Entradas

,

Naturaleza Versus Civilizacion. Poeta en Nueva York. Garcia Lorca

Foto. Vía internet

Federico Garcia Lorca viaja a Estados Unidos en 1929, tenía 31 años de edad, allí, y en su inmediato viaje a Cuba, escribirá un excelente poemario, publicado 4 años después de su muerte, y que lleva por título, Poeta en Nueva York.

Lorca, fue invitado en enero del mismo año (1929), a impartir una serie de conferencias, tanto en el país de los rascacielos, como en Cuba, residió en Nueva York del 25 de junio del 1929, al 4 de marzo de 1930. Después viajó a la bella isla caribeña, y en ella, permaneció 3 meses. En la Habana, y Santiago de Cuba.

En su visita americana, el poeta granadino, se hospedó, en una residencia de estudiantes (Tuvo Lorca, para acceder a ella, que matricularse en un curso, eligió, Inglés para extranjeros, para cubrir el expediente), de la Universidad de Columbia, de la que era profesor de español, además, de director de la revista, «Estudios Hispánicos», Federico de Onís. También era docente en la misma universidad americana, Ángel del Río, profesor de literatura española.

Durante aquellos días que se revelarían tan cruciales para su arte, Garcia Lorca estuvo muy ocupado trabajando, estudiando (poco, no se presentó a los exámenes), y también participando activamente en reuniones y visitas, entretenido, callejeando absorto por el Harlem, donde por la noche acudía a un club de jazz con algunos amigos; pudo el artista, además de divertirse, observar de cerca el racismo imperante…, ¡la melancolía era su estado ahora! La soledad en la multitud. El radical contraste, de él, moreno ciudadano de sur, y lo que veían, sus asombrados ojos soñadores.

Naturaleza versus civilización

No solo fue en NY, donde residió, también viajo el poeta, invitado a Vermont, y también invitado, a Bushnellsville, y a Newburgh.

Reforzaría su pesimismo general en tan crucial viaje iniciatico, y de brusco giro en cuanto a estilo literario, el crack bursátil del 29, su entonces personal desencantado pesimismo, y el capitalismo materialista, que se encontraba en ese momento, apurado, soportando a duras penas…, tal vez, lo que podría haber sido, una virulenta crisis terminal.

Partió, finalmente, Federico García Lorca, muy cambiado, (con un gran bagaje, de interesantes posos de pensamiento, que se irian decantando posteriormente), partió, de NY a Cuba. Algunos pocos días antes, el sencillo ciudadano del sur, había recibido un sentido y hondo homenaje en el Spanish Institute, donde también conferencio brillantemente…, escorado al surrealismo.

POETA EN NUEVA YORK

PANORAMA CIEGO DE NUEVA YORK

Si no son los pájaros
cubiertos de ceniza,
si no son los gemidos que golpean las ventanas de la boda,
serán las delicadas criaturas del aire
que manan la sangre nueva por la oscuridad inextinguible.
Pero no, no son los pájaros,
porque los pájaros están a punto de ser bueyes.
Pueden ser rocas blancas con la ayuda de la luna
y son siempre muchachos heridos
antes de que los jueces levanten la tela.

Todos comprenden el dolor que se relaciona con la muerte,
pero el verdadero dolor no está presente en el espíritu.
No está en el aire, ni en nuestra vida,
ni en estas terrazas llenas de humo.
El verdadero dolor que mantiene despiertas las cosas
es una pequeña quemadura infinita
en los ojos inocentes de otros sistemas.

Un traje abandonado pesa tanto en los hombros
que muchas veces el cielo los agrupa en ásperas manadas;
y las que mueren de parto saben en la ultima hora
que todo rumor será piedra y toda huella latido.
Nosotros ignoramos que el pensamiento tiene arrabales
donde el filósofo es devorado por los chinos y las orugas
y algunos niños idiotas han encontrado por las cocinas
pequeñas golondrinas con muletas
que sabían pronunciar la palabra amor.

