Entradas

,

Exposiciones. Lautrec Picasso. Museo Nacional Thyssen Bornemisza

Exposiciones. Museo Nacional Thyssen Bornemisza
Toulouse Lautrec versus Pablo Picasso
Del 17 de octubre de 2017 al 21 de enero de 2018

Afinidades y coincidencias

Retrato de Toulose Lautrec. Foto vía internet.

Henry de Toulouse Lautrec 24 de noviembre Albi (Francia) 1864, Albi. 9 de septiembre de 1901 (infarto de miocardio), Saint-André-du-Bois. Solo tenía 36 años.

Pablo Picasso (Málaga) 25 de octubre de 1881. Mougins 8 de abril de 1973. Con 86 años.

Autorretrato, 1886. Pablo Picasso.

Solo 17 años separaron a los dos genios.

El conde, hijo de un conde, y el hijo de un profesor de arte juntos. Uno rico y enfermizo, el otro sin dinero, y con la salud de un minotauro. Enlazados, juntos los dos, bajo un mismo hechizo.

En el circo; entrada en pista, (1899. Tiza negra y de color sobre papel. Henri de Toulouse Lautrec. Uno de los cuadros de esta magnífica muestra.

Dos grandes pintores cara a cara…, dos grandes pintores, que se encuentran reunidos y dialogan con fluidez, en las salas del museo de la baronesa «Tita Cervera», (coleccionista y filántropa). Unidos, dos artistas a las que tantas cosas unen…, aunque no todas, y sin comparar.

Lautrec vivió 36 años, Picasso 50 años más. Exiliados, cada uno a su manera, bohemios, mas siempre conscientemente oeientados. Pintaron los dos, los cabarets, las mujeres, los caballos. Retrataron a sus amigos, y a lo que amaban.

Un centenar de obras distribuidas y agrupadas bajo diferentes epígrafes:

Bohemios. Los 2 en un París, que chorreaba pintura, y cambio.
Vagabundos. Los 2 errantes (aunque enfocados) y, marginados voluntarios, y voluntariosos.
Bajos fondos, extravagancia y vulgaridad, grosería, inevitable y agotadora.
Ellas, un motivo común, intimas, amenazadoras, o dulces y familiares.
Eros recóndito, desnudo y erotismo, brutalidad y compasión.

Arlequin sentado. París. 1905. Pablo Picasso. Uno de las obras de arte de esta magnífica exposición.

En muchos de los cuadros, a lo largo de la muestra, podremos observar la evolución del arte contemporáneo, los dos artistas juntos, en plena ebullición, portando la atrevida antorcha del cambio.

La exposición en la que se nos mostraron obras de arte con mayúsculas, fué, por supuesto muy recomendable, y la fusión, en este caso, funcionó muy bien. Los 2 geniales pintores, a veces en el discurrir de sus caminos artísticos, se encuentran tan cerca, que se funden .

Exposiciones. Lautrec Picasso. Museo Nacional Thyssen Bornemisza

Exposiciones. Lautrec Picasso. Museo Nacional Thyssen Bornemisza

, ,

Velázquez/Equipo Crónica, versus García Lorca y los niños

LAS MENINAS. 1970. EQUIPO CRÓNICA

Velazquez transportado en un viaje en el tiempo, se encuentra a sus meninas versionadas, su impresionante pintura convertida por el tiempo, en un icono, en una imagen, que llegó para permanecer eternamente, y que hoy, sigue inspirando a los artistas.

LAS MENINAS. 1656. VELÁZQUEZ

VELAZQUEZ/EQUIPO CRÓNICA VERSUS GARCÍA LORCA Y LOS NIÑOS

Los niños son protagonistas, y el maestro sevillano sitúa a la infanta Margarita de Austria, arropada por sus sirvientas, que también son niñas como ella, en segundo término, sitúa Velázquez, el mundo más serio de los adultos.

