,

Naturaleza Versus Civilizacion. Poeta en Nueva York. Garcia Lorca

Foto. Vía internet

Federico Garcia Lorca viaja a Estados Unidos en 1929, tenía 31 años de edad, allí, y en su inmediato viaje a Cuba, escribirá un excelente poemario, publicado 4 años después de su muerte, y que lleva por título, Poeta en Nueva York.

Lorca, fue invitado en enero del mismo año (1929), a impartir una serie de conferencias, tanto en el país de los rascacielos, como en Cuba, residió en Nueva York del 25 de junio del 1929, al 4 de marzo de 1930. Después viajó a la bella isla caribeña, y en ella, permaneció 3 meses. En la Habana, y Santiago de Cuba.

En su visita americana, el poeta granadino, se hospedó, en una residencia de estudiantes (Tuvo Lorca, para acceder a ella, que matricularse en un curso, eligió, Inglés para extranjeros, para cubrir el expediente), de la Universidad de Columbia, de la que era profesor de español, además, de director de la revista, «Estudios Hispánicos», Federico de Onís. También era docente en la misma universidad americana, Ángel del Río, profesor de literatura española.

Durante aquellos días que se revelarían tan cruciales para su arte, Garcia Lorca estuvo muy ocupado trabajando, estudiando (poco, no se presentó a los exámenes), y también participando activamente en reuniones y visitas, entretenido, callejeando absorto por el Harlem, donde por la noche acudía a un club de jazz con algunos amigos; pudo el artista, además de divertirse, observar de cerca el racismo imperante…, ¡la melancolía era su estado ahora! La soledad en la multitud. El radical contraste, de él, moreno ciudadano de sur, y lo que veían, sus asombrados ojos soñadores.

Naturaleza versus civilización

No solo fue en NY, donde residió, también viajo el poeta, invitado a Vermont, y también invitado, a Bushnellsville, y a Newburgh.

Reforzaría su pesimismo general en tan crucial viaje iniciatico, y de brusco giro en cuanto a estilo literario, el crack bursátil del 29, su entonces personal desencantado pesimismo, y el capitalismo materialista, que se encontraba en ese momento, apurado, soportando a duras penas…, tal vez, lo que podría haber sido, una virulenta crisis terminal.

Partió, finalmente, Federico García Lorca, muy cambiado, (con un gran bagaje, de interesantes posos de pensamiento, que se irian decantando posteriormente), partió, de NY a Cuba. Algunos pocos días antes, el sencillo ciudadano del sur, había recibido un sentido y hondo homenaje en el Spanish Institute, donde también conferencio brillantemente…, escorado al surrealismo.

POETA EN NUEVA YORK

PANORAMA CIEGO DE NUEVA YORK

Si no son los pájaros
cubiertos de ceniza,
si no son los gemidos que golpean las ventanas de la boda,
serán las delicadas criaturas del aire
que manan la sangre nueva por la oscuridad inextinguible.
Pero no, no son los pájaros,
porque los pájaros están a punto de ser bueyes.
Pueden ser rocas blancas con la ayuda de la luna
y son siempre muchachos heridos
antes de que los jueces levanten la tela.

Todos comprenden el dolor que se relaciona con la muerte,
pero el verdadero dolor no está presente en el espíritu.
No está en el aire, ni en nuestra vida,
ni en estas terrazas llenas de humo.
El verdadero dolor que mantiene despiertas las cosas
es una pequeña quemadura infinita
en los ojos inocentes de otros sistemas.

Un traje abandonado pesa tanto en los hombros
que muchas veces el cielo los agrupa en ásperas manadas;
y las que mueren de parto saben en la ultima hora
que todo rumor será piedra y toda huella latido.
Nosotros ignoramos que el pensamiento tiene arrabales
donde el filósofo es devorado por los chinos y las orugas
y algunos niños idiotas han encontrado por las cocinas
pequeñas golondrinas con muletas
que sabían pronunciar la palabra amor.

No, no son los pájaros.
No es un pájaro el que expresa la turbia fiebre de laguna,
ni el ansia de asesinato que nos oprime cada momento,
ni el metálico rumor de suicidio que nos anima cada madrugada;
es una cápsula de aire donde nos duele todo el mundo,
es un pequeño espacio vivo al loco unísón de la luz,
es una escala indefinible donde las nubes y rosas olvidan
el griterío chino que bulle por el desembarcadero de la sangre.
Yo muchas veces me he perdido
para buscar la quemadura que mantiene despiertas las cosas
y solo he encontrado marineros echados sobre las barandillas
y pequeñas criaturas del cielo enterradas bajo la nieve.
Pero el verdadero dolor estaba en otras plazas
donde los peces cristalizados agonizaban dentro de los troncos;
plazas del cielo extraño para las antiguas estatuas ilesas
y para la tierna intimidad de los volcanes.

No hay dolor en la voz. Solo existen los dientes,
pero dientes que callarán aislados por el raso negro.
No hay dolor en la voz. Aquí solo, existe la Tierra.
La tierra con sus puertas de siempre
que llevan al rumor de los frutos.

Naturaleza Versus Civilizacion. Poeta en Nueva York. Garcia Lorca.

