,

Fotografía. Alberto García-Alix. Exposiciones. Un horizonte falso. Tabacalera. Madrid

image

Retrato. García-Alix. Dibujo. By TbArt.

Alberto García-Alix. León 1956.

Alberto García-Alix comenzó su carrera profesional a principios de los años 80. En 1981, tiene lugar su primera exposición, en la Galería Buades. Con sus cámaras fotográficas Leica y Hasselblad, antes tuvo una Canon FTB no ha dejado de fotografiar la noche, las motos, la música, los tatuajes y por supuesto… Retratos.

MOTOS

Su primeras fotografías datan del año1974. Uno de sus hermanos participaba en una carrera de motocross y él fue a acompañarlo. Una de las últimas, 40 años después, continúa, su temática identificativa, de olor a gasolina, tatuajes, y chupa de cuero.

Piloto. 2014. García-Alix. Foto by TbArt. Archivos fondos propios.

Algunos de los premios que ha recibido García-Alix a lo largo de su trayectoria profesional son, el Premio Nacional de Fotografía, 1999, el Premio Fotografía Comunidad de Madrid, 2004, y el  Premio PHofo España, 2012.

image

Autorretrato. 2013. Garcia-Alix.

EXPOSICIÓN DE FOTOGRAFÍA

UN HORIZONTE FALSO. ALBERTO GARCÍA-ALIX
LA PRINCIPAL. TABACALERA | 11.02.2016 – 10.04.2016. MADRID

Más de 80 fotografías, contuvieron esta exposición, prácticamente todas ellas, más, algunas incorporaciones, venían de ser expuestas, en la Maison Européene de la Photographie de París, (todas fotos nuevas). En la ciudad del Sena es donde el artista ha venido residiendo y creando últimamente. Se presenta en La Tabacalera, de Madrid, un García-Alix, más personal, más vivido, más intenso; más oscuro y clarividente. También recientemente, 31 de enero concluyó en el MUSAC, Museo de Arte Contemporáneo de León, su exposición «Las sombras del viento».

image

Autorretrato infantil. García Alix.

TRANSPANTOJO DE SENTIMIENTOS. AUSENCIA, MUERTE, DOLOR

No sabe utilizar una cámara digital, que «esconde más falsedad», realiza fotografías, analógicas en blanco y negro, una técnica que se extingue, un dinosaurio herido de muerte, que propicia, vacío, inquietud, angustia. ¡Cansancio. Nostalgia! Mas, un García-Alix siempre poeta… “Un cauce donde mis ojos se estiran”, escribe Alberto, sobre una fotografía.

TABACO Y PAPEL DE LIAR

Y Alberto regresa a Madrid, de nuevo, después de su estancia parisina, y vuelve a subir a su moto, y a ponerse su chupa de cuero negro y su pañuelo. Atrás, hace mucho tiempo de eso (años 80),  quedó una Movida, más que pasada; arrasada, vivida, tragada, asimilada, trasegada, y los paraísos artificiales a los que Garcia-Alix, volvería…»si pudiera».

“Mi memoria se ha vuelto líquida. Se mueve en olas por esta arena. Enterrada en ella se ofrece a mis ojos como un gabinete de curiosidades”, escribe, y continua… “Sigo dejándome llevar por la capacidad de ensoñación, por la revelación de un instante fugaz”.

Le atraen los perros, los pájaros, los cuervos o las sombras, y considera la fotografía como «un camino de búsqueda».

BÚSQUEDA Y TRANSPIRACION

«Cuando miramos por una cámara nos preguntamos, si nos gusta o no nos gusta, y la intensidad de esa búsqueda, es un trance positivo que me mantiene despierto, vivo, curioso, en un estado de deslumbramiento, en contacto con el exterior».

image

ABSTRACCIÓN

Su obra gira ahora hacia lo abstracto plena de metáforas; resonancias, implicación y trance emocional; su ojo pegado a la cámara, es un ojo succionante que pegajosamente transgrede personalizando la realidad, y se enfanga mezclándose en la escena, en una deconstrucción plena de sinceridad, desenfoque, e intención.

La exposición se completó con un vídeo; en una narración en primera persona.

EXPOSICIÓN DE FOTOGRAFÍA. UN HORIZONTE FALSO. ALBERTO GARCÍA-ALIX

EXPOSICIONES. ALBERTO GARCÍA-ALIX. TABACALERA. FOTOGRAFÍA. FOTÓGRAFOS.