BALADA DE LA PLACETA

Cantan los niños
En la noche quieta:
¡Arroyo claro,
Fuente serena!
LOS NIÑOS
¿Qué tiene tu divino
Corazón en fiesta?
YO
Un doblar de campanas,
Perdidas en la niebla.
LOS NIÑOS
Ya nos dejas cantando
En la plazuela.
¡Arroyo claro,
Fuente serena!
¿Qué tienes en tus manos
De primavera?
YO
Una rosa de sangre
Y una azucena.
LOS NIÑOS
Mójalas en el agua
De la canción añeja.
¡Arroyo claro,
Fuente serena!
¿Qué sientes en tu boca
Roja y sedienta?
YO
El sabor de los huesos
De mi gran calavera.
LOS NIÑOS
Bebe el agua tranquila
De la canción añeja.
¡Arroyo claro,
Fuente serena!
¿Por qué te vas tan lejos
De la plazuela?
YO
¡Voy en busca de magos
Y de princesas!
LOS NIÑOS
¿Quién te enseñó el camino
De los poetas?
YO
La fuente y el arroyo
De la canción añeja.
LOS NIÑOS
¿Te vas lejos, muy lejos
Del mar y de la tierra?
YO
Se ha llenado de luces
Mi corazón de seda,
De campanas perdidas,
De lirios y de abejas,
Y yo me iré muy lejos,
Más allá de esas sierras,
Más allá de los mares
Cerca de las estrellas,
Para pedirle a Cristo
Señor que me devuelva
Mi alma antigua de niño,
Madura de leyendas,
Con el gorro de plumas
Y el sable de madera.
LOS NIÑOS
Ya nos dejas cantando
En la plazuela.
¡Arroyo claro,
Fuente serena!
Las pupilas enormes
De las frondas resecas,
Heridas por el viento,
Lloran las hojas muertas.

Federico García Lorca

Velázquez/Equipo Crónica, versus García Lorca y los niños

Velázquez. Las meninas. Equipo crónica. García Lorca. Arte. Literatura

,

Arte. La Sagrada Familia. Feliz Navidad

image

La Sagrada Familia. Siglo XVI. Anónimo. Palacio Episcopal. Ciudad Rodrigo. (Salamanca).

FELIZ NAVIDAD

Paz en el mundo a todos los hombres de buena voluntad, Feliz Navidad, en especial a todos los que habéis compartido conmigo tantos días que ahora, lentamente, como arena fina, se nos escapan de entre los dedos. Muchas gracias de corazón a tod@s. Sin vosotros este Blog de Arte, no tendría ningún sentido.

Hoy, día de Navidad, es un día mágico, en el que añoche, en Belén, nació un niño…, nació, la inocencia. Y la esperanza. Y también nace, en todos los rincones del universo, un hombre como nosotros, (que lleva un grito que nos es común), sufrirá, perderá, mas será, generoso, humilde, y valiente, siempre, (y siempre por nosotros), hasta en los más difíciles momentos.

La mayoría comeremos hoy en familia, otros, y algunos (me acuerdo de ellos, especialmente), solos. Seguir una estrella, hacer ya, que nuestros deseos se hagan tan reales, como una clara y luminosa mañana, cuando asoma dulce y cálida, con su magia de rayos de sol, dorados.

MI NAVIDAD IDEAL

Mi Navidad ideal, seria estar rodeado de arte, amigos, y familiares, en un ambiente de celebración, alegría y fiesta, en la que además de una comida sabrosa, y de algunos añadidos para animar el espíritu, se cantara y se bailaran villancicos, siempre alegres y con ganas, como tantas veces, lo hicieron, Camarón, Paco de Lucia, Parrita, Tomatito, Raimundo Amador…

En este día tan especial, que el amor ❤️ sea una declaración de intereses, y  por favor ser felices, juntos podemos hacer un mundo mejor. Y de nuevo… Gracias

Arte. La Sagrada Familia. Feliz Navidad. Tomás Bartolomé.

Arte. Nochebuena 2017. La Sagrada Familia. Ciudad Rodrigo. Salamanca.

, ,

Escultura. Dos muchachas. Two Girls. Albert. Müller. Hay un país soberbio, que sueño visitar con una antigua amiga

image

Dos muchachas. Two Girls. Albert Müller. 1924/5. Foto, by TbArt
Madera tallada y pintada.

Expresionismo Suizo.

Albert Müller. Basilea. 1897/26. Pintor, Escultor, Dibujante, Grabador.