Poeta en Nueva York. Panorama ciego de Nueva York. Poesía. García Lorca. Federico García Lorca. Lorca. Escritores. Poetas. Literatura

 

Baltasar Lobo Escultor

Baltasar Lobo. Escultor

Nació el 22 de febrero de 1910, en Cerecinos de Campos, Zamora. Un pequeño pueblo, situado en la comarca de Tierra de Campos, de la comunidad autónoma de Castilla y León. Falleció el 4 de septiembre de 1993 en Paris. Descansa, en el Cementerio de Montparnase.

El barro fue uno de los modos de expresión del pequeño Baltasar, al que el modelado y el dibujo apasionaban. De familia modesta su padre era ebanista, pronto dio muestras de su talento artístico, y alentado por su progenitor, realizó estudios de dibujo, en Valladolid, con el escultor Ramón Núñez, a la edad de 12 años. En el taller se trabajaba la talla en madera, y la imaginería, era su principal actividad. También cursó estudios en la Escuela de Artes y Oficios. Becado de 1924 a 1930, por la Diputación, reside en Valladolid, posteriormente, se traslada a Madrid, donde continúa su formación en la Escuela de Bellas Artes De San Fernando, aunque decepcionado, la abandona a los pocos meses. Trabaja como tallista mientras asiste a clases nocturnas. En Madrid se interesa, por las ideas anarquistas, mientras vive para su vocación. Realiza visitas sobre todo al Museo del Prado, pero le interesa sobremanera, el Museo Arqueológico, donde se impregna de la escultura primitiva ibérica.

Sin título. Aguatinta. Baltasar Lobo. Foto by TbArt. Archivos fondos propios

Conoce a Mercedes Camposada, que estudiante de derecho, y militante libertaria, se convertiría, en su compañera, y motor vital. En 1935 vaja a Paris. A su regreso, y con la guerra  civil española en ciernes, colabora como ilustrador en diferentes revistas anarquistas, y en la novela ¡No pasarán! de Upton Sinclair. También colabora en algunas revistas extranjeras. En 1936, todo está muy revuelto, y en el caluroso mes de julio en España, los españoles divididos, y enloquecidos, comienzan a matarse entre hermanos. Baltasar Lobo forma parte del ejército popular, realizando tareas de formación, enseña las primeras letras a los milicianos. Las bombas aterrorizan Madrid, y destruyen su taller, sus esculturas, y la casa familiar. Su padre, 2 años después, fallecería al explotarle la bomba, que manipulaba en un taller de municiones, en el que, arrimaba el hombro. En ese momento, Baltasar Lobo, se encontraba en Barcelona, donde residió la mayor parte del conflicto bélico.

EXILIO

En 1939, terminada la guerra fratricida, en la que él, como otros muchos, también españoles, salieron derrotados, cruzó la frontera de Port Bou, con los restos de su batallón. Después sería confinado en el campo de concentración para españoles Argéles-sur-Mer, de donde se fuga, y pasa a reunirse al fin, con Mercedes, con la que finalmente, se traslada a Paris. Nuestro Zamorano de pueblo pequeño, tenía solo 29 años, ya había vivido mucho, y por desgracia, ya nunca volvería a vivir cerca de sus raíces.

PARIS

El miedo se instaló en sus vidas, impregnándolas de inquietud y soledad, que acabaron de sumarse a su precariedad económica, debilidad, y salud derivadas. Así aguantaron hasta terminada la Segunda Guerra Mundial, y la ocupación francesa de las tropas alemanas. Terminadas las horribles contiendas de la sin razón, introvertido y honesto, trabaja, y participa, del ambiente artístico parisino, en el que Picasso, ya famoso y rico, ayuda, al que puede. También conoce a Henry Laurens que sería, desde entonces para él, una influencia importante en su manera de entender la escultura, tambien, compartían amistad, y afinidad política.

Baltasar Lobo busca su propio estilo, mientras bebe, y se nutre de lo que ve, hasta que en 1946, la semilla crece en forma de maternidad, obra germinal, comenzando lo que sería un leít motiv continuado, hasta los años 50, en que una cierta abstracción, aparece en sus obras.

Femme á la chevelure lise. Mujer con cabellera lisa. Yeso. (1967/68). Baltasar Lobo. Foto by TbArt. Archivos fondos propios

En Paris, es un Artista apreciado, que expone sus obras, y participa activamente en su momento artístico. Es su vocación lo que le motiva, y trabaja incansablemente, en sus proyectos, que incluyen, encargos, de diferentes parte del mundo. Aunque ya cuenta, con una situacion económica desahogada, como siempre hasta el final, se muestra, modesto, silencioso, y austero, consagra, su vida, al arte, y descuida voluntariamente, lo que está fuera de el.

Femme á genoux. Mujer de rodillas. Yeso. (1968). Baltasar Lobo. Foto by TbArt. Archivos fondos propios

Por vez primera vez en España, en Madrid, se presenta, una retrospectiva del escultor Zamorano, ocurrió en 1976, un año después de la muerte del dictador, en el Museo de Arte Moderno, tuvo entonces unas horas para visitar el pueblo que le vio nacer. Nunca se olvidó de sus comienzos ni de sus raíces a las que pertenece, y con generosidad dona a la Diputación de Zamora una Maternidad, en bronce.

