Entradas

,

Toulouse-Lautrec y el espíritu de Montmartre. Lautrec me atrapó enseguida

 

Mujer en el jardín de Monsieur Forest, c. 1889. Toulouse-Lautrec. Foto by Tbart archivos fondos propios.

Toulouse-Lautrec y el espíritu de Montmartre.
Más de 350 obras de diferentes artistas, como Bonnard, Forain, Vuillard, Signac, o Van Gogh.
Exposiciones. Caixa Forum Madrid. Del 20 de febrero al 19 de mayo de 2019. Muy recomendable.


Toulouse-Lautrec. Conde, hijo de un conde, de padres pronto separados, aunque nació noble, prefirió Montmartre y sus cabarets, donde las bailarinas fueron retratadas, y más aún, se convirtieron, en una especie de familia enlazada a la bohemia, que tenía y tiene, tanto que ofrecer, y por la que tanto hubo, y hay que pagar, aunque al final merezca la pena.

Toulouse-Lautrec, sufrió, con su menguada talla, por mor de la consanguinidad. El que nació y murió en un castillo, acabó contraviniendo a su altivo padre, que lo despreciaba, por sus defectos físicos, pues decidió ser artista, y eso, lo fue de sobra. El noble progenitor debió de tragarse, atragantado, su orgullo mal entendido. El Niño Toulouse, se quedó con su madre.

El caballero del cabaré y cuatro artistas del Chat Noir, c. 1884. Antonio de la Gándara. Foto by Tbart archivos fondos propios.

En París Montmartre, bullía entonces frenético, mas aunque la vida no era fácil, también la belleza exibia su variado muestrario, y los vecinos del barrio, artistas, camareros, bailarinas, poblaban la elevada cota parisina, desde donde, se expandían difundiéndose imparables, nuevas forma de entender el arte.

Caricatura de Toulouse-Lautrec enfrente del Moulin Rouge. (1890). Ferdinand Bac. Foto by Tbart archivos fondos propios.

Al anochecer a diario, nuestro protagonista se dirigía al Moulin Rouge, donde tenía categoría de lo que llamaríamos hoy, cliente vip, y se entretenía a menudo, conversando con los empleados y las bailarinas del cabaret, así de esa manera tuvo el privilegio de retratar a estas ultimas en sus rutinas de camerino, sin que ellas, se sintieran avergonzadas, o molestamente invadidas. Para muchas de ellas fue de gran ayuda, casi, el familiar (a menudo, les faltaba), que las comprendía, aconsejaba, y también si lo necesitaban ayudaba económicamente. Toulouse-Lautrc, siempre fiel a sus rutinas, se sentaba en su velador reservado, con su absenta azulada y sus tizas de colores, y abstraído, rompía la figuración, para crear algo nuevo, diferente, más sincero, y curiosamente, cuanto más alejado de la realidad más veraz.

En el Moulin Rouge, la Goulue y su hermana. (1892). Toulouse-Lautrec. Foto by Tbart archivos fondos propios.

Debo de confesarles que mi opinión de Toulosd-Lautrec, se ha modificado mucho, desde que pude ver sus primeros carteles, y confieso, que me pareció un magnífico ilustrador publicitario, pero no le di más importancia, poco tiempo después, cuando por fin, fui conociendo más su obra en profundidad, me di cuenta enseguida, de que me encontraba ante uno de los pintores más importantes de la historia reciente en el mundo del arte, afortunadamente pude ver en París pinturas de gran formato, y otras más pequeñas, que me descubrieron, la gran talla de un artista, cuya menguada talla y sufrimiento, pudieron en principio, ser meras coartadas que le empujaran sin remisión al incierto camino del arte; mas hicieron de ėl, un artista único que le dio un vuelta al figurativismo, y que finalmente…,  me atrapó enseguida.

Todas las reproducciones de obras de arte, aquí expuestas, participaron en dicha exposición.

Toulouse-Lautrec y el espíritu de Montmartre. Toulouse-Lautrec me atrapó enseguida

Toulouse-Lautrec. Pintor. Pintura. Exposiciones. Montmartre. Arte. Moulin Rouge.  Paris

, , ,

Acuarela. Cardoso. Ve y coge una estrella fugaz

ACUARELA. CARDOSO. Fragmento. (2018).

