, ,

Fotografía. Mindor. «Goza el fresco paisaje de mi herida”

image

FOTOGRAFIA. PAISAJE. By Mindor.

«Zen», calma en los ojos

Lusitana

Nutrirá el alma, saciará.

Cual lobo hambriento,

Busca Instintivamente

Insomne un paraíso...

¡Los campos de Viriato!

La Sierra Lusitana.

Tomás Bartolomé

SONETO DEL AMOR OSCURO. (Fragmento).

Goza el fresco paisaje de mi herida,

Quiebra juncos y arroyos delicados.

Bebe en muslo de miel sangre vertida.

Federico García Lorca

Fotografía. Mindor. Paisaje. «Goza el fresco paisaje de mi herida, quiebra juncos y arroyos delicados. Bebe en muslo de miel sangre vertida». Federico García Lorca

Fotografia. Mindor. Fotógrafos. Poesía. Soneto del amor oscuro. Federico García Lorca, Lusitana. Tomás Bartolomé

, ,

La Máscara de la Muerte Roja. Su mortaja estaba salpicada de sangre

image

Detalle de una obra de Marty Bolonio. Foto ByTbart

Edgard Allan Poe. Boston, Massachusetts, 19 de enero de 1809.  Baltimore, Maryland. 7 de octubre de 1849.

La Máscara de La Muerte Roja. 1842

Seguidamente una pequeña muestra de la calidad literaria de este maestro del Terror/Miedo.
Un cuento del genial y atormentado Edgard Allan Poe… La  Máscara de la Muerte Roja.
image
Calavera. Van Gogh
LA MÁSCARA DE LA MUERTE ROJA.

Edgard Allan Poe

Mas otra vez tañe el reloj que se alza en el aposento de terciopelo. Por un momento todo queda inmóvil; todo es silencio, salvo la voz del reloj. Los sueños están helados, rígidos en sus posturas. Pero los ecos del tañido se pierden -apenas han durado un instante- y una risa ligera, a medias sofocada, flota tras ellos en su fuga.

Otra vez crece la música, viven los sueños, contorsionándose al pasar por las ventanas, por las cuales irrumpen los rayos de los trípodes. Mas en la cámara que da al oeste ninguna máscara se aventura, pues la noche avanza y una luz más roja se filtra por los cristales de color de sangre; aterradora es la tiniebla de las colgaduras negras; y, para aquél cuyo pie se pose en la sombría alfombra, brota del reloj de ébano un ahogado resonar mucho más solemne que los que alcanzan a oír las máscaras entregadas a la lejana alegría de las otras estancias. 

Congregábase densa multitud en estas últimas, donde afiebradamente latía el corazón de la vida. Continuaba la fiesta en su torbellino hasta el momento en que comenzaron a oírse los tañidos del reloj anunciando la medianoche. Calló entonces la música, como ya he dicho, y las evoluciones de los que bailaban se interrumpieron; y como antes, se produjo en todo una cesacion angustiosa. Mas esta vez el reloj debía tañer doce campanadas, y quizá por eso ocurrió que los pensamientos invadieron en mayor número las meditaciones de aquellos que reflexionaban entre la multitud entregada a la fiesta.

Y quizá también por eso ocurrió que, antes de que los últimos ecos del carrillón se hubieran hundido en el silencio, muchos de los concurrentes tuvieron tiempo para advertir la presencia de una figura enmascarada que hasta entonces no había llamado la atención de nadie. Y, habiendo corrido en un susurro la noticia de aquella nueva presencia, alzóse al final un rumor que expresaba desaprobación, sorpresa y, finalmente, espanto, horror y repugnancia. En una asamblea de fantasmas como la que acabo de describir es de imaginar que una aparición ordinaria no hubiera provocado semejante conmoción.