Mere et enfant, La Ciotat, sur socle. Bronce. Baltasar Lobo. Foto by TbArt. Archivos fondos propios

En los 80 expone con regularidad, en diferente galerías españolas. En 1984, es nombrado hijo predilecto, de Cerecinos de Campos, y expone sus obras, en este marco incomparable, que le vio nacer. El mismo año le es otorgado el, Premio Nacional de Artes Gráficas, y al siguiente, el Premio de Castilla y León de las Artes.

Femme assise sur socle. Mujer sentada en un poyo. Yeso. (1942). Baltasar Lobo. Foto by TbArt. Archivos fondos propios

Zamora 1986. En los meses de septiembre y octubre, ocupa bellamente la ciudad del Duero, la Bienal de Escultura Ibérica Contemporánea, en la que Baltasar Lobo, participa con 40 de sus obras, un evento magnífico, que precioso, guardan las retinas de aquellos que tuvieron el placer de contemplarlo. Este momento se instala en la mente del genio, la intención de que una parte importante de su obra, permanezca para siempre, en  este ámbito lleno de autenticidad, sobriedad, y modernismo.

1993, es el año del fallecimiento del escultor, y dibujante, a los 83 años de edad. Desde entonces, su familia, y el ayuntamiento de Zamora, constituyen la Fundación Baltasar Lobo, encargada de la gestión del museo (Museo Baltasar Lobo, Zamora, muy recomendable), desde 2003, y de promover, y divulgar, su obra.

Baltasar Lobo Escultor

Baltasar Lobo. Escultura. Escultor. Arte. Cerecinos de Campos. Zamora

Hybrid Art Fair. Contemporary Art Fair. Cuarta Edición

Hybrid Arte. Madrid. Del 28 de febrero al 1 de marzo de 2020

El viernes, 28 de febrero, visitamos Hybrid Art Fair en su cuarta edición, 11 países participaron en esta ocasión, en las que las ventas y la afluencia de público fueron buenas.

 

Wind Shadow. Julie Hsieh. Yuan Ru Gallery

35 expositores consolidan esta feria de arte, como una cita imprescindible en el panorama artístico del momento.150 artistas, tienen la ocasión esta vez, de mostrar su obra, en un espacio tan sugerente como un hotel, (Hotel Petit Palace Santa Bárbara, Madrid); que con su necesaria  iniciativa, nos traslada dulcemente atentos, hacia la alternativa de lo que también es posible.

Instalación sonora, de Lamosa. Cuenca. Special Projects

Siempre me ha gustado visitar esta feria de arte, en la que el ambiente es agradable, y las propuestas artísticas que nos ofrece, interesantes. Subimos la fantástica escalera de madera, hacia las habitaciones ahora expositoras del hotel, mientras los rellanos y los pasillos, también son contenedores bien aprovechados. Cuando entramos, encima de la cama, las mesillas, las paredes y el baño, las instalaciones, lucían agradablemente confortables. Sin embargo. También algún hiriente neón morfinómano y peleón, se encargaba eléctrico, de situarnos también, en un excitado ambiente.

Sofia. Cráneo de cabra. Evelyn Hellenschmidt. The Sea Urchins Container

Así, discurrió nuestra visita muy agradablemente, y en algún momento afortunado, pudimos hablar con alguno de los artistas, Velcha Velchev, nos contó algunas cosas interesantes, sobre su propuesta artística, que nos gustó mucho. Reflexiones, y arte, que nos unen. Rechazo al militarismo, y las guerras. Compartía el magnífico stand con la abstracción de  Dolors Comas, y la fotografía digital de Javi Saguillo, en la Galería Espai D’art 32.

Buscando. Dolors Comas

S/T. Técnica mixta. Velcha Velchev

Todos los fuegos el fuego. (2017). Fotografía digital. Javi Saguillo

 

Souvenir of the Balcanes. Velcha Velchev

Un año más Fotolateras, nos envolvieron con sus sueños de sus fotografías en blanco y negro, realizadas con latas, utilizadas, como máquinas fotográficas. Con un resultado expectante y espectacular.

Big Ben Tower. London. Fotolateras

Un año más mereció la pena. Gracias a todas, las que hicisteis posible una vez más, este evento tan necesario, interesantemente híbrido.

Hybrid Art Fair. Contemporary Art Fair. Cuarta Edición

Hibrid Art Fair. Hybrid. Feria de Arte. Arte. Art. Exposición. Madrid.

Arco 2020. Feria Internacional de Arte Contemporáneo. Madrid

 

Laura, Asía (2019). Jaume Plensa. Bronze, edition 1/5. Galerie Lelong & Co. Foto by TbArt, archivos fondos propios

Este año, realizamos la visita, a la feria, el sábado 29 de febrero, a las 12:30 horas.

El tiempo se presentaba revuelto, pero no hacía frío. Teníamos todo el día por delante, y lo aprovechamos a tope, hasta su cierre. También. Comimos hornazo, (masa horneada, rellena de lomo, jamón, chorizo), tomamos cerveza, y fumamos en el patio, sentados, en unas escaleras resguardados del aire. Al café, como siempre, amablemente, nos invitó, una magnífica marca italiana. Gracias illy, por apostar por el Arte, y por ayudarnos, a aguantar, tantas horas de Feria sin parar.

