Entradas

,

Literatura. Oscar Wilde. «Aunque todos los hombres matan lo que aman»

image

Oscar Fingal O’Flahertie Wills Wilde

Oscar Wilde. 1854, Dublin, Irlanda, Reino Unido. 1900 París, Francia, con 46 años de edad.

1895, Oscar Wilde tenía 41 años de edad, y se encontraba pletórico y enamorado. Ese mismo año tristemente, ingresa en prision.

¿Porqué Oscar Wilde es condenado a dos años de trabajos forzados en la Cárcel de Reading?

Oscar tenía un amante (Lord Alfred Douglas).

image

Oscar Wilde y Alfred Douglas

Asi se desencadenaron los hechos

El padre de Alfred, Jhon Soltho Douglas, noveno marqués de Queensbury que sospechaba que su hijo y el escritor estaban liados, envía una carta a Oscar Wilde que rezaba así:

“Para O. W. aquel que presume de sodomía”

Recibida tan ofensiva nota y animado por su pareja, Alfred Douglas, a la sazón hijo del marqués, Wilde, se dirige al juzgado y tramita una  denuncia contra el fatal aristócrata por injurias. Después de muchos juicios y recursos, el escritor pierde y es condenado a dos años de prisión «por atentado a las buenas costumbres y sodomía».

El artista, ingresa destrozado en prisión.

Durante su estancia en la cárcel, Wilde sigue trabajando.

En aquellos tristes y largos días de reclusión, Oscar Wilde escribe una extensa carta altamente recriminatoria y ácida a su antes tan amado Alfred Douglas, por su falta de atención, y también toma notas para lo que posteriormente sería, «La balada de la carcel de Reading« obra terminada de escribir en el exilio francés, una vez que  abandonó la oscura y alienante prisión en la que se encontraba pagando, su injusta y exagerada condena.

En 1896 encontrándose aún Oscar Wilde en la Carcel de Reading aconteció un triste suceso, el ahorcamiento de Charles Thomas Wooldridge, un soldado de la Real Guardia de Caballería de 30 años de edad, que había acabado con la vida de su mujer cortándole el cuello. Desgraciadamente estos hechos son aún, un comportamiento intolerable y, de candente actualidad en nuestros días. ¡Basta Ya!

En «La Balada de la Cárcel de Reading» el escritor, machacado, encarcelado, y ahora exiliado en francia, (fallecería solo tres años después en París), nos narra esta terrible vivencia que le impresionó profundamente. Seguidamente publicó parte del poema, «La Balada de la Cárcel de  Reading« (1897) cuyos versos más celebres son: «Aunque todos los hombres matan lo que aman».

«Aunque todos los hombres matan lo que aman» (El poeta observa al condenado a muerte, mientras que la horca paciente espera , y el reo es, irremediablemente acompañado a su triste final), y escribe…

Ya no vestía su casaca escarlata,
Porque rojos son la sangre y el vino
Y sangre y vino había en sus manos
Cuando lo sorprendieron con la muerta,
La pobre muerta a la que había amado
Y a la que asesinó en su lecho.

Entre los reos caminaba
Con un mísero uniforme gris
Y una gorrilla en la cabeza;
Parecía andar ligero y alegre,
Pero nunca vi un hombre que mirara
Con tanta avidez la luz del día.

Nunca vi un hombre que mirara
Con ojos tan ávidos
Ese pequeño toldo azul
Al que los presos llaman cielo
Y cada nube que pasaba
Con sus velas de plata.

Yo, con otras almas en pena,
Caminaba en otro corro
Y me preguntaba si aquel hombre habría hecho
Algo grande o algo pequeño,
Cuando una voz susurró a mis espaldas:
«¡A ese tipo lo van a colgar!»

Oscar Wilde

Literatura. Oscar Wilde, poeta. «Aunque todos los hombres matan a lo que aman». Oscar Wide en la carcel.

Oscar Wilde. Poesía. Wilde. Literatura. Escritores. Wilde Cárcel. La Balada de la Cárcel de Reading

, , ,

Acuarela. Cardoso. «Las horas que gentiles compusieron tal visión»

 

image

ACUARELA. CARDOSO

Hoy os muestro una de sus magníficas acuarelas.

Cardoso, actualmente trabaja en nuevas obras que iré mostrando próximamente.

