, , , ,

Pintura. Tomás Bartolomé. Paisaje en calma. (Calm Landscape). “Dicen que no hablan las plantas, ni las fuentes ni los pájaros” Rosalía de Castro.

PAISAJE EN CALMA. (Calm Landscape). Tomás Bartolomé.

Óleo Acrílico. Lienzo/Oil, Acrílic, Canvas.

Año 2011. Medidas. 24 x 30 cm.

Soñando con la eterna primavera de la vida…

Poco antes de morir a la edad de 48 años, Rosalía de Castro siguió soñando, y quiso soñando ver por ultima vez la mar, mas no fue posible; en su casa de Padrón, ¡No… No se ve el mar! Su hija, menos soñadora, no supo verlo, cuando Rosalía ansiosa, mirarlo quiso por póstrera vez, encontrándose (tan cerca, eso creía), al lado de su último lecho. Ella lo sentía cerca; siempre lo sintió, corría diariamente, alegre o triste por sus venas de mujer que sabía hablar con el rumor de las olas, con los pájaros y el viento. Ahora se acordaba nítidamente de ello. Supo pronto entonces, que ya no estaría sola nunca, y que ella atacada de dulzura en su vida, cautivó, amó, y también fue amada.

:::::::::::::::

Dicen que no hablan las plantas,

ni las fuentes, ni los pájaros, ni la onda con sus rumores.

ni con su brillo los astros,

lo dicen, pero no es cierto,

pues siempre cuando yo paso

de mí murmuran y exclaman:

Ahí va la loca,

soñando con la eterna primavera de la vida

y de los campos.

ROSALIA DE CASTRO.

Rosalía de Castro. Santiago de Compostela 1837.  Padrón, La Coruña 1885.

Más información. Interesados en esta pintura. contacto@tomasbartolome.com

Pintura. Tomás Bartolomé. Paisaje en calma. (Calm Landscape). Pintores. Poesía. Rosalía. Rosalía de Castro. 

, ,

Fotografía. By Tb Art. Pararnos a mirar… Dejar la vida pasar. Tomás Bartolomé.

image

Fotografia. By Tb Art

Hay un lugar… Donde el cielo se une con la tierra, hay un lugar donde las rocas negras de volcanes marinos expulsadas y abrasadoras se fundieron, y son el mar, hay un lugar fantástico que se defiende con su paz. Un desierto soñador, que apenas puede llorar, no le está permitido casi nunca, mas bello, reptando, se aplasta y sube en escalera hasta el sol.

Pararnos

Pararnos a mirar…

Dejar la vida pasar

Con un cuenco lleno

De miel y moscas.

Tomás Bartolomé

Fotografía. By Tb Art. Pararnos a mirar… Dejar la vida pasar. Tomás Bartolomé.

FOTOGRAFIA. BY Tb Art. FOTOGRAFIA. POESÍA. TOMÁS BARTOLOMÉ.

, , ,

Pintura. Atardecer con mujer en San José/Sunset with woman in San José. Pintura. Acuarela/óleo/pastel. Sobre papel. 2016.

image

ATARDECER CON MUJER EN SAN JOSÉ. TOMÁS BARTOLOMÉ

Sunset with woman in San José

Pintura. Técnica mixta, sobre papel. 2016.

Un atardecer, una mujer mas una en concreto, especialmente bella; sentada sincera, en un velador en la calle, cerca del mar en San José.

El atardecer aparece suave y tenue, los colores aun brillantes dan paso al tamiz, al filtro tostado o gris, y a los suaves negros; en el cielo guiños de plata y oro azulado, ya prestan su luz, estrellas

HIMNO A LAS ESTRELLAS

A vosotras, estrellas,
alza el vuelo mi pluma temerosa,
del piélago de luz ricas centellas;
lumbres que enciende triste y dolorosa
a las exequias del difunto día,
güérfana de su luz, la noche fría;

ejército de oro,
que por campañas de zafir marchando,
guardáis el trono del eterno coro
con diversas escuadras militando;
Argos divino de cristal y fuego,
por cuyos ojos vela el mundo ciego;

señas esclarecidas
que, con llama parlera y elocuente,
por el mudo silencio repartidas,
a la sombra servís de voz ardiente;
pompa que da la noche a sus vestidos,
letras de luz, misterios encendidos;

de la tiniebla triste
preciosas joyas, y del sueño helado
galas, que en competencia del sol viste;
espías del amante recatado,
fuentes de luz para animar el suelo,
flores lucientes del jardín del cielo,

vosotras, de la luna
familia relumbrante, ninfas claras,
cuyos pasos arrastran la Fortuna,
con cuyos movimientos muda caras,
árbitros de la paz y de la guerra,
que, en ausencia del sol, regís la tierra;