El desenfreno de aquella mascarada no tenía límites, pero la figura en cuestión lo ultrapasaba e iba incluso más allá de lo que el liberal criterio del príncipe toleraba. En el corazón de los más temerarios hay cuerdas que no pueden tocarse sin emoción. Aún el más relajado de los seres, para quien la vida y la muerte son igualmente un juego, sabe que hay cosas con las cuales no se puede jugar. Los concurrentes parecían sentir en lo más hondo que el traje y la apariencia del desconocido no revelaban ni ingenio ni decoro.

Su figura, alta y flaca, estaba envuelta de la cabeza a los pies en una mortaja. La máscara que ocultaba el rostro se parecía de tal manera al semblante de un cadáver ya rígido, que el escrutinio más detallado se habría visto en dificultades para descubrir el engaño. Cierto, aquella frenética concurrencia podía tolerar, si no aprobar, semejante disfraz. Pero el enmascarado se había atrevido a asumir las apariencias de la Muerte Roja. Su mortaja estaba salpicada de sangre, y su amplia frente, así como el rostro, aparecían manchados por el horror escarlata.

La Máscara de la Muerte Roja. Pero el enmascarado se había atrevido a asumir las apariencias de la Muerte Roja. Su mortaja estaba salpicada de sangre, y su amplia frente, así como el rostro, aparecían manchados por el horror escarlata. Edgard Allan Poe

Edgard Allan Poe. Alan Poe. Poe. Literatura. Escritores. Terror. La Máscara de la Muerte Roja. Miedo.

,

Boris Vian. El arrancacorazones, “Me pagan con vergüenza y oro”

BORIS VIAN

BORIS VIAN. DIBUJO By TbArt

Boris Vian. París 1920 – 1959

El arrancacorazones es una novela llena de un surrealista humor negro, en ella Boris Vian, satiriza con su literatura los comportamientos estereotipados, que a menudo trata de imponermos la sociedad. Boris Vian proclama un acto de rebeldía contra cualquier forma de alienacion humana, como a veces pueden ser, el trabajo, la religion…, o el aburrimiento.

image

Boris Vian. 1950. Foto de Roland d’Ursel

El arrancacorazones.1953

El protagonista es Jacquemort, un psiquiatra que habita un lugar surrealista, en un Ambiente Mágico. El médico sale al encuentro de pacientes, para asi poder sentir, (Jacquemort está vacío de sentimientos pues carece de emociones), aunque sea en los demás, lo que para él está vedado.

image

Estudio del Papa Inocencio X de Velázquez. (1953). Francis Bacon/Contemporáneo

Los sucesos acaecen de la siguiente manera… El doctor está pasando unas vacaciones, y acaba de llegar al poblado.

Ángel y Clementine, vecinos de la aldea donde se encuentra Jacquemort, felizmente esperan descendencia, casualmente, el doctor pasa por la puerta de la vivienda de Clementine, cuando esta se pone de parto. Al no haber más médico en el pueblo, Jacquemort aunque es psiquiatra, asiste a la asustada Clementine en el alumbramiento. Ángel y Clementine finalmente, son felizmente padres de trillizos. (Joël, Noël, y Citroën).

Después del parto, Angel (marido de Clementine), agradecido, ofrecerá a Jacquemort la hospitalidad de su vivienda y el trastornado médico aceptará.

Dias más tarde del acontecido suceso… Jacquemort que se muestra peligrosamente encantador se dirige raudo a la iglesia con la intención de visitar al cura para hablar sobre la ceremonia del domingo, pues ese señalado dia, debe oficializarse sacramentalmente, el bautizo de los trillizos.

Se dirigía a la iglesia Jacquemort, para ello tuvo que rodear el Arroyo Rojo, cuando súbitamente, apareciendo de la nada, vió una pequeña barca, y en ella a su barquero.

Prepárense, comienza el relato, les dejo con una mínima muestra, de la grandeza de este original escritor insuficientemente valorado…

NOVELA. EL ARRANCACORAZONES (1953)

Estaba trabajando, dijo el hombre. La gente tira las cosas muertas al agua para que yo las recoja. Con los dientes. Me pagan por eso.

