, ,

Literatura. Frankenstein. Horrendo huésped de un irresponsable

FRANKESTEIN. Mary Shelley, (1797-1851).
Descrito en la novela como horrendo huésped, ser demoniaco, engendro, la criatura.
Un joven suizo (Victor Frankenstein) estudia medicina obseso por desentrañar los secretos del cielo y la tierra, por descorrer el velo de la misteriosa alma del ser humano; crea irresponsable, un ser a partir de las diseccionadas partes de cadáveres que se procura ilícitamente. Finalmente la criatura resulta deforme y, espantosamente alta pues mide 2,44 metros.
Víctor esta horrorizado, ha creado un monstruo, la culpa lo persigue, además; asustado, el monstruo ha huido, e ingenuamente Víctor piensa que se ha librado de él. Frankenstein solo, y desamparado siente de inmediato el rechazo de la sociedad, debido a su intimidante aspecto del que él no es responsable, además, no sabe hablar. Entonces, siente obsesamente un odio que le corroe y que reclama como una mordedura, sed de venganza contra su creador.  lleno de ira, asesina al hermano menor de Victor y lo que es peor, (aterrorizado) permite cobardemente, que acusada por una prueba circunstancial, una de las sirvientas de su propia familia, sea condenada a muerte y ejecutada, acusada por el horrendo crimen, crimen, que él sabe que ella no cometió.

Victor enfermo de remordimientos, apesadumbrado por la culpa, se encuentra nuevamente por sorpresa con el monstruo y este suplicando le promete no volver más a su vida, si como su creador y responsable, completa la obra creando para él una compañera.  Víctor lleno de dudas accede, mas al  final, decide en un momento de lucidez destruir su femenina promesa. Entonces el fantástico ser, solo y abandonado jura vengarse. Y lo hace cruelmente, asesinándo esta vez al mejor amigo de Victor, Clerval y después, a Elizabeth, su prometida, en la noche de bodas. A causa de todas estas muertes, el padre de Víctor, Alphonse, también fallece. Desesperado. Decidido a acabar con su malograda creación. persigue incansablemente a la criatura.

Finalmente después de seguirle tercamente con rabia enfermiza, y verlo a poca distancia, Víctor muere en el ártico a bordo de un barco del fué recogido de entre los hielos, perseguidor y enfebrecido; después de su fallecimiento, la hospitalaria nave es rápidamente abordada por la propia criatura que relata entonces (el monstruo, tiempo antes había aprendido a hablar), visiblemente emocionado y lucido, los motivos de sus actos, y da razón de su triste historia al capitán. La novela termina con la confesión de Frankenstein de que ya cansado y dolorido, pondrá fin a su corta y miserable existencia.

Cubierta de FRANKESTEIN de Mary Shelley. Edición de 1831. Foto vía internet.

A continuación. Narración obtenida a partir de un diario de navegación

Extracto de la carta que escribe Robert Walton capitán del barco (enfrascado en una especie de empresa, aventura y misión científica, en la que busca la gloria), a su hermana Saville,con la que mantiene una regular (aunque complicada) correspondencia durante la travesía, y en el que FRANKESTEIN es avistado por primera vez en la novela, cuando el barco se encuentra varado.

FRANKENSTEIN . (Fragmento). Novela publicada el año 1818.

El pasado lunes (31 de julio) nos encontrábamos prácticamente cercados por el hielo, que rodeaba al barco por todos lados, y casi no había espacio libre en el mar para mantenerlo a flote. Nuestra situación era un tanto peligrosa, especialmente porque una niebla muy densa nos envolvía. Así que decidimos arriar velas y detenernos, a la espera de que tuviera lugar algún cambio en la atmósfera y en el tiempo.
Alrededor de las dos levantó la niebla y comprobamos que había, extendiéndose en todas direcciones, vastas e irregulares lagunas de hielo que parecían no tener fin. Algunos de mis camaradas dejaron escapar un lamento y yo mismo comencé a preocuparme y a inquietarme, cuando de repente una extraña figura atrajo nuestra atención y consiguió distraernos de la angustia que sentíamos por nuestra propia situación. Divisamos un carruaje bajo, amarrado sobre un trineo y tirado por perros, que se dirigía hacia el norte, y se encontraba a unos ochocientos metros de nosotros; un ser que tenía toda la apariencia de un hombre, pero al parecer con una altura gigantesca, iba sentado en el trineo y guiaba a los perros. Observamos el rápido avance del viajero con nuestros catalejos hasta que se perdió entre las lejanas quebradas del hielo.

Literatura. Frankenstein. Horrendo huésped de un irresponsable.

Literatura. Frankenstein. El monstruo de Frankenstein. Mary Shelley. Monstruo. Novela de terror. Terror. Terror gótico. Ciencia ficción. Horror.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *