Entradas

,

Paul Verlaine. Tu Crees en los Posos del Café…

image

Paul Verlaine. Eugéne Carriére

PAUL VERLAINE. Metz, pequeña localidad del noreste de Francia, 30/3/1844. París, 8/1/96.

ESCRITOR, POETA, SIMBOLISTA

TU CROIS AU MARC DE CAFÉ/TU CREES EN LOS POSOS DEL CAFÉ 

Tú crees en los posos del café, en los presagios,

y crees en el juego;

yo no creo más que en tus ojos azulados.

Tú crees en los cuentos de hadas, en los días

nefastos y en los sueños;

yo creo solamente en tus bellas mentiras.

Tú crees en un vago y quimérico Dios,

o en un santo especial,

y, para curar males, en alguna oración.

Mas yo creo en las horas azules y rosadas

que tú a mí me procuras

y en voluptuosidades de hermosas noches blancas.

Y tan profunda es mi fe

y tanto eres para mí,

que en todo lo que yo creo

sólo vivo para ti.

Paul Verlaine

Su padre era capitán del ejército. VERLAINE, realizó sus estudios en PARÍS. Se casa (26 años) con Matilde Mauté que tiene 16 años de edad. Vive junto con su mujer embarazada en casa de sus suegros, pero repentinamente…

TODO CAMBIA

1971. VERLAINE recibe entonces la carta de un joven y transgresor poeta subversivo. Le llegan únicamente, dos poemas. La curiosidad de VERLAINE por el genio adolescente de Rimbaud le ayuda a decidirse, finalmente; le contesta… «Ven querida alma, te queremos».

RIMBAUD. Tiene entonces 16 años y es ya un prometedor poeta, radical y provocador. Instalado como invitado en el hogar de la familia Mauté, se enamoran apasionadamente, VERLAINE, temiendo, dramáticas y enojosas explicaciones familiares, opta por la huida junto con su joven amante; desaparecen; viajan a LONDRES y BRUSELAS.

En la capital inglesa sobreviven como pueden en los barrios de Bloomsbury y Camden Town, dando clases de francés y del escaso dinero que les envía la piadosa madre de VERLAINE. Rimbaud que carece de ingresos económicos descubre que la calefacción del Museo Británico le sale gratis y se convierte así en un asiduo visitante. En esta difícil época Verlaine escribe «Romanza sin palabras».

image

Foto. Detalle. Grupo de poetas reunidos en torno a una mesa. Fantin-Latour…

A la izquierda de la imagen podemos ver a Verlaine y a lado mirándonos pensativo a Rimbaud.

La pareja de enamorados rompe todos los esquemas; el poco dinero que obtienen se les va en bebida y drogas; cierran todos los bares, y la mayoría de los días, escrutan el amanecer bajo vapores etílicos, y nirvanicos paraísos opiáceos. Discuten por todo, a veces llegan a las manos. Así las cosas y presionado por su madre, el joven, RIMBAUD rompe con VERLAINE.

BRUSELAS JULIO DE 1873. LA NORIA GIRA

PAUL VERLAINE, desesperado, ebrio y preso de ira, a causa del desengaño, dispara dos tiros de pistola, uno de ellos impacta en la mano de Rimbaud, su joven amante. Rápidamente, se dirigen asustados a urgencias. La situación empeora entre ellos…, es ya insostenible. VERLAINE se encuentra transtornado, fuera de sí, y muy agresivo. En la estación de tren cuando finalmente acude a despedir a RIMBAUD, (que lo abandona), de nuevo pierde los nervios, provoca un escándalo, y finalmente es detenido. Aunque RIMBAUD retiró la denuncia, VERLAINE es condenado a dos años de carcel.

1885. Verlaine sale prision. Cambia radicalmente de vida y se convierte al catolicismo.

image

Paul Verlaine. Richard Lindner

Paul Verlaine si embargo, no ha parado de escribir. En 1844, publicó la primera serie de «Poetas Malditos» y también «Antaño y hogaño».

1887 FAMA Y MISERIA

En esta época Paul Verlaine es un escritor muy popular pero a la vez carece de fortuna; y es también frecuente verlo en los bares, mas también en los hospitales.

1894. Es elegido Príncipe de los Poetas y pensionado.

1896. fallece en PARÍS  a los 51 años.

Paul Verlaine. Tu Crees en los posos del café…

PAUL VERLAINE. VERLAINE. LITERATURA. ESCRITORES. POESÍA. TU CREES EN LOS POSOS DEL CAFÉ. PARÍS

, , ,

Émile Zola. “La Obra”. Dramático almuerzo sobre la hierba

 

Émile Zola. (1868). Manet

Émile Zola. (París, 1840-1902). Hijo de un fugaz ingeniero veneciano, y de una complicada francesa, pronto, se quedaría huérfano, y así, se trasladará con la familia, a Aix-en-Provence, Fatigados desde entonces económicamente, pudo esto, influir negativamente, en el poco aprovechamiento de sus primeros estudios. Mal estudiante abandonó tempranamente las aulas.

