquistas, y en la novela ¡No pasarán! de Upton Sinclair. También colabora en algunas revistas extranjeras. En 1936, todo está muy revuelto, y en el caluroso mes de julio en España, los españoles divididos, y enloquecidos, comienzan a matarse entre hermanos. Baltasar Lobo forma parte del ejército popular, realizando tareas de formación, enseña las primeras letras a los milicianos. Las bombas aterrorizan Madrid, y destruyen su taller, sus esculturas, y la casa familiar. Su padre, 2 años después, fallecería al explotarle la bomba, que manipulaba en un taller de municiones, en el que, arrimaba el hombro. En ese momento, Baltasar Lobo, se encontraba en Barcelona, donde residió la mayor parte del conflicto bélico.

EXILIO

En 1939, terminada la guerra fratricida, en la que él, como otros muchos, también españoles, salieron derrotados, cruzó la frontera de Port Bou, con los restos de su batallón. Después sería confinado en el campo de concentración para españoles Argéles-sur-Mer, de donde se fuga, y pasa a reunirse al fin, con Mercedes, con la que finalmente, se traslada a Paris. Nuestro Zamorano de pueblo pequeño, tenía solo 29 años, ya había vivido mucho, y por desgracia, ya nunca volvería a vivir cerca de sus raíces.

PARIS

El miedo se instaló en sus vidas, impregnándolas de inquietud y soledad, que acabaron de sumarse a su precariedad económica, debilidad, y salud derivadas. Así aguantaron hasta terminada la Segunda Guerra Mundial, y la ocupación francesa de las tropas alemanas. Terminadas las horribles contiendas de la sin razón, introvertido y honesto, trabaja, y participa, del ambiente artístico parisino, en el que Picasso, ya famoso y rico, ayuda, al que puede. También conoce a Henry Laurens que sería, desde entonces para él, una influencia importante en su manera de entender la escultura, tambien, compartían amistad, y afinidad política.

Baltasar Lobo busca su propio estilo, mientras bebe, y se nutre de lo que ve, hasta que en 1946, la semilla crece en forma de maternidad, obra germinal, comenzando lo que sería un leít motiv continuado, hasta los años 50, en que una cierta abstracción, aparece en sus obras.

Femme á la chevelure lise. Mujer con cabellera lisa. Yeso. (1967/68). Baltasar Lobo. Foto by TbArt. Archivos fondos propios

En Paris, es un Artista apreciado, que expone sus obras, y participa activamente en su momento artístico. Es su vocación lo que le motiva, y trabaja incansablemente, en sus proyectos, que incluyen, encargos, de diferentes parte del mundo. Aunque ya cuenta, con una situacion económica desahogada, como siempre hasta el final, se muestra, modesto, silencioso, y austero, consagra, su vida, al arte, y descuida voluntariamente, lo que está fuera de el.

Femme á genoux. Mujer de rodillas. Yeso. (1968). Baltasar Lobo. Foto by TbArt. Archivos fondos propios

Por vez primera vez en España, en Madrid, se presenta, una retrospectiva del escultor Zamorano, ocurrió en 1976, un año después de la muerte del dictador, en el Museo de Arte Moderno, tuvo entonces unas horas para visitar el pueblo que le vio nacer. Nunca se olvidó de sus comienzos ni de sus raíces a las que pertenece, y con generosidad dona a la Diputación de Zamora una Maternidad, en bronce.

Mere et enfant, La Ciotat, sur socle. Bronce. Baltasar Lobo. Foto by TbArt. Archivos fondos propios

En los 80 expone con regularidad, en diferente galerías españolas. En 1984, es nombrado hijo predilecto, de Cerecinos de Campos, y expone sus obras, en este marco incomparable, que le vio nacer. El mismo año le es otorgado el, Premio Nacional de Artes Gráficas, y al siguiente, el Premio de Castilla y León de las Artes.

Femme assise sur socle. Mujer sentada en un poyo. Yeso. (1942). Baltasar Lobo. Foto by TbArt. Archivos fondos propios

Zamora 1986. En los meses de septiembre y octubre, ocupa bellamente la ciudad del Duero, la Bienal de Escultura Ibérica Contemporánea, en la que Baltasar Lobo, participa con 40 de sus obras, un evento magnífico, que precioso, guardan las retinas de aquellos que tuvieron el placer de contemplarlo. Este momento se instala en la mente del genio, la intención de que una parte importante de su obra, permanezca para siempre, en  este ámbito lleno de autenticidad, sobriedad, y modernismo.