En su casa/estudio junto con, Negro su perro, al que encontró abandonado y que ahora es su fiel compañero y «testigo malcriado». (Hoy tristemente, ya no se encuentra entre nosotros)

Cardoso…

«Pinta y explora caminos de jara, varetas y retama» a 50 metros del Río Tormes.

image       image

En su hogar, terraza-atalaya mirador y fortaleza, templa su elevado espíritu; el agua, los pinceles; y a horas…, convoca a la musas.

Las horas que gentiles compusieron

Las horas que gentiles compusieron

Tal visión para encanto de los ojos,

Sus tiranos serán cuando destruyan

Una belleza de suprema gracia:

Porque el tiempo incansable, en torvo invierno,          

Muda al verano que en su seno arruina;

La savia hiela y el follaje esparce

Y a la hermosura agosta entre la nieve.

Si no quedara la estival esencia,

En muros de cristal cautivo líquido,

La belleza y su fruto morirían

Sin dejar ni el recuerdo de su forma.

Mas la flor destilada, hasta en invierno,

Su ornato pierde y en perfume vive.

 WILLIAM SHAKESPEARE

Acuarela. Cardoso. Las horas que gentiles compusieron tal visión para encanto de los ojos. W S.

Acuarela. Cardoso. Pintura. Pintores. Poesia. William Shakespeare.

 

,

Literatura. Mallarmé. “Nómbrame… Porque son tus sonrisas frambuesas”

Retrato de Stéphane Mallarmé. Edouard Manet. 1876.

STÉPHANE MALLARMÉ. París 19 de marzo de 1842. París 9 de septiembre de 1898.

Su madre fallece cuando él tenía siete años de edad, y sus abuelos se hacen cargo del pequeño huérfano. Asiste a la escuela en París, después estudia el idioma inglés, del que espera ser profesor algún día. A los 20 años conoce a una chica alemana, María Gerhard, con la que se iría a vivir a Londres. Se casan al año siguiente en la brumosamente bella capital del Támesis. Después de su regreso a Francia, con el título de profesor bajo el brazo, comienza a trabajar como profesor de inglés en diferentes institutos.

1866. Por primera vez se publican una decena de sus poemas

1867. Alrededor de su figura se concentra lo más granado de la intelectualidad parisina, escritores, artistas, pensadores, pintores, músicos. STÉPHANE MALLARMÉ, en su salón literario se convierte en un faro que ilumina PARÍS, y la vida cultural parisina durante algunos años. Así es como el poeta entiende su quehacer…

«Lo que yo quiero es pintar no la cosa, sino el efecto que produce», por lo cual el verso no debería componerse de palabras, sino de intenciones, y todas las palabras borrarse ante la sensación.

RESONANCIAS. RENOVACIÓN. RITMO, Y UN VOCABULARIO ENDIABLADO

Su poesía es complicada de traducir, y su ritmo extraño, libre y asonante.

En algunos de sus poemas la rima es libre, y experimenta a menudo, con los espacios en blanco, y la tipografía (el tipo de letra).

POESIA

Fútil Beneplácito

Por sobre el ganado aturdido de los hombres
¡Princesa, cómo envidio la suerte de esa Hebe
que de la taza sube hasta tus labios grana!
Mas quien no es ni aún abate, ni a desear se atreve
ver su desnudo en rosa sobre tu porcelana.

Yo no soy el cojín que dibuja tu codo
ni el carmín de tus labios, ni tu borla empolvada,
ni tu lindo abanico… Mas si a pesar de todo
me has mirado tú, rubia por orfebres peinada,

nómbrame… porque son tus sonrisas frambuesa
un travieso rebaño de corderos, Princesa,
que parecen corazones, rumian almas sumisas.

Nómbrame… y que Cupido alado de un extraño
abanico me pinte cuidando tu rebaño…
Princesa, nómbrame pastor de tus sonrisas.

Stéphane Mallarmé. Traduccion de Mauricio Bacarisse.

Literatura. Stéphane Mallarmé. Nómbrame.. Porque son tus sonrisas frambuesa un travieso rebaño de corderos. Fútil Beneplácito. Poesía.