Con 19 años Zola, regresa a París, donde realiza sus pobres estudios de bachiller luego suspendidos; así, su mala situación económica, y el poco aprovechamiento de sus estudios reglados, favorecería, pronto, un primer empleo como dependiente de librería; tenia, 22 años de edad. Ėmile precoz, ya se pone ha escribir, y publica artículos en diferentes diarios. Desde entonces escribe novelas. En 1870, con 30 años de edad, se casa. En 1878, adquiere una casa en Medán, que con el tiempo se convertirá en un lugar de reunión, para él, y sus amigos, entre los cuales se encuentran, escritores, pintores, escultores…, entre otros, Manet, Maupassant, Flaubert, o Cézanne. Desde 1897, Se implica en el caso Dreyfus, apoyando la causa de los judios franceses, con el famoso “Yo acuso”, artículo periodístico de gran repercusión mediática.

Escritor prolífico, es creador de más de 40 novelas, (ensayos, y obras de teatro). Entre la cuales citaré algunas como, Germinal, El Sueño, La Bestia Humana, El dinero. Pero, ahora nos detendremos en “La Obra” publicada en 1886.

Como hemos visto anteriormente, es amigo de pintores, que hoy, son estudiados, y ocupan un destacado lugar en la historia, del arte universal, de ese habitual trato, tomará apuntes, para lo que posteriormente, será considerada como una novela autobiográfica. También se le atribuye a La Obra, su enemistad con Cézanne (precursor del impresionismo), al sentirse reconocido este, en Claude Lantier, un pintor atormentado, finalmente destruido y consumido, en pos de una quimera.

Le Déjeuner sur L’Herbe. Almuerzo sobre la hierba. Manet. Musée. d’Orsay. Parīs.

En “La Obra”, también cobra importancia Le Déjeuner sur L’Herbe. Almuerzo sobre la Hierba, la aclamada obra maestra, del genial Manet.

Así, con soltura, (como veremos). Zola, describe, algo, que ocurre con frecuencia, cuando se trata de seleccionar, cuadros para cualquier concurso de pintura; donde un seleccionado jurado, valora las obras, a concurso, tal vez ahora inválidas, como abandonadas, y generalmente, tratadas como simples objetos desalmados; juzgadas, desposeídas, de calma, y detención; expuestas sobre un caballete, o simplemente apoyadas en la pared. Intrigas, son mudas testigos de manejos, celos, intereses, recomendaciones; deudas y amistades. iHagan juego señores! Las obras ahora están en sus desnudas manos marcadas.

LA OBRA. NOVELA. 1886

Dio un terrible campanillazo.

-Vamos señores, ya casi está… un poco de buena voluntad, por favor.

Por desgracia, apenas pusieron los primeros cuadros en el tablado, hubo otro contratiempo. Una tela entre todas atrajo su atención, de tan mala como le parecía, de un cromatismo tan áspero que hacía rechinar los dientes; y, al bajar la vista, se inclinó para ver la firma murmurando:

-¿Quien ha sido el cerdo que…?

Pero se levantó al punto, impresionado al haber leído el nombre de uno de sus amigos, un artista que era el bastión de los sanos principios. Confiando en que no le hubiera oído, exclamó:

-iMagnífico!… El número uno, ¿no, señores?

Y le concedieron el número uno, la admisión que daba derecho a los honores del cimacio. Sólo que se reían, se daban con el codo. Él se sintió muy herido por ello y adoptó una actitud hosca.

Pero todos hacían lo propio, muchos se desahogaban al primer vistazo, para luego, una vez descifrada la firma, corregir lo dicho; lo cual los acababa volviendo prudentes, les hacía arquear los hombros y cerciorarse del nombre con mirada furtiva, antes de pronunciarse. Por otra parte, cuando pasaba la obra de un colega, alguna tela sospechosa de ser de un miembro del jurado, se tenia la precaución de hacerse una señal de advertencia a espaldas del pintor:<<iCuidado con meter la pata, que es suyo.!>>.

Émile Zola. “La Obra”. Los sufrimientos de un desayuno sobre la hierba

Literatura. Escritores. Émile Zola. Zola. La obra. Arte. Cézanne. Desayuno sobre la hierba. Manet

, , ,

Cardoso. Acuarela. «Hay paz para los sentidos”

image       ACUARELA. CARDOSO.

Cardoso pintor y escultor con una amplia trayectoria artística, empieza a pintar desde muy joven. Aunque ha realizado estudios de dibujo y pintura, se considera un pintor autodidacta.

Cardoso no se olvida de la escultura, modalidad artística en la que también ha realizado obras de calidad; en esta ocasión, esta magnifica acuarela llena de simbolismo…

Agua y vívidos colores.

Sin duda, una especial obra, de uno de mis artistas favoritos.

POESIA

.Hay paz para los sentidos,

una paz soñadora en cada mano,

y profundo silencio en la tierra fantasmal,

profundo silencio donde las sombras cesan.