vosotras, de la suerte
dispensadoras, luces tutelares
que dais la vida, que acercáis la muerte,
mudando de semblante, de lugares;
llamas, que habláis con doctos movimientos,
cuyos trémulos rayos son acentos;

vosotras, que, enojadas,
a la sed de los surcos y sembrados
la bebida negáis, o ya abrasadas
dais en ceniza el pasto a los ganados,
y si miráis benignas y clementes,
el cielo es labrador para las gentes;

vosotras, cuyas leyes
guarda observante el tiempo en toda parte,
amenazas de príncipes y reyes,
si os aborta Saturno, Jove o Marte;
ya fijas vais, o ya llevéis delante
por lúbricos caminos greña errante,

si amasteis en la vida
y ya en el firmamento estáis clavadas,
pues la pena de amor nunca se olvida,
y aun suspiráis en signos transformadas,
con Amarilis, ninfa la más bella,
estrellas, ordenad que tenga estrella.

Si entre vosotras una
miró sobre su parto y nacimiento
y della se encargó desde la cuna,
dispensando su acción, su movimiento,
pedidla, estrellas, a cualquier que sea,
que la incline siquiera a que me vea.

Yo, en tanto, desatado
en humo, rico aliento de Pancaya,
haré que, peregrino y abrasado,
en busca vuestra por los aires vaya;
recataré del sol la lira mía
y empezaré a cantar muriendo el día.

Las tenebrosas aves,
que el silencio embarazan con gemido,
volando torpes y cantando graves,
más agüeros que tonos al oído,
para adular mis ansias y mis penas,
ya mis musas serán, ya mis sirenas.

Francisco de Quevedo

Atardecer con mujer en San José/Sunset with woman in San José. Pintura. Acuarela/óleo/pastel.

Pintura. Atardecer con mujer en San José. Tomás Bartolomé. Pintores. Atardecer. Mujer. San José. Himno a las estrellas. Quevedo. Estrellas.

, , ,

Pintura. Imperio Mexica. Óleo/Mixta. Tomás Bartolomé. Ad aeternam la imagen en la imaginación del hombre; la nube como abalorio, como ojo, como L que alguien trazó en el aire.

image

Foto Pintura. Imperio Mexica. Tomás Bartolomé

Title. Imperio Mexica. (2014)

Oil/Mixta. 2015. 35 cm Largo. 27 cm Alto.

image

:::::::::::::::::::::::

Gambito de caballo en Troya. (Parte del poema).

Ad aeternam la imagen en la imaginación del hombre; la nube como abalorio, como ojo, como L que alguien trazó en el aire. el caballo que murió con las patas rotas y el vientre abierto como reja o ventana; los guerreros que introdujeron los filos en su desesperación como a una funda, como a una aljaba.
Homero Aridjis.

image

Interesados en esta pintura más información, e mail, contacto@tomasbartolome.com

Pintura. Imperio Mexica. Óleo/Mixta. 2015. Tomás Bartolomé. Ad aeternam la imagen en la imaginación del hombre; la nube como abalorio, como ojo, como L que alguien trazó en el aire.

Pintura. Tomás Bartolomé. Pintores. Imperio Mexica. Óleo/Mixta.

 

, ,

Fotografía. By Tb Art. El Artista. Oscar Wilde. “Y en el mundo no habia más bronce que el de aquella estatua”.

image

Foto. By TbArt.

Artista. Produce y crea obras de arte.  Del latín ars, artis. Capaz de crear… crear volúmenes, conformar espacios.

El Artista

Un día nació en su alma el deseo de modelar la estatua del «Placer que dura un instante».

Y marchó por el mundo para buscar el bronce, pues sólo podía ver sus obras en bronce.

Pero el bronce del mundo entero había desaparecido y en ninguna parte de la tierra podía encontrarse, como no fuese el bronce de la estatua del «Dolor que se sufre toda la vida».

Y era él mismo con sus propias manos quien había modelado esa estatua, colocándola sobre la tumba del único ser que amó en su vida.

Sobre la tumba del ser amado colocó aquella estatua que era su creación, para que fuese muestra del amor del hombre que no muere nunca y como símbolo del dolor del hombre, que se sufre toda la vida.

Y en el mundo entero no había más bronce que el de aquella estatua.

Entonces cogió la estatua que había creado, la colocó en un gran horno y la entregó al fuego.

Y con el bronce de la estatua del «Dolor que se sufre toda la vida» modeló la estatua del «Placer que dura un instante».

Oscar Wilde

Fotografía. By Tb Art. El Artista. Oscar Wilde. “Y en el mundo no habia más bronce que el de aquella estatua”.

