Entradas

,

Stéphane Mallarmé. Nómbrame.. Porque son tus sonrisas frambuesa un travieso rebaño de corderos. Fútil Beneplácito. Poesía.

Retrato de Stéphane Mallarmé. Edouard Manet. 1876.

STÉPHANE MALLARMÉ. París 19 de marzo de 1842. París 9 de septiembre de 1898.

Su madre fallece cuando él tenía siete años de edad, sus abuelos se hacen cargo del pequeño huérfano. Asiste a la escuela en París, después estudia el idioma inglés del que espera ser profesor algún día. A los 20 años conoce a una chica alemana, María Gerhard, con la que se iría a vivir a Londres. Se casan al año siguiente en la brumosamente bella capital del Támesis. Después de su regreso a Francia con el título de profesor bajo el brazo comienza a trabajar como profesor de inglés en diferentes institutos.

1866. Por primera vez se publican una decena de sus poemas.

1867. Alrededor de su figura se concentra lo más granado de la intelectualidad parisina, escritores, artistas, pensadores, pintores, músicos. STÉPHANE MALLARMÉ, en su salón literario se convierte en un faro que ilumina PARÍS, y la vida cultural parisina durante algunos años. Así es como el poeta entiende su quehacer…

“Lo que yo quiero es pintar no la cosa, sino el efecto que produce”, por lo cual el verso no debería componerse de palabras, sino de intenciones, y todas las palabras borrarse ante la sensación.

RESONANCIAS. RENOVACIÓN. RITMO, Y UN VOCABULARIO ENDIABLADO

Su poesía es complicada de traducir y su ritmo extraño, libre y asonante.

En algunos de sus poemas la rima es libre y experimenta con los espacios en blanco y la tipografía (el tipo de letra).

POESIA

Fútil Beneplácito

Por sobre el ganado aturdido de los hombres
¡Princesa, cómo envidio la suerte de esa Hebe
que de la taza sube hasta tus labios grana!
Mas quien no es ni aún abate, ni a desear se atreve
ver su desnudo en rosa sobre tu porcelana.

Yo no soy el cojín que dibuja tu codo
ni el carmín de tus labios, ni tu borla empolvada,
ni tu lindo abanico… Mas si a pesar de todo
me has mirado tú, rubia por orfebres peinada,

nómbrame… porque son tus sonrisas frambuesa
un travieso rebaño de corderos, Princesa,
que parecen corazones, rumian almas sumisas.

Nómbrame… y que Cupido alado de un extraño
abanico me pinte cuidando tu rebaño…
Princesa, nómbrame pastor de tus sonrisas.

Stéphane Mallarmé. Traduccion de Mauricio Bacarisse.

Stéphane Mallarmé. Nómbrame.. Porque son tus sonrisas frambuesa un travieso rebaño de corderos. Fútil Beneplácito. Poesía.

STÉPHANE MALLARMÉ. ESCRITORES. POESÍA. FÚTIL BENEPLÁCITO. LITERATURA. MALLARMÉ.

 

 

,

Boris Vian. “El arrancacorazones”, Me proporcionan la barca y me pagan con vergüenza y oro.

BORIS VIAN

BORIS VIAN. DIBUJO By TbArt

Boris Vian. París 1920 – 1959.

El arrancacorazones es una novela llena de un surrealista humor negro, en ella Boris Vian, satiriza con su literatura los comportamientos estereotipados, que a menudo trata de imponermos la sociedad. Boris Vian proclama un acto de rebeldía contra cualquier forma de alienacion humana, como a veces pueden ser, el trabajo, la religion o el aburrimiento.

image

Boris Vian. 1950. Foto de Roland d’Ursel.

El arrancacorazones.1953.

El protagonista es Jacquemort, un psiquiatra que habita un lugar surrealista, en un Ambiente Mágico. El médico sale al encuentro de pacientes, para asi poder sentir, (Jacquemort está vacío de sentimientos pues carece de emociones), aunque sea en los demás, lo que para él está vedado.

image

Estudio del Papa Inocencio x de Velázquez. 1953. Francis Bacon/Contemporáneo.

Los sucesos acaecen de la siguiente manera… El doctor está pasando unas vacaciones, acaba de llegar al poblado.

Ángel y Clementine, vecinos de la aldea donde se encuentra Jacquemort felizmente esperan descendencia, casualmente, el doctor pasa por la puerta de la vivienda de Clementine, cuando esta se pone de parto. Al no haber más médico en el pueblo, Jacquemort aunque es psiquiatra, asiste a la asustada Clementine en el alumbramiento. Ángel y Clementine son padres de trillizos. (Joël, Noël, y Citroën).