Aspecto que presentaba la Galería Javier López & Fer Francés. Foto by TbArt, archivos fondos propios

Yo iba tranquilo, a la feria,  en lo que tiene que ver con el disturbante coronavirus, pero pronto, ya en el metro, percibí una intranquilidad, que en otras ediciones no existía, y es, que los vagones estaban desahogados, y no se vivía, el mismo ambiente animado, de gente de arte fluyendo alegremente  a la feria.

Esta Feria Internacional de Arte Contemporáneo en su ya 39 edición, se marcará tristemente, en nuestra memoria, como la del coranavirus, superando tristemente este año, el virus, a la consabida, obra de la polémica anual.

Aspecto de un stand. ARCO2020. Foto by TbArt, archivos fondos propios

La feria presentaba un ambiente magnífico. Aunque se encontraba animada, se podía recorrer, cómodamente. Según los dátos oficiales, la asistencia al evento, se situó en los 93000 visitantes, (se esperaban,100.000), cifra aún así, muy importante dadas las circunstancias actuales.

Lo profundo es el aire XVII. (1998). Eduardo Chillida. Galería Hauser & Wirth

Mi impresión general, fue que, este año, las galerías apostaron más, por la pintura y la fotografía.

Las instalaciones, fueron muy escasas, algo, que resta un poco de creatividad a la muestra, pero que se comprende, en tiempos, en que la economía es cada vez más protagonista, y el altruismo, está poco fomentado y apoyado. La escala de valores cambiante, y les aseguro, que hemos perdido. Este hecho sabemos donde nos lleva. Aunque, el camino está siendo duro, y el final, previsiblemente, no parece nada halagüeño, si no se toman medidas de defensa del arte, y el humanismo.

Senza arrivo, Lucio é passato, 2019. Georg Baselitz. Galerie Thaddaeus Ropac

209 galerías, de 30 países, asistieron a la siempre emocionante cita anual con el arte en Madrid. Los stands, contenían obras de calidad, pero también,  la mayoría se sintieron prácticas, y tal vez acertaron, pues, el balance de ventas en la feria, en general ha sido bueno.

No es ARCO, si no existe la obra de la polémica, y este año, con permiso del maldito virus, le ha tocado el papel destacado, a una de las más flojas de las últimas ediciones. Por lo que se percibe, todo este año, de miedo abstracto, todo está muy contenido, y a la baja.

Una creación de Joana Vasconcelos. galería horrach moyá

BALANCE

La fundación Arco adquirió para sus fondos 9 obras de 6 artistas.

El consejo internacional de la fundación Arco. Realizó una compra.

También el Museo Reina Sofía amplía su colección con una adquisición de 13 propuestas artísticas.  El valor total de las adquisiciones ascendió a 206.000 euros.

Diferentes empresas, coleccionistas y particulares realizaron el resto de las compras.

Aspecto de una parte del recorrido EN ARCO2020

Un año más termina, una feria emblemática, en el panorama artístico español, que coloca a España y a Madrid, por 5 días, en el foco internacional, del arte contemporáneo. Gracias, y mi más sincera enhorabuena, por vuestro esfuerzo, y dedicación, a todos los hacéis, que este magnífico evento, pueda ser disfrutado por muchos de nosotros, año tras año, y ya son 39, estos, a menudo  revueltos días, del mes de febrero madrileño.

Arco 2020. Feria Internacional de Arte Contemporáneo. Madrid

Arco. Arco 2020. Feria Internacional de Arte Contemporáneo Arco. Feria de Arte. Arte Contemporáneo.

Fernande Olivier. Sombreros, perfumes…, y Picasso

Fernande Olivier. París 6 de junio de 1881. París 29 de enero de 1966 con 84 años

Alta, pelirroja, soñadora, hermosa.

Modelo, Pintora. Secretaria. Gerente. Astróloga. Dependienta. Escritora

Realizó estudios de magisterio. También quiso ser actriz. Hija de madre soltera, la crió la hermanastra de su madre, que poseía un negocio de flores artificiales, y de plumas para sombreros. Fernande Olivier en su adolescencia, vivió situaciones horribles, con solo 18 años, y pillada infraganti, la casaron embarazada, con Paul, un animal, que se apellidaba irónicamente, Percherón; maltratador dependiente de comercio, de él, soportó violaciones, y abusos, era una especie de enfermo, del que perdió, el hijo que esperaban, en el quinto mes. En 1900 Fernande finalmente harta, abandonó a Paul Percherón.

Fernande Olivier. Posando como modelo fotográfica

Mientras tanto, ella, ya había tenido diferentes aventuras en busca de amantes. Modelo. En esta época de su vida (1905), posa para unos explendidos retratos de Van Dongen. También es amante del barcelonés pintor, Joaquim Sunyer. Y entonces, conoció a Picasso. Ella tenía 23 años, y él 22, corría así colandose el temprano siglo, en lo rabiosamente nuevo, sucedió en 1904. Fue entonces el nuevo siglo, testigo de la lucha, de la dura fiebre del artista por romper de una vez, el naturalismo y el retrato, al uso. Comenzaron, a vivir celosamente juntos en verano de 1905, en el sucio y destartalado estudio del pintor en el Bateau Lavoir…,  4 años después, vivírian perfectamente acomodados en el Boulevard de Clichy, casi, como 2 perfectos burgueses.

