Autores

Entradas

, ,

Literatura. El Retrato de Dorian Gray. Oscar Wilde. Nos detendremos en la Belleza

El artista en su estudio. (1865/6). James Abbott McNeil Whistler.

El pintor Basil Hallward, pintor, pinta un retrato, el modelo es de una explícita  juventud y una belleza sublime. Se trata del joven Dorian Gray. Basil tiene un amigo (Henry Wotton), al que le cuenta perturbado, algo extraordinario, le está realizando un retrato a un bello joven, e impresionado, piensa, que el cuadro como se encuentra en ese momento es ya incuestionablemente, una obra maestra, y faltan aun, sesiones de posado, cuando, él ya presiente, que no podrá volver a realizar nunca nada ni siquiera parecido.

Literatura. El Retrato de Dorian Gray. Oscar Wilde. Wilde. Novela.

Henry aparece en casa de Basil estando Henry ( intrigado), aun en ella, y comienza así tan faustica historia…

The Picture of Dorian Gray. El Retrato de Dorian Gray. (1890). Fragmento.

HENRY >>La gente dice a veces que la Belleza es solo superficial. Tal vez así sea. Pero, al menos , no es tan superficial como el Pensamiento. Para mí, la Belleza es la maravilla de las maravillas. Solo la gente muy superficial no juzga por las apariencias. El verdadero misterio del mundo es lo visible, no lo invisible.
>>Si, señor Gray, los dioses han sido benévolos con usted. Pero lo que los dioses nos dan rápidamente nos lo arrebatan. No tendrá más que unos pocos años en los que vivir de verdad. Cuando su juventud se vaya, su Belleza desaparecerá con ella y, entonces, de repente, descubrirá que no le quedan triunfos o tendrá que contentarse con esos pingües triunfos que el recuerdo de su pasado hará más amargos que las derrotas. Cada mes que declina lo acerca a usted más a algo terrible. El tiempo tiene celos de usted, y lucha encarnizadamente contra sus lirios y sus rosas. Su piel se volverá amarillenta, se hundirán sus mejillas y el brillo de sus ojos se apagará. Sufrirá horriblemente.
>>Sea consciente de su juventud mientras la posee. No malgaste el oro de sus días escuchando al tedioso, intentando remediar el fracaso sin esperanza ni entregando su vida al ignorante, al ordinario ni al vulgar, que son las metas, los falsos ideales de nuestro tiempo. ¡Viva! ¡Viva la vida maravillosa que hay en usted! Que nada se pierda. Vaya siempre en busca de nuevas sensaciones. No le tenga miedo a nada.

Es la única novela que escribió el genial autor irlandés. Fue censurada primeramente por el director de la revista en que se publicó, y autocensurada posteriormente por el escritor (contenía una clara atmósfera homoerotica que la sociedad victoriana no podía tolerar), un año después en lo que será su primera edición en libro de la obra.

Wilde, declaró sobre los personajes de la obra… “Basil Hallward es lo que creo ser; lord Henry Wotton, lo que el mundo cree que soy; Dorian Gray, lo que quizá me hubiera gustado ser en otro tiempo”.

Literatura. El Retrato de Dorian Gray. Oscar Wilde. Nos detendremos en la Belleza.

Literatura. El Retrato de Dorian Gray. Oscar Wilde. Wilde. Belleza. Escritores. Escritor. Novela. Juventud.

,

Literatura. Roderick Hudson. Henry James. Es el arte lo que da vida, da interés, da importancia

Piazza della Signoria. Florencia. Giuseppe Zocchi.

Henry James. Nueva York, 15 de abril de 1843. Londres 28 de febrero de 1916, de un derrame cerebral. Escritor y critico literario.

<<Es el arte lo que da vida, da interés, da importancia, y no conozco ningún sustituto de la fuerza y belleza de su proceso>>. Henry James

RODERICK HUDSON

Es una novela ambientada en Italia (Florencia, Roma, Venecia…). Un escultor apasionado por su arte, un mecenas, una madre, una prometida, y un gran amor se conjugan con paisajes y ciudades, con dilemas morales, amistad y sufrimiento.

A continuación un delicioso fragmento de lo que fué la segunda novela que escribió Henry James. Fue publicada primeramente por entregas en la revista Atlantic Monthly en 1875, y un año después en forma de libro. Henry James la primera novela, (consideraba la primera Watch and Ward, como un ejercicio de juventud).

RODERICK HUDSON. Fragmento.