Cardoso nos presenta en esta ocasión, una de sus últimas acuarelas. La visita a los museos, los cuadros de una exposición. Espiritualidad fundida, dulces trasferencias y un color suavemente adictivo. Mas el artista siempre se hace preguntas.

VE Y COGE UNA ESTRELLA FUGAZ

Ve y coge una estrella fugaz,
Obtén con el niño una raíz de mandrágora,
Dime donde todos estuvieron los tiempos pasados,
O a quien le partió el pie al diablo,
Enséñame a escuchar el canto de las sirenas,
O a evitar la picadura de la envidia,
Y a encontrar
Que viento
Sirve para hacer avanzar una mente honesta,
Si tu has estado en el nacimiento de desastres extraños,
De cosas imposibles de ver,
Cabalga diez mil días y noches,
Hasta que tu cabello envejezca a un blanco nieve,
Tú, cuando hayas estado, me dirás,
Todas las maravillas extrañas que te ocurrieron,
Y jurar,
No donde
Vive una bella y verdadera mujer.
Si tu has encontrado a alguien déjame saber,
Como fue la dulce peregrinación,
Aún no lo hagas, no iría,
Aunque en la siguiente puerta podemos reunirnos,
Aunque ella fuera real, cuando te reúnas con ella,
Y por último, hasta que escribas tu carta,
Aún ella
Sería
Falsa, antes de venir, dos o tres.

John Donne

Acuarela. Cardoso. Ve y coge una estrella fugaz.

Acuarela. Acuarela Cardoso. Cardoso. Artista. Pintor. Pintura. Pintores.

,

Salvador Viniegra. Un artista integral

image

SALVADOR VINIEGRA

Nace en CÁDIZ el 23/11/1862. Fallece en MADRID el 24/4/1915.

SALVADOR VINIEGRA UN ARTISTA INTEGRAL

Pintor, Historicista, Mecenas, Musico, Compositor, Escritor, y Funcionario.

Como músico compuso algunas obras de zarzuela, como escritor, escribió entre otras obras «Curiosidades de Roma». Su padre Salvador Viniegra, fue, un importante mecenas, pintor, y músico.

SALVADOR VINIEGRA, es un muchacho gaditano estudiante de derecho, pero a los 16 años abandona los estudios, y comienza a recibir clases en la Escuela de Bellas Artes de Cádiz, 1878/9. Siendo aún estudiante obtiene el reconocimiento general por una serie de acuarelas, también en esta época, pinta marinas como, «La Entrada a Dique del Vapor Alfonso XII». En estos primeros años de pintor establece su estudio, en el de su padre, situado en la gaditana calle de Antonio López.

VIAJES Y FORMACIÓN

1882. SALVADOR VINIEGRA, realiza un viaje iniciatico a ROMA, donde pinta y estudia; dos años, después regresa a CÁDIZ, empapado de arte y con muchas ganas de seguir pintando; seguidamente reside temporalmente en MADRID desde donde vajará nuevamente a ROMA, pues La Ciudad Eterna, le ha subyugado y no ha pasado una noche sin que deseara volver a ella…

image

El Bautizo. 1886.

CINCO AÑOS DESPUÉS

1887. Vive en Cádiz; es un año importante en su vida, pues se casa, con María del Carmen Reboul y fijan su residencia en ROMA; María del Carmen tristemente fallecería pronto, y en 1903, el pintor contrae segundas nupcias con María Arniz, en 1887, SALVADOR VINIEGRA, recibe la Primera Medalla de la Exposición Nacional, por la obra «Bendición de los Campos en 1800»; por esta misma,  obtendría la Medalla de Oro en la Exposición de Viena un año después.

image

Bendición de los Campos en 1800. Roma 1887.

Bendición de los Campos obtuvo tal éxito, que el pintor se vio en la necesidad de realizar al menos una decena de copias de la PINTURA.

1890. Es becado por la Academia Española de Bellas Artes. Pensionado en Roma pinta, «El primer beso», en 1891; año en que se exponen sus obras en las ciudades de Munich, Roma, y Budapest.

image

El Primer Beso o Adán y Eva. 1891.

SALVADOR VINIEGRA, funcionario; es nombrado por el estado español, subdirector y conservador del madrileño Museo del Prado 1890/98. En 1898 finalmente fija su residencia en MADRID. Como no podía ser de otra manera para un pintor gaditano que recrea la historia en numerosos cuadros,  el artista, se empeña en la realización, de una más de sus obras de gran formato, se trata de la PINTURA, «La promulgación de la Constitución de 1812», para ello se traslada a su localidad natal en 1911.

image

La Promulgación de la Constitución de Cádiz. 1912.

La última etapa de su vida VINIEGRA la dedica en gran parte a su generosa labor como mecenas de las artes, como ya  antes, lo había sido su padre; cabe destacar en la vida de este gran pintor, la ayuda que prestó a muchos artistas, como fue el caso del genial amigo, y músico gaditano Manuel de Falla.

image

Contraste. 1913.

1915. Fallece en MADRID.

SALVADOR VINIEGRA. UN ARTISTA INTEGRAL.

Salvador Viniegra. Viniegra. Pintor. Pintura. Pintores. Artista. Cádiz. Madrid. Roma.

 

, , ,

Nocturno rojo. Red night . Óleo/Lienzo. Tomás Bartolomé. Pintura. Los siglos que en sus hojas cuenta un roble, árbol los cuenta sordo

image

Nocturno rojo. Red night. Tomás Bartolomé.

Óleo/Lienzo. 2016.

Hay aquí en esta pintura, un enigma sin respuesta y, no mucho más de mi vida. Tal vez algo de  autorretrato, un pequeño instante, congelado e intradiagetico, una introspección nunca ahora ya melancólica, mas triste, y una difícil pregunta…

¿Yo soy un campesino español; la nocturna cálida habitación roja, y también la casa?, o tal vez la desesperacion y el terrible grito de Bacon, Picasso, o Caravaggio.

Hurtas mi vulto y, cuanto más le debe
a tu pincel, dos veces peregrino,
de espíritu vivaz el breve lino
en las colores que sediento bebe,
vanas cenizas temo al lino breve,
que émulo del barro lo imagino,
a quien, ya etéreo fuese, ya divino,
vida le fió muda esplendor leve.
Belga gentil, prosigue al hurto noble;
que a su materia perdonará el fuego,
y el tiempo ignorará su contextura.
Los siglos que en sus hojas cuenta un roble,
árbol los cuenta sordo, tronco ciego;
quien más ve, quien más oye, menos dura.

Luis de Góngora

El poema se lo escribe el genial escritor en el año 1620, a un pintor que le está retratando.

Para cualquier consulta sobre esta  pintura. contacto. tomy.bart@hotmail.com

Nocturno rojo. Red night. Óleo/Lienzo. Tomás Bartolomé. Pintura. Los siglos que en sus hojas cuenta un roble, árbol los cuenta sordo, tronco ciego; quien más ve, quien más oye, menos dura.

Pintura. Nocturno rojo. Tomás Bartolomé. Pintor. Pintores. Óleo. Góngora. Bacon. Picasso. Caravaggio.

 

,

Antonio Saura. El Surrealismo era para mi una actitud

image

Dora Maar. (1984). Antonio Saura.

Antonio Saura. Pintor y escritor. Huesca, 22 septiembre de 1930. Cuenca, 22 julio de 1998.

Su padre era abogado del estado y su madre pianista. Es un pintor autodidacta, que expone por primera vez en París en 1957.

En 1984, catorce años antes de su fallecimiento, Antonio Saura presentaba en Madrid, quince retratos imaginarios, todavía, residía en París, ciudad a la que se había trasladado definitivamente en 1967. Al pintor siempre le había fascinado la bella ciudad del Sena, no en vano la primera vez que viajó a ella, fue en el ya lejano 1954, y allí residió dos años… luego volvió en 1959, después, se instaló definitivamente.

