,

Gustave Flaubert. Moralista, ascético, y espiritual. Tomás Bartolomé.

image

Gustave Flaubert. Eugéne Giraud

GUSTAVE FLAUBERT

Ruan 12/12/1821. Croiset 8/5/1880.

NOVELISTA Y DRAMATURGO

¡Él, que tanto odió a la burguesía, nació y se crió en un ambiente de lo más rancio! Su padre era el cirujano jefe del hospital de Ruan, pero por si fuera poco, su madre se acomodaba en una familia situada, en las más altas cumbres de la sociedad establecida.

FLAUBERT comenzó (en 1832) sus estudios en el Colegio Real de Ruan donde se decide por la literatura. Pocos años después (1839) finalizados sus estudios, se dirige a PARÍS donde comienza la carrera de derecho. Aunque no es un muchacho muy sociable conoce entre otros a Víctor Hugo y se hacen amigos, juntos realizan algunos viajes, visitan la isla de Córcega y los Pirineos. Durante esta época lleva una vida cómoda de estudios y viajes; el dinero para él no es un problema, dispone del suficiente pues su condición social le permite recibir jugosas rentas periódicamente.

ASCETICO Y ESPIRITUAL

El estudio de las leyes no le satisface, y abandona sus estudios (1844). Regresa a Croiset, allí vive con su madre y su sobrina en una agradable casa a orillas del Sena. En1846, fallecen su padre y su hermana. Conoce a la poetisa Louise Colet, con la que mantiene una relación sentimental, que copó una década. Mas FLAUBERT no se casó nunca. Tímido, sensible, neurótico, obsesivo, arrogante, mudo, locuaz, y moralista; despreciaba el adocenamiento, el materialismo burges, y la vulgar mediocridad. Así se define a sí mismo…

“No soy soñador, sino urraca de grito agrio que se oculta en el fondo de los bosques para no ser oída sino para ella misma”

1849/51. Viaja por Italia, Egipto, Constantinopla, Jerusalén.

Fuerza literaria, nitidez comunicativa, exacta elección de las palabras, conocimiento de las emociones humanas. Cadencia, ritmo;  todo esto lo posee FLAUBERT.

MADAME BOVARY

1851. Empieza a escribir lo que sería su gran obra maestra, MADAME BOVARY (una de las grandes obras de la literatura universal), una vez acabada, la novela comenzaría a publicarse por capítulos, a la manera de folletín en 1856 (Revista Revue de París. Un año después, se publicaría el libro. Narra los amores (infidelidades) provincianos, de una señorita insatisfecha, además de casada y  decepcionada, pero tambien, soñadora, inquieta, y morbosa, que arrastra tras ella amargura, romanticismo, y tragedia. Una gran novela que hay que leer. Madame Bovary escoció a parte de la sociedad, por la dura crítica que hace de ella, y por el delicado tema que aborda; el escritor se vió pronto inmerso en el escándalo y los tribunales. La novela fue vísta por algunos como ofensiva y terriblemente inmoral. Terminado el juicio, las condenas que se le pedían como penas al editor y al escritor no prosperaron y felizmente ambos fueron absueltos.

LA EDUCACION SENTIMENTAL

1869, es su última novela publicada en vida. Narra los amores de un joven, Frederic Moreau y una mujer madura, Madame Arnoux. La obra rezuma tintes autobiógrafos Flaubert escribe sobre sus amores con la poetisa Louise Colet. Costumbrista, la acción, está situada en la sociedad parisina.

1870. Durante la guerra Franco/Prusiana, su casa fué temporalmente ocupada por soldados enemigos, a partir de este traumático suceso, FLAUBERT, que protagonizaba ataques epilépticos desde la más tierna infancia sufrió una recaída y comenzó a temer seriamente por sus nervios, comenzando a aplicar la siguiente regla… Trabajo, Soledad, Perseverancia… ¡Medicina para un descreído! Le interesan todos los temas su curiosidad es enorme, se entretiene con cualquier cosa que no conoce, aspira realizar algún día una obra total. Sus disquisiciones lo abarcan todo, como por ejemplo, la siguiente paradoja moral…

“La modestia, la más orgullosa de las pasiones” 

1872. Fallece su madre, él debe hacerse cargo de la casa y de su sobrina. Comienzan los problemas económicos.

1880. Flaubert fallece modestamente en su casa de Croiset, a causa de un derrame cerebral.

GUSTAVE FLAUBERT. MORALISTA, ASCÉTICO, Y ESPIRITUAL

Gustave Flaubert. Flaubert. Literatura. Escritores. Madame Bovary. La educacion sentimental.