Después del parto, Angel (marido de Clementine), agradecido, ofrecerá a Jacquemort la hospitalidad de su vivienda y el trastornado médico aceptará.

Dias más tarde del acontecido suceso… Jacquemort que se muestra peligrosamente encantador se dirige raudo a la iglesia con la intención de visitar al cura para hablar sobre la ceremonia del domingo, pues ese señalado dia, debe oficializarse el bautizo de los trillizos.

Se dirigía a la iglesia Jacquemort, para ello tuvo que rodear el Arroyo Rojo, cuando súbitamente, apareciendo de la nada, vió una pequeña barca, y en ella a su barquero.

Prepárense, comienza el relato, les dejo con una mínima muestra, de la grandeza de este original escritor insuficientemente valorado…

NOVELA. EL ARRANCACORAZONES. 1953.

Estaba trabajando, dijo el hombre. La gente tira las cosas muertas al agua para que yo las recoja. Con los dientes. Me pagan por eso.

Pero si una red serviría dijo Jacquemort. Sentía una especie de inquietud, como si estuviera hablando con alguien de otro planeta. Sensación que todos conocemos, claro está, claro está.

Tengo que recogerlas con los dientes, dijo el hombre. Lo que esta muerto o lo que está podrido.

La gente lo tira para eso. A veces dejan que las cosas se pudran sólo para poder tirarlas.

Y tengo que recogerlas con los dientes. Para que me revienten en la boca. Para que me infecten la cara.

¿Y le pagan mucho por eso? Preguntó Jacquemort.

Me proporcionan la barca, dijo el hombre y me pagan con vergüenza y oro.

Al oír la palabra Vergüenza, Jacquemort no pudo evitar una expresión de disgusto, que en seguida lamentó.

Tengo una casa, dijo el hombre, que se había percatado del gesto de Jacquemort y sonreía.

Me dan de comer. Me dan oro. Mucho oro. Pero no lo puedo gastar. Nadie quiere venderme nada. Tengo una casa y mucho oro, pero tengo que digerir la vergüenza de todo el pueblo.

Me pagan para que tenga remordimientos en su lugar.

Por todas sus maldades e impiedades. Por todos sus vicios. Por sus crimenes. Por la feria de viejos. Por los animales que torturan. Por los aprendices.

Por todas las inmundicias.

Boris Vian. “El arrancacorazones”. Me proporcionan la barca y me pagan con vergüenza y oro.

El arrancacorazones. Boris Vian. Literatura. Escritores. Jacquemort. Tomás Bartolomé.

, ,

Fotografía. By Tb Art. El Artista. Oscar Wilde. “Y en el mundo no habia más bronce que el de aquella estatua”.

image

Foto. By TbArt.

Artista. Produce y crea obras de arte.  Del latín ars, artis. Capaz de crear… crear volúmenes, conformar espacios.

El Artista

Un día nació en su alma el deseo de modelar la estatua del «Placer que dura un instante».

Y marchó por el mundo para buscar el bronce, pues sólo podía ver sus obras en bronce.

Pero el bronce del mundo entero había desaparecido y en ninguna parte de la tierra podía encontrarse, como no fuese el bronce de la estatua del «Dolor que se sufre toda la vida».

Y era él mismo con sus propias manos quien había modelado esa estatua, colocándola sobre la tumba del único ser que amó en su vida.

Sobre la tumba del ser amado colocó aquella estatua que era su creación, para que fuese muestra del amor del hombre que no muere nunca y como símbolo del dolor del hombre, que se sufre toda la vida.

Y en el mundo entero no había más bronce que el de aquella estatua.

Entonces cogió la estatua que había creado, la colocó en un gran horno y la entregó al fuego.

Y con el bronce de la estatua del «Dolor que se sufre toda la vida» modeló la estatua del «Placer que dura un instante».

Oscar Wilde

“Lo único que consuela a los hombres por las estupideces cometidas, es el orgullo de realizarlas”

O.W

Fotografía. By Tb Art. El Artista. Oscar Wilde. “Y en el mundo no habia más bronce que el de aquella estatua”.

LITERATURA. El ARTISTA. OSCAR WILDE. ESCRITORES. WILDE. ARTISTA. ESCULTURA. PLACER. DOLOR.

 

, ,

Literatura. Leyendas. Los ojos verdes. Gustavo Adolfo Bécquer.