Pero si una red serviría dijo Jacquemort. Sentía una especie de inquietud, como si estuviera hablando con alguien de otro planeta. Sensación que todos conocemos, claro está, claro está.

Tengo que recogerlas con los dientes, dijo el hombre. Lo que esta muerto o lo que está podrido.

La gente lo tira para eso. A veces dejan que las cosas se pudran sólo para poder tirarlas.

Y tengo que recogerlas con los dientes. Para que me revienten en la boca. Para que me infecten la cara.

¿Y le pagan mucho por eso? Preguntó Jacquemort.

Me proporcionan la barca, dijo el hombre y me pagan con vergüenza y oro.

Al oír la palabra Vergüenza, Jacquemort no pudo evitar una expresión de disgusto, que en seguida lamentó.

Tengo una casa, dijo el hombre, que se había percatado del gesto de Jacquemort y sonreía.

Me dan de comer. Me dan oro. Mucho oro. Pero no lo puedo gastar. Nadie quiere venderme nada. Tengo una casa y mucho oro, pero tengo que digerir la vergüenza de todo el pueblo.

Me pagan para que tenga remordimientos en su lugar.

Por todas sus maldades e impiedades. Por todos sus vicios. Por sus crimenes. Por la feria de viejos. Por los animales que torturan. Por los aprendices.

Por todas las inmundicias.

 

Boris Vian. «El arrancacorazones». Me proporcionan la barca y me pagan con vergüenza y oro.

El arrancacorazones. Boris Vian. Literatura. Escritores. Jacquemort. Tomás Bartolomé.

, ,

Joaquín Sorolla. A la sombra de la barca

A la sombra de la barca. 1903/4. Sorolla.

Joaquín Sorolla y Bastida, Valencia 27 de febrero de 1863, Cercedilla 10 de agosto de 1923

 

POESIA

Brisa Marina. 

Leí todos los libros y es, ¡ay! , la carne triste.
¡huir, huir muy lejos! Ebrias aves se alejan
entre el cielo y la espuma. Nada de lo que existe,
ni los viejos jardines que los ojos reflejan,
ni la madre que, amante, da leche a su criatura,
ni la luz que en la noche mi lámpara difunde
sobre el papel en blanco que defiende su albura
retendrá al corazón que ya en el mar se hunde.
¡Yo partiré! ¡Oh, nave, tu velamen despliega
y leva al fin las anclas hacia incógnitos cielos!
Un tedio, desolado por la esperanza ciega,
confía en el supremo adiós de los pañuelos.
Y tal vez, son tus mástiles de los que el viento lanza
sobre perdidos náufragos que no encuentran maderos,
sin mástiles, sin mástiles, ni islote en lontananza…
Corazón, oye cómo cantan los marineros!

Stéphane Mallarmé

image

Ayamonte. Joaquín Sorolla (1929). Pesca del atún

:::::::::::::::::::::::::::::

image

El baño del caballo. (1909). Joaquín Sorolla

El Pintor de la Luz con esos blancos hirientes de rayos cegadores, y el de la playa, y los marineros, o el de la crítica, la reivindicación, y la denuncia, de la explotación obrera. Su siempre magnífico sello pictórico impregnado de contrastes, es sobre todo un propio sello, y como tal, prospector, personal, e intransferible.

Joaquín Sorolla. A la sombra de la barca. ¡Yo partiré! ¡Oh nave, tu velamen despliega y leva al fin las anclas hacia incógnitos cielos!

JOAQUIN SOROLLA. A LA SOMBRA DE LA BARCA. SOROLLA. PINTURA. PINTORES. ARTE. ART

, ,

Fotografía. Mindor. «Hay paz para los sentidos”

FOTOGRAFÍA. PAISAJE BY MINDOR

Nuevamente Mindor

Con su cámara…, él,

Se funde con la naturaleza

El campo, el cielo…

Y los colores.