GRUPO EL PASO. 1957/59. Lo forma Antonio Saura que también le pone el nombre. El Grupo lo integran… Antonio Saura, Manolo Millares, Pablo Serrano, Rafael Canogar, Chirino, Viola, y otros artistas. Ponen así, a la pintura española en el escenario artístico del mundo, en unos años difíciles; años de pobreza, e ideológicas limitaciones institucionales.

TENTADO POR LA LITERATURA SE DECIDE POR LA PINTURA

Saura Influenciado desde que recuerda por la literatura, tentado por ella, (Cortázar, Carpentier), lo primero que hace de niño con ilusión, es coleccionar las estampas de los  cuadros que más le gustan, (los recorta de las revistas), una manía que conservó siempre, pues desde bien pequeño, a ratos y con las tijeras, era un gran recopilador-acumuladorcomo también lo fuera Dalí. Antonio Saura tuvo su época surrealista pero duró poco; una anécdota muy graciosa (Surrealismo en estado puro), es que el artista repartió por la Gran Via madrileña (año 50/51), una tarjeta con su nombre, en la que llevaba impreso un texto muy acorde … «Antonio Saura. Surrealista»

Antonio Saura conoció en París a André Bretón, que en ese momento, era considerado en el mundillo artístico como el «Papa del Surrealismo», y asistió más de un año a reuniones diarias, pero no dura mucho, se cansa. En aquel momento había otras corrientes de vanguardia, que ya estaban pidiendo a gritos paso urgentemente, (Expresionismo Abstracto y el Informalismo), Antonio Saura abandonó al fin el Surrealismo.

APARECEN SUS PRIMERAS FIGURAS EN BLANCO Y NEGRO

image

Geraldine dans son fauteil. 1967.

1956 Antonio Saura realizó su primera exposición en Madrid, en la Biblioteca Nacional, para ella selecciono su trabajo parisino, más dos pinturas madrileñas. Se trata en ese momento de una decantada ruptura con el Surrealismo, y de afirmación propia. El Artista presenta estructuras figurativas, a caballo entre el Surrealismo, y un cierta Abstracción. En la exposición también se incluyeron, dos cuadros que había realizado en Madrid (pinturas en blanco y negro); las primeras de sus figuras deformadas. Automatismo, rapidez, energía, y pasión, en una pintura, inspirada en sucesos políticos, (una manifestación en la que muere un estudiante en Madrid ), y en la que el pintor siempre dispuesto a la lucha política, se encontraba presente.

Antonio Saura. El Surrealismo era para mi una actitud.

Antonio Saura. Pintor. Pintura. Pintores. Surrealismo. Grupo el Paso. Abstracción. Madrid. París. Pintura española.

 

 

,

Eduardo Arroyo. «El destino del pintor es serlo hasta el final»

MAX BILL. (1976). EDUARDO ARROYO

Eduardo Arroyo, Pintor, (Pintura Poltica, Figuración Narrativa, Pop Art). Escultor, Escritor. Artista. Madrid, 26 de febrero de 1937, Madrid 14 de octubre de 2018, nació, en la Callle Argensola, cerca de la céntrica y popular, Puerta del Sol.

Arroyo, pronto hurtado, y solo, es, huérfano de padre, (Juan González Arroyo), murciano, farmacéutico), de clase media, y amigo de grandes escritores como, García Lorca, Jacinto Benavente, o Jardiel Poncela; privó pronto de su figura, a su joven vástago, de tan solo 5 años. Su madre, Consuelo Rodríguez (de Madrid), pronto se convierte, en una joven viuda, republicana, y radicalista de izquierdas.

Eduardo Arroyo, comenzó mal sus estudios en el Liceo Francés, donde fué duramente castigado, y expulsado por mala conducta, luego está, su paso, por el Instituto Docente Nuestra Señora de la Almudena, después, los estudios de periodismo, y el servicio militar obligatorio en el Regimiento de Infantería Asturias 3.

Dibujaba desde niño, mas Eduardo Arroyo quería ser escritor. Fue desde muy temprano, un ansioso lector, un gran amante de la literatura, que no renunciaría nunca, al uso de la palabra dirigida cual afilada saeta, como aguda critica, y con una muy personal orientación, y clarividencia.