Retrato de Gustavo Adolfo Bécquer. (1862). Valeriano Bécquer (su hermano, 2 años mayor que él). El padre de ambos, fue el también pintor, José Domínguez Bécquer. Eran 7 hermanos. Cuando Gustavo Adolfo Bécquer, tenía 10 años, ya eran huérfanos de padre y madre.

Gustavo Adolfo Bécquer. Sevilla 17 de Febrero de 1836. Madrid, 1870, de tuberculosis a los 34 años de edad. Uno de los más importantes y leídos escritores españoles. Cultivó la poesía donde alcanzó, la más altas cimas del Romanticismo. Su prosa  también es de una calidad excepcional.

HORFANDAD Y MUERTE

Huerfano muy pronto. Solo tenía 5 años cuando José María Domínguez, su padre, que era pintor y descendía de la nobleza holandesa fallecía, a la temprana edad de 35 años, Bécquer tenía 7 hermanos; de ellos él era de los más jóvenes, había nacido el quinto. Cuando murió su madre, Joaquina Bastida, nuestro protagonista era un niño, de tan solo 10 años. Cuando falleció Gustavo Adolfo Bécquer, tempranamente,  todos su hermanos menos, 2 ya habían abandonado mortalmente, la fugaz vida terrenal.

image

Gustavo Adolfo Bécquer en su lecho de muerte. Vicente Palmaroli. Óleo de 1870 el año de su deceso.

El escritor español del Romanticismo que más nos aportó a todos en el arte del amor, tacañamente, solo estuvo entre sus contemporáneos 34 años, y enseguida después de su fallecimiento, sus espirituales versos se hicieron universales, y pasaron…, de boca a boca, de corazón, a corazón.

Los primeros estudios los realizó Gustavo Adolfo Bécquer, en San Antonio Abad y después, y con la intención de ser marino, en San Telmo, pero el colegio cerró, y el rumbo de los vientos siempre caprichosos rolaron sibitamente, en otra dirección. Bécquer, tras la muerte de su madre se había quedado huérfano de padres, y los diferentes hermanos y él mismo, se dispersaron y acomodaron, en otros lugares…, en otras vidas.

MANUELA MONEHAY, ÁNGEL Y MADRINA

Su madrina, se había casado en la madurez tardía y no tenía hijos, poseía un comercio; Manuela era una mujer culta, no en vano poseia una extensa biblioteca, donde nuestro joven Bécquer incansable, pudo leer durante unos dos años, todo lo que le permitió la dictadura del tiempo. Primeramente Manuela Monehay, creyó  que lo más conveniente para su ahijado, era que aprendiera el oficio que ella misma realizaba, mas pronto se dio cuenta, de que el muchacho no era de su mismo parecer, y teniendo en cuenta la ocupación del ya extinto padre, decidió matricularle en clases de pintura con Cabral Bejarano, pero Bécquer pronto abandonaría esta formación, para irse al estudio de pintura de su tío Joaquín, tambien pintor .

BÉCQUER POETA

Las clases de pintura en el taller de su tío Joaquín fueron decepcionantes, y al no satisfacer sus propias expectativas, y bajo los auspicios de su tío, que un día le dijo, ” Tu no serás nunca un mal pintor sino un mal literato”, Bécquer, decidió abandonar definitivamente,  los pinceles por la literatura. En  uno de sus paseos con sus amigos por la vega del Guadalquivir, empezó en él un pensamiento muy fuerte, una revelación y una obsesión recurrente, la de marchar a Madrid y conquistar allí, con la literatura. los laureles del éxito…

-“Cuando yo tenía catorce o quince años, y mi alma estaba enchida de deseos sin nombre, y de esa esperanza sin limites, que es la más preciada joya de la juventud, cuando yo me juzgaba poeta”

Y sí, se hizo poeta, y de los más grandes, pero no solo escribió poesia. Seguidamente os mostraré, una pequeña muestra de la enorme categoría de Gustavo Adolfo Bécquer, también como prosista.

LEYENDAS. LOS OJOS VERDES. Herido va un ciervo que escapa. (Escena, Fragmento).

LOS OJOS VERDES

-¡Alto… !  ¡ Alto todo el mundo ! – gritó Iñigo entonces -. Estaba de Dios que había de marcharse.

Y la  cabalgata se detuvo, y enmudecieron las trompas, y los lebreles refunfuñando, dejaron la pista a la voz de los cazadores. En aquel momento se unía a la comitiva el héroe de la fiesta, Fernando de Argensola, el primogénito de Almenar.