Las noches eran frías y nuestros amigos, junto a tres o cuatro residentes ocasionales, se sentaron en el interior frente a un fuego de grandes troncos. Incluso con Roderick sentado malhumoradamente en el circulo exterior de sobras, formaban un pequeño y amable grupo, y centraron su atención en los dibujos de Singleton, mientras éste los colocaba en la esquina de la chimenea, sonrojado y comentándolos, con los pies sobre los travesaños de la silla. Había estado desplazándose a pie durante seis semanas, y se alegraba de descansar por un tiempo en Englelthal. Se trataba de un reposo frugal, sin embargo, porque cada mañana salía con sus útiles de dibujo a la espalda, en busca de temas para nuevos bocetos. Después de la primera noche, la hilaridad de Roderick había remitido, y observaba la tranquila actividad del pequeño pintor con una seriedad casi pasmosa. Singleton, que no estaba al tanto de las desgracias personales de Roderick, todavía lo trataba con tímida franqueza como la estrella emergentes del arte americano. Al principio, Roderick había comentado a Rowland que Singleton le recordaba a un curioso insecto con un notable instinto mecánico en sus antenas; pero con el discurrir de los días se hizo evidente que la infatigable actividad del modesto paisajista adquirió un significado opresivo para él. Le indicaba una ética, y Roderick solía sentarse y engañar a la ética al verla representada en la espalda encorvada de Singleton, en las calientes laderas que asomaban por debajo de su paraguas blanco. Un día, Roderick ascendió por una larga pendiente y lo dejó atrás mientras aquėl estaba sentado trabajando; Singleton relató después el episodio a Rowland, quien, después de haberle dado en Roma una pista sobre los desatinos de Roderick, se había reservado de manera estricta su propia opinión.
-¿Eres siempre así? -dijo Roderick, con un acento casi sepulcral.
-¿Así? -repitió Singleton, parpadeando confuso y con la conciencia asustada.
-Me recuerdas a un reloj que nunca se queda sin cuerda, si se escucha con atención siempre se oye tu tic-tac, tic-tac.
-Ah, entiendo -dijo Singleton, sonriendo ingenuamente-. Soy muy constante.
-Eres muy constante, si. ¿Y encuentras placentero ser constante?
Singleton se volvió y sonríó de manera más abierta, mientras extraía el agua de su pincel de pelo de camello. Entonces, con una reavivada conciencia de su deuda hacia una providencia que le había dotado de unas cualidades innatas, exclamó:
-¡Oh delicioso!
Roderick permaneció de pie mirándolo durante un instante.
-¡Maldición! -dijo finalmente de manera solemne, y le volvió la espalda.

Literatura. Roderick Hudson. Henry James. Es el arte lo que da vida, da interés, da importancia.

Literatura. Roderick Hudson. Henry James. Novela. Arte. Escultor. Escritores. Escritor. Novelista.

,

Charles Baudelaire. ¡Ya! – El “Spleen de París” o los “Pequeños Poemas en Prosa”.

image

Ilustración, by TbArt.

CHARLES BAUDELAIRE

El “Spleen de París” o los “Pequeños Poemas en Prosa”

“¡YA!”

Por cien veces había salido ya el sol, radiante o entristecido, de la inmensa cuba del mar, cuyos bordes apenas se dejan entrever; por cien veces se había vuelto a sumergir, centelleante o taciturno, en su inmenso baño de la noche.

Desde hacía muchos días podíamos contemplar el otro lado del firmamento y descifrar el alfabeto celeste de las antípodas. Y cada uno de los pasajeros gemía y gruñía. Se hubiera dicho que la proximidad de la tierra exasperaba un sufrimiento.

– ¿Cuando (decían) dejaremos de dormir un sueño sacudido por las olas, turbado por un viento que ronca más intensamente que nosotros? ¿Cuándo podremos comer una carne que no esté salada, como el infame elemento que nos lleva? ¿Cuando podremos hacer la digestión en un sillón inmóvil?

Los había que pensaban en su hogar, que añoraban a sus fieles y freaticas mujeres, y a su chillona prole. Estaban todos tan enloquecidos por la imagen de la tierra ausente, que me parece que hubiesen comido hierba con más entusiasmo que las bestias.

Finalmente se avistó la orilla; y vimos al acercarnos, una tierra magnifica, deslumbrante. Parecía que la música de la vida se desprendiese de ella en un vago murmullo y que de aquellas costas, ricas en todo tipo de verdor, se exhalara en varias lenguas un delicioso aroma de flores y de frutos.

Pronto cada uno estuvo alegre, abdicando todos de su mal humor. Todas las peleas fueron olvidadas, perdonados los errores recíprocos; los duelos concertados quedaron borrados de la memoria, y los rencores se desvanecieron como el humo.