, ,

Escultura. Dos muchachas. Two Girls. Albert. Müller. Hay un país soberbio, un país de Jauja -dicen-, que sueño visitar con una antigua amiga.

image

Dos muchachas. Two Girls. Albert Müller. 1924/5. Foto, by TbArt
Madera tallada y pintada.

Expresionismo Suizo.

Albert Müller. Basilea. 1897/26. Pintor, Escultor, Dibujante, Grabador.

 

LA INVITACIÓN AL VIAJE.
Hay un país soberbio, un país de Jauja -dicen-, que sueño visitar con una antigua amiga.
País singular, anegado en las brumas de nuestro Norte, y al que se pudiera llamar el Oriente de Occidente, la China de Europa: tanta carrera ha tomado en él la cálida y caprichosa fantasía; tanto la ilustró paciente y tenazmente con sus sabrosas y delicadas vegetaciones.
Un verdadero país de Jauja, en el que todo es bello, rico, tranquilo, honrado; en que el lujo se refleja a placer en el orden; en que la vida es crasa y suave de respirar; de donde están excluídos el desorden, la turbulencia y lo improvisto; en que la felicidad se desposó con el silencio; en que hasta la cocina es poética, pingüe y excitante; en que todo se te parece, ángel mío.
¿Conoces la enfermedad febril que se adueña de nosotros en las frías miserias, la ignorada nostalgia de la tierra, la angustia de la curiosidad? Un país hay que se te parece, en que todo es bello, rico, tranquilo y honrado, en que la fantasía edificó y decoró una China occidental, en que la vida es suave de respirar, en que la felicidad se desposó con el silencio. ¡Allí hay que irse a vivir, allí es donde hay que morir!
Sí, allí hay que irse a respirar, a soñar, a alargar las horas en lo infinito de las sensaciones. Un músico ha escrito la Invitación al vals; ¿quién será el que componga la invitación al viaje que pueda ofrecerse a la mujer amada, a la hermana de elección?
Sí, en aquella atmósfera daría gusto vivir; allá, donde las horas más lentas contienen más pensamientos, donde los relojes hacen sonar la dicha con más profunda y más significativa solemnidad.
En tableros relucientes o en cueros dorados con riqueza sombría, viven discretamente unas pinturas beatas, tranquilas y profundas, como las almas de los artistas que las crearon. Las puestas del Sol, que tan ricamente colorean el comedor o la sala, tamizadas están por bellas estofas o por esos altos ventanales labrados que el plomo divide en numerosos compartimientos.
Vastos, curiosos, raros son los muebles, armados de cerraduras y de secretos, como almas refinadas. Espejos, metales, telas, orfebrería, loza, conciertan allí para los ojos una sinfonía muda y misteriosa; y de todo, de cada rincón, de las rajas de los cajones y de los pliegues de las telas se escapa un singular perfume, un vuélvete de Sumatra, que es como el alma de la vivienda.
Un verdadero país de Jauja, te digo, donde todo es rico, limpio y reluciente como una buena conciencia, como una magnífica batería de cocina, como una orfebrería espléndida, como una joyería policromada. Allí afluyen los tesoros del mundo, como a la casa de un hombre laborioso que mereció bien del mundo entero. País singular, superior a los otros, como lo es el Arte a la Naturaleza, en que ésta se reforma por el ensueño, en que está corregida, hermoseada, refundida.
¡Busquen, sigan buscando, alejen sin cesar los límites de su felicidad esos alquimistas de la horticultura! ¡Propongan premios de sesenta y de cien mil florines para quien resolviere sus ambiciosos problemas! ¡Yo ya encontré mi tulipán negro y mi dalia azul!
Flor incomparable, tulipán hallado de nuevo, alegórica dalia, allí, a aquel hermoso país tan tranquilo, tan soñador, es adonde habría que irse a vivir y a florecer, ¿no es verdad? ¿No te encontrarías allí con tu analogía por marco y no podrías mirarte, para hablar, como los místicos, en tu propia correspondencia?
¡Sueños! ¡Siempre sueños!, y cuanto más ambiciosa y delicada es el alma tanto más la alejan de lo posible los sueños. Cada hombre lleva en sí su dosis de opio natural, incesantemente segregada y renovada, y, del nacer al morir, ¿cuántas horas contamos llenas del goce positivo, de la acción bien lograda y decidida? ¿Viviremos jamás, estaremos jamás en ese cuadro que te pintó mi espíritu, en ese cuadro que se te parece?
Estos tesoros, estos muebles, este lujo, este orden, estos perfumes, estas flores milagrosas son tú. Son tú también estos grandes ríos, estos canales tranquilos. Los enormes navíos que arrastran, cargados todos de riquezas, de los que salen los cantos monótonos de la maniobra, son mis pensamientos, que duermen o ruedan sobre tu seno.
Tú los guías dulcemente hacia el mar, que es lo infinito, mientras reflejas las profundidades del cielo en la limpidez de tu alma hermosa; y cuando, rendidos por la marejada y hastiados de los productos de Oriente, vuelven al puerto natal, son también mis pensamientos, que tornan, enriquecidos de lo infinito, hacia ti.
LA INVITACIÓN AL VIAJE. CHARLES BAUDELAIRE