LA INVITACIÓN AL VIAJE.
Hay un país soberbio, un país de Jauja -dicen-, que sueño visitar con una antigua amiga.
País singular, anegado en las brumas de nuestro Norte, y al que se pudiera llamar el Oriente de Occidente, la China de Europa: tanta carrera ha tomado en él la cálida y caprichosa fantasía; tanto la ilustró paciente y tenazmente con sus sabrosas y delicadas vegetaciones.
Un verdadero país de Jauja, en el que todo es bello, rico, tranquilo, honrado; en que el lujo se refleja a placer en el orden; en que la vida es crasa y suave de respirar; de donde están excluídos el desorden, la turbulencia y lo improvisto; en que la felicidad se desposó con el silencio; en que hasta la cocina es poética, pingüe y excitante; en que todo se te parece, ángel mío.
¿Conoces la enfermedad febril que se adueña de nosotros en las frías miserias, la ignorada nostalgia de la tierra, la angustia de la curiosidad? Un país hay que se te parece, en que todo es bello, rico, tranquilo y honrado, en que la fantasía edificó y decoró una China occidental, en que la vida es suave de respirar, en que la felicidad se desposó con el silencio. ¡Allí hay que irse a vivir, allí es donde hay que morir!
Sí, allí hay que irse a respirar, a soñar, a alargar las horas en lo infinito de las sensaciones. Un músico ha escrito la Invitación al vals; ¿quién será el que componga la invitación al viaje que pueda ofrecerse a la mujer amada, a la hermana de elección?
Sí, en aquella atmósfera daría gusto vivir; allá, donde las horas más lentas contienen más pensamientos, donde los relojes hacen sonar la dicha con más profunda y más significativa solemnidad.
En tableros relucientes o en cueros dorados con riqueza sombría, viven discretamente unas pinturas beatas, tranquilas y profundas, como las almas de los artistas que las crearon. Las puestas del Sol, que tan ricamente colorean el comedor o la sala, tamizadas están por bellas estofas o por esos altos ventanales labrados que el plomo divide en numerosos compartimientos.
Vastos, curiosos, raros son los muebles, armados de cerraduras y de secretos, como almas refinadas. Espejos, metales, telas, orfebrería, loza, conciertan allí para los ojos una sinfonía muda y misteriosa; y de todo, de cada rincón, de las rajas de los cajones y de los pliegues de las telas se escapa un singular perfume, un vuélvete de Sumatra, que es como el alma de la vivienda.
Un verdadero país de Jauja, te digo, donde todo es rico, limpio y reluciente como una buena conciencia, como una magnífica batería de cocina, como una orfebrería espléndida, como una joyería policromada. Allí afluyen los tesoros del mundo, como a la casa de un hombre laborioso que mereció bien del mundo entero. País singular, superior a los otros, como lo es el Arte a la Naturaleza, en que ésta se reforma por el ensueño, en que está corregida, hermoseada, refundida.
¡Busquen, sigan buscando, alejen sin cesar los límites de su felicidad esos alquimistas de la horticultura! ¡Propongan premios de sesenta y de cien mil florines para quien resolviere sus ambiciosos problemas! ¡Yo ya encontré mi tulipán negro y mi dalia azul!
Flor incomparable, tulipán hallado de nuevo, alegórica dalia, allí, a aquel hermoso país tan tranquilo, tan soñador, es adonde habría que irse a vivir y a florecer, ¿no es verdad? ¿No te encontrarías allí con tu analogía por marco y no podrías mirarte, para hablar, como los místicos, en tu propia correspondencia?
¡Sueños! ¡Siempre sueños!, y cuanto más ambiciosa y delicada es el alma tanto más la alejan de lo posible los sueños. Cada hombre lleva en sí su dosis de opio natural, incesantemente segregada y renovada, y, del nacer al morir, ¿cuántas horas contamos llenas del goce positivo, de la acción bien lograda y decidida? ¿Viviremos jamás, estaremos jamás en ese cuadro que te pintó mi espíritu, en ese cuadro que se te parece?
Estos tesoros, estos muebles, este lujo, este orden, estos perfumes, estas flores milagrosas son tú. Son tú también estos grandes ríos, estos canales tranquilos. Los enormes navíos que arrastran, cargados todos de riquezas, de los que salen los cantos monótonos de la maniobra, son mis pensamientos, que duermen o ruedan sobre tu seno.
Tú los guías dulcemente hacia el mar, que es lo infinito, mientras reflejas las profundidades del cielo en la limpidez de tu alma hermosa; y cuando, rendidos por la marejada y hastiados de los productos de Oriente, vuelven al puerto natal, son también mis pensamientos, que tornan, enriquecidos de lo infinito, hacia ti.
LA INVITACIÓN AL VIAJE. CHARLES BAUDELAIRE

Escultura. Dos muchachas. Two Girls. Albert. Müller. Hay un país soberbio, un país de Jauja -dicen-, que sueño visitar con una antigua amiga.

