, , ,

Fotografía. Mindor. «Dulzor de verdes y cúpulas doradas”

image

FOTOGRAFÍA  MINDOR

POESIA

Paisaje en Castilla

Dulzor de verdes y cúpulas doradas

Sobre la amada tierra arada

Muéstrame  la belleza

«Nunca dejes de sorprenderme»

¡Donde tú estuviste!

Quiero… ver, eso; lo que tú.

Tomás Bartolomé

image

Foto. Mindor

CAMPOS DE SORIA

¡Las figuras del campo sobre el cielo!

Dos bueyes aran

en un alcor, cuando el otoño empieza,

entre las negras testas doblegadas

bajo el pesado yugo,

pende un cesto de juncos y retama,

que es la cuna de un niño,

y tras la junta marcha

un hombre que se inclina hacia la tierra,

y una mujer que en las abiertas zanjas

arroja la semilla.

bajo una nube de carmín y llama,

en el oro fluido verdinoso

del poniente, las sombras se agigantan.

Antonio Machado

Fotografía. Mindor. «Dulzor de verdes y cúpulas doradas, sobre la amada tierra arada». Tomás Bartolomé

Fotografía. Mindor. Fotógrafos. Poesía. Antonio Machado. Tomás Bartolomé

, , ,

Arte. Paisaje con Arpío. T. Bartolomé

PAISAJE CON ARPÍO. T. BARTOLOMÉ

Técnica Mixta Sobre Cartulina

Arpía, Arpío

En la mitología griega, “Que vuela y saquea”. Hermosas mujeres aladas. Criaturas de adorables cabellos, y apariencia monstruosa. Castigadoras, sus actos delictivos, fueron siempre, violentos y maléficos.

Fabio y Licori, ramera

De la astuta Licori á los umbrales

Te vió saliendo el sol, ¡oh Fabio amigo!

Creció en su luz el dia, y fué testigo

De tu lamento y quejas desiguales.

Oyó tambien el Héspero tus males,

La blanca luna se dolió contigo;

Mas el ingrato dueño, tu enemigo,

Ni aun de corta piedad mostro señales.

¿Cuál otro galardón en tal porfia,

Inútil yedra de su puerta, esperas?

¿Hasta cuándo tu propio engaño adoras?

Huye la fiera Circe y cruel arpía,

Que alegra en ver que por su causa mueras,

Riendo está lo mismo que tú lloras.

Juan de Arguijo

Arte. Paisaje con Arpío. T. Bartolomé

Arte. Paisaje con Arpío. Tomás Bartolomé. Arpía. Arte abstracto. Pintura. T Bartolomé

, ,

Arte. La Cartuja de Parma. Stendhal/Goya

 

El Quitasol. (1777). Francisco de Goya

La Cartuja de Parma. Novela. 1839. Stendhal 

Aventuras, un poco de azañas bélicas napoleonicas, y sobre todo, y más extensamente, el amor en crudo y en directo de los personajes que tan bien describe Stendhal, la novela transcurre con facilidad, plagada de intrigas amorosas y también, de luchas de poder palaciego, donde la nobleza, siempre es algo más peligroso, que un molesto invitado, y el príncipe, con su poder indiscutible, tiene la potestad y el potencial, de ser el peor de todos.

Escrita con vigor y precisión, nos descubre, hábilmente, a sus numerosos personajes, a veces con sátira y humor. Por mis gustos, destacaría dentro de esta impresionante novela, la descripción de la batalla, de Waterloo, vista desde dentro, pues nuestro protagonista, Fabrizio del Dongo, participa, por su particular empeño, activamente en ella.

A destacar, su radical frescura, su electrizante dinamismo, y su esencia aventurera insuperable, en algunos pasajes, de una obra tan extensa, y que contiene tantos momentos y situaciones diferentes. Haciendo con su maestría de excelso escritor, lo muy difícil, con una facilidad pasmosa, pudiéndose calificar la novela, como una obra cumbre para su autor, y un clásico de la literatura, para la humanidad entera.

Resta, a veces densa,  pierde ritmo, y el peso de las transiciones, no siempre fluye equilibrado.