No, no son los pájaros.
No es un pájaro el que expresa la turbia fiebre de laguna,
ni el ansia de asesinato que nos oprime cada momento,
ni el metálico rumor de suicidio que nos anima cada madrugada;
es una cápsula de aire donde nos duele todo el mundo,
es un pequeño espacio vivo al loco unísón de la luz,
es una escala indefinible donde las nubes y rosas olvidan
el griterío chino que bulle por el desembarcadero de la sangre.
Yo muchas veces me he perdido
para buscar la quemadura que mantiene despiertas las cosas
y solo he encontrado marineros echados sobre las barandillas
y pequeñas criaturas del cielo enterradas bajo la nieve.
Pero el verdadero dolor estaba en otras plazas
donde los peces cristalizados agonizaban dentro de los troncos;
plazas del cielo extraño para las antiguas estatuas ilesas
y para la tierna intimidad de los volcanes.

No hay dolor en la voz. Solo existen los dientes,
pero dientes que callarán aislados por el raso negro.
No hay dolor en la voz. Aquí solo, existe la Tierra.
La tierra con sus puertas de siempre
que llevan al rumor de los frutos.

Naturaleza Versus Civilizacion. Poeta en Nueva York. Garcia Lorca.

Poeta en Nueva York. Panorama ciego de Nueva York. Poesía. García Lorca. Federico García Lorca. Lorca. Escritores. Poetas. Literatura

 

, , ,

Pintura. Tomás Bartolomé. «Landscape in the fields of Zamora»

 

Paisaje en los campos de Zamora

Paisaje en los campos de Zamora. Tomás Bartolomé.

Paisaje en los campos de Zamora. Tomás Bartolomé

Técnica mixta, óleo, acrílico, lienzo. 22 x 27 cms.

Painting title: «Landscape in the fields of  Zamora»

Mixed media, oil, acrylic, canvas. 22 x 27 cms.

El paisaje que tiñe mis ojos, de campos marrones claros, ocres, sienas, barrosos; húmedos en la tormenta, secos en días de siega y sol, de tabaco y bota, de siesta escocedura y corte.

PAISAJE EN LOS CAMPOS DE ZAMORA

Un paisaje

Unos campos de labor…

Barro cuando llueve

Heridos hierros oxidados 

impregnados en el barro de centeno

De mis abrasados y cegados ojos

En la caliente sangre y la saliva pegajosa

De mis primeros recuerdos de juego y muerte

El sufrido centeno, cerca del campo

Del campo de labor

¡La cebada! …

En la mejor tierra zamorana

En la cortina cerrada

Piedra de afilar, hoz y siega

Mediado julio, sangre sudor

Ropa gastada y vieja, remendada el alma

Desapego inocente, arcano eterno

Aguardiente al alba

Cocido, vino  tabaco y siesta

Picaduras, cortes, nudos en las gavillas

Cántara de agua fresca.

Tomás Bartolomé

Pintura. Tomás Bartolomé. «Paisaje en los campos de Zamora». Painting. «Landscape in the fields of Zamora». Óleo, acrílico; lienzo.

Esta pintura participó en Art Fair Málaga Feria de Arte Contemporáneo que se celebró en la ciudad de Málaga, del 30 de junio al 2 de julio de 2017, en el Palacio de Ferias y Congresos.

Más información. Interesados en esta pintura. contacto@tomasbartolome.com

Pintura. Tomás Bartolomé. Paisaje en los campos de ZamoraPintores. Painting. Landscape in the Fields of  Zamora. Óleo. Poesía. 

 

 

, , ,

Fotografía. Mindor. «Dulzor de verdes y cúpulas doradas, sobre la amada tierra arada»

image

FOTOGRAFÍA  MINDOR

POESIA

Paisaje en Castilla

Dulzor de verdes y cúpulas doradas

Sobre la amada tierra arada

Muéstrame  la belleza

«Nunca dejes de sorprenderme»

¡Donde tú estuviste!

Quiero… ver, eso; lo que tú.

Tomás Bartolomé

image

Foto. Mindor

CAMPOS DE SORIA

¡Las figuras del campo sobre el cielo!