:::::::::::

LA FUGA DE LA LUNA

Hay paz para los sentidos,
Una paz soñadora en cada mano,
Y profundo silencio en la tierra fantasmal,
Profundo silencio donde las sombras cesan.

Sólo el grito que el eco hace chillido
De algún ave desconsolada y solitaria;
La codorniz que llama a su pareja;
La respuesta desde la colina en brumas.

Y súbitamente, la luna retira
Su hoz de los cielos centelleantes
Y vuela hacia sus cavernas sombrías
Cubierta en velo de gasa gualda.

Oscar Wilde

Fotografía. Mindor. «Hay paz para los sentidos, una paz soñadora en cada mano». Oscar Wilde.

Fotografía. Mindor. Fotógrafos. Poesía. Oscar Wilde. Wilde.

,

Honoré de Balzac. Incansable, soñador, y enamorado

image

Monumento a Balzac. Rodin. 1898.

HONORÉ DE BALZAC. Tours. 20/5/1799. París 18/8/50.

La ascendencia de BALZAC se remonta, a las actividades familiares como sencillos agricultores, su padre con el fin de prosperar se traslada a PARÍS, donde por mediación y gracias a la formacion recibida por un párroco familiar suyo, consigue en 1776, un puesto de secretario en el Consejo del Rey.

La intención de Bernard François Bassa, padre de BALZAC, es ser alguien, y sus armas, serán el trabajo y las relaciones. Con tal de medrar, incluso cambia su apellido «Bassa», por el de Balzac, pues, este último apellido, había pertenecido a una familia de aristócratas ya desaparecida, además en sus planes también estaba,  la inclusión, de el, «de», antes de BALZAC, pues le parecía, que así le prestaba un barniz de regia nobleza.

Progenitor con ínfulas, y vástago, ven las calles de París teñirse de rojo; también contemplan la horrible maquina de afiladas cuchillas, realizar su trabajo incansable, de cortadora de cabezas; en estos años de revolución (1789) y terror, sin embargo al padre de Honoré no le va nada mal, ya se encuentra bien situado, y ha conseguido reunir una importante fortuna, como intentente del Ejército Francés, poco después, comienza a trabajar en el Banco Dourmerc de PARÍS, así, conoce a la hija de uno de sus superiores que solo tiene 18 años; él 50. El romance acaba en boda. El matrimonio se traslada a Tours, donde Bernard. trabaja como comisario de subsistencias para el ejército y posteriormente, como administrador del Hospicio de Tours… ¡Al fin, un cargo muy lucrativo y de relumbrón!

EN 1799, NACE HONORÉ DE BALZAC

Es un niño abandonado. Sus padres lo mantienen constantemente alejado de ellos, internándolo en colegios en los que la disciplina es estricta, y donde las visitas y las vacaciones tacañas, las consecuencias no se hacen esperar…no estudia, pierde el tiempo, y la paciencia sus padres, que lo tratan severamente imponeniendole, condiciones que le aíslan si cabe un poco más. Cambia varias veces de colegio, no aguanta, sus nervios se quiebran rotos de abandono, y no encuentra respuestas. Sufre la humillación de ser de los peores alumnos de la escuela; además sus padres no le mandan dinero, y su ropa se encuentra, gastada, vieja y anticuada. A esto hay que añadir lo más abominable, su padre lo ignora, y lo desprecia, lo tratá de inútil; se pregunta constantemente, como podrá hacer algo de un inútil… Quiere que sea como él.

1816. BALZAC COMIENZA SUS ESTUDIOS EN LA SORBONA

Realiza estudios de derecho. Comienza a interesarse por la lectura. Piensa dedicarse a la literatura pero se encuentra con la oposición frontal de su madre, pese a los problemas, consigue finalmente graduarse en leyes, su padre entonces, le avoca a un reglado empleo como ayudante de un importante despacho profesional, del que incluso puede ser socio, pero BALZAC, ya sufre el dulce veneno de una vocación que lo invade. Decide así fuertemente impregnado, luchar contra todo y dedicarse en exclusiva a su inevitable pasión.

image

Monumento a Balzac. Rodin. 1898.