Escultura. Dos muchachas. Two Girls. Albert. Müller. Hay un país soberbio, un país de Jauja -dicen-, que sueño visitar con una antigua amiga.

Escultura. Albert Müller. Escultores. Expresionismo. Amiga. Arte. Baudelaire. País. País de Jauja.

, ,

Hamlet. Polonio, aconseja sabiamente, a Laertes, su hijo

HAMLET AND HORATIO IN THE CEMENTERY. 1839. EUGÉNE DELACROIX.

The Tragedy of Hamlet, Prince of Denmark. La Tragedia de Hamlet, Príncipe de Dinamarca.

En estos pocos y exquisitos versos, Polonio, chambelán del reino, padre sabio, preocupado, se dirige a Laertes, su hijo y, hermano de Ofelia, casta y enamorada, que apremiado, emprende viaje a París. Pronto, la persistente niebla de la tragedia, envolverá fatalmente, a la familia, en la más opaca oscuridad.

Sarah Bernhardt en el papel de Hamlet. 1899, Lafayette Fhoto, Londres.

HAMLET (1600?). Fragmento.

Polonio
-¿Aún, Laertes? ¡Que vergüenza! ¡A bordo!
Ya el viento esta en la espalda de tus velas
¡y aún tu aquí! Ve con mi bendición
y graba en la memoria estos preceptos.
No des tus pensamientos a tu lengua
Ni pongas desmesura a tus acciones.
Sé natural pero jamás vulgar.
A tus amigos de amistad probada
Engánchalos al alma con aceros,
mas sin cansar la mano agasajando
a imberbes arribistas. Cuida bien
con no entablar disputas, mas ya en ellas,
que sea tu oponente quien se cuide.
Tu oído, a todos; tu opinión, a pocos.
Escucha las censuras, guarda el juicio.
Viste cuan fino pueda tu cartera,
mas no lujoso; rico, no chillón;
Que el traje suele pregonar al hombre,
y en Francia los de alcurnia y posición
en esto son de gran refinamiento.
No pidas préstamo, ni des prestado;
pueden perderse préstamo y amigo
y andar pidiendo mella el buen gobierno.
Principalmente sé veraz contigo;
de ello se sigue, como noche al día,
que no podrás ser falso con ninguno.
Adiós. Mi bendición te lo madure.

William Shakespeare

Hamlet. Polonio, aconseja sabiamente, a Laertes, su hijo

Literatura. Hamlet. Shakespeare. William ShakespeareTragedia. Polonio. Laertes. Ofelia. Familia. Padre. Hijo. Hija.

 

, ,

Luis de Góngora. De pura honestidad templo sagrado, fue por divina mano fabricado

Foto. ByTbart

LUIS DE GÓNGORA

Retrato de Góngora. Velázquez. (1622). Museo de Bellas Artes de Boston.

En la pintura (podemos ver, un magnífico retrato del gran escritor cordobés ), realizada por Diego Velázquez, de la que existen diferentes copias.

Un excelso poema de Góngora. Dos grandes maestros, dos máximos exponentes en sus diferentes áreas artísticas, unidos por su maestría…

Luis de Góngora y Argote. Cordobés, 1 de julio de 1561. Fallecimiento, Córdoba 23 de mayo, de 1627.

Diego Rodríguez de Silva y Velázquez.. Sevillano 6 de junio de 1599. Fallecimiento, Madrid 6 de agosto de 1660.

Los 2 andaluces, los dos geniales, fueron contemporáneos. A Velázquez y Góngora solo los separaron 38 años de edad. De los dos artistas, Velázquez era el más joven. Hemos comenzado admirando el gran retrato que el pintor de reyes hizo del excelso escritor, ahora ya es tiempo de ir y deleitarnos, con uno de sus magníficos poemas.