Yo sólo estaba triste, inconcebiblemente triste. Parecido a un sacerdote  al que despojasen de su divinidad, no podía, sin una dolorosa amargura, desprenderse de aquel mar tan monstruosamente seductor, de aquel mar tan infinitamente variado en su infinita sencillez, y que parece contener en sí, al tiempo que representar con sus juegos, su porte, sus cóleras y sus sonrisas, los humores, agonías y extasis de cuantas almas han vivido, viven y vivirán.

Al decir adiós a aquella belleza incomparable, me sentía abatido hasta la muerte, por lo cual, cuando uno de mis compañeros dijo: “¡Por fin!”, yo sólo pude gritar:”¡Ya!”

Pero era la tierra, la tierra con sus ruidos, sus pasiones, sus comodidades, sus fiestas; era una tierra rica y magnífica, llena de promesas, que nos enviaba un maravilloso perfume de rosas y de almizcle y de la que las músicas de la vida nos llegaban en amoroso murmullo.

CHARLES BAUDELAIRE. ¡YA!. EL “SPLEEN DE PARÍS” O LOS “PEQUEÑOS POEMAS EN PROSA”.

Literatura. Charles Baudelaire. Baudelaire. Escritores. El Spleen de París.

 

, ,

Literatura. La llegada de Federico García Lorca a Madrid

Federico García Lorca. (1914).

En 1914 el joven García Lorca (16 años), se matriculó en la universidad de la ciudad de Granada, ya mucho tiempo antes coronada por una Alhambra hermosa, y paciente, inscribiéndose en ella, en las trilladas materias de Filosofía y Letras, y Derecho. Cinco años antes los Garcia Lorca, se habían mudado de la ciudad donde el poeta nació, Fuente Vaqueros, pues la familia quería, ansiaba, otros horizontes más amplios, y gozaba desahogada, de una buena posición económica de hacendados burgueses.
Pronto las dotes artísticas de García Lorca lo engancharon por el oído, y la música (realizó estudios de piano), fué entonces su primer y mayor interés artístico, sin embargo los vientos siempre caprichosos rolaron hacia la poesía. El talento del granadino enseña temprano las orejas y pronto se habló de él en las vanguardias artísticas de las tertulias del Café Alameda (antes, Gran Café Granada), donde se reunían, los bohemios, activos, y divertidos jóvenes de “El Rinconcillo”, mas también en El Centro Artístico y Literario de Granada, y más tarde, y entre otros muchos, en el conocimiento influyente del rondeño, Fernando de los Ríos (político, y ministro socialista), y el gran músico y compositor gaditano Manuel de Falla, al que posteriormente le uniría una gran amistad, pues Falla residió en Granada desde 1920, hasta su exilio argentino en 1939, ya había conocido y admirado el gaditano, por primera vez la ciudad en 1915, y actuado en ella solo un año después en la Alhambra.

GARCÍA LORCA CONQUISTA MADRID

Pero la tan querida Granada ahogaba al Lorca escritor y el poeta de la vega del Genil, lucha desde muy temprano, por establecerse en Madrid, su objetivo era el éxito, su residencia en la capital, estaba ya planeada y era una condición que no cambiaría por nada del mundo, sería, La Residencia de Estudiantes, una institución dorada, llena de talento. García Lorca, escribiría sobre este punto… “Así pues, hasta que tenga una habitación sola en la Residencia no voy a Madrid… ¡Que pena!” Su padre no quería que Federico abandonara Granada, pero finalmente, aceptó escuchar los consejos de Fernando de los Ríos, que acabó convenciendo al viejo hacendado, de la necesidad de satisfacer el genio de Lorca, al que su querida ciudad se le quedaba pequeña. Así pues García Lorca, viaja a Madrid en 1919, sus comienzos no fueron difíciles, al principio de su llegada, no exenta de expectación en los círculos intelectuales madrileños, le ayudan mucho las cartas de recomendación que lleva con él, y también, sus inquietos amigos del “Rinconcillo”, que como él, ahora residen en la capital de España. Enseguida Federico se siente como en casa, y se encuentra pletórico e ilusionado. Juan Ramón Jiménez al que el inefable Fernando de los Ríos recomienda al poeta, escribe al político, informándole, “Querido Fernando, su poeta vino a verme causándome una excelentísima impresión, me parece que tiene un gran temperamento y la virtud esencial, a mi juicio, en el arte: entusiasmo. Me leyó varias composiciones muy bellas, un poco largas quizá, pero la concisión vendrá ella por si sola. Sería muy grato para mi no perderlo de vista”. Entusiasmo y simpatía era algo el poeta granadino poseía, y regalaba. Lorca posteriormente gracias a su talento, colaboraría en la revista Índice, la aún bisoña publicación del dulce autor de Platero y Yo.
Así el joven poeta granadino pronto se situó en un lugar destacado de las vanguardias artísticas de la ciudad de la villa y corte. Pero… Como a Wilde, se le amaba o se le odiaba y su vida también como la del poeta irlandés, terminaria pronto en tragedia.