¿Que haces? – exclamó, dirigiéndose a su montero, y, en tanto, ya se pintaba el asombro en sus facciones, ya ardía la cólera en sus ojos. – ¿Que haces imbecil?  ¡Ves que la pieza está herida, que es la primera que cae por mi mano, y abandonas el rastro y la dejas perder para que vaya a morir en el fondo del bosque! ¿Crees acaso que he venido a matar ciervos para festines de lobos?

– Señor – murmuró Iñigo entre dientes – es imposible pasar de este punto.

–  ¡Imposible! ¿Y por qué?

– Porque esa trocha – prosiguió el montero – conduce a la fuente de los Álamos, en cuyas aguas habita un espíritu del mal. El que osa enturbiar su corriente, paga caro su atrevimiento. Ya la res habrá salvado sus márgenes; ¿cómo la salveréis vos sin atraer sobre vuestra cabeza alguna calamidad horrible? Los cazadores somos reyes del Moncayo, pero reyes que pagan un tributo. Pieza que se refugia en esa fuente misteriosa, pieza perdida.

–  ¡Pieza perdida! Primero perderé yo el señorío de mis padres, y primero perderé el ánima en manos de Satanás, que permitir que se me escape ese ciervo, el único que ha herido mi venablo, la primicia de mis excursiones de cazador… ¿Lo ves… ?, ¿lo ves … ? Aún se distingue a intervalos desde aquí… las piernas le fallan, su carrera se acorta; déjame … déjame… suelta esa brida, o te revuelco en el polvo… ¿Quién sabe si no le daré lugar para que llegue a la fuente? Y, si llegase, al diablo ella, su limpidez y sus habitantes.

¡Sus, “Rélampago”! ¡Sus, caballo mío! Si lo alcanzas, mando engarzar los diamantes de mi joyel en tu serreta de oro.

Caballo y jinete partieron como un huracán.

Iñigo los siguió con la vista hasta que se perdieron en la maleza; después volvió los ojos en derredor suyo; todos, como él, permanecían inmóviles y consternados.

El montero exclamó al fin :

– Señores, vosotros lo habéis visto;  me he expuesto a morir entre los pies de su caballo por detenerle. Yo he cumplido con mi deber. Con el diablo no sirven valentías. Hasta aquí llega el montero con su ballesta; de aquí en adelante, que pruebe el capellán con su hisopo.

Siempre quiso escribir  Bécquer, LOS OJOS VERDES  y no solo escribir, también pensó que un día quería pintar aquello que había escrito. Desgraciadamente, no pudo ser.

Literatura. Leyendas. Los ojos verdes. Gustavo Adolfo Bécquer.

Literatura. Gustavo Adolfo Bécquer. Bécquer. Escritores. Leyendas. Los ojos verdes. Romanticismo.

, ,

Literatura. Miguel de Cervantes preso en Argel. Todos los hombres sufrían en aquel horrible cautiverio en el que no era poco frecuente perder una oreja la nariz, una mano, o sencillamente morir empalado o en la horca.

image

Miguel de Cervantes. No existe ningún retrato de su imagen real.

Literatura. Miguel de Cervantes preso en Argel. Todos los hombres sufrían en aquel horrible cautiverio en el que no era poco frecuente perder una oreja la nariz, una mano, o sencillamente morir empalado o en la horca.

image

Miguel de Cervantes. 1583/41. Aprox. ¿Juan de Jáuregui?

Miguel de Cervantes. Alcalá de Henares. 29 de septiembre de 1547. Madrid. 22 de Abril de 1516.

Después de los años de servicio en el ejército al que se alistó huyendo de la justicia (En un duelo, murió su rival), exiliándose en Roma, 1569, y de su valiente participación en la Batalla de Lepanto 1571, en la que fué herido de disparos de arcabuz en la mano (desde entonces la tendría engarrotada),  y el pecho; Cervantes era un avezado marino que  ya conocía las fatigas que acarreaban la abnegada mar y la vida de soldado.
Nuestro protagonista regresaba por fin a casa; viajaba a bordo del Sol desde la Península Itálica a la Península ibérica; apenas había transcurrido una semana de navegación tranquila, cuando una gran tormenta los separó del convoy de barcos con los que navegaba, e irremisiblemente fué a parar a la costa francesa de Las 3 Marías; finalmente, cuando se encontraban al pairo, dos galeotas turquescas salieron de una escondida y cercana cala haciendolos prisioneros, no sin antes producirse una feroz refriega…

El capitán de la nave murió en el combate. Cervantes que resultó ileso no estaba solo, Rodrigo su hermano también se encontraba en la falúa.

image

Almirante otomano dando ordenes durante un abordaje. Andrea Micheli.

