Entradas

, , ,

Acuarela. Cardoso. Bajaron los asirios como al redil el lobo

ACUARELA. CARDOSO

Cardoso nos muestra en esta ocasión, una de sus últimas acuarelas, extraños personajes, surgen como automatismos, avanzando, aparecen fantasmales, (siempre hacia delante), hasta no se sabe donde. Es un paisaje inquietante e irreal, donde la suave aguada, dúctil, viva y poderosa, extiende bellos y exóticos colores, creando una fría atmósfera, de desolación y vacío.

La destrucción de Senaquerib

Bajaron los asirios como al redil el lobo:
brillaban sus cohortes con el oro y la púrpura;
sus lanzas fulguraban como en el mar luceros,
como en tu onda azul, Galilea escondida.

Tal las ramas del bosque en el estío verde,
la hueste y sus banderas traspasó en el ocaso:
tal las ramas del bosque cuando sopla el otoño,
yacía marchitada la hueste, al otro día.

Pues voló entre las ráfagas el Ángel de la Muerte
y tocó con su aliento, pasando, al enemigo:
los ojos del durmiente fríos, yertos, quedaron,
palpitó el corazón, quedó inmóvil ya siempre.

Y allí estaba el corcel, la nariz muy abierta,
mas ya no respiraba con su aliento de orgullo:
al jadear, su espuma quedó en el césped, blanca,
fría como las gotas de las olas bravías.

Y allí estaba el jinete, contorsionado y pálido,
con rocío en la frente y herrumbre en la armadura,
y las tiendas calladas y solas las banderas,
levantadas las lanzas y el clarín silencioso.

Y las viudas de Asur con gran voz se lamentan
y el templo de Baal ve quebrarse sus ídolos,
y el poder del Gentil, que no abatió la espada,
al mirarle el Señor se fundió como nieve.

Lord Byron

Acuarela. Cardoso. Bajaron los asirios como al redil el lobo

Pintura. Acuarela. Cardoso. Pintor. Pintores. 

, , ,

Cardoso. Acuarela. «La creación es un templo de pilares vivientes». Baudelaire

image

Acuarela. Paisaje. Cardoso.

Cardoso. «El artista que juega con el agua», nos presenta hoy este magnifico paisaje que nos  transporta  por idílicos caminos, entre varetas y retama, (como Camarón), sus venas azuladas, los colores del sur; los bisoños descubrimientos deslumbrantes y matemáticamente soñados por Paul Klee, en el claro infinito horizonte del tranquilo y cálido Mar Mediterráneo… La veraz luz , que te arrebata, te transporta…, te seda.

«El mar está cerca; la ciudad se aletarga a la hora de la siesta». TbArt

image  image

Correspondencias

La Creación es un templo de pilares vivientes
Que a veces salir dejan sus palabras confusas;
El hombre lo atraviesa entre bosques de símbolos
Que lo contemplan con miradas familiares. 

Como los largos ecos que de lejos se mezclan
Con una tenebrosa y profunda unidad,
Vasta como la luz, como la noche vasta,
Se responden sonidos, colores y perfumes. 

Hay perfumes tan frescos como carnes de niños,
Dulces tal como oboes, verdes cual las praderas
Y hay otros, corrompidos, ricos y triunfantes,
Que tienen la expansión de cosas infinitas,
Como el almizcle, el ámbar, el benjuí y el incienso,
Que cantan los transportes de sentidos y espíritu.

Charles Pierre Baudelaire. París 1821-1867.

image  image

Cardoso. Acuarela. «La creación es un templo de pilares vivientes que a veces salir dejan sus palabras confusas». Baudelaire.

Pintura. Cardoso. Pintores. Acuarela. Poesía. Baudelaire. Correspondencias. Camarón. Paul Kiee. 

 

, , ,

Cardoso. Acuarela. Hay paz para los sentidos, una paz soñadora en cada mano

image       ACUARELA. CARDOSO.

Cardoso pintor y escultor español con una amplia trayectoria artística, empieza a pintar desde muy joven. Aunque ha realizado estudios de dibujo y pintura, se considera un pintor autodidacta.

Cardoso no se olvida de la escultura, en esta modalidad artística también ha realizado obras de calidad; en esta ocasión os muestro esta magnifica acuarela llena de simbolismo…

El agua y vívidos colores. Sin duda, una gran obra, de uno de mis artistas favoritos.