POESIA

De pura honestidad templo sagrado,
cuyo bello cimiento y gentil muro
de blanco nácar y alabastro puro
fue por divina mano fabricado
;
pequeña puerta de coral preciado,
claras lumbreras de mirar seguro
que a la fina esmeralda el verde puro
habéis para viriles usurpado;
soberbio techo, cuyas cimbrias de oro
al claro sol, en cuanto en torno gira,
ornan de luz, coronan de belleza;
ídolo mío a quien rendido adoro,
oye piadoso a quien por ti suspira,
tus himnos canta y tus virtudes reza.

LUIS DE GÓNGORA

Luis de Góngora. De pura honestidad templo sagrado, cuyo bello cimiento y gentil muro de blanco nácar y alabastro puro fue por divina mano fabricado.

LIIS DE GÓNGORA. GÓNGORA. LITERATURA. ESCRITORES. POESÍA. PINTURA. VELÁZQUEZ.

,

Corot. Vive en París y mientras pinta paisajes enciende la mecha del Impresionismo. Tomás Bartolomé.

Paisaje Italiano. Corot

Jean Baptiste Camille Corot. París 16 de Julio de 1796. París 22 de febrero de 1875. 78 años.

Pasa por ser uno de los pintores que encendieron la mecha del Impresionismo, aunque él nunca se sintió unido a este movimiento pictórico que dio tanto que hablar, y que criticar en sus comienzos, está claro que coloca una de las piedras angulares de una nueva era en la pintura, que de esta manera, empieza a liberarse de su enconsertamiento; por esto también pagó su precio y fue considerado como un pintor falto de técnica; tiempo habría posteriormente, para dejar las cosas en su justo termino.

image

Ráfaga de viento, (Gust of Wind).

Oscar Wilde, en la obra «Un marido ideal», nos deja esta perla, uno de los personajes (la señora Cheveley), al referirse a las obras de Corot describe lo que observa como…

«Crepúsculos plateados, albas rosáceas»

Hijo de una familia acomodada de parisinos burgueses. Aunque se pasa el día dibujando, y recibe clases de pintura, por dos maestros paisajistas, sus padres como ya es es un vulgar artazgo, no ven claro que su hijo se dedique a la pintura, así pues Corot, debe comenzar trabajando en tareas comerciales, hasta que finalmente ya con 26 años, y viendo su inteligente padre que no es bueno, «poner puertas al campo», se pone manos a la obra, y él y el resto de su familia, deciden finalmente apoyarlo.

image

Bacante con pantera; Corot no solo pintó paisajes.

Corot, viaja a Italia (1807/12), donde queda fascinado por la luz, y encuentra y pinta paisajes con que saciar su pasión. La composición de sus obras es clásica y de un realismo al detalle, pero al autor, le interesan sobre todo las emociones que provocan los ambientes lumínicos, que le ofrece la naturaleza. Visita Inglaterra y Suiza. Pinta, al aire libre. Ya de vuelta a Francia, reside en París, en la capital del Sena, río que puede ver desde su casa, mas para poco en la capital francesa, el pintor viaja continuamente, por todo el pais, buscando paisajes que llevar a sus telas. No en vano a Corot no se le olvidan los apasionantes años pasados en Italia, y decide regresar de nuevo, lo hace en dos ocasiones los años, 1834 y 1843.

image

Fontainebleau. Robles en Bas-Breau. 1832/33.

1855. COROT CONSIGUE ÉXITO Y RECONOCIMIENTO

1855. Es el año de la Exposición Universal de París. En ella Corot se apunta dos importantes tantos, obtiene la Medalla de Primera Clase, y Napoleón III adquiere una de sus pinturas; su cotización sube disparada como la espuma. Corot, con sus febriles atardeceres mórbidos, y su frescos amaneceres tamizados, consigue recrear una atmosfera dulcemente poética, bebiendo directamente del paisaje.

Corot. Vive en París y mientras pinta paisajes enciende la mecha del Impresionismo. Tomás Bartolomé

Corot. París. Impresionismo. Pintura. Pintores. Paisaje. 

, , ,

Acuarela. Cardoso. Bajaron los asirios como al redil el lobo

ACUARELA. CARDOSO

Cardoso nos muestra en esta ocasión, una de sus últimas acuarelas, extraños personajes, surgen como automatismos, avanzando, aparecen fantasmales, (siempre hacia delante), hasta no se sabe donde. Es un paisaje inquietante e irreal, donde la suave aguada, dúctil, viva y poderosa, extiende bellos y exóticos colores, creado una fría atmósfera, de desolación y vacío.

La destrucción de Senaquerib

Bajaron los asirios como al redil el lobo:
brillaban sus cohortes con el oro y la púrpura;
sus lanzas fulguraban como en el mar luceros,
como en tu onda azul, Galilea escondida.