Escultura. Albert Müller. Escultores. Expresionismo. Amiga. Arte. Baudelaire. País. País de Jauja.

 

 

, ,

Edgard Allan Poe. El Retrato Oval. Una joven de peregrina belleza, que en mala hora amó al pintor

image

Foto by TbART

Edgard Allan Poe. Boston 1809. Baltimore 1848.

EL RETRATO OVAL. 1842. (FRAGMENTO).

Era una joven de peregrina belleza, tan graciosa como amable, que en mal hora amó al pintor y se desposó con él.

Él tenía un carácter apasionado, estudioso y austero, y había puesto en el ARTE  sus amores; ella, joven, de rarísima belleza, toda luz y sonrisas, con la alegría de un cervatillo, amándolo todo, no odiando más que el ARTE, que era su rival, no temiendo más que la paleta, los pinceles y demás instrumentos importunos que le arrebataban el amor de su adorado.

Terrible impresión causó a la dama oír al PINTOR hablar del deseo de retratarla. Mas era humilde y sumisa, y sentóse pacientemente, durante largas semanas, en la sombría y alta habitación de la torre, donde la luz se filtraba sobre el pálido lienzo solamente por el cielo raso.

image

El pintor y la modelo. 1963. Pablo Picasso.

El ARTISTA cifraba su gloria en su obra, que avanzaba de hora en hora, de día en día. Y era un hombre vehemente, extraño, pensativo y que se perdía en mil ensueños; tanto que no veía que la luz que penetraba tan lúgubremente en esta torre aislada secaba la salud y los encantos de su mujer, que se consumía para todos excepto para él.

Ella, no obstante, sonreía más y más, porque veía que el PINTOR, que disfrutaba de gran fama, experimentaba un vivo y ardiente placer en su tarea, y trabajaba noche y día para trasladar al lienzo la imagen de la que tanto amaba, la cual de día en día tornábase más débil y desanimada.

image

Y, en verdad, los que contemplaban el retrato, comentaban en voz baja su semejanza maravillosa, prueba palpable del genio del PINTOR, y del profundo amor que su modelo le inspiraba.

Pero, al fin, cuando el trabajo tocaba a su término, no se permitió a nadie entrar en la torre; porque el PINTOR había llegado a enloquecer por el ardor con que tomaba su trabajo, y levantaba los ojos rara vez del lienzo, ni aun para mirar el rostro de su esposa. Y no podía ver que los colores que extendía sobre el lienzo borrábanse de las mejillas de la que tenía sentada a su lado.

Y cuando muchas semanas hubieron transcurrido, y no restaba por hacer más que una cosa muy pequeña, sólo dar un toque sobre la boca y otro sobre los ojos, el alma de la dama palpitó aún, como la llama de una lámpara que está próxima a extinguirse.

image

Calavera. Van Gogh

Y entonces el PINTOR, dio los toques, y durante un instante quedó en éxtasis ante el trabajo que había ejecutado. Pero un minuto después, estremeciéndose, palideció intensamente herido por el TERROR, y gritó con voz terrible: «¡En verdad, esta es la vida misma!» Se volvió bruscamente para mirar a su bien amada: ¡Estaba muerta!»

Edgard Allan Poe

Edgard Allan Poe. El Retrato Oval. Era una joven de peregrina belleza, que en mala hora amó al pintor y se desposó con él.

EDGARD ALLAN POE. LITERATURA. EL RETRATO OVAL. ESCRITORES. TERROR. ALLAN POE. POE. MIEDO. ARTE. PINTOR.

 

,

Toulouse-Lautrec y el espíritu de Montmartre. Lautrec me atrapó enseguida

 

Mujer en el jardín de Monsieur Forest, c. 1889. Toulouse-Lautrec. Foto by Tbart archivos fondos propios.