SON HECHOS PRISIONEROS. EN ARGEL ESTÁ EL NEGOCIO.

Cinco largos años van a pasar los dos hermanos al capricho de mercaderes; de brutales hombres sin escrúpulos que trataban a los cautivos como mercancía y mera mano de obra gratuita.

PENSÓ QUE MORIRÍA

Miguel de Cervantes salvó su vida atribuyéndose una supuesta nobleza de personaje importante; las cartas de recomendación de Juan de Austria y el Duque de Sessa que el insigne escritor llevaba encima y que le fueron descubiertas, contribuyeron a esta teoría y Cervantes puesto que era una valiosa mercancía, recibió mejor trato que la mayoría de los cautivos.

Cundo el escritor llegó a Argel cuna de los corsarios islámicos lo hizo encadenado de pies y manos. Hiijo de un barbero cirujano de escasa fortuna Cervantes pensaba que moriría pues sabia que su familia carecía de fortuna y por lo tanto jamás podría pagar su rescate.

image

Navío otomano. 1762. Pieter Brûnniche.

En Argel todo se compra y todo se vende, es un gran emporio comercial que atrae a hacer negocios a una exótica algarabia de mercaderes que comprende todas las razas y religiones.
Una de las mejores mercancías de aquel gran centro comercial eran las vidas humanas y a Miguel de Cervantes le adjudicaron un alto valor, y por lo tanto un alto precio.

Todos los hombres sufrían en aquel horrible cautiverio en el que no era poco frecuente perder una oreja la nariz, una mano, o sencillamente morir empalado o en la horca; todo ello era mostrado en la exótica ciudad como un gran espectáculo público para diversión de los vecinos.

EL CACHÉ DE MIGUEL DE CERVANTES

En aquel Argel capitalista en la que todo era tasado y convertido en dinero, un preso ilustre como creían que era Cervantes valía muchos ducados. Por aquel entonces, los frailes Mercedarios y también los Trinitarios se encargaban de la intermediación con los piratas musulmanes, así como de recoger las limosnas y aportaciones de los familiares y amigos de los cautivos.

Al margen de estas negociaciones se organizaban fugas normalmente financiadas por familiares. Donde aparece el dinero sin contabilizar con transparencia, surge la corrupción, y este mal tan extendido ahora no fue tampoco ajeno en aquellas pasadas y tristes circunstancias.
Cervantes como buen soldado cautivo, intentó la fuga en cuatro ocasiones, pero en ninguna de ellas tuvo éxito, sin embargo, si pudo perder la vida amtes de haber conseguido finalmente su liberación.

Fueron los hermanos de la orden de los Mercedarios los que se encargaron finalmente del rescate de Cervantes y su hermano Rodrigo. La familia del genial escritor vendió todos sus bienes, y el Consejo de las Cruzadas cedió 60 ducados en forma de préstamo.

image

La Batalla de Lepanto. 1572. Paolo Veronese.

Era finales de marzo de 1577 cuando los frailes Mercedarios partieron hacia Argel, allí surgieron problemas,  mientras que Rodrigo (cuyo rescate era más barato) podía quedar libre, los piratas berberiscos no consentían en poner en libertad a Miguel al considerarlo una jugosa presa.

Así pues Rodrigo abandonó el cautiverio mientras su hermano Miguel continuaba en el. Los frailes organizaron otra expediciónes de rescate. El precio de Cervantes que se iba encareciendo, esta vez se fijó en seiscientos ducados.

NO VA MÁS

El tiempo ha ido pasando, a Cervantes se le acaba el crédito  y al pachá la paciencia, el 19 de septiembre de 1580 el genial escritor aparece en escena cargado de cadenas la barba cerrada y con la mano y el brazo izquierdo en  cabestrillo, va a ser utilizado como remero en una  nave que se dirige hacia Costantinopla, donde si llega con vida, será finalmente vendido como esclavo.

Juan Gil un fraile Mercedario que ahora se encarga de la negociación parte raudo hacia Argel con 250 Ducados que aporta la madre de Miguel, doña Leonor, y el Consejo de las Cruzadas, que en esta ocasión aporta 465 ducados. ¡No va más!

CERVANTES REGRESA A CASA

En el último momento cuando el barco está a punto de partir, se produce como suele ser habitual, el último regateo, Juan Gil ofrece 600 ducados por el cautivo; por fin Miguel de Cervantes es liberado.