STÉPHANE MALLARMÉ. ESCRITORES. POESÍA. FÚTIL BENEPLÁCITO. LITERATURA. MALLARMÉ. PARÍS

, ,

Fotografía. Mindor. «Era verde el silencio, mojada era la luz»

image

Fotografía. By Mindor.

El paisaje que en esta ocasión presenta Mindor, nuevamente, nos hace soñar, y transporta al dulce y oculto nirvana, que se encuentra, aquí, muy cerca, pero que a menudo se nos escapa como el ascendente humo cegador, huye rendijero, y al instante, surge colado, un impresionante fuego rojo, y naranja… Despues, desaparece inexorable.

Lento y diluido ascendente disimulo

Gracias Mindor por ofrecernos estos soñados verdes, verde pino, verde enebro, verde alga, verde musgo, verde albahaca, verde lima, verde pera …

image

Era verde el silencio, mojada era la luz,

temblaba el mes de Junio como una mariposa

y en el austral dominio, desde el mar y las piedras,

Matilde, atravesaste el mediodía.

Ibas cargada de flores ferruginosas,

algas que el viento sur atormenta y olvida,

aún blancas, agrietadas por la sal devorante,

tus manos levantaban las espigas de arena.

Amo tus dones puros, tu piel de piedra intacta,

tus uñas ofrecidas en el sol de tus dedos,

tu boca derramada por toda la alegría,

pero, para mi casa vecina del abismo,

dame el atormentado sistema del silencio,

el pabellón del mar olvidado en la arena.

Pablo Neruda. Parral, Chile, 1904. Santiago, Chile, 1973.

image

Fotografía. Mindor. «Era verde el silencio, mojada era la luz, temblaba el mes de Junio como una mariposa».

Fotografia. Mindor. Fotógrafos. Pablo Neruda. Verde. Color. Paisaje

,

Literatura. Lope de Vega. «Oh rosa celestial alejandrina”

 

Lópe de Vega eterno enamorado, desmesurado poeta, amante estajanovista siempre a destajo, pecador, y místico madrileño en el Prado. La muerte te envió su escarlatina ¡pero tu ya no eras infante! Aunque errada, la Parca, cumplió a la postre su fin, la fiebre de los niños.

Mitad animal, cuerpo y patas de caballo, cabeza brazos y torso humanos. Centauros seres salvajes sin hospitalidad ni leyes, esclavos de las pasiones animales, salvo Folo y Quirón (sabios y amables), mas tu no fuiste del todo esa dual excepción Sagitario.

Poeta del cielo y de la tierra. Fue tal la fama de Lópe que, incluso circuló un credo (afirmación de una creencia), que rezaba así…

«Creo en Lópe de Vega todopoderoso, Poeta del cielo y de la tierra»…

Como vemos se trata de una parodia. Fue considerada blasfemia, y prohibida por la Santa Inquisición toledana, en el año 1647.

image

Lope de Vega. 25 de noviembre de 1562. 27 de agosto de 1635. 72 años.

::::::::::::

Rimas Sagradas

¡Con qué artificio tan divino sales

De esa camisa de esmeralda fina,

Oh rosa celestial alejandrina

Coronada de granos orientales!

Ya en rubíes te enciendes, ya en corales,

Ya tu color a púrpura se inclina

Sentada en esa basa peregrina

Que forman cinco plantas desiguales.

Bien haya tu divino autor, pues mueves

A su contemplación el pensamiento

A aun a pesar en años breves.

Así la verde edad se esparce al viento,

Y así las esperanzas son aleves

Que tienen en la tierra el fundamento…

Lope de Vega

Literatura. Lope de Vega. “Oh rosa celestial alejandrina coronada de granos orientales”

LOPE DE VEGA. LITERATURA. POETA. RIMAS SAGRADAS. POESÍA. ESCRITORES. ROSA. SAGITARIO

, , ,

Literatura. «Imaginación que, en mil intentos”. Góngora

image

Foto by TbArt

Confrontación. Reposo uniforme de un organismo. Somnus, somnífero soñoliento. Camino natural, como natural, debe de ser,  la experiencia personal, y atisbado, hasta el inconsciente colectivoVerdad, meditación, sueño, y también fantasía.

Imaginación activa de Jung . Automanifestaciones de la psique, que no suplantan la vida,  porque son vida ¿De otros mundos?