Sólo el grito que el eco hace chillido

de algún ave desconsolada y solitaria;

la codorniz que llama a su pareja;

la respuesta desde la colina en brumas.

Y súbitamente, la luna retira

su hoz de los cielos centelleantes

y vuela hacia sus cavernas sombrías

cubierta en velo de gasa gualda.

Oscar Wilde

Cardoso. Acuarela. Hay paz para los sentidos, una paz soñadora en cada mano.

Acuarela. Cardoso. Arte. Poesía. Pintura. Pintores. Oscar Wilde. Literatua. Escritores

,

Lovecraft. El que acecha en el umbral. Seres borbojeantes, habitan

image

Dibujo del propio Lovecraft fechado el año de su muerte. 1937.

Howard Philips Lovecraft, 1890 Providence USA. Fallece en 1937 en Providence con 47 años.

Mientras lo leas te sentirás desasosegado. Y no sólo mientras lo leas. El texto es impregnante y baboso, como esos seres borbogeantes, que habitan en sus novelas. ¡Te hace sentir miedo!

El que acecha en el umbral. Magnífico titulo, «El que acecha en el umbral», de la cordura; la estrecha línea que separa dos abismos. El ataque a lo convencional, a lo que ya conocemos; de no se sabe que. Mórbida aura de desasosiego… Angustia.

image

Dibujo en una página del libro. By TbArt

Preparaos ahora, para una pequeña dosis de terror:

– El protagonista de la novela se encuentra en casa de su primo en Dunwich donde lleva a cabo unas investigaciones.

«EL QUE ACECHA EN EL UMBRAL». HOWART PHILIPS LOVECRAFT

¿No te parece que es un poco temprano para que las ranas croen de esa forma?  pregunté.

Aquí no. Contestó secamente, como queriendo poner fin al asunto.

Yo no tenía deseo alguno de continuarlo, pues sentía como sí mi primo se convirtiese ante mis propios ojos en un ser cada vez más extraño, cuya hostilidad se despertaba con extremada facilidad  y que podía en cualquier momento despedirme de su casa.

Con gusto me hubiera yo alejado de ella, pero mi deber me imponía permanecer a su lado todo el tiempo que fuera posible.

Aquella velada pasó en medio de un silencio molesto, y aproveché la primera oportunidad para retirarme a mi dormitorio. El instinto me advertía que valía más que a aquellas horas no me pusiera a estudiar los viejos libros de la biblioteca, por lo tanto tomé el periódico del día anterior que había comprado en Arkham, y me instalé en mi cuarto para leerlo, pero no fue una decisión acertada, ya que el periódico contenía un comentario anónimo en la página editorial en un espacio consagrado a cartas de los lectores, donde se decía que una mujer anciana en Dunwich había sido despertada varias veces durante la noche por la voz de Jason Osborne.

Ahora bien, Osborne era una de las víctimas desaparecidas cuyos cuerpos habían sido encontrados durante el invierno; había desaparecido poco antes de  mi llegada a casa de Ambrose la primera vez; y la autopsia demostró que Osborne fue sometido a grandes cambios de temperatura donde había estado; pero aparte de eso y el extraño desgarramiento de su carne, nada se había descubierto que pudiera indicar la causa de su muerte.

La carta anónima no había sido escrita por una persona de gran educación, y aseguraba que el cuento de la anciana había sido «acallado» porque «parecía increíble» y proseguía algún tiempo describiendo cómo la anciana se había levantado y contestado y buscado en vano la procedencia de la voz que había oído con tanta claridad, decidiendo, finalmente, que venía de algún lado «junto a ella, o del espacio, o tal vez del mismo cielo».

Howard Philips Lovecraft, 1890 Providence USA. Fallece en 1937 en Providence con 47 años.

Lovecraft. El que acecha en el umbral. El texto es impregnante y baboso como esos seres borbojeantes que habitan sus novelas.

Lovecraft. El que acecha en el umbral. Escritores. Literatura. Novela. Miedo. Terror. 

, ,

Sísifo, o la metáfora del esfuerzo inútil e incesante…

 

Sisyphus. (1549). Detalle. Tiziano. Museo del Prado.

El óleo, fue encargado a Tiziano por Maria de Austria, hermana del rey Carlos V, para decorar una de las salas de su palacio, y se completaba, con otras 3 obras, (formando un conjunto bautizado como «Las furias»), dos de las cuales, desafortunadamente, perecieron abrasadas, bajo las llamas en el incendio del Alcázar de Madrid, en el año 1734.

SÍSIFICO. Se refiere al esfuerzo inútil e incesante del hombre, al absurdo, de la existencia, se cuestiona el sentido de la vida.

ZEUS. Padre de los dioses y los hombres. Gobierna sobre los dioses del Olimpo.

ARES. Dios olímpico de la guerra, hijo de Zeus y Hera.

HADES. Hijo de Cronos y Rea. Dios del inframundo, morada de los muertos, y también del mismo inframundo. Hermano de Zeus y Poseidón.

TÁNATOS. Era la personificación de la muerte sin violencia.