 

, , ,

Pintura. Ítaca. Tomás Bartolomé. Cuando emprendas tu viaje a Itaca pide que el camino sea largo, pleno de aventuras, pleno de experiencias.

image

ÍTACA. TOMÁS BARTOLOMÉ.

Tecnica mixta sobre cartón. 2016.

:::::::::::::::::::

Cuando emprendas tu viaje a Itaca
pide que el camino sea largo,
pleno de aventuras, pleno de experiencias.
No has de temer ni a lestrigones ni a cíclopes
tampoco al colérico Poseidón,
tales seres jamás hallarás en tu camino,
si tu pensar es elevado, si especial
es la emoción que toca tu espíritu y tu cuerpo.
Ni a los lestrigones ni a los cíclopes
ni al salvaje Poseidón hallarás
si no son tuyos
si no los yergue tu alma ante ti.

Pide que el camino sea largo.
Que muchas sean las mañanas de verano
en llegar ¡con qué placer y alegría!
a puertos ignotos
Para en los emporios de Fenicia
y hazte con hermosas mercancías,
nácar y coral, ámbar y ébano
y toda suerte de perfumes sensuales,
cuantos más perfumes sensuales puedas.
Ve a muchas ciudades egipcias
a aprender, a aprender de sus sabios.

Ten siempre presente a Itaca en tu mente.
Llegar allí es tu destino.
Mas no te apresures nunca en el viaje.
Mejor que dure muchos años
y atracar, viejo ya, en la isla,
enriquecido de cuanto ganaste en el camino
sin esperar a que Itaca te enriquezca.

Itaca te brindó tan hermoso viaje.
Sin ella no habrías emprendido el camino.
Ella no tiene ya nada que ofrecerte.

Aunque la encuentres pobre, Itaca no te ha engañado.
Así, sabio como te has vuelto, con tanta experiencia,
Comprenderás ya qué significan las Itacas.

ÍTACA. KAVAFIS. -1911-

Pintura. Ítaca. Tomás Bartolomé. Cuando emprendas tu viaje a Itaca pide que el camino sea largo, pleno de aventuras, pleno de experiencias.

Pintura. Ítaca. Tomás Bartolomé. Pintores. Kavafis. Literatura

 

,

Literatura. Green. Te ofrezco entre racimos, verdes gajos y rosas, mi corazón ingenuo que a tu bondad se humilla. Verlaine.

image

Foto. By TbArt

El maldito elegido, príncipe de los poetas en 1894, escribió…

Il pleure dans

mon coeur

Comme il pleut

sur le ville;

Qelle est cette

largeur

Quii pénètre

mon coeur?

Llueve en mi corazón, como llueve en la ciudad; que es esta languidez, que penetra mi corazón?

Green

Te ofrezco entre racimos, verdes gajos y rosas,
mi corazón ingenuo que a tu bondad se humilla;
no quieran destrozarlo tus manos cariñosas,
tus ojos regocije mi dádiva sencilla.

En el jardín umbroso mi cuerpo fatigado
las auras matinales cubrieron de rocío;
como en la paz de un sueño se deslice a tu lado
el fugitivo instante que reposar ansío.

Cuando en mis sienes calme la divina tormenta,
reclinaré, jugando con tus bucles espesos,
sobre tu núbil seno mi frente soñolienta,
sonora con el ritmo de tus últimos besos.

Paul Verlaine

Literatura. Green. Te ofrezco entre racimos, verdes gajos y rosas, mi corazón ingenuo que a tu bondad se humilla. Verlaine.

LITERATURA. GREEN. PAUL VERLAINE. POESÍA. VERLAINE. VERDES. JARDÍN.