LO ACEPTA TODO

1819. Se instala en París, donde sus comienzos no son nada alagadores. Escribe incansablemente, 16 horas al día, sobre todo por la noche. Sueña que comprará cuando sea rico, y escribe como un mantra, en las blancas paredes de su casa, sus deseos. Consume café sin medida, y aislado escribe; escribe de todo, y la mayoría no son nada más que simples folletines de escaso valor literario. Firma con pseudónimo, y también sus obras, llevan las firmas de otros, (lo que se conoce como negros). Despues de 8 años de duro trabajo consigue hacerse con unos ahorros, ha ganado mucho dinero, pero invierte mal. Ha montado una editorial y una imprenta que no han funcionado. Vive endeudado.

1829. HONORÉ DE BALZAC, tiene 30 años, y es el, escritor de una novela que cree que es importante, se trata de «El último Chuan», ambientada en las luchas contrarrevolucionarias acaecidas en el oeste francés donde se manifiesta una resistencia civil al clero (1792/1804/1815).

1831. Escribe «Piel de Zapa». Al año siguiente se enamora perdidamente de la condesa de origen polaco Ewelina Hanska.

LA COMEDIA HUMANA

1832. Escribe una serie de novelas que pretende agrupar en una gigantesca obra. Las de mayor éxito fueron, «Eugenie Grandet», 1833, y «Le Pere Goirot», 1835. Pese al éxito, BALZAC pasa apuros económicos de importancia y permanece continuamente endeudado, con la esperanza de hacerse rico algún día, tal vez, para justificarse ante su fátuo padre, pero cayendo así él, finalmente en sus mismas espurias preocupaciones.

image

Honoré de Balzac. 2014. Eduardo Arroyo

EL CULEBRON

Mantiene frecuente correspondencia con Ewelina la condesa ucraniana casada y aburrida, que no quiere renunciar a su noble estatus, y que ve en la relación con Honoré un divertimento, que le ayuda a sobrellevar la frías y negras noches del duro y largo invierno soviético.

1833. BALZAC, la visita en Suiza, cuando ella se encuentra de vacaciones con su marido; y como si de un folletín se tratara, se hace pasar, por un amigo de la familia de ella. Mas BALZAC, vive su vida de enamorado a distancia. En 1842 fallece el barón. Así, transcurren 6 años, en los que la ahora viuda, pertrechada en persistentes excusas, rechaza continuamente el matrimonio con Honoré.

En 1948. BALZAC viaja a San Petesburgo a entrevistarse con Ewelina, con la esperanza de acabar con aquella situación, que para él hace tiempo que se convirtió en obsesiva, y que le resulta insostenible ¡No consigue nada! Posteriormente regresará en 1849 y 1850; hasta que por fin obtiene el tan ansiado «Si quiero». La boda se celebra en mayo de 1850; pero la felicidad dura poco, en agosto de este mismo año, HONORÉ DE BALZAC, fallecería en la que era su residencia de las afueras de PARÍS.

HONORÉ DE BALZAC. UN ESCRITOR, INCANSABLE, SOÑADOR, Y ENAMORADO

Literatura.Honoré de Balzac. Balzac. Escritores. París. Balzac enamorado

,

Literatura. «Peregrino, en tenebrosa noche con pie incierto»

image

Fotografia by TbArt (2015)

Confundiendo el día con la noche, con pie incierto y peregrino; continúa, sigue, no te tragues el aliento ¡que nunca te asuste la montaña, ni el mar incierto¡ Que las olas abriguen, dulcemente tu corazón sediento, que la sed nunca sea tu alimento, mas ser justo y transversado, es beber mas ser bebido. La boca, y la botella. Los dientes de la tierra… Volcán ahora dormido, lamido gigante, asentado, satisfecho, y benéfico, descansa… Duerme así tu profundo, sueño y acuna como siempre hiciste, al personal y laborioso escarabajo; también humilde, como el océano es grande y a veces pequeño, mas mece en tu rítmica secuencia milenaria, al negro y seco carbón de roca salada.