Tal las ramas del bosque en el estío verde,
la hueste y sus banderas traspasó en el ocaso:
tal las ramas del bosque cuando sopla el otoño,
yacía marchitada la hueste, al otro día.

Pues voló entre las ráfagas el Ángel de la Muerte
y tocó con su aliento, pasando, al enemigo:
los ojos del durmiente fríos, yertos, quedaron,
palpitó el corazón, quedó inmóvil ya siempre.

Y allí estaba el corcel, la nariz muy abierta,
mas ya no respiraba con su aliento de orgullo:
al jadear, su espuma quedó en el césped, blanca,
fría como las gotas de las olas bravías.

Y allí estaba el jinete, contorsionado y pálido,
con rocío en la frente y herrumbre en la armadura,
y las tiendas calladas y solas las banderas,
levantadas las lanzas y el clarín silencioso.

Y las viudas de Asur con gran voz se lamentan
y el templo de Baal ve quebrarse sus ídolos,
y el poder del Gentil, que no abatió la espada,
al mirarle el Señor se fundió como nieve.

Lord Byron

Acuarela. Cardoso. Bajaron los asirios como al redil el lobo

Pintura. Acuarela. Cardoso. Pintor. Pintores. 

,

Exposición. El espíritu de la pintura. Caí Guo-Quiang. Museo Nacional Del Prado. Olor a pólvora.

Exposiciones. Museo Nacional Del Prado. Madrid.

Titulo. El Espíritu De La Pintura Cai Guo-Qiang En El Prado.

Del 25 de octubre de 2017 al 4 de Marzo de 2018.

Sala C. Edificio Jerónimos.

Su origen, la idea, es la inspiración, la búsqueda, en fin, el diálogo de Cai Guo-Qiang y El Greco, Goya o Rubens, tal vez, una misma espiritualidad.

Cai Guo-Qiang

Algunas de las pinturas que conforman esta fantástica exposición con dejes orientales han sido realizadas en octubre (2017), si, el mismo mes de la inauguración de la misma, y realizadas por el artista, en el Salón de Reinos del Museo del Prado. (Edificio anexo al, Prado, que formará pronto parte de su ampliación y que actualmente se encuentra en obras). En total, una veintena de sus creaciones, ocho de ellas realizadas in situ.

Su Técnica 

Acomoda un gran lienzo en el suelo, distribuye orientadas, plantillas de cartón previamente recortadas, seguidamente y, después de asegurarlas, coloca otro lienzo encima, cara a cara, los lienzos se miran, pero deja una separación suficiente entre ellos (un hueco donde circula el oxígeno libremente) distribuye después la pólvora de diferentes colores sobre la entelada superficie, saca el encendedor acerca la mecha, la prende provocando la explosión controlada y, los dos lienzos superpuestos reciben como lluvia los colores, luego con un pincel o unos lápices, realiza concentrado y consultivo los últimos retoques. Se inunda todo el Salón de Reinos, el espacio, se llena de envolvente humo. Huele con mucha fuerza a pólvora. Hay que colocarse las mascaras, La elaboración, ha sido mezcla del azar más fortuito…, y la planificación más agotadora.

Foto vía internet. Cai Guo-Qiang En pleno proceso creativo sobre el lienzo.

Cai Guo-Qiang (Quanzou, China 1957). Nació en China pero pronto se establecería en Japón, y en la actualidad reside en la ciudad de Nueva York. Antes de la fecha de la inauguración de la exposición, trabajó en Madrid con su mercada pólvora en el Salón de Reinos, en sus inmensos salones destartalados, con sus paredes desconchadas, sus altos techos, y en conjunto dueño de una clara luz, que tamiza su gran belleza decadente; trabajando, concentrado, a veces, canta, silba, o quien sabe, si no está silabeando, una plegaria murmurada, o tal vez, un rezo; como en tiempos ya  pretéritos, las realizara, seguramente también, su desde siempre admirado, griego de Toledo.

Obras inspiradas en la memoria (Gustav Jung en este espacio palaciego), y en diálogo con los maestros antiguos del Prado. El Greco su gran pasión por la que ya hace tiempo se puso en camino (2009), realizando de manera iniciatica un viaje (toda una vida admirando al Greco), una especie de Camino de Santiago que le llevaría en busca del maestro, desde Grecia (nacimiento), a España y, finalmente a Toledo (donde acaece su muerte).