Toulouse-Lautrec y el espíritu de Montmartre.
Más de 350 obras de diferentes artistas, como Bonnard, Forain, Vuillard, Signac, o Van Gogh.
Exposiciones. Caixa Forum Madrid. Del 20 de febrero al 19 de mayo de 2019. Muy recomendable.


Toulouse-Lautrec. Conde, hijo de un conde, de padres pronto separados, aunque nació noble, prefirió Montmartre y sus cabarets, donde las bailarinas fueron retratadas, y más aún, se convirtieron, en una especie de familia enlazada a la bohemia, que tenía y tiene, tanto que ofrecer, y por la que tanto hubo, y hay que pagar, aunque al final merezca la pena.

Toulouse-Lautrec, sufrió, con su menguada talla, por mor de la consanguinidad. El que nació y murió en un castillo, acabó contraviniendo a su altivo padre, que lo despreciaba, por sus defectos físicos, pues decidió ser artista, y eso, lo fue de sobra. El noble progenitor debió de tragarse, atragantado, su orgullo mal entendido. El Niño Toulouse, se quedó con su madre.

El caballero del cabaré y cuatro artistas del Chat Noir, c. 1884. Antonio de la Gándara. Foto by Tbart archivos fondos propios.

En París Montmartre, bullía entonces frenético, mas aunque la vida no era fácil, también la belleza exibia su variado muestrario, y los vecinos del barrio, artistas, camareros, bailarinas, poblaban la elevada cota parisina, desde donde, se expandían difundiéndose imparables, nuevas forma de entender el arte.

Caricatura de Toulouse-Lautrec enfrente del Moulin Rouge. (1890). Ferdinand Bac. Foto by Tbart archivos fondos propios.

Al anochecer a diario, nuestro protagonista se dirigía al Moulin Rouge, donde tenía categoría de lo que llamaríamos hoy, cliente vip, y se entretenía a menudo, conversando con los empleados y las bailarinas del cabaret, así de esa manera tuvo el privilegio de retratar a estas ultimas en sus rutinas de camerino, sin que ellas, se sintieran avergonzadas, o molestamente invadidas. Para muchas de ellas fue de gran ayuda, casi, el familiar (a menudo, les faltaba), que las comprendía, aconsejaba, y también si lo necesitaban ayudaba económicamente. Toulouse-Lautrc, siempre fiel a sus rutinas, se sentaba en su velador reservado, con su absenta azulada y sus tizas de colores, y abstraído, rompía la figuración, para crear algo nuevo, diferente, más sincero, y curiosamente, cuanto más alejado de la realidad más veraz.

En el Moulin Rouge, la Goulue y su hermana. (1892). Toulouse-Lautrec. Foto by Tbart archivos fondos propios.

Debo de confesarles que mi opinión de Toulosd-Lautrec, se ha modificado mucho, desde que pude ver sus primeros carteles, y confieso, que me pareció un magnífico ilustrador publicitario, pero no le di más importancia, poco tiempo después, cuando por fin, fui conociendo más su obra en profundidad, me di cuenta enseguida, de que me encontraba ante uno de los pintores más importantes de la historia reciente en el mundo del arte, afortunadamente pude ver en París pinturas de gran formato, y otras más pequeñas, que me descubrieron, la gran talla de un artista, cuya menguada talla y sufrimiento, pudieron en principio, ser meras coartadas que le empujaran sin remisión al incierto camino del arte; mas hicieron de ėl, un artista único que le dio un vuelta al figurativismo, y que finalmente…,  me atrapó enseguida.

Todas las reproducciones de obras de arte, aquí expuestas, participaron en dicha exposición.

Toulouse-Lautrec y el espíritu de Montmartre. Toulouse-Lautrec me atrapó enseguida

Toulouse-Lautrec. Pintor. Pintura. Exposiciones. Montmartre. Arte. Moulin Rouge.  Paris

, , ,

Pasen y vean. Óleo/Poliestireno. Tomás Bartolomé ¿Por qué hacéis tan grande llanto?

PASEN Y VEAN. (2017). ÓLEO/POLIESTIRENO. TOMÁS BARTOLOMÉ

Romancero. Es una colección de romances medievales recogidos por escrito en el siglo XV.