ARROYO EXILIADO

1958. Perdedor, en una España de posguerra, parte pronto huyendo, hacia el frío, y desamparado exilio; llega a París, en diciembre, (un mes especialmente triste, si te encuentras extrañado, y solo), tenía 21 años… ¡En España, ya era mayor de edad!

Retrato del enano Salvador de Morra, bufón de corte nacido en Figueras, en la primera mitad del siglo XX.  Eduardo Arroyo. (1970).

Será París, la ciudad en la que residirá, la mayor parte de su vida; y pronto, se relaciona con otros españoles (los de la otra España), y explosivo, activo, y combativo como es, ataca sin descanso, denunciando el régimen del general Franco. Es en París, faro del exilio, ciudad bella, y dura, donde el literato, que prosaicamente, tiene que vivir, se hace pintor, (pronto realiza retratos callejeros, y pinta con tizas de colores, las aceras del Louvre). París, mosaico de teselas, con sus orillas al Sena, con su liberte, será para él, la acogedora ciudad vecina. Es en esta década (1960), cuando retrata a Napoleón, «el rebelde que hay en Eduardo Arroyo, enseña las orejas», contra él, y contra todo. También, tienen lugar, sus primeras instalaciones artísticas, y sus primeros retratos. Gran aficionado a la tauromaquia, realiza la serie «Los Toros», (retratos de toreros). La contradicción, el yin y el yang, la atracción y la repulsión, la vida y la muerte; símbolos y épica mandarina, manchados de roja…, sangre roja, y negra…, reza el verso lorquiano, «a las 5 de la tarde». A las 5 de la tarde, se tiñe de abstracción el lienzo del albero, donde es serio y soleado, el escenario del bárbaro coso taurino.

1963, presenta en la III Bienal de París, la serie, efigies de dictadores, (Franco, Salazar, Hitler y Mussolini), el gobierno español protesta. Expone, en la Galería Biosca de Madrid, (fue censurada), y el artista perseguido, (huyó de la policía); finalmente, el evento sería clausurado. 1969. Realiza retratos de Sir Winston Churchill (como pintor dominguero), y la serie El Alhameim, al más puro Pop Art.

Década de los 70. En 1972 viaja a Nueva York. En 1973 pinta desiertos y palmeras. Expone en Milán, la serie Óperas y Operetas.1972/3/4, Pinta retratos, de sus amigos, también de figuras universales del arte y la sociedad, y retratos de fotografías, de las que se nutre, interviniéndolas artísticamente.
1975/76. En 1975 (Muere Franco), la Academia de Bellas Artes de Berlín, cursa una invitación formal, en la que invita a trabajar al artista, en la capital del triste muro, 9 meses, (Arroyo acepta), pinta y expone en Berlín, Barcelona, y París.1976, con 39 años de edad, puede por fin obtener, el pasaporte español, después de 20 años de prohibición. El apátrida exiliado, vuelve a España, en 1977, pero algo en ella le es extraño, y se siente solo y abandonado, todo cambió, mas ahora todo debe fluir de nuevo. Tal vez su vuelta, es inversa a su esperanza idealizada, y como al mito, le supera. ¡Mas a menudo, son tan lentos los cambios!), e implicado, pinta dos cuadros con idéntico título, «Feliz, quien como Ulises, ha hecho un largo viaje, I, y II». Pop Art, figuracion cinematográfica, al más puro cine negro americano. Pinta la series, «Deshollinadores», «Pintores Ciegos», y «Entre los Pintores». Pinta seres sin rostro, fantasmas, es un Hamlet revivido, en busca de la verdad escondida.

Entre pintores. 1976. Eduardo Arroyo

No en vano, conoce la lucha, el terrible grito; la misma cohesión epica, que impregna al boxeador, aureolado de tragedia y culmen, ¿el arte? del boxeo. al que tantas cosas le une, identificándose con sus valores, de sacrificio, soledad, y dolor.

En 1982 recibe el Premio Nacional de Artes Plásticas, se publica en Francia «Panamá» Al Brown, la biografía de Alfonso «Panamá» Al Brown, boxeador que fascinó al pintor, y que tardó en escribir 5 años. Tambien este año, comienza su actividad como escenógrafo.

1987, expone en Madrid, una serie de esculturas, de cabezas de mujeres españolas.