POESIA

.Hay paz para los sentidos,

una paz soñadora en cada mano,

y profundo silencio en la tierra fantasmal,

profundo silencio donde las sombras cesan.

Sólo el grito que el eco hace chillido

de algún ave desconsolada y solitaria;

la codorniz que llama a su pareja;

la respuesta desde la colina en brumas.

Y súbitamente, la luna retira

su hoz de los cielos centelleantes

y vuela hacia sus cavernas sombrías

cubierta en velo de gasa gualda.

Oscar Wilde

Cardoso. Acuarela. Hay paz para los sentidos, una paz soñadora en cada mano.

Acuarela. Cardoso. Poesía. Pintura. Pintores. Oscar Wilde. Literatua. Escritores.

 

, , ,

Acuarela. Cardoso. «Alguien piensa hasta cuando, alguien camina»

Acuarela. Cardoso. (2017).

Una repetición, una maquina, Kafka y sus ingenios, el horror, la cinta, (transportadora), no descansa, más se ha actualizado, muele que muele, muele que muele, muele que muele

ALGUIEN

Alguien limpia la celda
de la tortura
que no quede la sangre
ni la amargura

alguien pone en los muros
el nombre de ella
ya no cabe en la noche
ninguna estrella

alguien limpia su rabia
con un consejo
y la deja brillante
como un espejo

alguien piensa hasta cuando
alguien camina
suenan lejos las risas
una bocina
y un gallo que propone
su canto en hora
mientras sube la angustia
la voladora

alguien piensa en afuera
que allá no hay plazo
piensa en niños de vida
y en un abrazo

alguien quiso ser justo
no tuvo suerte
es difícil la lucha
contra la muerte

alguien limpia la celda
de la tortura
lava la sangre pero
no la amargura.

Mario Benedetti

Acuarela. Cardoso. Alguien piensa hasta cuando, alguien camina

Acuarela. Cardoso. Arte. Pintura

, , ,

Cardoso. Acuarela. «Cardoso, conoce, siente, y juega con el agua»

Acuarela. CARDOSO

«Cardoso, conoce, siente, y juega con el agua»

Cardoso deja fluir los colores y recorre nuevos caminos, solo, con el fiel del norte orientado de su intuición, y los brillantes dibujos estelares, que desde niño conoce.

Guías brillantes de un blanco plata, que le orientan en un gran mapa plagado, de verdes y ocres veredas…

Sagrada esfera, con su innumerable cohorte siempre. Mas a la fuerza, a veces sometida y fiel

Antiguos arcanos le guían, en una (lechosa), pálida noche, en que atrevida, o tacaña, la luna, que es bella y muda, aparece…,

Sugerida, tal vez, (a veces oculta), presentida y siempre activa, altiva (o depreciada), brillante se esconde, entre blancos, delicados, y dulces (lechosos), ovalados almendros.

LA LUNA

La luna se puede tomar a cucharadas
O como una cápsula cada dos horas.
Es buena como hipnótico y sedante
Y también alivia
A los que se han intoxicado de filosofía.
Un pedazo de luna en el bolsillo
Es mejor amuleto que la pata de conejo:
Sirve para encontrar a quien se ama,
Para ser rico sin que lo sepa nadie
Y para alejar a los médicos y las clínicas.
Se puede dar de postre a los niños
Cuando no se han dormido,
Y unas gotas de luna en los ojos de los ancianos
Ayudan a bien morir.

Pon una hoja tierna de la luna
Debajo de tu almohada
Y mirarás lo que quieras ver.
Lleva siempre un frasquito del aire de la luna
Para cuando te ahogues,
Y dale la llave de la luna
A los presos y a los desencantados.
Para los condenados a muerte
Y para los condenados a vida
No hay mejor estimulante que la luna
En dosis precisas y controladas.

Jaime Sabines.

Chiapas, México, 1926. México D.F. 1999.

Cardoso. Acuarela. «La luna es como un sello amarillo sobre un sobre azul oscuro». Oscar Wilde.

 Cardoso. Acuarela. Pintores. Pintura.  Jaime Sabines. Luna. Poesía. 

, , ,

Acuarela. Cardoso. «El tiempo que no para, lleva el dulce verano, hasta el odioso invierno»

ACUARELA. CARDOSO.