Dos bueyes aran

en un alcor, cuando el otoño empieza,

entre las negras testas doblegadas

bajo el pesado yugo,

pende un cesto de juncos y retama,

que es la cuna de un niño,

y tras la junta marcha

un hombre que se inclina hacia la tierra,

y una mujer que en las abiertas zanjas

arroja la semilla.

bajo una nube de carmín y llama,

en el oro fluido verdinoso

del poniente, las sombras se agigantan.

Antonio Machado

Fotografía. Mindor. «Dulzor de verdes y cúpulas doradas, sobre la amada tierra arada». Tomás Bartolomé.

Fotografía. Mindor. Fotógrafos. Poesía. Antonio Machado. Tomás Bartolomé.

,

Marc Chagall. Vuela. Clava bien tus uñas sobre la tierra y el polvo dorado, muérdelo, písalo, hazlo libre»

image

Marc Chagall

1887 Vitebsk, Bielorrusia. Saint – Paul de Vence, Francia 1985 a los 97 años.

La irresistible fuerza del Amor como fuente, y poderoso motor inspirador, de muchas de las obras artísticas de este pintor Ruso-Francés, perseguido y exiliado. Ser disidente y judío fueron su cruz, su corona de espinas, y el amargo sabor de su boca.

image

Retrato doble con copa de vino. 1918.  Conmemora su boda con Bella.

Su gran amor y su musa fue Bella Rosenfeld. Escritora, hija de una familia judia adinerada. Bella, fallece antes que él en la ciudad de Nueva York, a causa de un virus en 1944, Bella había nacido en 1895. El pintor, la conoció con 22 años, y finalmente se casó con ella 5 años después. Al año de la boda, nace su hija Ida.  Bella fue el gran Amor de su vida; para demostrarselo, la pinta eterna en sus cuadros.

image

Marc Chagall pinta; lunas, caballos, besos, abrazos y ramos de flores

¡Además, los amantes, pueden volar!

«Mi piel» (2015)

Mi piel

Una delicada nube de algodón color pastel,

En tus dulces labios de manzana bañada en caramelo.

Al fondo, una nube de polvo color oro.

A nuestros pies polvo marcado, y camino de tierra.

Tu beso para mi. Para siempre estar contigo.

«Para estar contigo».

¡De verdad; La feria no para!

El caballo negro que brilla bajo la luna como el charol,

Ese caballo que huele tan bien, ya sabes cual, el tuyo; te espera, ven, móntalo;

Lo harás feliz. Te dará su vida si se la pides.

Quien te dice que no va, no va.

Vuela. Clava bien tus uñas sobre la tierra y el polvo dorado, muérdelo, písalo, hazlo libre,

Respiralo bien dentro, tose, tómalo; también es la vida; la feria y el sueño.

Las rosas y el vino. Los confeti de colores.

Quien te dice que amor te da, se queda, porque ya nunca se irá.

Tomás Bartolomé

Pintura. Marc Chagall

Pintura. Marc Chagall. Chagall. Pintores. Amor. Poesía. Mi piel. Tomás Bartolomé.

 

 

, , ,

Acuarela. Cardoso. El tiempo lleva el dulce verano, hasta el odioso invierno

ACUARELA. CARDOSO

Despues de haber sido degustada por mis ávidos sentidos ahora (reseteados), os mostraré esta magnífica acuarela azul, de Cardoso, que nos descubre al ser humano, absorto en su individualidad activa…,

El tiempo que no para, lleva el dulce verano,
hasta el odioso invierno y allí acaba con el.
La savia entre los hielos. Hojas frescas perdidas.
La beldad bajo nieve y ruina en todas partes.

Luego si no quedara, destilando el estío
el líquido cautivo en paredes de vidrio,
la Belleza y su efecto, con ella moriría,
sin dejar ningún rastro de lo que fue su tiempo.

Mas la flor destilada, padecerá el invierno
y aunque pierda su aspecto, persiste en su sustancia.