LITERATURA. El ARTISTA. OSCAR WILDE. ESCRITORES. WILDE. ARTISTA. ESCULTURA. PLACER. DOLOR.

 

, , ,

Dibujo. Ahora en el sur. Tomás Bartolomé. Una fantasía oriental un lujo de ascetismo del sur

AHORA EN EL SUR. (2018). Tomás Bartolomé

Dibujo. Grafito y lápices de colores sobre cartulina.

Son recuerdos lejanos, de dulce soledad, y silencios pegajosos; de belleza y calma, donde no pasa nada y aún así, veo, como ahora, delante de mis ojos, pasa todo; las sombras ni tienen sentido aquí, el principio y el fin, son los enjutos brazos que acogen, la madre esbelta, la serena dignidad, la elegante gacela, a la que la luz alerta, el sol impregna. Aquí en el sur que habito el mar está cerca pero…, no se ve, mas presentido…, se sienten rumores soñadores, en días iguales como en un cuenco de sopa, una fantasía oriental un lujo de ascetismo del sur, (de su luz) posado y persistente; es sereno el atardecer, la rojiza línea rubí rabioso y lejano brilla, y las estrellas, y astros luminosos están encima de nosotros, solo hay que levantar la vista y sus guiños plateados son visibles, te impregnan y tiemblan. Aquí en la tierra, fijados, estamos las mujeres, y también los hombres y sobre nosotros el cielo, y cerca de aquí el mar.

Pintor. Pintura. Dibujo. Ahora en el sur. Tomás Bartolomé. Arte. Artista

Dibujo. Ahora en el sur. Tomás Bartolomé. Una fantasía oriental un lujo de ascetismo del sur

, , ,

Acuarela. Cardoso. ¡Hoy el espacio es fabuloso! sin freno, espuelas o brida partamos a lomos del vino ¡A un cielo divino y mágico!

image

ACUARELA. CARDOSO

:::::::::::

CARDOSO. Artista. Pintor, escultor

Creo que esta magnifica acuarela de Cardoso ilustrará hoy muy bien algo (un bocado), de la obra del excelso y aún maldito poeta parisino.

Charles Baudelaire. Poeta, escritor, traductor, crítico de arte. ¿Una de sus obras más relevante?, Las flores del mal, comprende una colección de poemas, (casi la totalidad de su obra), que con el tiempo se ha convertido en imprescindible, de ella se realizaron 3 ediciones, 1857/61/68. La de 1868 es una edición póstuma, en todas ellas se van eliminando poemas (prohibidos), y añadiendo otros nuevos…

LAS FLORES DEL MAL

En EL ALMA DEL VINO uno de los poemas que componen Las flores del mal Baudelaire escribe…

-Una noche el alma del vino cantó en las botellas:

“¡Hombre hacia ti elevo ¡oh! querido desheredado,

Bajo mi prisión de vidrio y mis lacres bermejos,

Una canción colmada de luz y de fraternidad!

Charles Baudelaire (fragmento)

EL VINO DE LOS AMANTES Tambien en Las flores del mal escribió Baudelarie este poema…

¡Hoy el espacio es fabuloso!
Sin freno, espuelas o brida,
Partamos a lomos del vino
¡A un cielo divino y mágico!

Cual dos torturados ángeles
Por calentura implacable,
En el cristal matutino
Sigamos el espejismo.

Meciéndonos sobre el ala
De la inteligente tromba
En un delirio común,

Hermana, que nadas próxima,
Huiremos sin descanso
Al paraíso de mis sueños.

Charles Baudelaire. París 1821/67

Acuarela. Cardoso. ¡Hoy el espacio es fabuloso! sin freno, espuelas o brida partamos a lomos del vino ¡A un cielo divino y mágico!

Acuarela. Cardoso. Pintores. Pintura. Poesía. Baudelaire. Escritores. Poesía. Las flores del mal. El vino de los amantes.

 

, , ,

Pintura. “Cabeza de Vaca”. Óleo-Acrílico. Tomás Bartolomé. Descaminado, enfermo, peregrino, en tenebrosa noche, con pie incierto, la confusión pisando del desierto, voces en vano dio, pasos sin tino.

image

Pintura. “Cabeza de Vaca”. Cow’s head. Tomás Bartolomé.

Óleo-Acrílico. 2011. Medidas. 30 x 24 cm.

Caminos, dibujos estelares, rastros de suave color burdeos. Cinabrio arañado en la pizarra. Roca dura que percute puntitos, que traza gestos refleja deseos. Sendas se estiran, llevan escaleras, en el oscuro espacio. Camino padre y padre. Suave e incomprensible Zen, armonía escrita que nos guía, máquina del tiempo bella y fría.