Despues de haber sido degustada por mis ávidos sentidos ahora (reseteados), os mostraré esta magnífica acuarela azul, de Cardoso, que nos muestra al ser humano absorto en su individualidad activa…,

El tiempo que no para, lleva el dulce verano,
hasta el odioso invierno y allí acaba con el.
La savia entre los hielos. Hojas frescas perdidas.
La beldad bajo nieve y ruina en todas partes.

Luego si no quedara, destilando el estío
el líquido cautivo en paredes de vidrio,
la Belleza y su efecto, con ella moriría,
sin dejar ningún rastro de lo que fue su tiempo.

Mas la flor destilada, padecerá el invierno
y aunque pierda su aspecto, persiste en su sustancia.

William Shakespeare

Acuarela. Cardoso. El tiempo que no para, lleva el dulce verano, hasta el odioso invierno y allí acaba con el.

Acuarela. Cardoso. Pintura. Pintores. Poesia. William Shakespeare. 

, , ,

Cardoso. Acuarela. La creatividad que nos ofrecen los caminos inexplorados

image

CARDOSO ACUARELA

La Creatividad

La creatividad que nos ofrecen los caminos inexplorados.

La aguada sobre la arena siena, ansía surcos, alerta.

El prospector silencioso observa abstraído.

Buscando una idea, un azar caprichoso.

Ramales que alumbran

Filosos rayos dorados.

Azules masas, presentidas, e inmensas

Frescas, esmeraldas perfumadas

Brotan incansables creciendo,

Libres en el camino.

Tomás Bartolomé

Esta es, la senda que elige Cardoso en sus magníficas acuarelas

🌴🌴🌴🌴🌴🌴🌴🌴🌴🌴🌴🌴🌴

Dakar, yo quiero ir, alii donde los colores danzan. Se escapan, funden, abruman, y sedan. Secan el aire. Abrazo árido en la tormenta, cálido y dulce, es cantar, liberado. Clama, la verde y rabiosa menta, mas el disco solar, descansa en las nubes grises. El mar que se presiente fresco, huele a sal y pescado.

❤️❤️❤️❤️❤️❤️❤️❤️❤️❤️❤️❤️❤️

Dakar

Dakar está en la encrucijada del sol, del desierto y del mar.

El sol nos tapa el firmamento, el arenal acecha en los caminos, el mar es un encono.

He visto un jefe en cuya manta era más ardiente lo azul que en el cielo incendiado,

La mezquita cerca del biógrafo luce una claridad de plegaria.

La resolana aleja las chozas, el sol como un ladrón escala los muros.

África tiene en la eternidad su destino, donde hay hazañas, ídolos,

Reinos, arduos bosques y espadas.

Yo he logrado un atardecer y una aldea.

Jorge Luis Borges

Jorge Luis Borges. Buenos Aires, Argentina, 1899. Ginebra, Suiza, 1986.

Cardoso. Acuarela. La creatividad que nos ofrecen los caminos inexplorados.

Cardoso. Acuarela. Pintura. Pintores. Poesía. Borges. Dakar.

 

 

, , ,

Acuarela. Cardoso. «Flor de las adormideras: Engáñame y no me quieras»

image

Foto. Acuarela Cardoso.

Cardoso

Amapola. Erradicada, amenazada, flor prohibida… Adormidera, espuma inalterable que evoca dulzones sueños, oníricas reliquias, arcanos de otro tiempo; semillas de denso, y buen aceite rojo en el hogar. Azafrán, suavidad peluda y alcanforada, colman al brillo eléctrico vestido. Bagazo de semilla cuyo aceite engorda la res que muge. Al delicado y blando alado. Pétalos corrugados de terciopelo blanco, violáceo, rojo, rosado. Maduro fruto, de discos y decantadas esporas. Negras y largas pestañas rizadas. Alcaloides, opiáceos vagan expresionistas, en tu savia dulce, en tu fruto ahora herido, postre, cápsula narcotica y, aceite de clavel blanco, dulce secante de antenas amarillas, herramienta del pintor… ¡Fuego y humo!

::::::::::::::::

La amenaza de la flor

Flor de las adormideras:
engáñame y no me quieras.