Un caminante enfermo se enamora donde fue hospedado. (1594).

Descaminado, enfermo, peregrino,
en tenebrosa noche, con pie incierto,

la confusión pisando del desierto,
voces en vano dio, pasos sin tino.
Repetido latir, si no vecino,
distinto oyó de can siempre despierto,
y en pastoral albergue mal cubierto
piedad halló, si no halló camino.
Salió el Sol y, entre armiños escondida,
soñolienda beldad con dulce saña
salteó al no bien sano pasajero.
Pagará el hospedaje con la vida;
más le valiera errar en la montaña
que morir de la suerte que yo muero.

Luis de Góngora

Literatura. Descaminado, enfermo, peregrino, en tenebrosa noche con pie incierto. Poesía. Luis de Góngora.

LITERATURA. ESCRITORES. POESÍA. LUIS DE GÓNGORA. GÓNGORA

, , ,

Acuarela. Cardoso. «En las crónicas de los tiempos idos veo que a los hermosos se describe»

image

ACUARELA CARDOSO

Una dulce pasión; Cardoso,

Delicioso bocado de Arte…

«Placer para los sentidos»

Esta magnífica acuarela, viajó, voló etérea. Se fijó, està libremente habitando, querida.

Nos hicimos entonces, divertidos, unas fotos de entrega/despedida, en ella posa Cardoso junto a su hermana y, a su sobrino con su pareja, casados, padres y, maravillosos seres humanos, (ahora les acompaña la acuarela), son muy felices con su esperada obra de arte ¡Todos somos felices hoy!

Una pintura enamora, tiene vida propia, cohesiona, tiende lazos: cumple al fin (cierra) su ciclo.

Ya camina sola, abandonó el estudio y, ¿cuáles han de ser sus caminos? En los siguientes versos se concluye…

«En cuanto a aquellos que te contemplamos

Con absorta mirada, estamos mudos»

———-

CUANDO EN LA CRONICA DE LOS TIEMPOS IDOS

Cuando en las crónicas de tiempos idos

Veo que a los hermosos se describe

Y a la belleza embellecer la rima

Que elogia a damas y señores muertos,

Observo que al pintar de sus dechados

La mano, el labio, el pie, la frente, el ojo,

Trataba de expresar la pluma arcaica

Una belleza como la que tienes.

Así, sus alabanzas son presagios

De nuestro tiempo, que te prefiguran,

Y pues no hacían más que adivinarte,

No podían cantarte cual mereces.

En cuanto a aquellos que te contemplamos

Con absorta mirada, estamos mudos.

WILLIAM SHAKESPEARE

Acuarela. Cardoso. “En las crónicas de los tiempos idos veo que a los hermosos se describe”

Acuarela. Cardoso. Arte. Pintura. Pintores. Poesía. William Shakespeare.

,

Literatura. Mallarmé. Nómbrame… Porque son tus sonrisas frambuesas

Retrato de Stéphane Mallarmé. Edouard Manet. 1876.

STÉPHANE MALLARMÉ. París 19 de marzo de 1842. París 9 de septiembre de 1898.

Su madre fallece cuando él tenía siete años de edad, y sus abuelos se hacen cargo del pequeño huérfano. Asiste a la escuela en París, después estudia el idioma inglés del que espera ser profesor algún día. A los 20 años conoce a una chica alemana, María Gerhard, con la que se iría a vivir a Londres. Se casan al año siguiente en la brumosamente bella capital del Támesis. Después de su regreso a Francia, con el título de profesor bajo el brazo, comienza a trabajar como profesor de inglés en diferentes institutos.