, ,

Hamlet. Polonio, aconseja sabiamente, a Laertes, su hijo

HAMLET AND HORATIO IN THE CEMENTERY. 1839. EUGÉNE DELACROIX.

The Tragedy of Hamlet, Prince of Denmark. La Tragedia de Hamlet, Príncipe de Dinamarca.

En estos pocos y exquisitos versos, Polonio, chambelán del reino, padre sabio, preocupado, se dirige a Laertes, su hijo y, hermano de Ofelia, casta y enamorada, que apremiado, emprende viaje a París. Pronto, la persistente niebla de la tragedia, envolverá fatalmente, a la familia, en la más opaca oscuridad.

Sarah Bernhardt en el papel de Hamlet. 1899, Lafayette Fhoto, Londres.

HAMLET (1600?). Fragmento.

Polonio
-¿Aún, Laertes? ¡Que vergüenza! ¡A bordo!
Ya el viento esta en la espalda de tus velas
¡y aún tu aquí! Ve con mi bendición
y graba en la memoria estos preceptos.
No des tus pensamientos a tu lengua
Ni pongas desmesura a tus acciones.
Sé natural pero jamás vulgar.
A tus amigos de amistad probada
Engánchalos al alma con aceros,
mas sin cansar la mano agasajando
a imberbes arribistas. Cuida bien
con no entablar disputas, mas ya en ellas,
que sea tu oponente quien se cuide.
Tu oído, a todos; tu opinión, a pocos.
Escucha las censuras, guarda el juicio.
Viste cuan fino pueda tu cartera,
mas no lujoso; rico, no chillón;
Que el traje suele pregonar al hombre,
y en Francia los de alcurnia y posición
en esto son de gran refinamiento.
No pidas préstamo, ni des prestado;
pueden perderse préstamo y amigo
y andar pidiendo mella el buen gobierno.
Principalmente sé veraz contigo;
de ello se sigue, como noche al día,
que no podrás ser falso con ninguno.
Adiós. Mi bendición te lo madure.

William Shakespeare

Hamlet. Polonio, aconseja sabiamente, a Laertes, su hijo

Literatura. Hamlet. Shakespeare. William ShakespeareTragedia. Polonio. Laertes. Ofelia. Familia. Padre. Hijo. Hija.

 

,

Oscar Wilde. El Discípulo.

Fotografia. By TbArt. Abril 2015. 19:00 pm.

EL DISCÍPULO

Cuando Narciso murió, el río de sus delicias se transformó de una copa de agua dulce en una copa de lágrimas saladas, y las Oréades vinieron llorando por los bosques a cantar junto al río y a consolarle.

image

Foto. Narciso. Vía internet

Y cuando vieron que el río habíase convertido de copa de agua dulce en copa de lágrimas saladas deshicieron los bucles verdes en sus cabelleras y gritaban al río y le decían:

-No nos extraña que le llores así. ¿Cómo no ibas a amar a Narciso con lo bello que era?

-¿Pero Narciso era bello?

image

Foto. Narciso. Caravaggio. (1593/1610).

-¿Quién mejor que tú puede saberlo? -respondieron las Oréades- Nos despreciaba a nosotras, pero te cortejaba a ti, e inclinado sobre tus orillas, dejaba reposar sus ojos sobre ti, y contemplaba su belleza en el espejo de tus aguas.

Y el río contestó:

-Si amaba yo a Narciso, era porque, cuando inclinado en mis orillas, dejaba reposar sus ojos sobre mí, en el espejo de sus ojos veía reflejada yo mi propia belleza.

Oscar Wilde

image

Fotografia. By Tb Art.

Oscar Wilde. El Discípulo.

OSCAR WILDE. El DISCÍPULO. ESCRITORES. NARCISISMO. LITERATURA. WILDE. CARAVAGGIO.

, ,

Escultura. Dos muchachas. Two Girls. Albert. Müller. Hay un país soberbio, un país de Jauja -dicen-, que sueño visitar con una antigua amiga.

image

Dos muchachas. Two Girls. Albert Müller. 1924/5. Foto, by TbArt
Madera tallada y pintada.

Expresionismo Suizo.