SÍSIFO fue rey de Éfira (Corinto) ¿quién sino él había fundado la ciudad?, a medio camino entre
Atenas y Esparta. Amante del progreso pero también de la trapacería, se interesó vivamente por la navegación y el comercio, mas sus métodos en muchas ocasiones, fueron arteros y espurios, llegando incluso hasta el asesinato, para de este modo cruel incrementar su fortuna. En una de estas, también traicionado Zeus, furioso, condena a perpetuidad, al ahora, destronado rey. Tenido por sabio.

Sisyphus. (1920). Franz Von Stuck

ZEUS ORDENA A TÁNATOS LA RECLUSIÓN DE SÍSIFO

Tánatos (la muerte) quien le acechara desde el momento de su nacimiento, fue siempre puntual, y debidamente ordenada por Zeus, (Dios de los reyes y los hombres), fue a por Sísifo, para llevárselo con él al inframundo, pero este rápido, le encadenó, motivo, por el cual desde entonces (preso Tánatos), nadie podía morir, entonces Hades (Dios del inframundo), exige a Zeus (Hades y Zeus son hermanos), que libere a Tánatos, y aprese a Sísifo, viéndose obligado a actuar, Zeus, envía a Ares (dios de la guerra), a solucionarlo, este, entonces, libera a Tánatos, y detiene a Sísifo, después, el mismo Ares, castigó a Sisifo al inframundo, vigilándolo, bajo su atenta mirada, aunque como veremos seguidamente esto, no fue suficiente con Sísifo el creído talentoso.

LA TRETA DEL ASTUTO SÍSIFO

Sísifo antes de su inminente muerte había ordenado a su esposa, que a su óbito, no cumpliera con el habitual, sacrificio de la ofrenda de los difuntos a los dioses, y ella así lo hizo, lo que provocó que Sísifo, ya en el inframundo (mundo de los muertos) convenciera a Hades para que le dejara partir momentáneamente, al mundo superior, a castigarla por no cumplir con los dioses. Ya en Corinto, en el mundo de los vivos, Sisifo, se olvido de volver, pues no quiso, y así, vivió unos años feliz, hasta que Hades burlado, a la fuerza, lo arrastró de nuevo al inframundo del que nunca debió salír.

EL CASTIGO

Ya recluido Sísifo, de nuevo en el mundo de los muertos, se le dicta agriamente, al fin, su famoso castigo, por el cual cargará eternamente sobre su espalda, esforzadamente, una gran roca; un duro y arisco pedrusco de enorme dimensiones. Así, tansportará el pesado pétreo peso, montaña arriba hasta la cima. Mas siempre que se acerque, a la punta de la elevada cresta, la inane roca resbalará viva, de su lacerada espalda, rodando ladera abajo, comenzando así, un desesperante bucle sin fin, en que habiéndola recogido del, valle…, el obstinado proceso empinado, obsesivamente, comenzará de nuevo.

Se trata se la metáfora del esfuerzo humano, inútil e incesante. El absurdo de la condición humana. Plantea el sentido de la vida.

Sísifo, o la metáfora del esfuerzo inútil e incesante…

Sísifo. Sísifico. Mitología. Tiziano. Arte. Literatura. Zeus. Ares. Hades. Tánatos

, ,

Oscar Wilde. La importancia de llamarse Ernesto. Afilado acero

image

OSCAR WILDE
Dublín, Irlanda. 1854. París, Francia. 1900.
LA IMPORTANCIA DE LLAMARSE ERNESTO. 1895.

THE IMPORTANCE OF BEING EARNEST

Cuando Oscar Wilde escribió esta obra, se encontraba en el momento cumbre de su carrera, conocía el éxito, con 41 años estaba enamorado, y le envolvían las dulces mieles de la fama y el halago; también comenzaría su tormentoso calvario, un camino sembrado de espinas que desangró su corazón herido, con finos rubíes de afilado acero.

Wilde, demanda al padre de su amante por difamación, el motivo fué el recibo de una carta ofensiva, el texto de la misma, contenía la siguiente frase, «Para O.W. Aquel que presume de sodomia». Entonces comienza un duro, tedioso, y largo proceso judicial en el que el genial escritor saldría perdiendo, (Ver artículo en Literatura).

Solo cinco años después Oscar Wilde, fallecía en París, exiliado, solo e ignorado. Un triste final para un escritor genial.

image

LA IMPORTANCIA DE LLAMARSE ERNESTO. Se estrena en el St. James’s Theatre de Londres en 1895, es la única comedia que escribió Wilde. Retrata con fina ironía muy ácida, la sociedad de la procelosa época Victoriana que se vivía en Inglaterra. Sus costumbres. Una sociedad herida, llena de prejuicios y encorsetamientos.

OSCAR WILDE MORDAD Y ÁCIDO CRÍTICO

LA IMPORTANCIA DE LLAMARSE ERNESTO, una de sus novelas más importantes, se estrenó en España en 1919 en el Teatro de la Princesa de MADRID. El genial autor irlandés, realiza con el título un divertido juego de palabras. En Inglés las palabras, ERNEST y EARNEST, son «Homófonas»; suenan igual, pero su significado es diferente… Mientras que Ernest se traduce por Ernesto, Earnest significa Serio.