1993, es el año del fallecimiento del escultor, y dibujante, a los 83 años de edad. Desde entonces, su familia, y el ayuntamiento de Zamora, constituyen la Fundación Baltasar Lobo, encargada de la gestión del museo (Museo Baltasar Lobo, Zamora, muy recomendable), desde 2003, y de promover, y divulgar, su obra.

Baltasar Lobo Escultor

Baltasar Lobo. Escultura. Escultor. Arte. Cerecinos de Campos. Zamora

, , , ,

Acuarela. Cardoso. «Que lástima que duermas y se interrumpa el diálogo»

image

ACUARELA. CARDOSO

De nuevo, una magnífica acuarela de Cardoso, que aguijonea mis pensamientos endulzándolos, con el veneno de recuerdos de una infancia gravemente envenenada, cuando el arte me enseñó muy pronto las orejas, y mordió dulcemente mi carne, dejándome así, metódicamente herido para siempre.

Es el  puente que me lleva, a sensaciones. Una agridulce y fugaz infancia, de colores sobre cartulina, y recortes de papel brillante, tijeras, y meciéndose, (rendijas en el aire), inolvidable, un olor fuerte a pegamento.

Son las erectas altas torres, telón de fondo nublado. Mi futuro instituto sobre una roca, la magnífica y bella ciudad, son sus elevadas torres, como fueron siempre, un persistente motor inspirador. Hermosas torres.

Me sumerjo. Con mis lápices que no suelto, bajo un arcado dorado puente centenario, pálido reflejo, el agua gris azulada, su fronterizo azul gasa morado, verdoso tenue…,  y siena azafrán aguado.

:::::::::::::::::::::::::::::::

Qué lástima que duermas
y se interrumpa el diálogo
y no sientas mi beso
en tus ojos cerrados.

Qué lástima tu infancia
así truncada,
ese tiempo sin tiempo
a medio abrir
por el que ya empezaba
a vislumbrarte.

Mañana todo habrá cambiado:
otra vez hablándonos
de lejos
desde nuestras esquivas
soledades.

Qué lástima
los signos de mi amor,
mis apretados círculos
de miedo
que no sé si entendiste.

Alegría Claribel

La escritora nicaragüense Alegría Claribel, nació el 12 de mayo de 1924 en Estelí, Nicaragua y a menudo refleja la corriente literaria circulante en Centroamérica en la década de los 50/60 y que ha sido bautizada como «Generación comprometida».

Alegría escribe cuentos, novela, poesía. Los derechos humanos, y la denuncia social son tema esencial en sus publicaciones aunque no se olvida como en esta ocasión de la poesía amorosa.

Acuarela. Cardoso. «Que lástima que duermas y se interrumpa el diálogo». Alegría Claribel

Acuarela. Cardoso. Arte. Pintura. Pintores. Poesía. Alegría Claribel

, ,

Arte. Red. T. Bartolomé. Oil on canvas

RED. (2020). TOMÁS BARTOLOMÉ

PARA UN MORDISCO

Propio camaleón de otros cielos mejores,

a cada nueva aurora mudaba de colores.

Así es que prefiriera a su rubor primero

el tizne que el oficio deja en el carbonero.

Quiero decir (me explico): la mudanza fue tal,

que iba del rojo al negro lo mismo que stendhal.

Luego, un temblor de púrpura casi cardenalicio

(que viene a ser también el tizne de otro oficio)

se quebró en malva y oro con bandas boreales,

que ni el disco de newton exhibe otras iguales.

Es muy de Juan Ramón esto de malvas y oros,

o del traje de luces de un matador de toros.

Y no sé si atreverme, en cosa tan sencilla,

a decir que hubo una primavera amarilla ,

con unas vetas verdes, con unos jaspes grises

en olas circunflejas como en el mar de ulises.

¡Ulises yo, que apenas de caribdis a escila

de un vértice a un escollo saciaba la pupila!

porque como es efímero todo lo que es anhelo,

el color se evapora y otra vez sube al cielo,

y ya sabemos que poco a poco se va

aun la marca de fuego de la infidelidá.