Fernande Olivier. (1905). Kees Van Dongen

Picasso ya no le permitiría volver a posar para otros. Ella, enamorada, desconcertada, y duramente encerrada, se adaptó indolente, pues él, también la quería. Entonces, se impuso para Fernande Olivier, un nuevo estilo de vida. Le admiraba y fue su prisionera, Picassose encargaba de la intendencia doméstica, mientras que ella, laxa e indolente, leía, tomaba te, pintaba, y posaba exclusivamente, para el posesivo minotauro español, de mal francés.

Picasso, enamorado era empalagosamente dulce, atizado, calculador, y activo, y la quiere para ėl solo. La corteja, con dulce encono, la sitia, con furia y machismo. Ella remilgada, guapa, pero con escaso bagaje educacional, y ya escarmentada, no se fía, y le propone amistad. Él sabe que pronto,será solo suya. Mientras arde apasionadamente, ataca con furia sus lienzos. Sabe desenvolverse, muy bien cuando le interesa, y teje su representada tela de araña enamorada.

Fernande Olivier y Pablo Picasso en Montmartre. 1906

En el caluroso mes de agosto del 1905 parisino, el estudio se encuentra, lleno de basura y excrementos de gatos, cuando ellos, (llenos de fantasmas impregnados), se aman apasionadamente por primera vez, con la dulce sutileza del gomoso opio, como telón de fondo. Pocos días después un abrasador domingo, enamorados, trasladan los pocos enseres que posee Fernande, en un gran baúl negro, propiedad del priapo mediterraneo. Mientras pasan estrecheces económicas. Una nueva vida comienza para Fernande. Ella duerme, Picasso trabaja toda la noche. Luego como fue demasiado pronto habitual, anidó en ellos la desconfianza, y acostumbraban a discutir a menudo, por los lunáticos celos, del que conociéndolo todo, todo lo teme. Y los dos sabían de eso. Ella no tenía permitido salir de casa sola. Cuando él salía a la calle, a menudo, la dejaba encerrada con sus libros, su te, la basura, los perros, los gatos, y la mona. Picasso, se encargaba de la compra y la limpieza, pero raramente adecentaba, solo a veces, para abrir aunque solo fuera un estrecho pasillo por el que transitar. Pasaban necesidades. Sin embargo, la suerte les sonrío.

Unas ventas de Picasso, felizmente les proporcionaron algún dinero, entonces, la pareja viajó a España, en 1906, y pasan un par de semanas. Después de visitar Barcelona, parten pronto hacia Gósol, un pequeño, pueblo pirenaico, cerca de Andorra, donde el artista quiere pintar. Es allí donde puro, mezcla, clasicismo y modernidad, su sensual espíritu se siente libre, y puede pintar a sus anchas. Y disfrutar pintando.

Pero una desgracia aparece súbitamente en Gósol para precipitar, dramáticamente, su marcha en este cenit veraniego. Fallece de tifus, una pequeña niña ( la hija del contrabandista Fontdevila), que recientemente posó para él, solo tenia 10 años, y la tela de su retrato aún estaba fresca. Como repentinamente fresca era ahora la depresión, la herida que le hizo salir raudo de aquella idílica ladera que dulcemente, se asomaba al valle, y regresar enfermo al horno parisino de su estudio.

Fernande no podía ser madre, y un día se acercó al orfanato, se encaprichó de una niña de 8 años y la adoptó. Pero pronto se cansaría admitiendo su nula predisposición maternal, por lo cual la chiquilla acabó finamente en casa de una vecina que era portera. En la primavera de 1907, Picasso se encuentra pintando las señoritas de Avignon. En septiembre el pintor está pensando en terminar su relación, mientras tanto ella, siendo consciente de este hecho, está desesperada pues piensa que la situación no tiene arreglo, según le ha comunicado el artista. Entonces, desorientada busca donde residir y encuentra un modesto alojamiento, a la vez que retoma la relación con su tía. Mientras da clase de francés a Gertrude Stein.

Retrato de Fernande Olivier. (1905). Picasso

Picasso y Fernande se reconcilian y vuelven en noviembre de 1907. Sin embargo. Quedaba asentada la indefinible sima de sus, mientras tanto, relaciones en el entreacto. A si pues volvieron, y en 1909 viajaron de nuevo a Barcelona y también a Horta. Fernande estaba ilusionada, pero Picasso por el contrario se centró sobre todo en su pintura, con egoísta pasión y necesidad, siempre en una excluyente carrera eterna, de la que todos deberíamos saber de antemano, quien será el perdedor. Fernande no entendía el cubismo y esto tampoco ayudaba. Junio y julio se sucedieron, y al final no pudiendo aguantar, cayó enferma, de una enfermedad renal, o tal vez veneréa, algo no tan infrecuente, aquellos años, aún sin penicilina.