Cinco días después, el barco en el que regresaba  Miguel de Cervantes arriba en la costa valenciana de Denia, era el 29 de octubre de 1580. Después de 5 largos años de penoso cautiverio en Argel y de 10 años desde que abandonara España huyendo primero de la justicia, y después en pos de una carrera militar Cervantes,manco, pálido, y demacrado, regresaba por fin a España, habían transcurrido nada más, ni nada menos que 15 largos años.

Literatura. Miguel de Cervantes preso en Argel. Todos los hombres sufrían en aquel horrible cautiverio en el que no era poco frecuente perder una oreja la nariz, una mano, o sencillamente morir empalado o en la horca.

Literatura. Miguel de Cervantes. Cervantes. Escritor. Escritores. Cautiverio. Argel.

 

, , ,

Literatura. A un sueño. Poema. Luis de Góngora. Varia imaginación que, en mil intentos, A pesar gastas de tu triste dueño.

image

FOTO BY TBART

Confrontación. Reposo uniforme de un organismo. Somnus, somnífero soñoliento. Camino natural, como natural, debe de ser,  la experiencia personal del inconsciente colectivo… meditación, sueño, y fantasía.

Imaginación activa de Jung . Automanifestaciones de la psique. Fantasías que no suplantan la vida,  porque ellas, son vida. Sueños ¿de otros mundos?, de otras nuevas caras ¿de personas o llamémoslos seres? del subconsciente; manifestado así, mágicamente, mediante imágenes, conceptualmente, en parte intradiageticas, podría ser entonces, un algo intuitivo, conscientemente percibido.

Imaginación representación creada, deseada manipulación, recreación informativa, intrínsecamente generada desde dentro. Visualización, introspección, Abstracción memorica, creadora de estímulos, y realidades, el jing y el yang, las dos caras de una misma moneda, lo nunca visto, lo nunca  imaginado, y… lo ignoto, van de la mano, síguelos.

A UN SUEÑO

Varia imaginación que, en mil intentos,
A pesar gastas de tu triste dueño
La dulce munición del blando sueño,
Alimentando vanos pensamientos,

Pues traes los espíritus atentos
Sólo a representarme el grave ceño
Del rostro dulcemente zahareño
(Gloriosa suspensión de mis tormentos),

El sueño (autor de representaciones),
En su teatro, sobre el viento armado,
Sombras suele vestir de bulto bello.

Síguele; mostraráte el rostro amado,
Y engañarán un rato tus pasiones
Dos bienes, que serán dormir y vello.

LUIS DE GÓNGORA

Leer más artículos de literatura en este mismo Blog.

Literatura. A un sueño. Poema. Luis de Góngora. Varia imaginación que, en mil intentos, A pesar gastas de tu triste dueño.

Literatura. A un sueño. Poesía. Góngora. Luis de Góngora. Escritores. Sueño. Fantasía. Pensamientos. Imaginación. Abstracción.

 

,

Heinrich Heine. El último Romántico. Yo soy su último poeta. “El Enterrador”

image

HEINRICH HEINE “EL ÚLTIMO ROMÁNTICO”

Dusseldorf 13-Diciembre-1797. París 17-Febrero-1856

Leer más sobre Heine (Biografía), en Categoría Litreatura de este mismo Blog:

Heinrich Heine. El último romántico “El ENTERRADOR”

image

Mujeres en el balcón. Raimundo de Madrazo

POESIA

En el balcón pasaba. Pálido y triste un mancebo:

la hermosa doncella estaba en el balcón entreabierto.

La hermosa doncella, al verle, decía: «¡Válgame el cielo!

Está ese desventurado más pálido que un espectro».

Alzó aquel desventurado los ojos grandes y negros,

y de la doncella hermosa miró el balcón entreabierto.

Sintió la hermosa doncella extraño desasosiego,

y se puso de repente más pálida que un espectro.

Sintió la doncella hermosa arder amorosos fuegos,

y estaba días y días en el balcón entreabierto;

y tras los días ansiosos, en los brazos del mancebo

caía todas las noches a la hora de los espectros.

Heinrich Heine

Heinrich Heine, acabó abandonando el Románticismoal final le interesaron más la crítica política y la filosofía llegando incluso a declarar…

“Pienso que el movimiento romántico, es un rama enferma que hay que extirpar para favorecer el progreso en Alemania” 

Heinrich Heine. El último  Romántico. Yo soy su último poeta. “El enterrador”

Heinrich Heine. Heine. Literatura. Escritores. Poesía. Poetas. Romanticismo.

,

En el Salón Dorado: una Armonía. Sus manos de marfil en el teclado Extraviadas en pasmo de fantasía; Así los álamos agitan sus plateadas hojas Lánguidas y pálidas. Oscar Wilde.