Y se acabó la historia tal era la mordida

que lucía en el anca mi querida.

Alfonso Reyes

Arte. Red. T. Bartolomé. Oil on canvas

Arte. Red. Tomás Bartolomé. Pintura. Pintores

, , ,

Arte. «Landscape in the fields of Zamora». T. Bartolomé

 

Paisaje en los campos de Zamora

Paisaje en los campos de Zamora. Tomás Bartolomé.

Paisaje en los campos de Zamora. Tomás Bartolomé

Técnica mixta, óleo, acrílico, lienzo. 22 x 27 cms.

Painting title: «Landscape in the fields of  Zamora»

Mixed media, oil, acrylic, canvas. 22 x 27 cms.

El paisaje que tiñe mis ojos, de campos marrones claros, ocres, sienas, barrosos; húmedos en la tormenta, secos en días de siega y sol, de tabaco y bota, de siesta escocedura y corte.

PAISAJE EN LOS CAMPOS DE ZAMORA

Un paisaje

Unos campos de labor…

Barro cuando llueve

Heridos hierros oxidados 

impregnados en el barro de centeno

De mis abrasados y cegados ojos

En la caliente sangre y la saliva pegajosa

De mis primeros recuerdos de juego y muerte

El sufrido centeno, cerca del campo

Del campo de labor

¡La cebada! …

En la mejor tierra zamorana

En la cortina cerrada

Piedra de afilar, hoz y siega

Mediado julio, sangre sudor

Ropa gastada y vieja, remendada el alma

Desapego inocente, arcano eterno

Aguardiente al alba

Cocido, vino  tabaco y siesta

Picaduras, cortes, nudos en las gavillas

Cántara de agua fresca.

Tomás Bartolomé

Pintura. Tomás Bartolomé. «Paisaje en los campos de Zamora». Painting. «Landscape in the fields of Zamora». Óleo, acrílico; lienzo.

Esta pintura participó en Art Fair Málaga Feria de Arte Contemporáneo que se celebró en la ciudad de Málaga, del 30 de junio al 2 de julio de 2017, en el Palacio de Ferias y Congresos.

Más información. Interesados en esta pintura. contacto@tomasbartolome.com

Arte.Tomás Bartolomé. Paisaje en los campos de ZamoraPintores. Painting. Landscape in the Fields of  ZamoraÓleo. Poesía

, , ,

Cardoso. Acuarela. «Conoce, siente, y juega con el agua»

Acuarela. CARDOSO

«Cardoso, conoce, siente, y juega con el agua»

Cardoso deja fluir los colores y recorre nuevos caminos, solo, con el fiel del norte orientado de su intuición, y los brillantes dibujos estelares, que desde niño conoce.

Guías brillantes de un blanco plata, que le orientan en un gran mapa plagado, de verdes y ocres veredas…

Sagrada esfera, con su innumerable cohorte siempre. Mas a la fuerza, a veces sometida y fiel

Antiguos arcanos le guían, en una (lechosa), pálida noche, en que atrevida, o tacaña, la luna, que es bella y muda, aparece…,

Sugerida, tal vez, (a veces oculta), presentida y siempre activa, altiva (o depreciada), brillante se esconde, entre blancos, delicados, y dulces (lechosos), ovalados almendros.

LA LUNA

La luna se puede tomar a cucharadas
O como una cápsula cada dos horas.
Es buena como hipnótico y sedante
Y también alivia
A los que se han intoxicado de filosofía.
Un pedazo de luna en el bolsillo
Es mejor amuleto que la pata de conejo:
Sirve para encontrar a quien se ama,
Para ser rico sin que lo sepa nadie
Y para alejar a los médicos y las clínicas.
Se puede dar de postre a los niños
Cuando no se han dormido,
Y unas gotas de luna en los ojos de los ancianos
Ayudan a bien morir.

Pon una hoja tierna de la luna
Debajo de tu almohada
Y mirarás lo que quieras ver.
Lleva siempre un frasquito del aire de la luna
Para cuando te ahogues,
Y dale la llave de la luna
A los presos y a los desencantados.
Para los condenados a muerte
Y para los condenados a vida
No hay mejor estimulante que la luna
En dosis precisas y controladas.

Jaime Sabines.

Chiapas, México, 1926. México D.F. 1999.