1999, monta, la ópera Tristán e Isolda, ilustra libros y realiza esculturas.

2000, recibe la Medalla de Oro al mérito en las Bellas Artes.

2012, Por encargo (de su director), pinta un cuadro para el Museo del Prado. La obra es expuesta posteriormente, en la magnífica pinacoteca madrileña.

Eduardo Arroyo, corajudo e irreverente, pintor autodidacta, con obras en los más importantes museos de todo el mundo, y antifranquista, falleció el domingo,14 de octubre de 2018, de cancer, a los 81 años de edad, en su domicilio de Madrid.

En febrero, solo unos meses antes, asistía a Arco Madrid (feria anual de arte contemporáneo) donde tuvo la oportunidad de saludar y conversar unos minutos, con el rey Felipe VI.

«El destino del pintor es serlo hasta el final». Eduardo Arroyo

Eduardo Arroyo. Arroyo. Pintor. Artista. Pintura Política. Figuración Narrativa. Pop Art. Madrid. París. Exilio. 

, , ,

Pintura. Triste éxodo. Sad exodus. Tomás Bartolomé. Técnica mixta.

image

Triste éxodo. Tomás Bartolomé. 2016.

Sad exodus. Técnica mixta sobre papel.

Marcha de un pueblo, salida, huida forzosa, emigración, expatriación. Humanidad machacada, herida… Grito.

Arden, la ciudad y los campos. La torre del templo. Notas tristes de violín, rojas, naranjas, amarillas y rojas, humo negro, sobre las tapias, y la blancas paredes paredes desnudas. Ya salieron todos, ¡ahora lo hacemos mi familia!, que en silencio atraviesa las calles vacías, de lo que fueron, nuestros amados predios…, desde hace tanto tiempo. ¡Silencio! Por favor, no se necesitan palabras. Todos, ahora, apaleados y sofocados, con honda fatiga, caminamos bajo una gran bóveda de oscuro humo y fuego, como de sangre roja derramada, caminamos así, traumados, mudos, sin saber había donde. Sin entender. Sin saber, mas resueltos, sin poder decidir, obligados por los que mandan aquí, y también por los de allá (desconocidos). Tan diferentes y tan iguales en algún punto humano, y por lo tanto común. Substratos de humanidad herida, se unen ahora, salen, se revuelven, gimen y gritan, es el mismo grito de Caravaggio. El de Pablo Picasso, en su Guernica, o el de Francis Bacon, en su Retrato del Papa Inocencio X ¡Es, nuestro mismo grito!

Triste éxodo

Éxodo huída
Mientras arda
La ciudad
Silencio
Tristeza muda
Camino nuevo
Sombra pálida
Sed y mano.

Tomás Bartolomé

Pintura. Triste éxodo. Sad exodus. Tomás Bartolomé. Técnica mixta.

Pintura. Pintor. Tomás Bartolomé. Triste éxodo. Éxodo. Exodus. Pintores.

,

BARCELÓ HONORIS CAUSA Y SU ARCA DE NOÉ

image

El Arca de Noé. Miquel Barceló. Foto by TbArt. Archivos fondos propios.

BARCELÓ HONORIS CAUSA Y SU ARCA DE NOÉ

Jueves 22 de septiembre de 2017. MIQUEL BARCELÓ el artista reconocido internacionalmente (con obra expuesta en el museo del Louvre) en el Paraninfo de las Escuelas Mayores, fue investido como Doctor Honoris Causa por la Universidad de Salamanca en el 800 aniversario de su creación. También, el crítico de arte y catedrático Francisco Calvo Serraller recibió, este significativo doctorado.