 

image

Foto. Retrato de Oscar Wilde. 1895. Toulouse Lautrec

El retrato lo realizó, su amigo Toulouse Lautrec en la cuidad de Londres, a la que el aristocrático pintor se desplazó expresamente, con la intención de retratarlo en tan excepcionales y dramáticas  circunstancias, Wilde tenía entonces 41 años, y ya había protagonizado el gran escándalo de la época, a causa de sus amoríos con el hijo de un conde. Con el Támesis al fondo, vemos al genial escritor irlandés, vestido elegantemente, iQue no se diga! Wilde esperaba en ese momento su inminente ingreso en prisión, después de la sentencia del 25 de mayo de 1895, que odiosamente, le condenaba a 2 años de trabajos forzados en la Prision de Reading, por comportamientos indecentementes. Lautrec demostraba así su amistad, respeto, y solidaridad, por el <<machacado escritor>>

EN EL SALÓN DORADO: UNA ARMONÍA

Sus manos de marfil en el teclado
Extraviadas en pasmo de fantasía;
Así los álamos agitan sus plateadas hojas
Lánguidas y pálidas.
Como la espuma a la deriva en el mar inquieto
Cuando muestran las olas los dientes a la brisa.

Cayó un muro de oro: su pelo dorado.
Delicado tul cuya maraña se hila
En el disco bruñido de las maravillas.
Girasol que se vuelve para encontrar el sol
Cuando pasaron las sombras de la noche negra
Y la lanza del lirio está aureolada.

Y sus dulces labios rojos en estos labios míos
Ardieron como fuego de rubíes engarzados
En el móvil candil de la capilla grana
O en sangrantes heridas de granadas,
O en el corazón del loto anegado
En la sangre vertida del vino rojo
.

Oscar Wilde

image

En el Salón Dorado: una Armonía. Sus manos de marfil en el teclado Extraviadas en pasmo de fantasía; Así los álamos agitan sus plateadas hojas Lánguidas y pálidas. Oscar Wilde.

Oscar Wilde. Wilde. Literatura. Escritores. En el salón dorado una Armonía. Pintura. Pintores. Retrato. Lautrec. Toulouse Lautrec.

 

,

Gustave Flaubert. Moralista, ascético, y espiritual. Tomás Bartolomé.

image

Gustave Flaubert. Eugéne Giraud

GUSTAVE FLAUBERT

Ruan 12/12/1821. Croiset 8/5/1880.

NOVELISTA Y DRAMATURGO

¡Él, que tanto odió a la burguesía, nació y se crió en un ambiente de lo más rancio! Su padre era el cirujano jefe del hospital de Ruan, pero por si fuera poco, su madre se acomodaba en una familia situada, en las más altas cumbres de la sociedad establecida.

FLAUBERT comenzó (en 1832) sus estudios en el Colegio Real de Ruan donde se decide por la literatura. Pocos años después (1839) finalizados sus estudios, se dirige a PARÍS donde comienza la carrera de derecho. Aunque no es un muchacho muy sociable conoce entre otros a Víctor Hugo y se hacen amigos, juntos realizan algunos viajes, visitan la isla de Córcega y los Pirineos. Durante esta época lleva una vida cómoda de estudios y viajes; el dinero para él no es un problema, dispone del suficiente pues su condición social le permite recibir jugosas rentas periódicamente.

ASCETICO Y ESPIRITUAL

El estudio de las leyes no le satisface, y abandona sus estudios (1844). Regresa a Croiset, allí vive con su madre y su sobrina en una agradable casa a orillas del Sena. En1846, fallecen su padre y su hermana. Conoce a la poetisa Louise Colet, con la que mantiene una relación sentimental, que copó una década. Mas FLAUBERT no se casó nunca. Tímido, sensible, neurótico, obsesivo, arrogante, mudo, locuaz, y moralista; despreciaba el adocenamiento, el materialismo burges, y la vulgar mediocridad. Así se define a sí mismo…

“No soy soñador, sino urraca de grito agrio que se oculta en el fondo de los bosques para no ser oída sino para ella misma”

1849/51. Viaja por Italia, Egipto, Constantinopla, Jerusalén.

Fuerza literaria, nitidez comunicativa, exacta elección de las palabras, conocimiento de las emociones humanas. Cadencia, ritmo;  todo esto lo posee FLAUBERT.