Encima de un mueble metálico con ruedas y cajones; laminas, dibujos, reproducciones de su querido griego, su mejores obras dispuestas para la consulta, el apunte, o el recorte que antes perfiló con el dibujo, y que hubo que cortar con el cúter. Solo, con algunos ayudantes, muy pocos, menos de 5 y, algunos voluntarios muy jóvenes que le asisten y le acompañan solícitos, en silencio, felices. Epiritualidad del Greco, diálogo con los maestros del Prado, exploración dialogada de la pintura. Velázquez, Rubens, Tiziano…, Goya. Los dos últimos años los ha estudiado con atención y, le han ganado, los a mirado y ahora, los piensa constantemente. En El Museo del Prado se ha pasado muchas horas, Cai Guo-Qiang, y allí, le han contado muchas cosas interesantes, que tendrá tiempo de digerir.

Cai Guo-Qiang. Es conocido internacionalmente por sus energéticas pinturas creadas a través de la violenta ignición de pólvora, (pirotecnia inofensiva al aire libre). Dos días antes de la inauguración de la muestra habrá realizado la obra, El espíritu de la pintura (que titula la exposición), su medida es nada menos, que de dieciocho metros de largo. Pólvora, destinada para el diálogo del artista, con el arte y el espíritu. Sensibilidad, aptitudes artesanales, aventura y riesgo. vías innovadoras para el arte contemporáneo. Así mismo, se considera un alquimista, un químico que mezcla elementos, que concentra energías.

Isabel Coixet, ha realizado, en un documental su proceso creativo, su versión resumida se proyecta en la sala D, de la exposición. También lo podéis encontrar en YouTube.

Interesante, por especial, por lo que significa y, por las grandes incertidumbres con sólidas bases que admite. Se debe ver.

Exposición. El espíritu de la pintura. Caí Guo-Quiang. Museo Nacional Del Prado. Olor a pólvora.

Exposiciones. Pintura. Pintores, Exposición. Caí Guo-Quiang. El espíritu de la pintura. Museo del Prado.

,

Sombra. Películas. Cine. Zhang Yimou. Aguada, blanca, gris, y negra, salpicada, de mojada sangre roja

SOMBRA. PELÍCULAS. CINE

SHADOW. SOMBRA

Año 2019. Duración 116 min

Guion, Zhang Yimou, Wei Li

Fotografia, Xiaoding Zhao

Musica, Lao Zao

Reparto, Deng Chao, Sun Li, Ryan Zheng Kai, Guan Xiao Tang

Genero. Acción, Artes Marciales, Drama

ZHANG YIMOU. Nacido, el 14 de noviembre de 1959, en X’ian. China. Realiza estudios en la Academia de cine de Pekín, es, director, productor, actor, director de fotografía, fotógrafo, operador de cámara, dibujante. En definitiva, un artista del Renacimiento, al que le interesan todas las artes, y en las que, en todas adquiere conocimientos, que unidos a su gran talento, dan como resultado maravillosas obras de arte, con fondo, y bañadas de color.

Películas, «La linterna roja», (1991), aquí traducida, como Esposas y concubinas, «¡Vivir!» (1994), «Sorgo rojo» (Su ópera prima como director en 1987, Oso de Oro en Berlín, y un gran éxito comercial, y de critica), «Ni uno menos» (1999), «La casa de las dagas voladoras» (2004), «La gran muralla» (2016), entre otras. Ha sido premiado en festivales de cine tan importantes, como los de, Cannes, Venecia, o Berlín, y su  Arte, es reconocido y valorado, en todo el mundo.

Zhang Yimou en esta ocasión, reinterpreta el clásico, «El Romance de los Tres Reinos» (siglo XIV).

SHADOW/YING/SOMBRA

Un noble y aguerrido comandante militar, se ve forzado a crearse un doble, (sombra), para proteger su amenazada vida, de las intrigas palaciegas, de un peligroso rey, pero en la película, ¿Donde está el color? Bueno, es como aquellos pintores, que a lo largo de su carrera usan tratamientos cromáticos diferentes; artistas diferentes, en diferentes épocas y estados, a lo largo del camino transitado en el tiempo. Zhang Yimou, ha pasado así, de una intensa paleta de colores, de unos sugerentes baños de color, definidos, brillantes; vaporosamente fundentes, a la difícil aguada, blanca, gris, y negra, con algunas gotas de rebajada roja, sangre mojada; y todo esto, en diferentes, vaporosas, y soñadoras, gradaciones tonales. Es un valiente riesgo que Zhang Yimou, asume, y resuelve felizmente. Si algo hay que me eche para atrás, es el artista funcionario, ósea, aquel que encuentra un modelo, y seguidamente, lo repite cómodamente, igualándolo hasta la saciedad.