En Salamanca, la bella ciudad charra a orillas del Tormes llena de arte, en ese mismo, y emocionante momento de la formal investidura, se encuentra activa, una interesante muestra con parte de los últimos trabajos del artista mallorquín…

Exposición El Arca de Noé

28 de abril de 2017 /1 de octubre de 2017

Miquel Barceló. VIII Centenario de la Universidad de Salamanca

80 obras: pintura, escultura, cerámica, obra sobre papel (acuarelas), perfomance. La mayoría realizadas en los últimos 6 años, y algunas de ellas inéditas. Se encuentran repartidas así:

Sala de Exposiciones del Patio de Escuelas, 26 acuarelas (2001/2003) pertenecientes a la ilustraciones realizadas por el artista para La Divina Comedia, de Dante Alighieri. Forman un grupo de acuarelas de formato medio, muy interesantes, oscuras y bellas.

image

El ifierno. Acuarela. Barceló. Imagen, foto vía internet

Sala de Exposiciones Hospedería Fonseca. Pinturas y obras en papel de gran formato (2009/2016), y cuadros con relieve, a base de telas (empapadas en almidón antes de aplicar la pintura, para así conseguir volúmenes y relieves), son representaciones de pinturas rupestres, animales de las Cuevas de Chauvet (descubiertas en 2014)  que recuerdan a las de Altamira. Intensos blancos, verdes, o azules apasionantes, también oscuros fondos abismales, fogonazos de intemporalidad; fluorescencias (2015).

Detalle de una de las obras de la exposición. Miquel Barceló. Foto. By TbArt. Archivos fondos propios

Capilla del Arzobispo Fonseca. Inédita, La obra El Arca de Noé que da título a esta exposición ocupa el muro frontal, el crucero de la capilla, mide 4X6 metros. El  público en general aún no pudo verla, hasta en esta feliz ocasión; acompañan a la monumental obra, 18 cerámicas (2012/2016). ¡Siempre, eternamente el barro pegado a la piel y el alma de Barceló!

image

Cerámica. Barceló. Foto. By TbArt. Archivos fondos propios

Patio Palacio de Anaya. Le grand écouteur, (2015). Simula una gran obra de barro, y lo consigue, su aspecto es pesado, sin embargo es una pieza muy ligera (una mezcla de poliuretano y otros materiales). Es como un gran oreja que se ablanda en su pedestal.

image

Le grand écouteur. Miquel Barceló. By TbArt. Archivos fondos propios

Patio de Escuelas Menores. 14 Allumettes, (2015). bosque de cerillas de bronce que se retuercen ya apagadas, son de gran altura y, necesitan un espacio más amplio de exposición, que en el que se encuentran situadas, por lo demás, un patio bellísimo a escasos metros de la fachada de la universidad, desde el que se pueden ver las torres de la catedral. Una gran competencia para las tristes y apagadas cerillas.

image

Allumettes. Barceló. Foto. By TbArt. Archivos fondos propios

Plaza Mayor. Gran Elefant Dret (2008). El monumental elefante blanco. ¡Como hacer equilibrios imposibles apoyado en su trompa!

image

Gran Elefant Dret. Miquel Barceló. Foto. By TbArt Archivos fondos propios

Barceló Honoris Causa y su Arca de Noé

Miquel Barceló. Barceló. Honoris Causa Salamanca. Exposición El Arca de Noė. Pintura. Pintores. Pintor. Artista. Escultura. Cerámica.

, , ,

Acuarela. Cardoso. Bajaron los asirios como al redil el lobo

ACUARELA. CARDOSO

Cardoso nos muestra en esta ocasión, una de sus últimas acuarelas, extraños personajes, surgen como automatismos, avanzando, aparecen fantasmales, (siempre hacia delante), hasta no se sabe donde. Es un paisaje inquietante e irreal, donde la suave aguada, dúctil, viva y poderosa, extiende bellos y exóticos colores, creado una fría atmósfera, de desolación y vacío.

La destrucción de Senaquerib

Bajaron los asirios como al redil el lobo:
brillaban sus cohortes con el oro y la púrpura;
sus lanzas fulguraban como en el mar luceros,
como en tu onda azul, Galilea escondida.

Tal las ramas del bosque en el estío verde,
la hueste y sus banderas traspasó en el ocaso:
tal las ramas del bosque cuando sopla el otoño,
yacía marchitada la hueste, al otro día.

Pues voló entre las ráfagas el Ángel de la Muerte
y tocó con su aliento, pasando, al enemigo:
los ojos del durmiente fríos, yertos, quedaron,
palpitó el corazón, quedó inmóvil ya siempre.