Bueno, ya sin más demora os dejo con este delicioso texto, en el que Wilde critica al matrimonio, y que tiene menos desperdicio que un trozo de, tarta-casera-reciente, en un ardiente y feliz…, domingo por la mañana.

LA IMPORTANCIA DE LLAMARSE ERNESTO. Fragmento.

THE IMPORTANCE OF BEING EARNEST

Personajes de la obra:

ALGERNON (el señor)

LANE (el criado)

ALGERNON- Por cierto LANE, según tu libro de cuentas, el jueves por la noche, cuando Lord Shoreman y el señor Worthing vinieron a cenar, se consumieron 8 botellas de champán.

LANE- Asi es señor, 8 botellas y media.

ALGERNON- ¿Porqué será que en los aposentos de un soltero, la servidumbre,  indefectiblemente se bebe el champán? Lo pregunto por curiosidad. 

LANE- Lo atribuyo a la calidad superior del caldo en cuestión, señor. A menudo,  he podido comprobar, que en los hogares de matrimonios, el champán raramente es de primera calidad. 

ALGERNON- ¡Cielos! ignoraba, que el matrimonio desmoralizase hasta esos extremos.

Oscar Wilde. La importancia de llamarse Ernesto. Un afilado acero, que con su filo de damasquinada espada, amenazaba a una sociedad decadente

OSCAR WILDE. LA IMPORTANCIA DE LLAMARSE ERNESTO. LITERATURA. ESCRITORES

, ,

Arte. La Cartuja de Parma. Stendhal/Goya

 

El Quitasol. (1777). Francisco de Goya

La Cartuja de Parma. Novela. 1839. Stendhal 

Aventuras, un poco de azañas bélicas napoleonicas, y sobre todo, y más extensamente, el amor en crudo y en directo de los personajes que tan bien describe Stendhal, la novela transcurre con facilidad, plagada de intrigas amorosas y también, de luchas de poder palaciego, donde la nobleza, siempre es algo más peligroso, que un molesto invitado, y el príncipe, con su poder indiscutible, tiene la potestad y el potencial, de ser el peor de todos.

Escrita con vigor y precisión, nos descubre, hábilmente, a sus numerosos personajes, a veces con sátira y humor. Por mis gustos, destacaría dentro de esta impresionante novela, la descripción de la batalla, de Waterloo, vista desde dentro, pues nuestro protagonista, Fabrizio del Dongo, participa, por su particular empeño, activamente en ella.

A destacar, su radical frescura, su electrizante dinamismo, y su esencia aventurera insuperable, en algunos pasajes, de una obra tan extensa, y que contiene tantos momentos y situaciones diferentes. Haciendo con su maestría de excelso escritor, lo muy difícil, con una facilidad pasmosa, pudiéndose calificar la novela, como una obra cumbre para su autor, y un clásico de la literatura, para la humanidad entera.

Resta, a veces densa,  pierde ritmo, y el peso de las transiciones, no siempre fluye equilibrado.

El Cacharrero. (1778/9). Francisco de Goya

Pequeño extracto de la novela escrita por Stendhal en 1839…

Este hombre (…) El Rasi

La Cartuja de Parma

“No tenía más debilidad que la de intimidar con los grandes personajes y hacerles reír con sus bufonadas. Le era indiferente que los poderosos se riesen de sus chistes o de su propia persona; no vacílala en sacar a relucir los escabrosos tropiezos de su esposa, con tal de hacer reír y de conseguir que se le tratara con toda familiaridad. Algunas veces el príncipe, no sabiendo ya cómo mofarse de este magistrado, le daba puntapiés, y si le dolían se echaba a llorar. El vicio de la bufonería le dominaba de tal manera, que prefería ir a los salones del ministro que más le encarnecía a quedarse en los suyos, donde imperaba despóticamente sobre todas las togas del país. El Rasi disfrutaba una fama exclusiva de desvergüenza en que el noble más insolente no le podía igualar: la venganza que tomaba por las injurias que tenía que estar devorando continuamente era referírselas al príncipe, con el cual había adquirido el privilegio de poder hablarle de todo; cierto que a menudo la respuesta era un sonoro bofetón, pero aunque le doliera, nunca se incomodaba. La presencia de este gran juez distraía mucho al príncipe en sus momentos de mal humor, porque podía ultrajarle a su gusto. Se ve, pues, que Rasi era casi un cortesano perfecto; carecía de honor y de carácter”.

Arte. La Cartuja de Parma. Stendhal/Goya

Arte. Literatura. Escritores. Novela. La cartuja de Parma. Stendhal. Goya

,

Heine. Último Poeta del Romanticismo. «Dios me perdonará es su oficio»

  •                                                    image

Dusseldorf 13-12-1797.            París 17-2-1856.