Cardoso. Acuarela. «La luna es como un sello amarillo sobre un sobre azul oscuro». Oscar Wilde

 Cardoso. Acuarela. Pintores. Pintura. Arte. Jaime Sabines. Luna. Poesía

, ,

Oscar Wilde. La importancia de llamarse Ernesto. Afilado acero

image

OSCAR WILDE
Dublín, Irlanda. 1854. París, Francia. 1900.
LA IMPORTANCIA DE LLAMARSE ERNESTO. 1895.

THE IMPORTANCE OF BEING EARNEST

Cuando Oscar Wilde escribió esta obra, se encontraba en el momento cumbre de su carrera, conocía el éxito, con 41 años estaba enamorado, y le envolvían las dulces mieles de la fama y el halago; también comenzaría su tormentoso calvario, un camino sembrado de espinas que desangró su corazón herido, con finos rubíes de afilado acero.

Wilde, demanda al padre de su amante por difamación, el motivo fué el recibo de una carta ofensiva, el texto de la misma, contenía la siguiente frase, «Para O.W. Aquel que presume de sodomia». Entonces comienza un duro, tedioso, y largo proceso judicial en el que el genial escritor saldría perdiendo, (Ver artículo en Literatura).

Solo cinco años después Oscar Wilde, fallecía en París, exiliado, solo e ignorado. Un triste final para un escritor genial.

image

LA IMPORTANCIA DE LLAMARSE ERNESTO. Se estrena en el St. James’s Theatre de Londres en 1895, es la única comedia que escribió Wilde. Retrata con fina ironía muy ácida, la sociedad de la procelosa época Victoriana que se vivía en Inglaterra. Sus costumbres. Una sociedad herida, llena de prejuicios y encorsetamientos.

OSCAR WILDE MORDAD Y ÁCIDO CRÍTICO

LA IMPORTANCIA DE LLAMARSE ERNESTO, una de sus novelas más importantes, se estrenó en España en 1919 en el Teatro de la Princesa de MADRID. El genial autor irlandés, realiza con el título un divertido juego de palabras. En Inglés las palabras, ERNEST y EARNEST, son «Homófonas»; suenan igual, pero su significado es diferente… Mientras que Ernest se traduce por Ernesto, Earnest significa Serio.

Bueno, ya sin más demora os dejo con este delicioso texto, en el que Wilde critica al matrimonio, y que tiene menos desperdicio que un trozo de, tarta-casera-reciente, en un ardiente y feliz…, domingo por la mañana.

LA IMPORTANCIA DE LLAMARSE ERNESTO. Fragmento.

THE IMPORTANCE OF BEING EARNEST

Personajes de la obra:

ALGERNON (el señor)

LANE (el criado)

ALGERNON- Por cierto LANE, según tu libro de cuentas, el jueves por la noche, cuando Lord Shoreman y el señor Worthing vinieron a cenar, se consumieron 8 botellas de champán.

LANE- Asi es señor, 8 botellas y media.

ALGERNON- ¿Porqué será que en los aposentos de un soltero, la servidumbre,  indefectiblemente se bebe el champán? Lo pregunto por curiosidad. 

LANE- Lo atribuyo a la calidad superior del caldo en cuestión, señor. A menudo,  he podido comprobar, que en los hogares de matrimonios, el champán raramente es de primera calidad. 

ALGERNON- ¡Cielos! ignoraba, que el matrimonio desmoralizase hasta esos extremos.

Oscar Wilde. La importancia de llamarse Ernesto. Un afilado acero, que con su filo de damasquinada espada, amenazaba a una sociedad decadente

OSCAR WILDE. LA IMPORTANCIA DE LLAMARSE ERNESTO. LITERATURA. ESCRITORES

,

Marc Chagall. Vuela. Clava bien tus uñas sobre la tierra y el polvo dorado

image

Marc Chagall

1887 Vitebsk, Bielorrusia. Saint – Paul de Vence, Francia 1985 a los 97 años.

La irresistible fuerza del Amor como fuente, y poderoso motor inspirador, de muchas de las obras artísticas de este pintor Ruso-Francés, perseguido y exiliado. Ser disidente y judío fueron su cruz, su corona de espinas, y el amargo sabor de su boca.

image

Retrato doble con copa de vino. 1918.  Conmemora su boda con Bella.