Nuevas caras ¿de otros, o llamémoslos seres? Subconsciente; manifestado así, mágicamente, mediante imágenes conceptualmente intradiageticas…, podrían ser entonces, no se, un algo intuitivo, conscientemente atisbado.

Imaginación

Creada representación, deseada manipulación.

Recreación informativa. Intrínseca,

De dentro.

Visualización, introspección.

Abstracción memorica, creadora,

De estímulos, y realidades

Jing y Yang, dos caras de la misma moneda.

Nunca visto, ni imaginado,

Y… con lo ignoto, van de la mano.

A UN SUEÑO

Varia imaginación que, en mil intentos,
A pesar gastas de tu triste dueño
La dulce munición del blando sueño,
Alimentando vanos pensamientos,

Pues traes los espíritus atentos
Sólo a representarme el grave ceño
Del rostro dulcemente zahareño
(Gloriosa suspensión de mis tormentos),

El sueño (autor de representaciones),
En su teatro, sobre el viento armado,
Sombras suele vestir de bulto bello.

Síguele; mostraráte el rostro amado,
Y engañarán un rato tus pasiones
Dos bienes, que serán dormir y vello.

LUIS DE GÓNGORA

Leer más artículos de literatura en este mismo Blog.

Literatura. A un sueño. Poema. Góngora. Varia imaginación que, en mil intentos, A pesar gastas de tu triste dueño.

Literatura. A un sueño. Poesía. Góngora. Luis de Góngora. Escritores. Sueño. Fantasía. Pensamientos. Imaginación. Abstracción

, , ,

Cardoso. Acuarela. “A menudo pisamos los valles de Castalia”

 

image

 Cardoso. Acuarela

¡CARDOSO AHORA!

Cardoso, ahora, (muy temprano)…,

Ya estará con Negro. (Su perro, negro, que encontró perdido),

Transitará alguna estrecha y verde vereda.

«A orillas del Tormes»

Llevando pensamientos

Recuerdos,

Rumores de cañas.

De fronda…

«Donde el amable río fluye cerca».

Regresa presto al hogar-estudio.

A su atalaya almenada,

Aplicadamente en su oficio…

¡Pero, hoy en la terraza! «Si hace bueno».

Limón, ligero oro,

Lino brillante.

Carpetas…, pinturas por acabar,

Le esperan (esperan)… iTal vez hoy si!

Tomás Bartolomé

:::::::::;;;;;;;;;;;;;;;

Amor intellectualis

A menudo pisamos los valles de Castalia

Y de antiguas cañas oímos la música silvana,

Ignorada del común de las gentes;

E hicimos nuestra barca a la mar

Que Musas tienen por imperio suyo,

Y aramos libres surcos por ola y por espuma,

Y hacia lar más seguro no izamos reacias velas

Hasta bien rebosar nuestro navío.

De tales despojados tesoros algo queda:

La pasión de Sordello y el verso de miel

Del joven Endimión; altivo Tamerlán

Portando sus jades tan cuidados, y, más aún,

Las siete visiones del Florentino.

Y del Milton severo, solemnes armonías.

 Oscar Wilde

Cardoso. Acuarela. A menudo pisamos los valles de Castalia y de antiguas cañas oímos la música silvana, ignorada del común de las gentes.

Cardoso. Acuarela. Pintura. Pintores. Poesía. Oscar Wilde.

 

 

, , ,

Arte. Acuarela. Cardoso. «En las crónicas de los tiempos idos”

image

ACUARELA CARDOSO

Una dulce pasión; Cardoso,

Delicioso bocado de Arte…

«Placer para los sentidos»

Esta magnífica acuarela, viajó, voló etérea. Se fijó, està libremente habitando, querida.

Nos hicimos entonces, divertidos, unas fotos de entrega/despedida, en ella posa Cardoso junto a su hermana y, a su sobrino con su pareja. Casados, padres y, maravillosos seres humanos, (ahora les acompaña la acuarela), son muy felices con su esperada obra de arte ¡Todos somos felices hoy!