Tienen que regresar a París, donde se recupera, y abandonan su residencia en el Bateau Lavoir, y se mudan a un piso del Boulevard de Clichy. Las cosas materialmente han avanzado mucho. Pero no hay nada que hacer con Picasso, el fauno trabaja por la noche, duerme hasta tarde, y no quiere que nadie toque su basura. Habla poco y trabaja mucho. Alguna vez van a ver a sus amigos o los reciben en casa. Hay algo de abismo en él que ella no puede entender del todo, a ella le gustaría que hablaran más de sus pasiones, por ejemplo, la de los perfumes, en la que gasta a veces mucho, como también lo hace, con sus sombreros, y pieles. Ademas, a veces le exaspera su rudeza y su mal francés hablado y escrito. Tampoco aguanta la prioridad de su trabajo. entonces cansada, decide huir con un futurista pintor italiano. Hecho. que el pintor malagueño, no le perdonaría jamás. Cuando, al tiempo, apurada regresa, nerviosa, comprueba, que el piso que ( Picasso, vivía ahora en el Boulevard Raspail), compartía con Picasso, está medio vacío, y que él, no está.

Repose. (Fernande Olivier). Picasso. 1908

Eve Gouel la nueva pareja de Picasso, apareció en escena a principios de 1912, cuando la relación Picasso/Fernande hacia ya mucho tiempo que no marchaba. La morena, pequeña, y ordenada, Eva y Picasso mientras tanto son felices. Hogareña y ordenada, no se mantuvo al margen de las finanzas y de el estilo pictórico de él, y escoró todo ello más hacia su convencional criterio, y la verdad es que en los 4 años que vivirían juntos, (fallecería de cancer en 195) se entendieron, lograron una estabilidad, que ambos deseaban, y que benefició, a su trabajo, y a los precios de sus obras. En 1913 cambiaron a un nuevo domicilio donde la paz era mayor y el estudio del pintor poseía más espacio y mejor luz.

Casi 20 años después de acabada su relación, Fernande Olivier, basándose en sus diarios, publicaría sus vivencias con Picasso, cosa que molestó al artista malagueño, que pagó un millón de francos, para que mientras ambos vivieran, no publicara nunca, nada más, sobre ellos.

Fernande Olivier. Sombreros, perfumes…, y Picasso

Fernande Olivier. Fernande. Olivier. Picasso

Juan Genovés. «El mar no tiene fin»

Juan Genovés. Valencia 31 de mayo de 1930. Madrid, viernes15 de mayo de 2020, a los 89 años de edad, en un hospital de Madrid. Pintor. Artista Gráfico.

Realiza sus estudios artísticos, en la Escuela de Bellas Artes de Valencia, y la Real Academia de Bellas Artes de San Carlos

Premio Nacional de Artes Plásticas de España, en 1984. Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes, en 2005. Orden de Jaume I, el Conqueridor, en 2016.

Gente corriendo. (1975). Juan Genovés. Museo Nacional Centro De Arte Reina Sofía

Estaba felizmente casado con Adela. Tenía 1 hijo, Pablo, y 2 hijas, Silvia y Ana, que le salieron los 3 artistas, aunque él hubiera preferido que se dedicarán a otra actividad. Lo que es un vicio demasiado común, en los miedosos planes familiares de casi todo el mundo. Padres, recordad, que hay un arte para vivir y un arte para subsistir, además, nunca se ha puedodo meter el mar en una pecera.

Juan Genovés positivo y energético, pronto desbroza caminos ignotos con un afán renovador del arte que percibía que hasta entonces percibía en su ámbito. La pregunta era, la de en qué lugar y cual es la función del arte en general y en particular la del encaje, del artista individual siempre empotrado en la sociedad, pero a menudo en una intradiagetica estancia estanca.

La inquietud de su vivo carácter siempre activo, su gran amor a la vida, y su mente despejada, fueron el motor transformador, y de comprometida lucha por sus convicciones, primero sociales. Afiliado al Partido Comunista Español.

Aguafuerte sobre papel. (1972). Juan Genovés. Museo Nacional Centro De Arte Reina Sofía

Terminada la guerra civil española, participa, en diferentes colectivos artísticos. Los siete, en 1949, Parpallós, en 1950, y Hondo en 1960. También se le relaciona con el Pop Art, si bien es verdad que mediaba mucha distancia, nada menos, que, la de la península, a la más genética, y seminal, del americano o el ingles.

En los años sesenta, dedica parte de su tiempo a participar en actividades en contra de la dictadura franquista… «Yo era un perdedor y quería ganar alguna vez». Se convirtió en un activista siempre en la lucha.

Tenía 6 años cuando comenzó la guerra civil española. 9 cuando terminó, y ya la política era su vida.

Quería ser futbolista del Valencia…

Sin Titulo. (1970). Juan Genovés. Museo Nacional Centro De Arte Reina Sofía

Artísticamente, sus caminos se dirigen pronto a un figurativismo renovado, frente al informalismo, con el que a menudo convive, aún así, imprime en sus obras un carácter expresionista y abstracto.

Su padre fue un pintor aficionado, fracasado, ėl lo conseguiría.

Ante todo, la de Juan Genovés, es una familia que se agarra a la cultura.