Los juglares recitaban interesantes historias, habitaban las bellas plazas a menudo porticadas, y andaban solos los caminos, con su alargado puntero, y su pantalla desplegable con viñetas, de las escenas más destacadas, en las que mostraban al ávido público congregado e Interesado, los momentos mås reseñables, y épicos (entre otros), de los cantares de gesta.

ROMANCES ÉPICOS

ENTIERRO DE FERNANDARIAS

Por aquel postigo viejo que nunca fue cerrado vi venir pendón bermejo con trescientos a caballo,

en medio de los trescientos vi en un monumento armado y dentro del monumento viene un ataúd de palo y dentro del ataúd venía un cuerpo finado:

Fernán d’Arias ha por nombre, fijo (hijo) de Arias Gonzalo. Llorábanle cien doncellas, todas ciento hijas dalgo; todas eran sus parientas en tercero y cuarto grado:

las unas le dicen primo, otras le llaman hermano, las otras les decían tío, otras le llaman cuñado; sobre todas le lloraba aquella Urraca Hernando y cuán bien que la consuela ese viejo Arias Gonzalo:

-¿Por qué lloráis, mis doncella, por quė hacés tan grande llanto?

No lloréis asī señoras, que no es para llorarlo, que si un hijo me han muerto ahí me quedan cuatro.

No murió por las tabernas ni a las tablas jugando, mas murió sobre Zamora vuestra honra guardando.

Murió como caballero con sus armas peleando.

Pasen y vean. Pintura. Óleo/Poliestireno. Tomás Bartolomė ¿Por qué lloráis, mis doncellas, por quė hacés tan grande llanto?

Pintura. Pintores. Arte. Pasen y vean. Óleo. Tomás Bartolomé. Romancero. Entierro de Fernandarias. Romance. Romances épicos. 

, , ,

Acuarela. Cardoso. Hay algo denso, unido, sentado en el fondo

ACUARELA. CARDOSO.

Uno de los últimos trabajos de CARDOSO. Los colores, el peso mineral asentado de una fuerza equilibrada, una señal tal vez del lejano pasado o de un incierto devenir colectivo; grandes piedras, cantos primarios, suave mole, sensualidad mecida, que desgasta, y se suaviza, es Inevitable su transferencia colateral al tiempo,  a su fuerza estereotipada. Nada es ya como el pretérito ayer añejo, nada será como el incierto y lechoso mañana, mas las formas aun transformadas…, permanecen

UNIDAD
Hay algo denso, unido, sentado en el fondo,
repitiendo su número, su señal idéntica.
Cómo se nota que las piedras han tocado el tiempo,
en su fina materia hay olor a edad,
y el agua que trae el mar, de sal y sueño.

Me rodea una misma cosa, un solo movimiento:
el peso del mineral, la luz de la miel,
se pegan al sonido de la palabra noche:
la tinta del trigo, del marfil, del llanto,
envejecidas, desteñidas, uniformes,
se unen en torno a mí como paredes.

Trabajo sordamente, girando sobre mí mismo,
como el cuervo sobre la muerte, el cuervo de luto.
Pienso, aislado en lo extremo de las estaciones,
central, rodeado de geografía silenciosa:
una temperatura parcial cae del cielo,
un extremo imperio de confusas unidades
se reúne rodeándome.
Pablo Neruda

Acuarela. Cardoso. Hay algo denso, unido, sentado en el fondo.

Acuarela. Cardoso. Arte. 

, , ,

Émile Zola. “La Obra”. Dramático almuerzo sobre la hierba

 

Émile Zola. (1868). Manet

Émile Zola. (París, 1840-1902). Hijo de un fugaz ingeniero veneciano, y de una francesa. Pronto, se quedaría huérfano, y así, se trasladará con la familia, a Aix-en-Provence, Fatigados desde entonces económicamente, pudo esto, influir negativamente, en el poco aprovechamiento de sus primeros estudios. Mal estudiante abandonó tempranamente las aulas. Con 19 años Zola, regresa a París, donde realiza sus pobres estudios de bachiller luego suspendidos; así, su mala situación económica y poco aprovechamiento de sus estudios reglados, favorecería, pronto, un primer empleo como dependiente de librería; tenia, 22 años de edad. Y Ėmile ya se pone ha escribir, y publica artículos en diferentes diarios. Desde entonces escribe novelas. En 1870, con 30 años de edad, se casa. En 1878, adquiere una casa en Medán, que con el tiempo se convertirá en un lugar de reunión, para él, y sus amigos, entre los cuales se encuentran, escritores, pintores, escultores… La frecuentan entre otros, Manet, Maupassant, Flaubert, o Cézanne. Desde 1897, Se implica en el caso Dreyfus, apoyando la causa de los judios franceses, con el famoso “Yo acuso”, artículo periodístico de gran repercusión mediática.