Una pintura enamora, comunica, tiene vida propia, cohesiona, tiende lazos: cumple al fin, (cierra) su ciclo. Volando libre. Ya camina sola, abandonó el estudio y, ¿cuáles han de ser sus caminos? En los siguientes versos se concluye…

«En cuanto a aquellos que te contemplamos

Con absorta mirada, estamos mudos»

———-

CUANDO EN LA CRONICA DE LOS TIEMPOS IDOS

Cuando en las crónicas de tiempos idos

Veo que a los hermosos se describe

Y a la belleza embellecer la rima

Que elogia a damas y señores muertos,

Observo que al pintar de sus dechados

La mano, el labio, el pie, la frente, el ojo,

Trataba de expresar la pluma arcaica

Una belleza como la que tienes.

Así, sus alabanzas son presagios

De nuestro tiempo, que te prefiguran,

Y pues no hacían más que adivinarte,

No podían cantarte cual mereces.

En cuanto a aquellos que te contemplamos

Con absorta mirada, estamos mudos.

WILLIAM SHAKESPEARE

Arte. Acuarela. Cardoso. “En las crónicas de los tiempos idos veo que a los hermosos se describe”

Acuarela. Cardoso. Arte. Pintura. Pintores. Poesía. William Shakespeare.

, , ,

Arte. Cardoso. «Yo sé de Egipto y Nigricia”

Cardoso Acuarela

Una magnifica acuarela de Cardoso

La tribu, siempre se ayuda, y delicadamente, cuida sus liturgias, conservando celosamente, símbolos crípticamente expuestos, y llenos de energía, que fluyen armónicos, y  comunican conceptualmente…, bellos y sugerentes, ignotos arcanos sagrados ya heredados.

:::::::::::::

Yo sé de Egipto y Nigricia,

Y de Persia y Xenophonte;

Y prefiero la caricia

Del aire fresco del monte.

Yo sé de historias viejas

Del hombre y sus rencillas;

Y prefiero las abejas

Volando en las campanillas.

Yo sé del canto del viento

En las ramas vocingleras;

Nadie me diga que miento,

Que lo prefiero de veras.

Yo sé de un gamo aterrado

Que vuelve al redil, y expira,

Y de un corazón cansado

Que muere oscuro y sin ira.

José Marty. La Habana, Cuba, 1863. Dos Ríos, Cuba; 1895.

Arte. Cardoso. Acuarela. «Yo sé de Egipto y Nigricia, y de Persia y Xenophonte ; y prefiero la caricia del aire fresco del monte».

Cardoso. Acuarela. Pintura. Pintores. José Marty. Poesía

, , ,

Fotografía. Mindor ¡Embriáguense, embriáguense sin cesar!

image

Fotografía. Paisaje. Mindor.

Mindor, estaba allí para realizar esta magnífica captura.

¡Y ahora!, al observar callados, la cautivadora imagen, rabiosa, de un cielo poderoso, allá en lo alto, (donde abajo, a menudo los hombres, lo miran poco), emocionante, voluptuosamente arrebatador, nos ofrece, impregna a cada uno de nosotros…, ¡No esperen más! Mas… Embriáguense

 

EMBRIÁGUENSE

Hay que estar ebrio siempre. Todo reside en eso: esta es la única cuestión.

Para no sentir el horrible peso del tiempo que nos rompe las espaldas y nos hace inclinar hacia la tierra,

Hay que embriagarse sin descanso.

Pero, ¿de qué? De vino, de poesía o de virtud, como mejor les parezca. Pero embriáguense.

Y si a veces, sobre las gradas de un palacio, sobre la verde hierba de una zanja,

En la soledad huraña de su cuarto,

La ebriedad ya atenuada o desaparecida ustedes se despiertan pregunten al viento,

A la ola, a la estrella, al pájaro, al reloj,

A todo lo que huye, a todo lo que gime, a todo lo que rueda, a todo lo que canta,

A todo lo que habla, pregúntenle qué hora es;

Y el viento, la ola, la estrella, el pájaro, el reloj, contestarán:

«¡Es hora de embriagarse!»

Para no ser los esclavos martirizados del tiempo,

¡Embriáguense, embriáguense sin cesar!

De vino, de poesía o de virtud, como mejor les parezca.

 Charles Baudelaire

Fotografía. Mindor. Paisaje. ¡Embriáguense, embriáguense sin cesar! De vino, de poesía o de virtud, como mejor les parezca.

Fotografía. Paisaje. Mindor. Fotógrafos. Poesía. Charles Baudelaire. Embriáguense. Baudelaire.