Piensa Genovés que el mar no tiene fin

DECADA DE LOS 70

EL ABRAZO 1976

Se hicieron 500.000 carteles del cuadro y se repartieron casa por casa. Nació en la transición y la clandestinidad. Sería utilizado como cartel, por Amnistia Internacional, y después como escultura conmemorativa del horrible atentado de los abogados de Atocha, en cuyo despacho se encontraba colgado un póster de tan iconica imagen, el día de tan cruel atentado.

«El abrazo lo pinté yo, pero pertenece a todos los españoles»

La pintura, se expuso en Zurich, Alemania, y Estados Unidos, donde, es adquirida por un coleccionista, de Chicago. El éxito de Genovés es enorme, tanto, que la Galería Marlborough, entonces la más importante del mundo, se fija en él, Y le propone asentarse, en USA, algo que rechaza, «No podía dejar tirados a mis compañeros de lucha, porque yo ahora fuera un pintor de éxito», que comenzó en el año 1966, en la Bienal de Venecia, en la que se vendieron los 10 cuadros expuestos, y donde la Galería Marlborough, además de otras, trataron de llevárselo a su porfolio, y desde entonces, han seguido, mantenido la relación. La galería, tiene sedes en las ciudades, de Barcelona y Madrid.

Mientras tanto en España, El Abrazo, se ha convertido en símbolo de reconciliación, y se procede a su adquisición, por el estado, en la que media, la Galería Marlborough, de Nueva York, (una de sus sedes, más importantes), que finalmente logra, mediante un intercambio, hacerse, con tan preciada obra. Genovés, bajo el amparo de la galería inglesa, consigue hacerse así, un hueco en el panorama artístico internacional.

El Apagón. (1989). Juan Genovés. Óleo sobre lienzo. Foto by Tb Art Archivos fondos propios

MULTITUDES

Con el tiempo y el tránsito por diferentes estilos, logra por fin descubrir una forma de expresión que posee un relato que nos cuenta algo, sobre el individuo inevitablemente solo, y el individuo fundido en la multitud, y las enormes fuerzas que inevitables ráfaguean violentas y enérgicas. Dudas, y subconsciente. Primero fotografía, después, dibuja, luego brotan, pegotes de pintura aplicada directamente desde el tubo, y finalmente, el pincel que da sombras, logrando la perspectiva aérea, sombras y perspectivas, que nos descubren, como las mareas, también en lo cotidiano, van formando su universo de masas, y personajes solitarios, que son tratados delicadamente por Genovés, con mimo, de uno en uno.

Ámbito. (2016). Juan Genovés. Giclcée/Papel Hahnemühle Photo. Foto by Tb Art Archivos fondos propios

Amante del mar Mediterráneo, de Valencia, de su Valencia club de fútbol, y de Mestalla, donde se inspira observando los flujos humanos y sus corrientes. Y también el mar, siempre el mar, Últimamente dedicaba parte de su tiempo en repasar descartes, seleccionar, o tirar a la basura. Su gran motor en la vida, fue el miedo al régimen franquista. Descansa en paz, Juan Genovés, que la tierra te sea leve.

Juan Genovés. «El mar no tiene fin»

Juan Genovés. Genovés. Arte. Art. Artista. El abrazo

, ,

Pintura. Juan Gris. Siempre fiel al Cubismo

image

Juan Gris. José Victoriano González Pérez.

Madrid. 23/3/1887. Boulogne-sur-Seine. 11/5/1927. Con solo 40 años de edad.

Juan Gris nace en Madrid en el seno de una familia acomodada. Con 17 años comienza su formación artística en la Escuela de Artes y Manufacturas de Madrid, y en el estudio de pintura de José Moreno Carbonero.

image

Ilustración de Juan Gris

Sus primeros pasos profesionales los da en el campo de la ilustración y realiza trabajos para algunas conocidas revistas de la época en España. Pronto su deseo es conocer la bohemia de un París, lleno de artistas y envuelto en una alta fiebre creadora. En1906, con solo, 19 años, se establece en el barrio de Montmartre donde, desde lo alto de la colina, París, su sueño, se despliega majestuoso bajo el basto plomizo horizonte; allí conocería  enseguida a Pablo Picasso, Fernand Léger, y Georges Braque… ¡Quien da más!

Para buscarse la vida en aquel fascinante París de principios del inquieto siglo en lo que todo bullía, tuvo que dedicarse a realizar dibujos para revistas…, ¡otra vez la ilustración!

image

Retrato de Pablo Picasso. 1912. Art Institute de Chicago.

CUBISMO

1910. El madrileño Juan Gris a la edad de 23 años, rasga el velo del Cubismo. Por fin deja atrás el arte de subsistir y comienza arrollador el fabuloso arte de transgredir como antes le ocurriera a Goya, Rodin, o tiempo después a Rauschenberg, entre otros.

1912. Juan Gris presenta varias pinturas cubistas en el Salón de los Independientes de París.

image

Bodegón con persiana. 1914. Tate Gallery. Londres.