Albert Müller. Basilea. 1897/26. Pintor, Escultor, Dibujante, Grabador.

LA INVITACIÓN AL VIAJE.
Hay un país soberbio, un país de Jauja -dicen-, que sueño visitar con una antigua amiga.
País singular, anegado en las brumas de nuestro Norte, y al que se pudiera llamar el Oriente de Occidente, la China de Europa: tanta carrera ha tomado en él la cálida y caprichosa fantasía; tanto la ilustró paciente y tenazmente con sus sabrosas y delicadas vegetaciones.
Un verdadero país de Jauja, en el que todo es bello, rico, tranquilo, honrado; en que el lujo se refleja a placer en el orden; en que la vida es crasa y suave de respirar; de donde están excluídos el desorden, la turbulencia y lo improvisto; en que la felicidad se desposó con el silencio; en que hasta la cocina es poética, pingüe y excitante; en que todo se te parece, ángel mío.
¿Conoces la enfermedad febril que se adueña de nosotros en las frías miserias, la ignorada nostalgia de la tierra, la angustia de la curiosidad? Un país hay que se te parece, en que todo es bello, rico, tranquilo y honrado, en que la fantasía edificó y decoró una China occidental, en que la vida es suave de respirar, en que la felicidad se desposó con el silencio. ¡Allí hay que irse a vivir, allí es donde hay que morir!
Sí, allí hay que irse a respirar, a soñar, a alargar las horas en lo infinito de las sensaciones. Un músico ha escrito la Invitación al vals; ¿quién será el que componga la invitación al viaje que pueda ofrecerse a la mujer amada, a la hermana de elección?
Sí, en aquella atmósfera daría gusto vivir; allá, donde las horas más lentas contienen más pensamientos, donde los relojes hacen sonar la dicha con más profunda y más significativa solemnidad.
En tableros relucientes o en cueros dorados con riqueza sombría, viven discretamente unas pinturas beatas, tranquilas y profundas, como las almas de los artistas que las crearon. Las puestas del Sol, que tan ricamente colorean el comedor o la sala, tamizadas están por bellas estofas o por esos altos ventanales labrados que el plomo divide en numerosos compartimientos.
Vastos, curiosos, raros son los muebles, armados de cerraduras y de secretos, como almas refinadas. Espejos, metales, telas, orfebrería, loza, conciertan allí para los ojos una sinfonía muda y misteriosa; y de todo, de cada rincón, de las rajas de los cajones y de los pliegues de las telas se escapa un singular perfume, un vuélvete de Sumatra, que es como el alma de la vivienda.
Un verdadero país de Jauja, te digo, donde todo es rico, limpio y reluciente como una buena conciencia, como una magnífica batería de cocina, como una orfebrería espléndida, como una joyería policromada. Allí afluyen los tesoros del mundo, como a la casa de un hombre laborioso que mereció bien del mundo entero. País singular, superior a los otros, como lo es el Arte a la Naturaleza, en que ésta se reforma por el ensueño, en que está corregida, hermoseada, refundida.
¡Busquen, sigan buscando, alejen sin cesar los límites de su felicidad esos alquimistas de la horticultura! ¡Propongan premios de sesenta y de cien mil florines para quien resolviere sus ambiciosos problemas! ¡Yo ya encontré mi tulipán negro y mi dalia azul!
Flor incomparable, tulipán hallado de nuevo, alegórica dalia, allí, a aquel hermoso país tan tranquilo, tan soñador, es adonde habría que irse a vivir y a florecer, ¿no es verdad? ¿No te encontrarías allí con tu analogía por marco y no podrías mirarte, para hablar, como los místicos, en tu propia correspondencia?
¡Sueños! ¡Siempre sueños!, y cuanto más ambiciosa y delicada es el alma tanto más la alejan de lo posible los sueños. Cada hombre lleva en sí su dosis de opio natural, incesantemente segregada y renovada, y, del nacer al morir, ¿cuántas horas contamos llenas del goce positivo, de la acción bien lograda y decidida? ¿Viviremos jamás, estaremos jamás en ese cuadro que te pintó mi espíritu, en ese cuadro que se te parece?
Estos tesoros, estos muebles, este lujo, este orden, estos perfumes, estas flores milagrosas son tú. Son tú también estos grandes ríos, estos canales tranquilos. Los enormes navíos que arrastran, cargados todos de riquezas, de los que salen los cantos monótonos de la maniobra, son mis pensamientos, que duermen o ruedan sobre tu seno.
Tú los guías dulcemente hacia el mar, que es lo infinito, mientras reflejas las profundidades del cielo en la limpidez de tu alma hermosa; y cuando, rendidos por la marejada y hastiados de los productos de Oriente, vuelven al puerto natal, son también mis pensamientos, que tornan, enriquecidos de lo infinito, hacia ti.
LA INVITACIÓN AL VIAJE. CHARLES BAUDELAIRE