El Cacharrero. (1778/9). Francisco de Goya

Pequeño extracto de la novela escrita por Stendhal en 1839…

Este hombre (…) El Rasi

La Cartuja de Parma

“No tenía más debilidad que la de intimidar con los grandes personajes y hacerles reír con sus bufonadas. Le era indiferente que los poderosos se riesen de sus chistes o de su propia persona; no vacílala en sacar a relucir los escabrosos tropiezos de su esposa, con tal de hacer reír y de conseguir que se le tratara con toda familiaridad. Algunas veces el príncipe, no sabiendo ya cómo mofarse de este magistrado, le daba puntapiés, y si le dolían se echaba a llorar. El vicio de la bufonería le dominaba de tal manera, que prefería ir a los salones del ministro que más le encarnecía a quedarse en los suyos, donde imperaba despóticamente sobre todas las togas del país. El Rasi disfrutaba una fama exclusiva de desvergüenza en que el noble más insolente no le podía igualar: la venganza que tomaba por las injurias que tenía que estar devorando continuamente era referírselas al príncipe, con el cual había adquirido el privilegio de poder hablarle de todo; cierto que a menudo la respuesta era un sonoro bofetón, pero aunque le doliera, nunca se incomodaba. La presencia de este gran juez distraía mucho al príncipe en sus momentos de mal humor, porque podía ultrajarle a su gusto. Se ve, pues, que Rasi era casi un cortesano perfecto; carecía de honor y de carácter”.

Arte. La Cartuja de Parma. Stendhal/Goya

Arte. Literatura. Escritores. Novela. La cartuja de Parma. Stendhal. Goya

, ,

Sófocles. Edipo Rey. Edipo, Rey de Tebas al Resolver el Enigma de la Esfinge

image

Edipo y la Esfinge. Gustave Moreau. 1864

EDIPO REY

SÓFOCLES. Colono (cerca de Atenas), Grecia 496? a. C./Atenas 406 a.C

Es uno de los más importantes Poetas Trágicos del Siglo V Ateniense, junto con sus inseparables  Euripides y Esquilo. Su familia era acomodada, (poseían una fábrica de armas). Ocupó cargos políticos en el gobierno ateniense (Presidente del Tesoro Imperial). De nobleza y majestad, su porte y carácter eran amables y conciliadores, murió después de una larga vida.

Aunque escribió mas de 100 tragedias; completas, solo se conservan 7…

Ajax, Las Traquinias, Antigona, Edipo Rey, Electra, Filoctetes, y Edipo en Colono.

Paisaje con Arpío. (2019). Tomás Bartolomé.Técnica mixta

Está considerada la obra maestra de SÓFOCLES. Nos enfrenta con el drama del destino humano. EDIPO, sin poder escapar a su triste sino vaticinado por Apolo, matará a su padre y se casará incestuosamente con su madre.

EDIPO RESUELVE EL ENIGMA DE LA ESFINGE

LA ESFINGE. Era considerada un demonio de destrucción y mala suerte; su rostro era de mujer, su cuerpo de león, y tenía alas de ave.

LA ESFINGE provenía de la parte más lejana de Etiopía y llegó  para causar el terror en los campos que circundaban la ciudad de Tebas; instalándose indistintamente y con cruel malicia al oeste, en el Monte Ficio o en el Antedón. Asolaba la campiña destruyendo las siembras y matando indefectiblemente a todo aquel que no fuera capaz de descifrar sus complejos y enrevesados enigmas, estrangulándolo.

image

Edipo y la Esfinge. Reconstrucción del tondo de un kylix ático de figuras rojas, 480-470 a. C., de Vulci. Foto y Texto. Vía Internet.

LA ESFINGE, propuso a CREONTE Rey de Tebas un dramático trato, si alguien era capaz de resolver uno de sus enigmas, ella se iría para siempre, pero si no lo resolvia, lo mataría y seguiría destruyéndolo todo. Así con tanta soberbia lo hizo saber «La Cruel Cantora«, según la calificaba SÓFOCLES, pues la ESFINGE, hablaba cantando. Varios lo intentaron, pero nadie lo consiguió, el propio hijo de CREONTE, Hemón, murió con valentía en el arriesgado intento.

ESTE ERA, EL DRAMÁTICO ENUNCIADO DE EL ENIGMA

«Existe sobre la tierra un ser bípedo y cuadrúpedo, que tiene sólo una voz, y es también trípode. Es el único que cambia su aspecto de cuantos seres se mueven por tierra, aire o mar. Pero, cuando anda apoyado en más pies, entonces la movilidad de sus miembros es mucho más débil».

ESTA FUE LA RESPUESTA AL ENIGMA

EDIPO, dió la siguiente respuesta al acertijo de la ESFINGE y se convirtió así en el Rey de Tebas…

«Escucha, aún cuando no quieras, musa de mal agüero de los muertos, mi voz, que es el fin de tu locura. Te has referido al hombre, que cuando se arrastra por tierra, al principio, nace del vientre de la madre como indefenso cuadrúpedo y, al ser viejo, apoya su bastón como un tercer pie, cargando el cuello doblado por la vejez».