Y allí estaba el corcel, la nariz muy abierta,
mas ya no respiraba con su aliento de orgullo:
al jadear, su espuma quedó en el césped, blanca,
fría como las gotas de las olas bravías.

Y allí estaba el jinete, contorsionado y pálido,
con rocío en la frente y herrumbre en la armadura,
y las tiendas calladas y solas las banderas,
levantadas las lanzas y el clarín silencioso.

Y las viudas de Asur con gran voz se lamentan
y el templo de Baal ve quebrarse sus ídolos,
y el poder del Gentil, que no abatió la espada,
al mirarle el Señor se fundió como nieve.

Lord Byron

Acuarela. Cardoso. Bajaron los asirios como al redil el lobo

Pintura. Acuarela. Cardoso. Pintor. Pintores. 

, ,

Edgard Allan Poe. El Retrato Oval. Era una joven de peregrina belleza, que en mala hora amó al pintor y se desposó con él

image

Foto by TbART

Edgard Allan Poe. Boston 1809. Baltimore 1848.

EL RETRATO OVAL. 1842. (FRAGMENTO).

Era una joven de peregrina belleza, tan graciosa como amable, que en mal hora amó al pintor y se desposó con él.

Él tenía un carácter apasionado, estudioso y austero, y había puesto en el ARTE  sus amores; ella, joven, de rarísima belleza, toda luz y sonrisas, con la alegría de un cervatillo, amándolo todo, no odiando más que el ARTE, que era su rival, no temiendo más que la paleta, los pinceles y demás instrumentos importunos que le arrebataban el amor de su adorado.

Terrible impresión causó a la dama oír al PINTOR hablar del deseo de retratarla. Mas era humilde y sumisa, y sentóse pacientemente, durante largas semanas, en la sombría y alta habitación de la torre, donde la luz se filtraba sobre el pálido lienzo solamente por el cielo raso.

image

El pintor y la modelo. 1963. Pablo Picasso.

El ARTISTA cifraba su gloria en su obra, que avanzaba de hora en hora, de día en día. Y era un hombre vehemente, extraño, pensativo y que se perdía en mil ensueños; tanto que no veía que la luz que penetraba tan lúgubremente en esta torre aislada secaba la salud y los encantos de su mujer, que se consumía para todos excepto para él.

Ella, no obstante, sonreía más y más, porque veía que el PINTOR, que disfrutaba de gran fama, experimentaba un vivo y ardiente placer en su tarea, y trabajaba noche y día para trasladar al lienzo la imagen de la que tanto amaba, la cual de día en día tornábase más débil y desanimada.

image

Y, en verdad, los que contemplaban el retrato, comentaban en voz baja su semejanza maravillosa, prueba palpable del genio del PINTOR, y del profundo amor que su modelo le inspiraba.

Pero, al fin, cuando el trabajo tocaba a su término, no se permitió a nadie entrar en la torre; porque el PINTOR había llegado a enloquecer por el ardor con que tomaba su trabajo, y levantaba los ojos rara vez del lienzo, ni aun para mirar el rostro de su esposa. Y no podía ver que los colores que extendía sobre el lienzo borrábanse de las mejillas de la que tenía sentada a su lado.

Y cuando muchas semanas hubieron transcurrido, y no restaba por hacer más que una cosa muy pequeña, sólo dar un toque sobre la boca y otro sobre los ojos, el alma de la dama palpitó aún, como la llama de una lámpara que está próxima a extinguirse.

image

Calavera. Van Gogh

Y entonces el PINTOR, dio los toques, y durante un instante quedó en éxtasis ante el trabajo que había ejecutado. Pero un minuto después, estremeciéndose, palideció intensamente herido por el TERROR, y gritó con voz terrible: «¡En verdad, esta es la vida misma!» Se volvió bruscamente para mirar a su bien amada: ¡Estaba muerta!»

Edgard Allan Poe

Edgard Allan Poe. El Retrato Oval. Era una joven de peregrina belleza, que en mala hora amó al pintor y se desposó con él.

EDGARD ALLAN POE. LITERATURA. EL RETRATO OVAL. ESCRITORES. TERROR. ALLAN POE. POE. MIEDO. ARTE. PINTOR.