¡Cuánto el aroma exageras,
cuánto extremas tu arrebol,
flor que te pintas ojeras
y exhalas el alma al sol!

Flor de las adormideras.

Una se te parecía
en el rubor con que engañas,
y también porque tenía,
como tú, negras pestañas.

Flor de las adormideras.
Una se te parecía…
Y tiemblo sólo de ver
tu mano puesta en la mía:
¡Tiemblo no amanezca un día
en que te vuelvas mujer!

Alfonso Reyes. Monterey, México 1889. México 1959

Acuarela. Cardoso. Flor de las adormideras: «Engáñame y no me quieras».

Acuarela. Cardoso. Pintura. Pintores. Poesía. Alfonso Reyes. México. Flor. Adormideras.

, , ,

Acuarela. Cardoso. «Detúveme junto al mar inmemorial». O.W

image

Acuarela Cardoso

En esta ocasión Cardoso nos dirige a un recoleto ramillete de bañistas; nudistas de caramelo, acariciadas por la límpida luz solar, intimidades serenas, y goze de los sentidos. Bañistas, sempiternas, en el mundo del arte, como lo son, las inefables e mprescindibles de Cézanne. Ninfas del mar, deidades marinas, olímpicas y desnudas hijas de Zeus, siempre pertinaces en el canto, el baile, y el amor, que nunca envejecen, ni fallecen por enfermedad, pero que tampoco son inmortales…, necesariamente.

POESÍA

Detúveme junto al mar inmemorial
hasta que el rocío de la olas cara y cabellos empapara;
los rojos fuegos luengos del día agonizante
ardían en el Oeste; soplaba el viento horrible
y huían hacia tierra clamorosas gaviotas:
«¡Ay!» grité, «mi vida llena está de dolor,
¿quién puede cosechar fruto o grano dorado
de estos páramos que sin cesar duramente trabajan?»
Mis redes se abrían enormes con roturas y fallas;
sin embargo, como un último esfuerzo,
en el mar arrojélas y aguardé el final.
Entonces, ¡oh gloria súbita!
de las aguas negras de mi pasado torturado
vi el esplendor argénteo de blancos brazos ascender!

Oscar Wilde

image

Acuarela. Cardoso. Detúveme junto al mar inmemorial, hasta que el rocío de las olas caras y cabellos empapara.

Acuarela. Cardoso. Pintura. Pintores. Bañistas. Oscar Wilde. Poesía.

, , ,

Acuarela. Cardoso. Cuando en las crónicas de los tiempos idos veo que a los hermosos se describe

image

ACUARELA CARDOSO

Una dulce pasión; Cardoso,

Delicioso bocado de Arte…

«Placer para los sentidos»

Esta magnífica acuarela, viajó, voló etérea. Se fijó, està libremente habitando, donde se la quiere. Nos hicimos entonces, todos divertidos, unas fotos de entrega/despedida en ella posa Cardoso junto su hermana y, su sobrino, con su pareja, casados, padres y, maravillosos seres humanos, (ahora les acompaña la acuarela), son muy felices con su esperada y flamante obra de arte ¡Todos somos felices hoy! Una pintura enamora, tiene vida propia, cohesiona, tiende lazos: cumple al fin su ciclo. Ya camina sola, abandonó el estudio y, ¿cuáles han de ser sus caminos? En los siguientes versos se concluye…

«En cuanto a aquellos que te contemplamos

Con absorta mirada, estamos mudos»

———-

CUANDO EN LA CRONICA DE LOS TIEMPOS IDOS

Cuando en las crónicas de tiempos idos

Veo que a los hermosos se describe

Y a la belleza embellecer la rima

Que elogia a damas y señores muertos,

Observo que al pintar de sus dechados

La mano, el labio, el pie, la frente, el ojo,

Trataba de expresar la pluma arcaica

Una belleza como la que tienes.

Así, sus alabanzas son presagios

De nuestro tiempo, que te prefiguran,

Y pues no hacían más que adivinarte,

No podían cantarte cual mereces.

En cuanto a aquellos que te contemplamos

Con absorta mirada, estamos mudos.

WILLIAM SHAKESPEARE

Acuarela. Cardoso. Cuando en las crónicas de los tiempos idos veo que a los hermosos se describe

Acuarela. Cardoso. Pintura, Pintores. Poesía. William Shakespeare.