Escritor prolífico, es creador de más de 40 novelas, (ensayos, y obras de teatro). Entre la cuales citaré algunas como, Germinal, El Sueño, La Bestia Humana, El dinero. Pero, ahora nos detendremos en “La Obra” publicada en 1886.

Como hemos visto anteriormente, es amigo de pintores, que hoy, son estudiados, y ocupan un destacado lugar en la historia del arte universal, de ese habitual trato, tomará apuntes, para lo que posteriormente, será considerada como una novela autobiográfica. También se le atribuye a La Obra, su enemistad con Cézanne (precursor del impresionismo), al sentirse reconocido este, en Claude Lantier, un pintor atormentado, finalmente destruido y consumido, en pos de una quimera.

Le Déjeuner sur L’Herbe. Almuerzo sobre la hierba. Manet. Musée. d’Orsay. Parīs.

En “La Obra”, también cobra importancia Le Déjeuner sur L’Herbe. Almuerzo sobre la Hierba, la aclamada obra maestra, del genial Manet.

Así, con soltura, (como veremos). Zola, describe, algo, que ocurre con frecuencia, cuando se trata de seleccionar, cuadros para cualquier concurso de pintura; donde un seleccionado jurado, valora las obras, a concurso, tal vez ahora inválidas, como abandonadas, y generalmente, tratadas como simples objetos desalmados; juzgadas, desposeídas, de calma, y detención; expuestas sobre un caballete, o simplemente apoyadas en la pared. Intrigas, son mudas testigos de manejos, celos, intereses, recomendaciones; deudas y amistades. iHagan juego señores! Las obras ahora están en sus desnudas manos.

LA OBRA. NOVELA. 1886

Dio un terrible campanillazo.

-Vamos señores, ya casi está… un poco de buena voluntad, por favor.

Por desgracia, apenas pusieron los primeros cuadros en el tablado, hubo otro contratiempo. Una tela entre todas atrajo su atención, de tan mala como le parecía, de un cromatismo tan áspero que hacía rechinar los dientes; y, al bajar la vista, se inclinó para ver la firma murmurando:

-¿Quien ha sido el cerdo que…?

Pero se levantó al punto, impresionado al haber leído el nombre de uno de sus amigos, un artista que era el bastión de los sanos principios. Confiando en que no le hubiera oído, exclamó:

-iMagnífico!… El número uno, ¿no, señores?

Y le concedieron el número uno, la admisión que daba derecho a los honores del cimacio. Sólo que se reían, se daban con el codo. Él se sintió muy herido por ello y adoptó una actitud hosca.

Pero todos hacían lo propio, muchos se desahogaban al primer vistazo, para luego, una vez descifrada la firma, corregir lo dicho; lo cual los acababa volviendo prudentes, les hacía arquear los hombros y cerciorarse del nombre con mirada furtiva, antes de pronunciarse. Por otra parte, cuando pasaba la obra de un colega, alguna tela sospechosa de ser de un miembro del jurado, se tenia la precaución de hacerse una señal de advertencia a espaldas del pintor:<<iCuidado con meter la pata, que es suyo.!>>.

Émile Zola. “La Obra”. Los sufrimientos de un desayuno sobre la hierba

Literatura. Escritores. Émile Zola. Zola. La obra. Arte. Cézanne. Desayuno sobre la hierba. Manet

,

Expresionismo Abstracto. Un arte nuevo se asoma a Nueva York

Expresionismo Abstracto

Escuela de Nueva York. American type painting. Abstrac expressionism, Action painting, Gestual painting. Son algunas de las etiquetas que se relacionan con este movimiento artístico, fechado en la ciudad de Nueva York a principios de los años 40 del extinto siglo XX.