Escultura. Dos muchachas. Two Girls. Albert. Müller. Hay un país soberbio, un país de Jauja -dicen-, que sueño visitar con una antigua amiga.

Escultura. Albert Müller. Escultores. Expresionismo. Amiga. Arte. Baudelaire. País. País de Jauja.

, ,

Velázquez/Equipo Crónica, versus García Lorca y los niños

LAS MENINAS. 1970. EQUIPO CRÓNICA

Velazquez transportado en un viaje en el tiempo, se encuentra a sus meninas, versionadas, su impresionante pintura se ha convertido en un icono, en una imagen, que llegó para permanecer eternamente, y que sigue inspirando a los artistas.

LAS MENINAS. 1656. VELÁZQUEZ

VELAZQUEZ/EQUIPO CRÓNICA VERSUS GARCÍA LORCA Y LOS NIÑOS

Los niños son protagonistas, y el maestro sevillano sitúa a la infanta Margarita de Austria, arropada por sus sirvientes que también son niñas como ella, en segundo término, sitúa Velázquez, el mundo más serio de los adultos.

BALADA DE LA PLACETA

Cantan los niños
En la noche quieta:
¡Arroyo claro,
Fuente serena!
LOS NIÑOS
¿Qué tiene tu divino
Corazón en fiesta?
YO
Un doblar de campanas,
Perdidas en la niebla.
LOS NIÑOS
Ya nos dejas cantando
En la plazuela.
¡Arroyo claro,
Fuente serena!
¿Qué tienes en tus manos
De primavera?
YO
Una rosa de sangre
Y una azucena.
LOS NIÑOS
Mójalas en el agua
De la canción añeja.
¡Arroyo claro,
Fuente serena!
¿Qué sientes en tu boca
Roja y sedienta?
YO
El sabor de los huesos
De mi gran calavera.
LOS NIÑOS
Bebe el agua tranquila
De la canción añeja.
¡Arroyo claro,
Fuente serena!
¿Por qué te vas tan lejos
De la plazuela?
YO
¡Voy en busca de magos
Y de princesas!
LOS NIÑOS
¿Quién te enseñó el camino
De los poetas?
YO
La fuente y el arroyo
De la canción añeja.
LOS NIÑOS
¿Te vas lejos, muy lejos
Del mar y de la tierra?
YO
Se ha llenado de luces
Mi corazón de seda,
De campanas perdidas,
De lirios y de abejas,
Y yo me iré muy lejos,
Más allá de esas sierras,
Más allá de los mares
Cerca de las estrellas,
Para pedirle a Cristo
Señor que me devuelva
Mi alma antigua de niño,
Madura de leyendas,
Con el gorro de plumas
Y el sable de madera.
LOS NIÑOS
Ya nos dejas cantando
En la plazuela.
¡Arroyo claro,
Fuente serena!
Las pupilas enormes
De las frondas resecas,
Heridas por el viento,
Lloran las hojas muertas.

Federico García Lorca

Velázquez/Equipo Crónica, versus García Lorca y los niños

Velázquez. Las meninas. Equipo crónica. García Lorca. Arte. Literatura

 

, ,

Luis de Góngora. De pura honestidad templo sagrado, cuyo bello cimiento y gentil muro de blanco nácar y alabastro puro fue por divina mano fabricado

Foto. ByTbart

LUIS DE GÓNGORA

Retrato de Góngora. Velázquez. (1622). Museo de Bellas Artes de Boston.