MADAME BOVARY

1851. Empieza a escribir lo que sería su gran obra maestra, MADAME BOVARY (una de las grandes obras de la literatura universal), una vez acabada, la novela comenzaría a publicarse por capítulos, a la manera de folletín en 1856 (Revista Revue de París. Un año después, se publicaría el libro. Narra los amores (infidelidades) provincianos, de una señorita insatisfecha, además de casada y  decepcionada, pero tambien, soñadora, inquieta, y morbosa, que arrastra tras ella amargura, romanticismo, y tragedia. Una gran novela que hay que leer. Madame Bovary escoció a parte de la sociedad, por la dura crítica que hace de ella, y por el delicado tema que aborda; el escritor se vió pronto inmerso en el escándalo y los tribunales. La novela fue vísta por algunos como ofensiva y terriblemente inmoral. Terminado el juicio, las condenas que se le pedían como penas al editor y al escritor no prosperaron y felizmente ambos fueron absueltos.

LA EDUCACION SENTIMENTAL

1869, es su última novela publicada en vida. Narra los amores de un joven, Frederic Moreau y una mujer madura, Madame Arnoux. La obra rezuma tintes autobiógrafos Flaubert escribe sobre sus amores con la poetisa Louise Colet. Costumbrista, la acción, está situada en la sociedad parisina.

1870. Durante la guerra Franco/Prusiana, su casa fué temporalmente ocupada por soldados enemigos, a partir de este traumático suceso, FLAUBERT, que protagonizaba ataques epilépticos desde la más tierna infancia sufrió una recaída y comenzó a temer seriamente por sus nervios, comenzando a aplicar la siguiente regla… Trabajo, Soledad, Perseverancia… ¡Medicina para un descreído! Le interesan todos los temas su curiosidad es enorme, se entretiene con cualquier cosa que no conoce, aspira realizar algún día una obra total. Sus disquisiciones lo abarcan todo, como por ejemplo, la siguiente paradoja moral…

“La modestia, la más orgullosa de las pasiones” 

1872. Fallece su madre, él debe hacerse cargo de la casa y de su sobrina. Comienzan los problemas económicos.

1880. Flaubert fallece modestamente en su casa de Croiset, a causa de un derrame cerebral.

GUSTAVE FLAUBERT. MORALISTA, ASCÉTICO, Y ESPIRITUAL

Gustave Flaubert. Flaubert. Literatura. Escritores. Madame Bovary. La educacion sentimental.

 

, , ,

Pintura. Ítaca. Tomás Bartolomé. Cuando emprendas tu viaje a Itaca pide que el camino sea largo, pleno de aventuras, pleno de experiencias.

image

ÍTACA. TOMÁS BARTOLOMÉ.

Tecnica mixta sobre cartón. 2016.

:::::::::::::::::::

Cuando emprendas tu viaje a Itaca
pide que el camino sea largo,
pleno de aventuras, pleno de experiencias.
No has de temer ni a lestrigones ni a cíclopes
tampoco al colérico Poseidón,
tales seres jamás hallarás en tu camino,
si tu pensar es elevado, si especial
es la emoción que toca tu espíritu y tu cuerpo.
Ni a los lestrigones ni a los cíclopes
ni al salvaje Poseidón hallarás
si no son tuyos
si no los yergue tu alma ante ti.

Pide que el camino sea largo.
Que muchas sean las mañanas de verano
en llegar ¡con qué placer y alegría!
a puertos ignotos
Para en los emporios de Fenicia
y hazte con hermosas mercancías,
nácar y coral, ámbar y ébano
y toda suerte de perfumes sensuales,
cuantos más perfumes sensuales puedas.
Ve a muchas ciudades egipcias
a aprender, a aprender de sus sabios.

Ten siempre presente a Itaca en tu mente.
Llegar allí es tu destino.
Mas no te apresures nunca en el viaje.
Mejor que dure muchos años
y atracar, viejo ya, en la isla,
enriquecido de cuanto ganaste en el camino
sin esperar a que Itaca te enriquezca.

Itaca te brindó tan hermoso viaje.
Sin ella no habrías emprendido el camino.
Ella no tiene ya nada que ofrecerte.

Aunque la encuentres pobre, Itaca no te ha engañado.
Así, sabio como te has vuelto, con tanta experiencia,
Comprenderás ya qué significan las Itacas.

ÍTACA. KAVAFIS. -1911-

Pintura. Ítaca. Tomás Bartolomé. Cuando emprendas tu viaje a Itaca pide que el camino sea largo, pleno de aventuras, pleno de experiencias.

Pintura. Ítaca. Tomás Bartolomé. Pintores. Kavafis. Literatura