Convergence. (1952). Jackson Pollock

Estados Unidos, adquiere un lugar prominente en el panorama artístico internacional, una vez acabada la Segunda Guerra Mundial, las obras de arte; la manera de concebirlas. La libertad creativa, había sido duramente cercenada en Europa, y muchos creadores se encontraron exiliados en el nuevo continente y especialmente en la ciudad de Nueva York, aunque no exclusivamente, la joven metrópoli, se convierte así, en la capital de la modernidad, en ella, un pequeño grupo de artistas con inquietudes similares, se interesan al mismo tiempo, por el mito americano, si bien conservando una importada influencia intelectual europea.

Algo nuevo está naciendo, el tiempo, ha transformado (como no puede ser de otra manera), también el arte, como un parte de la vida imprescindible, e imparable. El artista reclama un lugar en la sociedad. La vitalidad se impone, naturalmente también, la introspección, la soledad y la lucha, a la vez que se abandona radicalmente la senda de lo trillado, y del social y cómodo camino alquitranado. La libertad, la afirmación del individuo, y el ignoto inconsciente, como una neta declaración de intereses.

Canto XIV. (1964). Barnett Newman

Los pintores americanos, Pollok, Motherwell, Newman, y migrantes como De Kooning, Gorky, o Rothko, de raíces europeas, entre otros, se enfrentan valientes ante un nuevo camino. Trazo, mancha, materia, goteos, textura, automatismos, (heredados del surrealismo europeo), pureza, y expresión inconsciente, abandono, azar, sinceridad, crudeza. Todo esto, es el Expresionismo Abstracto.

Memoria in Aeternum. (1962). Hans Hofmann

Una mención especial merece, Hans Hofman. Pintor nacido en Alemania en 1880, y fallecido en Nueva York en 1966. Residió en Múnich, París, y finamente en Nueva York. En todas esta ciudades se dedicó a la enseñanza del arte, Jackson Pollok y Mark Rothko, se encuentran entre sus alumnos. Tuvo una gran influencia en el desarrollo del Impresionismo Abstracto.

La expresión libre del artista, que se implica, remanga y recurre a la acción desde su individualidad existencialista. Se derriban así, las barreras de lo racional o planificado, y como pioneros prospectores avanzan instintivamente. estar dentro, ser parte, de lo que finalmente será su obra terminada, es algo místico. Obtienen así finalmente una marca, una huella, que tiene que ver con el momento, y que quedará atrapada junto con el alma etérea, y la pesada masa del artista.

Black Red and Black. (1968). Mark Rothko

Rothko por ejemplo, pintaba grandes formatos para  de alguna manera sentirse durante el proceso (en sí mismo un fin creativo), “estar dentó de su pintura “, Rothko, acabaría interviniendo místicamente con su obra, en la capilla de… “Rothko Chapel”, (capilla abierta a todas las religiones), situada en Houston, Texas.

Autumn. (1993). Esteban Vicente

La sensación de vértigo atrapa al pintor, que como un golpe de fuerza, pelea con la materia, traza caminos, mientras trata de librarse concienzudamente de todo lo que conoce para abandonarse en un diálogo intradiagetico, en el que juega un papel importante, el azar, y finalmente, y como parte fundamental, el criterio de artista.

Sin titulo. (1963). José Guerrero

El resultado es algo puro, diferente, y lo más importante, trasmite autenticidad. En cuanto a la asociación de manchas y las formas resultantes que asociamos con imágenes concretas, De Kooning manifestó “el objetivo del expresionismo abstracto, no es la abstracción, sino la expresión».  También ha declarado, «de una manera espiritual, las formas abstractas deben parecerse a algo”.

Recogimiento, grandes áreas de color que inundan los lienzos, veladuras, transparencias de capas, misticismo y religiosidad, nos transmiten tal vez la ensoñacion, de un sutil paisaje, espiritualmente sugerido.

En España, una muestra de este movimiento artístico,  son, Esteban Vicente, y José Guerrero.

Expresionismo Abstracto. Un arte nuevo se asoma a Nuev York

Expresionismo Abstracto. Abstracto. Abstracción. Arte abstracto. Arte. Movimiento artístico. Nueva York.