DESENLACE

LA ESFINGE, según algunas versiones, saltó desde el monte buscando desesperadamente la muerte, o bien, espantada, huyó hacia el desierto de Egipto donde quedó petrificada y, donde Momo el Dios del Sarcasmo desde entonces se burla eternamente de ella.

Sófocles. Edipo Rey. Edipo se convierte en Rey de Tebas al resolver el Enigma de la Esfinge

SÓFOCLES. EDIPO REY. EDIPO. EL ENIGMA DE LA ESFINGE. LA ESFINGE. ENIGMA. CREONTE. HEMON. MOMO. TOMÁS BARTOLOMÉ

,

Heine. Último Poeta del Romanticismo. «Dios me perdonará es su oficio»

  •                                                    image

Dusseldorf 13-12-1797.            París 17-2-1856.

Heinrich Heine está considerado como el poeta con el que termina el Romanticismo

Hijo de judíos comerciantes de telas, su vida estaba predestinada a continuar con el negocio familiar.

Aunque ya había empezado a escribir, con 19 años comenzó a trabajar en un banco, el banco que poseia en la ciudad de Hamburgo, su acaudalado tío (hermano de su padre), Salomón; El banquero le ayudó hasta su muerte, aunque no comprendía la afición de su sobrino, » Si hubiera aprendido algo bueno no tendría que escribir libros»,  le buscó relaciones sociales y le sostuvo económicamente.

image

Salomón Heine (su tío). Carl Gröger.

Por fin  Heinrich Heine abandona su trabajo de gris administrativo

Presionado por la familia, (con el Arte, casi siempre es igual, unas veces, por la falta de recursos económicos familiares, otras, por su abundancia), se matrícula de una asignatura en la carrera de derecho (Universidad de Bonn en 1819), un año más tarde asiste, a la Universidad de Göttingen de la que es expulsado, (tambien lo son sus agresores), a causa de un duelo, después de haber sido atacado por varias personas, a las que no le gustaban los judios.

Realiza estudios de lengua alemana y publica sus primeros libros. No obtiene ningún  éxito y además sufre el racismo imperante, incluso en la propia logia masónica de la que forma parte.

En 1825 Heinrich Heine se convierte al catolicismo

En la década de los años 30 y 40 es el escritor más popular de Alemania. Aún así, no consigue su independencia económica… ¡en cambio, su editor si se hace rico!

¡Anda que andarás!

                                        ¡Anda que andarás! Corría sin detenerse el carruaje:
                                                                             vivo el sol resplandecía,
                                                           y animación y alegría daba al hermoso paisaje.

Iba yo triste y mohíno,

recordando de continuo a mi dulce amor ausente:

tres fantasmas, de repente, me salieron al camino.

Al pasar, me saludaron, y horribles muecas hicieron, y los brazos levantaron,

 y gimieron y silbaron, y a lo lejos se perdieron.

Después de viajar por diferentes países europeos, en 1831, se establece en París, desde donde ecribe críticas muy duras contra la Alemania que fuera su hogar y patria, pero donde ahora, es a la vez, temido y odiado. En 1935 los escritos de Heine fueron totalmente censurados en su país natal a causa de sus veleidades socialistas.

En 1841 se casa con una joven dependienta inglesa, aunque antes sufrió un gran desengaño amoroso, al encontrarse locamente enamorado de su prima Amelie. Su amor no fue correspondido.

image

Amelie. (Su prima y amor no correspondido). E. Palm.

Desde 1848, hasta el día de su fallecimiento en 1856, se vio obligado a permanecer en cama a causa de un dolencia grave de espalda. Finalmente fallece en Paris.

Unos pocos versos de Heine:

Suena el huracán la trompa; y al son de los latigazos rugen las olas y saltan;

abre el firmamento lobrego sus inmensas cataratas:

el océano y la noche riñen su mayor batalla.

Detienese una gaviota en el palo de mesana:

las plumas bate y da un grito que mil desastres presagia.

Leer mas sobre Heine

en Categoría Litreatura de este mismo Blog

Heinrich Heine. El último romántico «El enterrador»

Heinrich  Heine . El último poeta del Romanticismo.

Heinrich Heine

Heinrich Heine. Último poeta del Romanticismo. Dijo segundos antes de su muerte «Dios me perdonará es su oficio».