William Shakespeare

Acuarela. Cardoso. El tiempo que no para, lleva el dulce verano, hasta el odioso invierno y allí acaba con el.

Acuarela. Cardoso. Pintura. Pintores. Poesia. William Shakespeare. 

, , , ,

Acuarela. Cardoso. «Que lástima que duermas y se interrumpa el diálogo» Alegría Claribel

image

ACUARELA. CARDOSO

De nuevo, una magnífica acuarela de Cardoso, que aguijonea mis pensamientos endulzándolos, con el veneno de mis recuerdos de infancia envenenada, cuando el arte me enseñó muy pronto las orejas, y mordió dulcemente mi carne, dejándome así, felizmente herido para siempre.

Es el  puente que me lleva, a sensaciones, a una agridulce y fugaz infancia, de colores sobre cartulina, y recortes de papel brillante, tijeras, y meciendose en el aire, inolvidable, un olor fuerte a pegamento. Impregnante, (embriagador). Son las erectas altas torres, telón de fondo nublado, de mi futuro instituto sobre una roca, la magnífica y bella ciudad, son sus elevadas torres, como fueron siempre, un persistente motor inspirador. Hermosas torres. Me sumerjo. Con mis lápices que no suelto, bajo su arcado dorado puente centenario, pálido reflejo, el agua gris azulada, su fronterizo azul gasa morado, verdoso tenue…,  y siena azafrán aguado.

:::::::::::::::::::::::::::::::

Qué lástima que duermas
y se interrumpa el diálogo
y no sientas mi beso
en tus ojos cerrados.

Qué lástima tu infancia
así truncada,
ese tiempo sin tiempo
a medio abrir
por el que ya empezaba
a vislumbrarte.

Mañana todo habrá cambiado:
otra vez hablándonos
de lejos
desde nuestras esquivas
soledades.

Qué lástima
los signos de mi amor,
mis apretados círculos
de miedo
que no sé si entendiste.

Alegría Claribel

La escritora nicaragüense Alegría Claribel, nació el 12 de mayo de 1924 en Estelí, Nicaragua y a menudo refleja la corriente literaria circulante en Centroamérica en la década de los 50/60 y que ha sido bautizada como «Generación comprometida».

Alegría escribe cuentos, novela, poesía. Los derechos humanos, y la denuncia social son tema esencial en sus publicaciones aunque no se olvida como en esta ocasión de la poesía amorosa.

Acuarela. Cardoso. «Que lástima que duermas y se interrumpa el diálogo». Alegría Claribel.

Acuarela. Cardoso. Pintura. Pintores. Poesía. Infancia  Alegria Claribel.

 

,

Heinrich Heine. Último Poeta del Romanticismo. «Dios me perdonará es su oficio»

  •                                                    image

Dusseldorf 13-12-1797.            París 17-2-1856.

Heinrich Heine está considerado como el poeta con el que termina el Romanticismo

Hijo de judíos comerciantes de telas, su vida estaba predestinada a continuar con el negocio familiar.

Aunque ya había empezado a escribir, con 19 años comenzó a trabajar en un banco, el banco que poseia en la ciudad de Hamburgo, su acaudalado tío (hermano de su padre), Salomón; El banquero le ayudó hasta su muerte, aunque no comprendía la afición de su sobrino, » Si hubiera aprendido algo bueno no tendría que escribir libros»,  le buscó relaciones sociales y le sostuvo económicamente.

image

Salomón Heine (su tío). Carl Gröger.

Por fin  Heinrich Heine abandona su trabajo de gris administrativo

Presionado por la familia, (con el Arte, casi siempre es igual, unas veces, por la falta de recursos económicos familiares, otras, por su abundancia), se matrícula de una asignatura en la carrera de derecho (Universidad de Bonn en 1819), un año más tarde asiste, a la Universidad de Göttingen de la que es expulsado, (tambien lo son sus agresores), a causa de un duelo, después de haber sido atacado por varias personas, a las que no le gustaban los judios.

Realiza estudios de lengua alemana y publica sus primeros libros. No obtiene ningún  éxito y además sufre el racismo imperante, incluso en la propia logia masónica de la que forma parte.