1866. Por primera vez se publican una decena de sus poemas.

1867. Alrededor de su figura se concentra lo más granado de la intelectualidad parisina, escritores, artistas, pensadores, pintores, músicos. STÉPHANE MALLARMÉ, en su salón literario se convierte en un faro que ilumina PARÍS, y la vida cultural parisina durante algunos años. Así es como el poeta entiende su quehacer…

«Lo que yo quiero es pintar no la cosa, sino el efecto que produce», por lo cual el verso no debería componerse de palabras, sino de intenciones, y todas las palabras borrarse ante la sensación.

 

RESONANCIAS. RENOVACIÓN. RITMO, Y UN VOCABULARIO ENDIABLADO

Su poesía es complicada de traducir y su ritmo extraño, libre y asonante.

En algunos de sus poemas la rima es libre y experimenta con los espacios en blanco y la tipografía (el tipo de letra).

POESIA

Fútil Beneplácito

Por sobre el ganado aturdido de los hombres
¡Princesa, cómo envidio la suerte de esa Hebe
que de la taza sube hasta tus labios grana!
Mas quien no es ni aún abate, ni a desear se atreve
ver su desnudo en rosa sobre tu porcelana.

Yo no soy el cojín que dibuja tu codo
ni el carmín de tus labios, ni tu borla empolvada,
ni tu lindo abanico… Mas si a pesar de todo
me has mirado tú, rubia por orfebres peinada,

nómbrame… porque son tus sonrisas frambuesa
un travieso rebaño de corderos, Princesa,
que parecen corazones, rumian almas sumisas.

Nómbrame… y que Cupido alado de un extraño
abanico me pinte cuidando tu rebaño…
Princesa, nómbrame pastor de tus sonrisas.

Stéphane Mallarmé. Traduccion de Mauricio Bacarisse.

Stéphane Mallarmé. Nómbrame.. Porque son tus sonrisas frambuesa un travieso rebaño de corderos. Fútil Beneplácito. Poesía.

STÉPHANE MALLARMÉ. ESCRITORES. POESÍA. FÚTIL BENEPLÁCITO. LITERATURA. MALLARMÉ. PARÍS

 

 

,

Lope de Vega. «Oh rosa celestial alejandrina coronada de granos orientales»

 

Lópe de Vega eterno enamorado, desmesurado poeta, amante estajanovista siempre a destajo, pecador, y místico madrileño en el Prado. La muerte te envió su escarlatina ¡pero tu ya no eras infante! Aunque errada, la Parca, cumplió a la postre su fin, la fiebre de los niños.

Mitad animal, cuerpo y patas de caballo, cabeza brazos y torso humanos. Centauros seres salvajes sin hospitalidad ni leyes, esclavos de las pasiones animales, salvo Folo y Quirón (sabios y amables), mas tu no fuiste del todo esa dual excepción Sagitario.

Poeta del cielo y de la tierra. Fue tal la fama de Lópe que, incluso circuló un credo (afirmación de una creencia), que rezaba así…

«Creo en Lópe de Vega todopoderoso, Poeta del cielo y de la tierra»…

Como vemos se trata de una parodia. Fue considerada blasfemia, y prohibida por la Santa Inquisición toledana, en el año 1647.

image

Lope de Vega. 25 de noviembre de 1562. 27 de agosto de 1635. 72 años.

::::::::::::

Rimas Sagradas

¡Con qué artificio tan divino sales

De esa camisa de esmeralda fina,

Oh rosa celestial alejandrina

Coronada de granos orientales!

Ya en rubíes te enciendes, ya en corales,

Ya tu color a púrpura se inclina

Sentada en esa basa peregrina

Que forman cinco plantas desiguales.

Bien haya tu divino autor, pues mueves

A su contemplación el pensamiento

A aun a pesar en años breves.

Así la verde edad se esparce al viento,

Y así las esperanzas son aleves

Que tienen en la tierra el fundamento…

Lope de Vega

Lope de Vega. Oh rosa celestial alejandrina coronada de granos orientales. Rimas Sagradas. Poesía.

LOPE DE VEGA. LITERATURA. POETA. RIMAS SAGRADAS. POESÍA. ESCRITORES. ROSA. SAGITARIO.