Heinrich Heine está considerado como el poeta con el que termina el Romanticismo

Hijo de judíos comerciantes de telas, su vida estaba predestinada a continuar con el negocio familiar.

Aunque ya había empezado a escribir, con 19 años comenzó a trabajar en un banco, el banco que poseia en la ciudad de Hamburgo, su acaudalado tío (hermano de su padre), Salomón; El banquero le ayudó hasta su muerte, aunque no comprendía la afición de su sobrino, » Si hubiera aprendido algo bueno no tendría que escribir libros»,  le buscó relaciones sociales y le sostuvo económicamente.

image

Salomón Heine (su tío). Carl Gröger.

Por fin  Heinrich Heine abandona su trabajo de gris administrativo

Presionado por la familia, (con el Arte, casi siempre es igual, unas veces, por la falta de recursos económicos familiares, otras, por su abundancia), se matrícula de una asignatura en la carrera de derecho (Universidad de Bonn en 1819), un año más tarde asiste, a la Universidad de Göttingen de la que es expulsado, (tambien lo son sus agresores), a causa de un duelo, después de haber sido atacado por varias personas, a las que no le gustaban los judios.

Realiza estudios de lengua alemana y publica sus primeros libros. No obtiene ningún  éxito y además sufre el racismo imperante, incluso en la propia logia masónica de la que forma parte.

En 1825 Heinrich Heine se convierte al catolicismo

En la década de los años 30 y 40 es el escritor más popular de Alemania. Aún así, no consigue su independencia económica… ¡en cambio, su editor si se hace rico!

¡Anda que andarás!

                                        ¡Anda que andarás! Corría sin detenerse el carruaje:
                                                                             vivo el sol resplandecía,
                                                           y animación y alegría daba al hermoso paisaje.

Iba yo triste y mohíno,

recordando de continuo a mi dulce amor ausente:

tres fantasmas, de repente, me salieron al camino.

Al pasar, me saludaron, y horribles muecas hicieron, y los brazos levantaron,

 y gimieron y silbaron, y a lo lejos se perdieron.

Después de viajar por diferentes países europeos, en 1831, se establece en París, desde donde ecribe críticas muy duras contra la Alemania que fuera su hogar y patria, pero donde ahora, es a la vez, temido y odiado. En 1935 los escritos de Heine fueron totalmente censurados en su país natal a causa de sus veleidades socialistas.

En 1841 se casa con una joven dependienta inglesa, aunque antes sufrió un gran desengaño amoroso, al encontrarse locamente enamorado de su prima Amelie. Su amor no fue correspondido.

image

Amelie. (Su prima y amor no correspondido). E. Palm.

Desde 1848, hasta el día de su fallecimiento en 1856, se vio obligado a permanecer en cama a causa de un dolencia grave de espalda. Finalmente fallece en Paris.

Unos pocos versos de Heine:

Suena el huracán la trompa; y al son de los latigazos rugen las olas y saltan;

abre el firmamento lobrego sus inmensas cataratas:

el océano y la noche riñen su mayor batalla.

Detienese una gaviota en el palo de mesana:

las plumas bate y da un grito que mil desastres presagia.

Leer mas sobre Heine

en Categoría Litreatura de este mismo Blog

Heinrich Heine. El último romántico «El enterrador»

Heinrich  Heine . El último poeta del Romanticismo.

Heinrich Heine

Heinrich Heine. Último poeta del Romanticismo. Dijo segundos antes de su muerte «Dios me perdonará es su oficio».

Literatura. Heinrich Heine. Heine. Escritores. Romanticismo. Poesía

, ,

“El Retrato de Dorian Gray”. Oscar Wilde. Nos Detendremos en la Belleza

El artista en su estudio. (1865/6). James Abbott McNeil Whistler

El pintor Basil Hallward, pintor, pinta un retrato, el modelo es de una explícita juventud y una belleza sublime. Se trata del joven Dorian Gray. Basil tiene un amigo (Henry Wotton), al que le cuenta perturbado, algo extraordinario, le está realizando un retrato a un bello joven, e impresionado, piensa, que el cuadro como se encuentra en ese momento es ya incuestionablemente, una obra maestra, y faltan aun, sesiones de posado, cuando, él ya presiente, que no podrá volver a realizar nunca nada ni siquiera parecido.

Literatura. El Retrato de Dorian Gray. Oscar Wilde. Wilde. Novela

Personajes principales de la novela:

Basil Hallward, pintor y amigo de Dorian
Lord Henry Wotton, amigo crapula de Dorian y Hallward
Dorian Gray, protagonista de la novela.

Lord Henry aparece en casa de Basil Hallward, estando (intrigado por Dorian), Dorian está posando, aun en ella, y comienza así tan faustica historia…

The Picture of Dorian Gray. El Retrato de Dorian Gray. (1890). Fragmento.