En la pintura (podemos ver, un magnífico retrato del gran escritor cordobés ), realizada por Diego Velázquez, de la que existen diferentes copias.

Un excelso poema de Góngora. Dos grandes maestros, dos máximos exponentes en sus diferentes áreas artísticas, unidos por su maestría…

Luis de Góngora y Argote. Cordobés, 1 de julio de 1561. Fallecimiento, Córdoba 23 de mayo, de 1627.

Diego Rodríguez de Silva y Velázquez.. Sevillano 6 de junio de 1599. Fallecimiento, Madrid 6 de agosto de 1660.

Los 2 andaluces, los dos geniales, fueron contemporáneos. A Velázquez y Góngora solo los separaron 38 años de edad. De los dos artistas, Velázquez era el más joven. Hemos comenzado admirando el gran retrato que el pintor de reyes hizo del excelso escritor, ahora ya es tiempo de ir y deleitarnos, con uno de sus magníficos poemas.

POESIA

De pura honestidad templo sagrado,
cuyo bello cimiento y gentil muro
de blanco nácar y alabastro puro
fue por divina mano fabricado
;
pequeña puerta de coral preciado,
claras lumbreras de mirar seguro
que a la fina esmeralda el verde puro
habéis para viriles usurpado;
soberbio techo, cuyas cimbrias de oro
al claro sol, en cuanto en torno gira,
ornan de luz, coronan de belleza;
ídolo mío a quien rendido adoro,
oye piadoso a quien por ti suspira,
tus himnos canta y tus virtudes reza.

LUIS DE GÓNGORA

Luis de Góngora. De pura honestidad templo sagrado, cuyo bello cimiento y gentil muro de blanco nácar y alabastro puro fue por divina mano fabricado.

LIIS DE GÓNGORA. GÓNGORA. LITERATURA. ESCRITORES. POESÍA. PINTURA. VELÁZQUEZ.

,

Lope de Vega. Que piensa el genial escritor del Amor y las Mujeres. Tomás Bartolomé.

Félix Lope de Vega y Carpio. “Lope de Vega”  Madrid 1562. Madrid 1635, con 73 años.

Lope de Vega, se enamoraba con extrema facilidad de cualquier mujer que se cruzara en su camino, al genial escritor le era lo mismo todo, tenía que conseguirlas a cualquier precio. No le importaba al poeta que estuvieran casadas, fueran viudas o todavía solteras.

Las mujeres más importantes en la agitada vida amorosa de Lope de Vega fueron:

Elena de Osorio “Filis”

Isabel de Alderete “Belisa”

Antonia Trillo.

Juana de Guardo.

Marta de Nevares “Amarilis” o “Marcia Leonarda”.

Innumerables amores. Infinitas aventuras. El escritor que fue calificado por Miguel de Cervantes como “Monstruo de la naturaleza” tuvo el genial artista al menos 15 hijos documentados, pero seguramente fueron muchos más.

image

Sobre la Mujer: (de la que se supone que el escritor, forzosamente, tendría que conocer mucho), escribía asíel genial Lope de Vega, el eterno enamorado.

SOBRE LA MUJER

Es la mujer del hombre lo más bueno,
y locura decir que lo más malo,
su vida suele ser y su regalo,
su muerte suele ser y su veneno
Cielo a los ojos cándido y sereno,
que muchas veces al infierno igualo,
por raro al mundo su valor señalo,
por falso al hombre su rigor condeno.
Ella nos da su sangre, ella nos cría,
no ha hecho el cielo cosa más ingrata;
es un ángel, y a veces una arpía.
Quiere, aborrece, trata bien, maltrata,
y es la mujer, al fin, como sangría,
que a veces da salud y a veces mata.”

SOBRE EL AMOR

Desmayarse, atreverse, estar furioso,
áspero, tierno, liberal, esquivo,
alentado, mortal, difunto, vivo,
leal, traidor, cobarde y animoso;

no hallar fuera del bien centro y reposo,
mostrarse alegre, triste, humilde, altivo,
enojado, valiente, fugitivo,
satisfecho, ofendido, receloso;

huir el rostro al claro desengaño,
beber veneno por licor süave,
olvidar el provecho, amar el daño;

creer que un cielo en un infierno cabe
dar la vida y el alma a un desengaño;
esto es amor, quien lo probó lo sabe.