Literatura. La llegada de García Lorca a Madrid

Literatura. García Lorca. Federico García Lorca. Lorca. Poesía. Poetas. Escritores. Granada. Madrid.

,

Literatura. El Retrato de Dorian Gray. Oscar Wilde. Terror Gótico

EL TESORO DE BUBU. (2010). ALBERTO GARCÍA-ALIX

The Picture of Dorian Gray (El Retrato de Dorian Gray o El Cuadro de Dorian Gray). 1890. Oscar Wilde.
Novela. Terror Gótico.

Glosa el valor intrínseco de la juventud y de la belleza. Muestra la decadencia de una sociedad (la victoriana) enferma de cinismo, y aferrada a las formas, los convencionalismos, y a la condena. La novela dio que hablar, en ella existe una relación entre amigos que deja entrever, algo más que una amistad. La novela es así tristemente utilizada en el juicio contra O W, ( O. W. Es juzgado y condenado a 2 años de trabajos forzados por actos deshonestos), partes de la misma son leídas públicamente en la celebración del horrible pleito, como prueba de la homosexualidad del escritor, un delito que entonces llevaba aparejado un gemelo carcelario.

La novela nos cuenta una historia llena de belleza dañada de enfermas miasmas putrefactas. Las dos caras de una misma moneda el Ying y el Yang…

Un pintor pinta un cuadro que enseguida se revela cómo su obra cumbre, su obra maestra. Pero no sabe que todos sufrirán por ello, todos pagaran un alto precio. En cuanto a las formas, todo comienza de manera amena y elegante todo es paz y Zen, pronto estallara la tormenta y entonces lo podrido se podrá ver claramente, saldrá a la superficie, y es repugnante. Ni siquiera el bello y joven Dorian el retratado tan pagado de si mismo, recibe un mínimo presagio, así, sin hacer un juramento ni una petición formal, comenta, que daría lo que fuera por permanecer siempre joven (Fausto se muestra pronto), Dorian Gray, imcluso llega a besar sus propios labios en la pintura de su retrato. Dorian cautivado, se mira en el manso lago, y absorto observa su bello rostro reflejado en el agua clara ¡Podía estarse así eternamente! Pero no…, ¡Él necesita reconocimiento!

Personajes de la novela: Basil: Hallward, pintor y amigo de Dorian
Lord Henry Wotton, amigo crapula de Dorian y Hallward
Dorian Gray, protagonista de la novela.

El pintor sabe que ha creado luna gran obra maestra, y que este magnifico logro, se lo debe en gran parte a Dorian, entonces en el salón de su casa en la que también se encuentra su amigo lord Henry, enseña emocionado el cuadro aun fresco a su amigo, a su joven y bello modelo… Veamos lo que sucede entonces.

EL RETRATO DE DORIAN GRAY. (Fragmento),

-¿No te gusta? -Exclamó Hallward al fin, un tanto herido por el silencio del muchacho y sin, entender lo que este hecho significaba.
Por supuesto que le gusta -dijo lord Henry-. ¿A quién no le gustaría? Es una de las cumbres del arte moderno. Te daré lo que me pidas por él. Tiene que ser mío.
-No es de mi propiedad, Harry.
-A quien pertenece?
-A Dorian por supuesto.
-Es alguien muy afortunado.
-¡Que triste es! -Murmuró Dorian con la vista aún clavada en su propio retrato-. ¡Que triste es! Me haré viejo, desagradable, y repulsivo. Pero este retrato seguirá siendo siempre joven. Nunca será más viejo que en este día de junio. ¡Ojalá fuera al revés! ¡Que yo pudiera ser siempre joven y el cuadro el que fuera envejeciendo! ¡Así es; no hay nada en el mundo que no diera a cambio!
A ti no te gustaría demasiado ese acuerdo, Basil -Exclamó lord Henry riendo-, Serían líneas muy duras para ti.
-Me opondría muy encarecidamente, Harry.
Dorian Gray se volvió y lo miró.
-Creo que lo harías, Basil. Pones tu arte por encima de tus amigos. No soy para ti más que una estatua de bronce. Quizás menos que eso, me atrevería a decir.
Hallward miraba estupefacto. Era tan impropio de Dorian hablar así. Que había ocurrido? Parecía casi furioso. Tenía el rostro encendido y las mejillas le ardían.

Literatura. El Retrato de Dorian Gray. Oscar Wilde. Terror Gótico.

Escritores. Novela. Terror Gótico. El retrato de Dorian Gray. Oscar Wilde. Wilde. Literatura. Belleza. Juventud. Retrato. Fausto. Narcisismo. Arte.