LORD HENRY>> Tiene usted un rostro singularmente hermoso, señor Gray. No frunza el ceño. Lo tiene. Y la Belleza es una forma de Genio; en realidad, más elevada que el Genio, pues no necesita explicación. Es uno de los grandes hechos del mundo, como la luz del sol o la primavera, o como el reflejo en oscuras aguas de esa concha de plata que llamamos luna. No puede cuestionarse. Tiene derecho divino de soberanía. Convierte en príncipes a quienes la poseen. ¿Sonríe usted? ¡Ah! No sonreirá cuando la haya perdido.

La gente dice a veces que la Belleza es solo superficial. Tal vez así sea. Pero, al menos, no es tan superficial como el Pensamiento. Para mí, la Belleza es la maravilla de las maravillas. Solo la gente muy superficial no juzga por las apariencias. El verdadero misterio del mundo es lo visible, no lo invisible.
Si, señor Gray, los dioses han sido benévolos con usted. Pero lo que los dioses nos dan rápidamente nos lo arrebatan. No tendrá más que unos pocos años en los que vivir de verdad. Cuando su juventud se vaya, su Belleza desaparecerá con ella y, entonces, de repente, descubrirá que no le quedan triunfos o tendrá que contentarse con esos pingües triunfos que el recuerdo de su pasado hará más amargos que las derrotas. Cada mes que declina lo acerca a usted más a algo terrible. El tiempo tiene celos de usted, y lucha encarnizadamente contra sus lirios y sus rosas. Su piel se volverá amarillenta, se hundirán sus mejillas y el brillo de sus ojos se apagará. Sufrirá horriblemente.
Sea consciente de su juventud mientras la posee. No malgaste el oro de sus días escuchando al tedioso, intentando remediar el fracaso sin esperanza ni entregando su vida al ignorante, al ordinario ni al vulgar, que son las metas, los falsos ideales de nuestro tiempo. ¡Viva! ¡Viva la vida maravillosa que hay en usted! Que nada se pierda. Vaya siempre en busca de nuevas sensaciones. No le tenga miedo a nada.

::::::::::::::::::::::::

Es la única novela que escribió el genial autor irlandés. Fue censurada primeramente por el director de la revista en que se publicó, y autocensurada posteriormente por el escritor, (contenía una clara atmósfera homoerotica que la sociedad victoriana no podía tolerar), un año después, será su primera edición en libro de la magnífica obra.

Wilde, declaró sobre los personajes de la obra… «Basil Hallward es lo que creo ser; lord Henry Wotton, lo que el mundo cree que soy; Dorian Gray, lo que quizá me hubiera gustado ser en otro tiempo».

Literatura. El Retrato de Dorian Gray. Oscar Wilde. Nos detendremos en la Belleza

Literatura. El Retrato de Dorian Gray. Oscar Wilde. Wilde. Belleza. Escritores. Escritor. Novela. Juventud

, ,

Literatura. “Los ojos verdes”. Gustavo Adolfo Bécquer

Retrato de Gustavo Adolfo Bécquer. (1862). Valeriano Bécquer (su hermano, 2 años mayor que él).

El padre de ambos, fue, el también pintor, José Domínguez Bécquer. Eran 7 hermanos. Cuando Gustavo Adolfo Bécquer, tenía 10 años, tristemente, ya todos eran huérfanos de padre y madre.

Gustavo Adolfo Bécquer. Sevilla 17 de Febrero de 1836. Madrid, 1870, (tuberculosis a los 34 años de edad). Es uno, de los más importantes y leídos escritores españoles. Cultivó la poesía alcanzando, la más altas cimas del Romanticismo. Su prosa  también es de una calidad excepcional.

HORFANDAD Y MUERTE

Huerfano muy pronto. Solo tenía 5 años, cuando José María Domínguez, su padre, que era pintor, y descendía de la nobleza holandesa, fallecía, a la temprana edad de 35 años.  Bécquer tenía 7 hermanos; de ellos, él, era de los más jóvenes, había nacido el quinto. Cuando murió su madre, Joaquina Bastida, nuestro protagonista era un niño, de tan solo 10 años. Gustavo Adolfo Bécquer, fallecería también tempranamente, todos su hermanos menos, 2,  ya habían abandonado mortalmente, la fugaz vida terrenal.

image

Gustavo Adolfo Bécquer en su lecho de muerte. Vicente Palmaroli. Óleo de 1870 el año de su deceso.

El escritor español del Romanticismo, que más nos aportó a todos en el arte del amor, tacañamente, solo estuvo entre sus contemporáneos 34 años, y enseguida después de su fallecimiento, sus espirituales versos se hicieron universales, y pasaron…, de boca a boca, de corazón, a corazón.

Los primeros estudios los realizó Gustavo Adolfo Bécquer, en San Antonio Abad y después, y con la intención de ser marino, en San Telmo, pero el colegio cerró, y el rumbo de los vientos siempre caprichosos, rolaron súbitamente, en otra dirección. Bécquer, tras la muerte de su madre se había quedado huérfano de padres, y los diferentes hermanos y él mismo, se dispersaron y acomodaron, en otros lugares…, en otras vidas.