En 1825 Heinrich Heine se convierte al catolicismo

En la década de los años 30 y 40 es el escritor más popular de Alemania. Aún así, no consigue su independencia económica… ¡en cambio, su editor si se hace rico!

¡Anda que andarás!

                                        ¡Anda que andarás! Corría sin detenerse el carruaje:
                                                                             vivo el sol resplandecía,
                                                           y animación y alegría daba al hermoso paisaje.

Iba yo triste y mohíno,

recordando de continuo a mi dulce amor ausente:

tres fantasmas, de repente, me salieron al camino.

Al pasar, me saludaron, y horribles muecas hicieron, y los brazos levantaron,

 y gimieron y silbaron, y a lo lejos se perdieron.

Después de viajar por diferentes países europeos, en 1831, se establece en París, desde donde ecribe críticas muy duras contra la Alemania que fuera su hogar y patria, pero donde ahora, es a la vez, temido y odiado. En 1935 los escritos de Heine fueron totalmente censurados en su país natal a causa de sus veleidades socialistas.

En 1841 se casa con una joven dependienta inglesa, aunque antes sufrió un gran desengaño amoroso, al encontrarse locamente enamorado de su prima Amelie. Su amor no fue correspondido.

image

Amelie. (Su prima y amor no correspondido). E. Palm.

Desde 1848, hasta el día de su fallecimiento en 1856, se vio obligado a permanecer en cama a causa de un dolencia grave de espalda. Finalmente fallece en Paris.

Unos pocos versos de Heine :

Suena el huracán la trompa; y al son de los latigazos rugen las olas y saltan;

abre el firmamento lobrego sus inmensas cataratas:

el océano y la noche riñen su mayor batalla.

Detienese una gaviota en el palo de mesana:

las plumas bate y da un grito que mil desastres presagia.

Leer mas sobre Heine

en Categoría Litreatura de este mismo Blog

Heinrich Heine. El último romántico «El enterrador»

Heinrich  Heine . El último poeta del Romanticismo.

Heinrich Heine

Heinrich Heine. Último poeta del Romanticismo. Dijo segundos antes de su muerte «Dios me perdonará es su oficio».

Literatura. Heinrich Heine. Heine. Escritores. Romanticismo. Poesía.

, , ,

Cardoso. Acuarela. «Cardoso, conoce, siente, y juega con el agua»

Acuarela. CARDOSO

«Cardoso, conoce, siente, y juega con el agua»

Cardoso deja fluir los colores y recorre nuevos caminos, solo, con el fiel del norte orientado de su intuición, y los brillantes dibujos estelares, que desde niño conoce.

Guías brillantes de un blanco plata, que le orientan en un gran mapa plagado, de verdes y ocres veredas…

Sagrada esfera, con su innumerable cohorte siempre. Mas a la fuerza, a veces sometida y fiel

Antiguos arcanos le guían, en una (lechosa), pálida noche, en que atrevida, o tacaña, la luna, que es bella y muda, aparece…,

Sugerida, tal vez, (a veces oculta), presentida y siempre activa, altiva (o depreciada), brillante se esconde, entre blancos, delicados, y dulces (lechosos), ovalados almendros.

LA LUNA

La luna se puede tomar a cucharadas
O como una cápsula cada dos horas.
Es buena como hipnótico y sedante
Y también alivia
A los que se han intoxicado de filosofía.
Un pedazo de luna en el bolsillo
Es mejor amuleto que la pata de conejo:
Sirve para encontrar a quien se ama,
Para ser rico sin que lo sepa nadie
Y para alejar a los médicos y las clínicas.
Se puede dar de postre a los niños
Cuando no se han dormido,
Y unas gotas de luna en los ojos de los ancianos
Ayudan a bien morir.

Pon una hoja tierna de la luna
Debajo de tu almohada
Y mirarás lo que quieras ver.
Lleva siempre un frasquito del aire de la luna
Para cuando te ahogues,
Y dale la llave de la luna
A los presos y a los desencantados.
Para los condenados a muerte
Y para los condenados a vida
No hay mejor estimulante que la luna
En dosis precisas y controladas.