1913 . Reside en Ceret una pequeña localidad francesa cercana a España y situada en los Pirineos Orientales. En esta ciudad tan relacionada con el cubismo en la que ya había residido Pablo Picasso en 1911, Juan Gris pinta, y experimenta con el Papier Collé, una técnica pictórica y de collage, que se basa en pegar recortes sobre la pintura, y que es considerada una aportación exclusiva de Juan Gris al cubismo. Georges Braque otro de los fundadores del Cubismo junto con Pablo Picasso es a si mismo aceptado también como el inventor del Collage. Entre 1911 y 1914. Georges Braque y Pablo Picasso, ya pintan juntos en Ceret, algunas pinturas Cubistas.

image

Retrato de Madame Jossete Gris. 1916. Museo Reina Sofía. Madrid

Con el tiempo la relación de Juan Gris y Pablo Picasso, se fué haciedo más distante, y mientras que Picasso evolucionaba hacia un arte más figurativo, Gris en cambio se mantiene en un cubismo a ultranza… Juan Gris es, Siempre fiel al Cubismo.

image

Botella y Florero. 1919. Thyssen Bornemisza. Madrid

ETAPA FINAL

Juan Gris diseña escenografías para el ballet ruso Diaghilev.

Fallece de tuberculosis con solo 40 años.

image

La ventana abierta. 1921. Meter Collection Zurich

En España podemos ver obra de este gran artista en el Museo Reina Sofía, Fundación Telefonica, Museo Thyssen Bornemisza, y en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando de Madrid.

Pintura. Juan Gris. Siempre fiel al Cubismo.

Pintura. Juan Gris. Cubismo. Cubistas. Pintores. Picasso. Braque.

 

, , ,

La Puerta. Simone Weil. «Abridnos ya las puertas, dejadnos ver los huertos»

Simone Weil, París 3 de febrero de 1909. Ashford, 24 de agosto de 1943. Escritora, poeta, profesora, y filosofa. Nace en el seno de una familia judía, su padre es médico, su hermano un exitoso abogado. Simone es una gran estudiante, se graduó a los 22 años, y enseguida se puso a dar clases. Inquieta, pronto viajó a Alemania, de vuelta en París, trabaja como obrera en diferentes fábricas.

Pacifista radical, y sindicalista revolucionaria, participa en la guerra civil española (Brigadas Internacionales), en el bando republicano, donde se integra militarmente en la Columna Durruti. Algo le ocurrió entonces, que le recorrió la espalda como un doloroso latigazo; cuando, se encontraba valientemente participando en una acción militar, finalmente, delante de sus ojos es fusilado un joven falangista. Ella lo cuenta así…

«Me tumbo de espaldas, miro las hojas, el cielo azul. Es un día precioso. Si caigo presa, me matarán…Pero lo tengo merecido. Los nuestros han vertido sangre de sobra. Soy moralmente cómplice. Se están produciendo formas de control y casos de inhumanidad absolutamente contrarios al ideal libertario».

Ya de regreso en Francia. En 1940 huye de París. y se refugia en Marsella. En 1942 viaja a Estados Unidos donde visitará a sus padres y hermano, después viaja a Inglaterra y se incorpora a la resistencia. Simone ya ha visto mucho, y lo ha denunciado, ahora la lucida pensadora, comienza a decantarse gradualmente, hacia la espiritualidad cristiana, mas (heterodoxa), le interesan también otras religiones. En 1943, enferma de tuberculosis, se interna en un sanatorio, en Ashford, (Inglaterra), falleciendo en el mes de agosto, solo tenía 34 años de edad. Sin embargo, antes le dio tiempo, de dejarnos escritos, textos tan bellos como el siguiente.

La Porte (La Puerta)

El ciclo de los días en el cielo desierto
Que gira en el silencio de miradas mortales;
La boca abierta aquí, tragando sin cesar
Tantos gritos de suplica, tantos gritos crueles;

Todos los astros bailan lentamente su danza,
Única danza fija, mudo estallido en lo alto,
Sin forma mal que pese, sin nombre, sin cadencia,
Perfectos en exceso, sin mácula ninguna;

Bajo ellos suspendidos, nuestra ira nada vale.
Pues nos rompéis el alma, calmadnos nuestra sed.
De quejas y deseos su ciclo nos arrastra;
Fueron nuestros maestros brillantes siempre airosos.

Cadenas de luz para que lastimáis los cuerpos.
Clavados sin escándalo en un punto del Norte,
Con el alma desnuda, a toda herida expuesta,
Hasta morir queremos prestaros obediencia.

Abridnos ya las puertas, dejadnos ver los huertos,
Y beber su agua fresca marcada por la luna.
Rival del forastero, la larga senda quema.
Vagamos sin saber, sin encontrar un sitio.

Queremos ver las flores. La sed nos ha hecho presa.
Ante la puerta estamos, expectantes y heridos.
A golpes la echaremos abajo si hace falta.
Pero la puerta es firme, no cede a nuestro empuje.

Tendremos que esperar, mirarla inútilmente.
La puerta está cerrada con aire inconquistable.
Miramos fijamente, llorando en la tortura;
Aplastados la vemos por el peso del tiempo.
Simone Weil

La Puerta. Simone Weil. «Abridnos ya las puertas, dejadnos ver los huertos»

Literatura. Simone Weil. La Porte. La Puerta. Escritora. Poeta. Filosofa. Periodista. Pensadora.