MANUELA MONEHAY, ÁNGEL Y MADRINA

Su madrina, se había casado en la madurez tardía, y no tenía hijos, poseía un comercio; Manuela era una mujer culta, no en vano poseia una extensa biblioteca, donde nuestro joven Bécquer, incansable, pudo leer durante unos dos años, todo lo que le permitió la dictadura del tiempo. Primeramente Manuela Monehay, creyó  que lo más conveniente para su ahijado, era que aprendiera el oficio, que ella misma realizaba, mas pronto se dio cuenta, de que el muchacho no era de su mismo parecer, y teniendo en cuenta la ocupación del ya extinto padre, decidió matricularle en clases de pintura con Cabral Bejarano, pero Bécquer pronto abandonaría esta formación, para irse al estudio de pintura de su tío, Joaquín, tambien pintor .

BÉCQUER POETA

Las clases de pintura en el taller de su tío Joaquín, fueron decepcionantes, y al no satisfacer sus propias expectativas, y bajo los auspicios de su tío, que un día le dijo, » Tu no serás nunca un mal pintor sino un mal literato», Bécquer, decidió abandonar definitivamente, los pinceles por la literatura. En  uno de sus paseos con sus amigos por la vega del Guadalquivir, empezó en él un pensamiento muy fuerte, una revelación y una obsesión recurrente, la de marchar a Madrid y conquistar allí, con la literatura. los laureles del éxito…

-«Cuando yo tenía catorce o quince años, y mi alma estaba enchida de deseos sin nombre, y de esa esperanza sin limites, que es la más preciada joya de la juventud, cuando yo me juzgaba poeta»

Y sí, se hizo poeta, y de los más grandes, pero no solo escribió poesia. Seguidamente, una pequeña muestra de la enorme categoría de Gustavo Adolfo Bécquer, también como prosista.

LEYENDAS. LOS OJOS VERDES. Herido va un ciervo que escapa. (Escena, Fragmento).

LOS OJOS VERDES

-¡Alto… ! ¡Alto todo el mundo! – gritó Iñigo entonces -. Estaba de Dios que había de marcharse.

Y la  cabalgata se detuvo, y enmudecieron las trompas, y los lebreles refunfuñando, dejaron la pista a la voz de los cazadores. En aquel momento se unía a la comitiva el héroe de la fiesta, Fernando de Argensola, el primogénito de Almenar.

¿Que haces? – exclamó, dirigiéndose a su montero, y, en tanto, ya se pintaba el asombro en sus facciones, ya ardía la cólera en sus ojos. – ¿Que haces imbecil?  ¡Ves que la pieza está herida, que es la primera que cae por mi mano, y abandonas el rastro y la dejas perder para que vaya a morir en el fondo del bosque! ¿Crees acaso que he venido a matar ciervos para festines de lobos?

– Señor – murmuró Iñigo entre dientes – es imposible pasar de este punto.

–  ¡Imposible! ¿Y por qué?

– Porque esa trocha – prosiguió el montero – conduce a la fuente de los Álamos, en cuyas aguas habita un espíritu del mal. El que osa enturbiar su corriente, paga caro su atrevimiento. Ya la res habrá salvado sus márgenes; ¿cómo la salveréis vos sin atraer sobre vuestra cabeza alguna calamidad horrible? Los cazadores somos reyes del Moncayo, pero reyes que pagan un tributo. Pieza que se refugia en esa fuente misteriosa, pieza perdida.

–  ¡Pieza perdida! Primero perderé yo el señorío de mis padres, y primero perderé el ánima en manos de Satanás, que permitir que se me escape ese ciervo, el único que ha herido mi venablo, la primicia de mis excursiones de cazador… ¿Lo ves… ?, ¿lo ves … ? Aún se distingue a intervalos desde aquí… las piernas le fallan, su carrera se acorta; déjame … déjame… suelta esa brida, o te revuelco en el polvo… ¿Quién sabe si no le daré lugar para que llegue a la fuente? Y, si llegase, al diablo ella, su limpidez y sus habitantes.

¡Sus, «Rélampago»! ¡Sus, caballo mío! Si lo alcanzas, mando engarzar los diamantes de mi joyel en tu serreta de oro.

Caballo y jinete partieron como un huracán.

Iñigo los siguió con la vista hasta que se perdieron en la maleza; después volvió los ojos en derredor suyo; todos, como él, permanecían inmóviles y consternados.

El montero exclamó al fin :

– Señores, vosotros lo habéis visto;  me he expuesto a morir entre los pies de su caballo por detenerle. Yo he cumplido con mi deber. Con el diablo no sirven valentías. Hasta aquí llega el montero con su ballesta; de aquí en adelante, que pruebe el capellán con su hisopo.

Siempre quiso escribir  Bécquer, LOS OJOS VERDES  y no solo escribir, también pensó que un día quería pintar aquello que había escrito. Desgraciadamente, no pudo ser.

Literatura. Leyendas. Los ojos verdes. Gustavo Adolfo Bécquer

Literatura. Gustavo Adolfo Bécquer. Bécquer. Escritores. Leyendas. Los ojos verdes. Romanticismo