:::::::::::::::::::

Esto es un caminante enfermo que se enamora donde es hospedado. 1594.

Descaminado, enfermo, peregrino,
en tenebrosa noche, con pie incierto,
la confusión pisando del desierto,
voces en vano dio, pasos sin tino.
Repetido latir, si no vecino,
distinto oyó de can siempre despierto,
y en pastoral albergue mal cubierto
piedad halló, si no halló camino.
Salió el Sol y, entre armiños escondida,
soñolienda beldad con dulce saña
salteó al no bien sano pasajero.
Pagará el hospedaje con la vida;
más le valiera errar en la montaña
que morir de la suerte que yo muero.

Luis de Góngora

Pintura. “Cabeza de Vaca”. Óleo-Acrílico. Tomás Bartolomé. Descaminado, enfermo, peregrino, en tenebrosa noche, con pie incierto, la confusión pisando del desierto, voces en vano dio, pasos sin tino.

Más información. Interesados en esta pintura. contacto@tomasbartolome.com

Pintura. Cabeza de Vaca. Óleo-Acrílico. Tomás Bartolomé. Pintores. Camino. Descaminado. Caminos.

 

 

, , ,

Fotografía. Mindor. Paisaje. ¡Embriáguense, embriáguense sin cesar! De vino, de poesía o de virtud, como mejor les parezca.

image

Fotografía. Paisaje. Mindor.

Mindor, estaba allí para realizar esta magnífica toma. Y ahora, al observar la cautivadora imagen, atmosféricamente bella, del cielo siempre arriba, (abajo siempre los hombres), que el emocionante fotógrafo nos ofrece a cada uno de nosotros, no esperen más…

EMBRIÁGUENSE

Hay que estar ebrio siempre. Todo reside en eso: esta es la única cuestión.

Para no sentir el horrible peso del tiempo que nos rompe las espaldas y nos hace inclinar hacia la tierra,

Hay que embriagarse sin descanso.

Pero, ¿de qué? De vino, de poesía o de virtud, como mejor les parezca. Pero embriáguense.

Y si a veces, sobre las gradas de un palacio, sobre la verde hierba de una zanja,

En la soledad huraña de su cuarto,

La ebriedad ya atenuada o desaparecida ustedes se despiertan pregunten al viento,

A la ola, a la estrella, al pájaro, al reloj,

A todo lo que huye, a todo lo que gime, a todo lo que rueda, a todo lo que canta,

A todo lo que habla, pregúntenle qué hora es;

Y el viento, la ola, la estrella, el pájaro, el reloj, contestarán:

“¡Es hora de embriagarse!”

Para no ser los esclavos martirizados del tiempo,

¡Embriáguense, embriáguense sin cesar!

De vino, de poesía o de virtud, como mejor les parezca.

 Charles Baudelaire

Fotografía. Mindor. Paisaje. ¡Embriáguense, embriáguense sin cesar! De vino, de poesía o de virtud, como mejor les parezca.

Fotografía. Paisaje. Mindor. Fotógrafos. Poesía. Charles Baudelaire. Embriáguense. Baudelaire.

, , ,

Acuarela. Cardoso. Bajaron los asirios como al redil el lobo

ACUARELA. CARDOSO

La destrucción de Senaquerib

Bajaron los asirios como al redil el lobo:
brillaban sus cohortes con el oro y la púrpura;
sus lanzas fulguraban como en el mar luceros,
como en tu onda azul, Galilea escondida.

Tal las ramas del bosque en el estío verde,
la hueste y sus banderas traspasó en el ocaso:
tal las ramas del bosque cuando sopla el otoño,
yacía marchitada la hueste, al otro día.

Pues voló entre las ráfagas el Ángel de la Muerte
y tocó con su aliento, pasando, al enemigo:
los ojos del durmiente fríos, yertos, quedaron,
palpitó el corazón, quedó inmóvil ya siempre.

Y allí estaba el corcel, la nariz muy abierta,
mas ya no respiraba con su aliento de orgullo:
al jadear, su espuma quedó en el césped, blanca,
fría como las gotas de las olas bravías.

Y allí estaba el jinete, contorsionado y pálido,
con rocío en la frente y herrumbre en la armadura,
y las tiendas calladas y solas las banderas,
levantadas las lanzas y el clarín silencioso.

Y las viudas de Asur con gran voz se lamentan
y el templo de Baal ve quebrarse sus ídolos,
y el poder del Gentil, que no abatió la espada,
al mirarle el Señor se fundió como nieve.

Lord Byron

Acuarela. Cardoso. Bajaron los asirios como al redil el lobo

Pintura. Acuarela. Cardoso. Pintor. Pintores.