El escritor buscó apasionadamente el AMOR y amó con locura a las MUJERES iTambién sufrió! En estos versos, se lame las heridas. Acidamente dolorido y siempre enamorado el genial Lope.

Podéis leer otro artículo  sobre Lope de Vega en “Categoría Literarura”.

Lope de Vega. Que piensa el genial escritor del Amor y las Mujeres.

Lope de Vega. Literatura. Escritores. Poesía. Lope  de Vega amor. Lope de Vega mujeres.

, ,

Edgard Allan Poe. El Retrato Oval. Era una joven de peregrina belleza, tan graciosa como amable, que en mala hora amó al pintor y se desposó con él.

image

Foto by TbART

Edgard Allan Poe. Boston 1809. Baltimore 1848.

EL RETRATO OVAL. 1842. (FRAGMENTO).

Era una joven de peregrina belleza, tan graciosa como amable, que en mal hora amó al pintor y se desposó con él.

Él tenía un carácter apasionado, estudioso y austero, y había puesto en el ARTE  sus amores; ella, joven, de rarísima belleza, toda luz y sonrisas, con la alegría de un cervatillo, amándolo todo, no odiando más que el ARTE, que era su rival, no temiendo más que la paleta, los pinceles y demás instrumentos importunos que le arrebataban el amor de su adorado.

Terrible impresión causó a la dama oír al PINTOR hablar del deseo de retratarla. Mas era humilde y sumisa, y sentóse pacientemente, durante largas semanas, en la sombría y alta habitación de la torre, donde la luz se filtraba sobre el pálido lienzo solamente por el cielo raso.

image

El pintor y la modelo. 1963. Pablo Picasso.

El ARTISTA cifraba su gloria en su obra, que avanzaba de hora en hora, de día en día. Y era un hombre vehemente, extraño, pensativo y que se perdía en mil ensueños; tanto que no veía que la luz que penetraba tan lúgubremente en esta torre aislada secaba la salud y los encantos de su mujer, que se consumía para todos excepto para él.

Ella, no obstante, sonreía más y más, porque veía que el PINTOR, que disfrutaba de gran fama, experimentaba un vivo y ardiente placer en su tarea, y trabajaba noche y día para trasladar al lienzo la imagen de la que tanto amaba, la cual de día en día tornábase más débil y desanimada.

image

Y, en verdad, los que contemplaban el retrato, comentaban en voz baja su semejanza maravillosa, prueba palpable del genio del PINTOR, y del profundo amor que su modelo le inspiraba.

Pero, al fin, cuando el trabajo tocaba a su término, no se permitió a nadie entrar en la torre; porque el PINTOR había llegado a enloquecer por el ardor con que tomaba su trabajo, y levantaba los ojos rara vez del lienzo, ni aun para mirar el rostro de su esposa. Y no podía ver que los colores que extendía sobre el lienzo borrábanse de las mejillas de la que tenía sentada a su lado.

Y cuando muchas semanas hubieron transcurrido, y no restaba por hacer más que una cosa muy pequeña, sólo dar un toque sobre la boca y otro sobre los ojos, el alma de la dama palpitó aún, como la llama de una lámpara que está próxima a extinguirse.

image

Calavera. Van Gogh

Y entonces el PINTOR, dio los toques, y durante un instante quedó en éxtasis ante el trabajo que había ejecutado. Pero un minuto después, estremeciéndose, palideció intensamente herido por el TERROR, y gritó con voz terrible: “¡En verdad, esta es la vida misma!” Se volvió bruscamente para mirar a su bien amada: ¡Estaba muerta!”

Edgard Allan Poe

Edgard Allan Poe. El Retrato Oval. Era una joven de peregrina belleza, tan graciosa como amable, que en mala hora amó al pintor y se desposó con él.

EDGARD ALLAN POE. LITERATURA. EL RETRATO OVAL. ESCRITORES. TERROR. ALLAN POE. POE. MIEDO. ARTE. PINTOR.