Reivindicativo. La mujer, no ha sido olvidada en sus películas nunca, es un tema recurrente, una reivindicativa lucha, adoptada por el polifacético director chino, censurado a menudo en su país, y con películas prohibidas, como «Semilla de crisantemo» (1990), o «La linterna roja» (1991).  En esta ocasión en Shadow, Sombra, nos la muestra, inteligente, fuerte, valiente, y decidida, mas también imprescindible para lograr objetivos que son decisivos, para un reino, en esta historia de Juego de tronos, que nos narra, la historia de un rey traicionado, y desterrado.

La música, es también una baza importante, como en todas sus películas. Me gustó mucho la escena en la que es interpretado un dueto, en el que los instrumentos de cuerda, percutiendo la atmósfera, dialogan entre si con fuertes disonancias, que reflejan, las tensiones (pulsiones) expresadas (expulsadas de este modo), por sus ejecutantes, mujer y hombre. El YIN y el YANG son siempre una constante en la película. También, el verde bambú se expresa, con todo su símbolismo, (se mece con la lluvia pero no se rompe), fibroso, cortante y flexible, humilde y sobrio, poderoso, y fuerte.

Como imagen destacada, en una película tan visual, hay muchas, pero, me quedaría entre otras para el recuerdo, con la coreografía de ballet, en la lucha de formación y aprendizaje, sobre el símbolo del Ying, Yang, sobre un bello mosaico de piedra, en la que los protagonistas son, la sombra, y la mujer del sombrado, y que está acompañada, de increíbles y admirables alardes técnicos, en cámara lenta, y de una fértil imaginación, y sentido del ritmo, fabulosos.

Una película muy recomendable, valiente, y bella, que merece la pena ver en cine, en pantalla grande, y sin interrupciones, algo que en este caso es totalmente imprescindible. Vayan a verla, merece la pena.

Aguada, blanca, gris, y negra, salpicada, de mojada sangre roja

Sombra. Película. Películas. Cine. Zhang Yimou. Shadow. Ying. Yin. Yang. Arte

 

,

Camarón de la Isla. «Yunque, clavo, alcayata» y un Mini Rojo. (Un Accidente mortal).

Genial

CAMARÓN DETALLE DE LA MANO

JOSÉ MONGE  «CAMARÓN DE LA ISLA»

Nació Camarón, blanquito y rubio, (parecía un camarón), en el seno de una familia humilde, su padre era herrero.

CAMARÓN. 5 de diciembre de 1950, San Fernado (Cádiz), 2 de Julio de 1992, Badalona (Barcelona).

En la fragua, ayudaba.  Yunque, clavo y alcayata; tenía José, ocho hermanos.

El Camarón, quiso ser torero, pero eso que se perdió la fiesta, también cantaba por unas pesetas, y él, desde niño… ¡quería comprarse un coche!

CAMARÓN Y UN MINI ROJO

No lo consiguió hasta que ya, años más tarde, 1968, (con dieciocho años), cuando ya actúa de continuo en el tablao Torres Bermejas, de la capital de España, (donde ya residía), pudo hacer realidad su sueño, y comprarse un  MINI ROJO con el que se movía por el Madrid nocturno de la Gran Vía y calles adyacentes, y… por supuesto sin carnet. Él siempre se consideró incapaz de aprobar el examen teórico, era superior a sus fuerzas. Por fin tuvo la oportunidad de obtenerlo en Venezuela, donde no era necesario este inevitable requisito.

El tan ansiado documento, el tan anhelado carnet de conducir, relucía como el sol un día luminoso de verano, en la cartera del Camarón, él, que no había tenido la oportunidad de estudiar, él, al que le contrariaba no tener carnet porque le multaban y, lo que es peor también, porque le avergonzaba profundamente; ahora lo tenía. ¡Por fin tenía aquel maldito papel que le pedían los guardias!, Se acabaron las peleas, literalmente, peleas, con los municipales madrileños.

image

«El reloj corre no podemos parar y no sabemos donde nos lleva»

La fatalidad un día se cruzó con él, sus tres hijos, y la Chispa su mujer.

CAMARÓN. GRAVE ACIDENTE DE TRÁFICO

En San Lúcar de Barrameda, municipio de la provincia de Cádiz, situado a 25 Kms de Jerez de la Frontera, chocó el Camarón con dos coches, con el trágico resultado, de dos muertos y un herido muy grave, José Monge conducía un Land Rover. Ni él, ni su familia sufrieron daños de consideración. El destino decidió que ese día aún no era su hora, más tarde lo esperaría paciente y eficaz, agazapado a la orilla de la vereda, a la sombra oscura de las cañas, las varetas, el rio y…, lo efímero.

Por estos luctuosos hechos, el genial artista fue condenado a un año de prisión menor, y un año de retirada del carnet de conducir. Eran otros tiempos, corría el año de 1986. El cantaor, tenía recurrida la sentencia, todavía el día de su muerte, seis años después del fatídico accidente. (Va lenta la justicia y no cambia).

image

CAMARÓN murió (Cancer) en 1992 con cuarenta y dos años.

PERDIMOS  MUY PRONTO A UN GENIO  DE LOS MÁS GRANDES

Esto es solo una parte, de la apasionante vida de este irrepetible artista, y nos sirve para entender mejor algo de la apasionante, y complicada vida de José Monge, «CAMARÓN».

Camarón de la Isla. «Yunque, clavo, alcayata» y un nini rojo. (Un Accidente mortal).

CAMARÓN DE LA ISLA. CAMARÓN. MÚSICA. CAMARÓN ACCIDENTE. MINI ROJO. ACCIDENTE COCHE CAMARÓN.

,

Museos. El Instituto The Clark de Massachusetts. Obra del arquitecto Japonés Tadao Ando.

Foto. Vista del museo desde el lago. Vía internet.

¡UNA PAREJA RICA, ENAMORADA, Y AMANTE DEL ARTE!

FRANCINE, ROBERT, Y EL INSTITUTO THE CLARK DE MASSACHUSETTS

Todo empezó cuando la actriz francesa Francine Clary, a principios del pasado siglo, conoció al industrial americano, Robert Sterling Clark, cuando este realizaba un viaje de carácter profesional. Él poseía una inmensa fortuna, no en vano era el heredero de la empresa Singer Corporation, (La famosa máquina de coser Singer doméstica de nuestras madres), Francine era madre soltera.  Después de casi 2 años de noviazgo, deciden casarse (1919, los dos enamorados eran unos apasionados, del mundo del Arte y la Cultura.

image

Palco en el teatro. 1880. Renoir. Uno de los cuadros de la colección de Robert y Francine.

COLECCIONISTAS

Los Clark a lo largo de su vida lograron acumular una enorme cantidad de Obras de Arte. Era tanto el volumen que el rico magnate y la guapa actriz decidieron aunar en un museo todas su obras, y así lo hicieron en 1955, (un año antes del fallecimiento de Robert Sterling), en la ciudad de Williamstown, situada, entre Nueva York y Boston. El museo, por fin, acoge y mantiene unida, su colección para el mundo del arte.

image

Roberto Sterling & Francine Clary.

En 2014 el museo ha sido ampliado (10 años de trabajo, y 145 millones de dólares), con un nuevo edificio, obra del arquitecto japonés Tadao Ando… «En Arquitectura, quiero que el mensaje se enfoque en la Naturaleza».

Un lago artificial es el nexo de integración de los tres edificios. En el frío invierno de Massachusetts, cuando el lago se hiele, será una pista de patinaje para los visitantes. El bello entorno lo componen 56 hectáreas de naturaleza para disfrute del público.

Diez años ha tardado el arquitecto nipón, en terminar la obra; diez años, en los que se ha sabido rodear de un amplio equipo de profesionalesl para la construcción del flamante edificio, y la remodelación, de los dos ya existentes.

image

Interior del museo.

Tadao Ando es un artista autodidacta, nunca realizó estudios académicos. Su formación la obtiene de sus lecturas y viajes.

BELLEZA POÉTICA

Su personal sello, está basado, en la naturaleza, el agua, la meditación, y  la espiritualidad.

«El espacio puede ser una fuente de inspiración». Tadao Ando

Los interiores que proyecta, están poseídos por  la luz; son nirvanicos espacios, remansos de sosiego, tranquilidad, y aislamiento…, «minimalismo diáfano»… Belleza poética.

image

Uno de los interiores del museo.

El The Clark Institute, contiene una soberbia colección de obras de arte del siglo XIX, tanto americanas, como europeas. Corot, Millet, Manet, Monet, Degas, Renoir, Gauguin, Turner, Goya etc.  Un amplio catálogo de magnificas pinturas impresionistas, y del Quatrocento Italiano.

image

La Virgen y el Niño Rodeados de Cuatro Ángeles. Piero della Francesca. Una de las joyas del Museo.

Museos. El Instituto The Clark de Massachusetts. Obra del arquitecto Japonés Tadao Ando.

 Museos. Instituto The Clark de Massachusetts. Tadao Ando. Arquitectura.