Jaime Sabines.

Chiapas, México, 1926. México D.F. 1999.

Cardoso. Acuarela. «La luna es como un sello amarillo sobre un sobre azul oscuro». Oscar Wilde.

 Cardoso. Acuarela. Pintores. Pintura.  Jaime Sabines. Luna. Poesía. 

, ,

Fotografía. Mindor. «El paisaje se abre; ofrece calma su cofre, inmensa calma viva»

image

FOTOGRAFÍA. MINDOR

Mindor

Lo encontraste, Quiero ir.

¿Existe en algún sitio?

«Lo inventaron tus ojos».

Tomás Bartolomé

Verde… te quieres ir a vivir allí, a esa especie de estrella absenta en el cielo. El hada verde, sin pensarselo mora despreocupadamente en el tenue espectro arbóreo que solo es un velado dulce sueño.

Néctar, licor francés, helenos menta oliva, helechos, musgo y, dioses. Clorofila, brillante, babosa, adherida a los bios.

Genética, profundos sustratos, basados en preciosas piedras como pidieran ser, la jadeita, la nefrita, la malaquita, y el peridot esmeraldino. Peras, pistachos, té verde, lima eléctrica, amarelado verde amarillento, verde veronès, verde oscuro. Verde bosque floresta. Cofre, calma camuflada en el espacio, belleza agrupación y; suma efecto o conjunto simbólico. Verde mediador, mas dependiente de tonos contenidos de amarillo o azul. Sensación térmica-psicológica, entorno, aprendizaje, pasado de Jung en la memoria, el verde siempre se dirige, va, al frío; mas el frío se percibe como lejanía. Lejano, aéreo, leve, desvaída profundidad atmosférica de verdes amarillos azufrados, construcción plástica que nos seda ¡Futo Verde!

Naturaleza Verde

El paisaje, se abre;

Ofrece calma su cofre, Inmensa calma,

Quietacalmaviva.

Tomás Bartolomé

Fotografía. Mindor. «El paisaje se abre; ofrece calma su cofre, inmensa calma, quieta calma viva».

Fotografia. Mindor. Fotógrafos. Verde. Poesía. Naturaleza en Verde. 

 

, , ,

Fotografía. Mindor. «Desde que estoy ausente no sé sino soñar»

 

Fotografia. MINDOR

Minimalismo, color, composición, en una belleza de ocres tierra, marrones, marrón tabaco, gris salmón, gris humo, negro. Reducida paleta de pintor. Sencillez, sofistificacion, y calma…, el Zen horiental en tierras de Castilla, la naturaleza sobria y elegante de sus campos, de sus casas, de sus vecinos.

A veces las palabras sobran, es mejor callar, y tocar con la mirada (detenerse), las cosas que sólo pueden verse con el corazón…

«❤️ Las rosas tienen alma? Bellas son las hojas secas 🍁🍁🍁, que en otoño 🍂🍂🍂, el funcionario barre». Tomás Bartolomé

TUS CARTAS SON UN VINO

Tus cartas son un vino
que me trastorna y son
el único alimento para mi corazón.

Desde que estoy ausente
no sé sino soñar,
igual que el mar tu cuerpo,
amargo igual que el mar.

Tus cartas apaciento
metido en un rincón
y por redil y hierba
les doy mi corazón
.

Aunque bajo la tierra
mi amante cuerpo esté,
escríbeme, paloma,
que yo te escribiré.
Cuando me falte sangre
con zumo de clavel
,
y encima de mis huesos
de amor cuando papel.

Miguel Hernández

Fotografía. Mindor. Desde que estoy ausente no sé sino soñar, igual que el mar tu cuerpo, amargo igual que el mar. Miguel Hernández

FOTOGRAFIA. MINDOR. FOTOGRAFOS. POESÍA. TUS CARTAS SON UN VINO. MIGUEL HERNÁNDEZ.