Su gran amor y su musa fue Bella Rosenfeld. Escritora, hija de una familia judia adinerada. Bella, fallece antes que él en la ciudad de Nueva York, a causa de un virus en 1944, Bella había nacido en 1895. El pintor, la conoció con 22 años, y finalmente se casó con ella 5 años después. Al año de la boda, nace su hija Ida.  Bella fue el gran Amor de su vida; para demostrarselo, la pinta eterna en sus cuadros.

image

Marc Chagall pinta; lunas, caballos, besos, abrazos y ramos de flores

¡Además, los amantes, pueden volar!

«Mi piel» (2015)

Mi piel

Una delicada nube de algodón color pastel,

En tus dulces labios de manzana bañada en caramelo.

Al fondo, una nube de polvo color oro.

A nuestros pies polvo marcado, y camino de tierra.

Tu beso para mi. Para siempre estar contigo.

«Para estar contigo».

¡De verdad; La feria no para!

El caballo negro que brilla bajo la luna como el charol,

Ese caballo que huele tan bien, ya sabes cual, el tuyo; te espera, ven, móntalo;

Lo harás feliz. Te dará su vida si se la pides.

“Quien te dice que no va”, “no va”

Vuela. Clava bien tus uñas sobre la tierra y el polvo dorado, muérdelo, písalo, hazlo libre,

Respiralo bien dentro, tose, tómalo; también es la vida; la feria y el sueño.

Las rosas y el vino. Los confeti de colores.

Quien amor te da, se queda, porque nunca se irá.

Tomás Bartolomé

Pintura. Marc Chagall

Arte. Pintura. Marc Chagall. Chagall. Pintores. Amor. Poesía. Tomás Bartolomé

, , ,

Fotografía. Mindor. «Dulzor de verdes y cúpulas doradas”

image

FOTOGRAFÍA  MINDOR

POESIA

Paisaje en Castilla

Dulzor de verdes y cúpulas doradas

Sobre la amada tierra arada

Muéstrame  la belleza

«Nunca dejes de sorprenderme»

¡Donde tú estuviste!

Quiero… ver, eso; lo que tú.

Tomás Bartolomé

image

Foto. Mindor

CAMPOS DE SORIA

¡Las figuras del campo sobre el cielo!

Dos bueyes aran

en un alcor, cuando el otoño empieza,

entre las negras testas doblegadas

bajo el pesado yugo,

pende un cesto de juncos y retama,

que es la cuna de un niño,

y tras la junta marcha

un hombre que se inclina hacia la tierra,

y una mujer que en las abiertas zanjas

arroja la semilla.

bajo una nube de carmín y llama,

en el oro fluido verdinoso

del poniente, las sombras se agigantan.

Antonio Machado

Fotografía. Mindor. «Dulzor de verdes y cúpulas doradas, sobre la amada tierra arada». Tomás Bartolomé

Fotografía. Mindor. Fotógrafos. Poesía. Antonio Machado. Tomás Bartolomé

, , ,

Arte. Paisaje con Arpío. T. Bartolomé

PAISAJE CON ARPÍO. T. BARTOLOMÉ

Técnica Mixta Sobre Cartulina

Arpía, Arpío

En la mitología griega, “Que vuela y saquea”. Hermosas mujeres aladas. Criaturas de adorables cabellos, y apariencia monstruosa. Castigadoras, sus actos delictivos, fueron siempre, violentos y maléficos.

Fabio y Licori, ramera

De la astuta Licori á los umbrales

Te vió saliendo el sol, ¡oh Fabio amigo!

Creció en su luz el dia, y fué testigo

De tu lamento y quejas desiguales.

Oyó tambien el Héspero tus males,

La blanca luna se dolió contigo;

Mas el ingrato dueño, tu enemigo,

Ni aun de corta piedad mostro señales.

¿Cuál otro galardón en tal porfia,

Inútil yedra de su puerta, esperas?

¿Hasta cuándo tu propio engaño adoras?

Huye la fiera Circe y cruel arpía,

Que alegra en ver que por su causa mueras,

Riendo está lo mismo que tú lloras.

Juan de Arguijo

Arte. Paisaje con Arpío. T. Bartolomé

Arte. Paisaje con Arpío. Tomás Bartolomé. Arpía. Arte abstracto. Pintura. T Bartolomé