23 mayo 2017

Francisco de Zurbarán. “Yo no soy Caravaggio”. Tomás Bartolomé.

image

SAN FRANCISCO. MUSEO DE ARTE DE MILWAUKEE. 1635.

FRANCISCO DE ZURBARÁN. Fuente de cantos, Badajoz 1598. Madrid 1664.

¿Saben esos artistas de TV que después de participar en una serie de éxito, corren el riesgo de ser encasillados como el personaje al que interpretaron en la ficción?, algo así, le paso a nuestro protagonista… En sus comienzos, sus pinturas, estaban influenciadas por CARAVAGGIO y no pudo nunca quitarse la etiqueta de ser, “El Caravaggio Español”.

ZURBARÁN, pertenecía a una familia adinerada, no en vano su padre era un comerciante muy bien situado.

Francisco de Zurbarán se casa muy pronto, lo hace con una mujer mayor que él; 19 años tenía el pintor y 29 años su novia María Pérez. Se establecen en un importante pueblo, Llerena, Badajoz, tienen 3 hijos. Unos años después fallece su mujer. En este momento, el pintor, ya es reconocido y recibe muchos encargos. Eran unos años  de expansión económica y el pintor estaba en el sitio adecuado en el momento oportuno y con la formación requerida.

image

San Serapio. 1628. Fraile Mercedario.

Los encargos los recibe, sobre todo de conventos. Cuantos Frailes Mercedarios como el que os muestro, cuantos hábitos blancos de estos frailes que tenían a bien dar su vida por la de los prisioneros cautivos, y que tuvieron mucho que ver con la liberación de Cervantes, habrá pintado el artista pacense. Cuántos ratos  ha pasado Francisco de ZURBARÁN en claustros y sacristías.

Es tan grande su éxito, que  cuando pintó en 1627 “El Cristo en la cruz” fue invitado por el consistorio sevillano, a residir en la ciudad andaluza a orillas del Guadalquivir, cuya importante via fluvial conectaba comercialmente SEVILLA con el nuevo mundo.

image

Cristo en la cruz. 1627.

En 1625 Francisco de Zurbarán se vuelve a casar, en esta ocasión con Beatriz de  Morales, viuda y con una buena posición económica, nuevamente en esta ocasión, ella es diez años mayor que él.

1629. Francisco de ZURBARÁN vive en SEVILLA donde atiende sus múltiples encargos. Tiene el pintor allí un importante taller de pintura de donde salen infinidad de Obras de Arte, muchas de ellas para ser exportadas desde la ciudad hispalense (desde donde son embarcadas) a América del Sur  donde irán a decorar sus incipientes monasterios y sus blancas iglesias encaladas.

image

San Hugo en el refectorio de los Cartujos. 1630/35.

IMAGINERÍA Y MARKETING EN EL SIGLO XVI

Imaginería y Marketing, ideas muy modernas para el siglo XVI pero que como vemos la Iglesia ya las aplicaba para su causa. Sabía la Iglesia que la belleza de las obras de arte ayudarían a convencer a aquellos pobres pecadores que necesitaban tanto al Señor.

La iglesia en estos años ostenta un gran poder y el arte sacro le interesa mucho, piensa ganar fieles con las imágenes de los santos mártires;  la trinidad,  la virgen, o acaso algún pasaje bíblico que cale hondo en los corazones de aquellas almas tan cándidas. Hay que llenar de contenido infinidad de templos nuevos. Iglesias, sacristías, conventos.

12 cuadros titulados de Zurbaran, “Las tribus de Israel”, destinados a la exportación, nunca llegaron a su destino, pues desgraciadamente el barco en que viajaban fue abordado por piratas ingleses y los cuadros vendidos al mejor postor. Esos cuadros actualmente se encuentran en la ciudad de Auckland, Durham, Ingaterra.  Ahora el municipio se plantea vender las pinturas tal vez, al observar atónitos que uno de los últimos cuadros de ZURBARÁN sacados a subasta finalmente alcanzó un valor aproximado de 4 millones de euros.

En 1639 muere Beatriz de Morales, su segunda esposa. El pintor en esta época vive en MADRID, donde frecuenta la amistad de  Diego Velázquez,  con el que mantiene una buena relación. En ese momento se encuentran también en la capital de España, Bartolomé Murillo y Alonso Cano; los tres en aquel momento son de una edad parecida.

Recibe ZURBARÁN algunos encargos de la realeza. Regresa a Llerena.

1644, se casa por tercera vez, esta vez su mujer, Leonor de Tordera, es mucho más joven que él (18 años) Tienen 6 hijos.

1650 se establece en MADRID.

ZURBARÁN, además de pintura religiosa, pinta bodegones, naturalezas, cuadros de batallas, escenas mitologicas,  y en todos estos estilos sobresale su genio; su maestría.

Francisco de ZURBARÁN es uno de los mas grandes pintores, del Siglo de Oro Español.

Francisco de Zurbarán. “Yo no soy Caravaggio”.

FRANCISCO DE ZURBARÁN. ZURBARÁN. PINTURA. PINTORES., CARAVAGGIO. MERCADO DEL ARTE. TOMÁS BARTOLOMÉ.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>