Literatura. Heinrich Heine. Heine. Escritores. Romanticismo. Poesía

, , ,

«Cabeza de Vaca». Óleo-Acrílico. Tomás Bartolomé. «En tenebrosa noche, con pie incierto»

image

«Cabeza de Vaca». Cow’s head. (2013). Tomás Bartolomé

Óleo-Acrílico. 2011. Medidas. 30 x 24 cm.

Caminos

Dibujos estelares,

rastros blancolechosos,

líneas,

suaves gasas color burdeos.

Cinabrio trigonal violeta,

cinabarita,

arañado en la pizarra.

Roca dura, puntos,

gestos, deseos.

Sendas estiradas

Tansportan escaleras,

en el oscuro espacio.

Camino padre y padre,

mas suave e incomprensible Zen,

armonía escrita borbojeante, guía,

máquina del tiempo,

bella,

impregnante y fría.

Tomás Bartolomé

:::::::::::::::::::

Esto es un caminante hospedado. 1594. Fragmento

Descaminado, enfermo, peregrino,
en tenebrosa noche, con pie incierto,
la confusión pisando del desierto,
voces en vano dio, pasos sin tino.

Luis de Góngora

«Cabeza de Vaca». Óleo-Acrílico. Tomás Bartolomé. «Descaminado, enfermo, peregrino, en tenebrosa noche, con pie incierto, la confusión pisando del desierto, voces en vano dio, pasos sin tino».

Más información. Interesados en esta pintura. contacto@tomasbartolome.com

Arte. Cabeza de Vaca. Óleo-Acrílico. Tomás Bartolomé. Pintores. Camino. Descaminado. Caminos

, ,

“El Retrato de Dorian Gray”. Oscar Wilde. Nos Detendremos en la Belleza

El artista en su estudio. (1865/6). James Abbott McNeil Whistler

El pintor Basil Hallward, pintor, pinta un retrato, el modelo es de una explícita juventud y una belleza sublime. Se trata del joven Dorian Gray. Basil tiene un amigo (Henry Wotton), al que le cuenta perturbado, algo extraordinario, le está realizando un retrato a un bello joven, e impresionado, piensa, que el cuadro como se encuentra en ese momento es ya incuestionablemente, una obra maestra, y faltan aun, sesiones de posado, cuando, él ya presiente, que no podrá volver a realizar nunca nada ni siquiera parecido.

Literatura. El Retrato de Dorian Gray. Oscar Wilde. Wilde. Novela

Personajes principales de la novela:

Basil Hallward, pintor y amigo de Dorian
Lord Henry Wotton, amigo crapula de Dorian y Hallward
Dorian Gray, protagonista de la novela.

Lord Henry aparece en casa de Basil Hallward, estando (intrigado por Dorian), Dorian está posando, aun en ella, y comienza así tan faustica historia…

The Picture of Dorian Gray. El Retrato de Dorian Gray. (1890). Fragmento.

LORD HENRY>> Tiene usted un rostro singularmente hermoso, señor Gray. No frunza el ceño. Lo tiene. Y la Belleza es una forma de Genio; en realidad, más elevada que el Genio, pues no necesita explicación. Es uno de los grandes hechos del mundo, como la luz del sol o la primavera, o como el reflejo en oscuras aguas de esa concha de plata que llamamos luna. No puede cuestionarse. Tiene derecho divino de soberanía. Convierte en príncipes a quienes la poseen. ¿Sonríe usted? ¡Ah! No sonreirá cuando la haya perdido.

La gente dice a veces que la Belleza es solo superficial. Tal vez así sea. Pero, al menos, no es tan superficial como el Pensamiento. Para mí, la Belleza es la maravilla de las maravillas. Solo la gente muy superficial no juzga por las apariencias. El verdadero misterio del mundo es lo visible, no lo invisible.
Si, señor Gray, los dioses han sido benévolos con usted. Pero lo que los dioses nos dan rápidamente nos lo arrebatan. No tendrá más que unos pocos años en los que vivir de verdad. Cuando su juventud se vaya, su Belleza desaparecerá con ella y, entonces, de repente, descubrirá que no le quedan triunfos o tendrá que contentarse con esos pingües triunfos que el recuerdo de su pasado hará más amargos que las derrotas. Cada mes que declina lo acerca a usted más a algo terrible. El tiempo tiene celos de usted, y lucha encarnizadamente contra sus lirios y sus rosas. Su piel se volverá amarillenta, se hundirán sus mejillas y el brillo de sus ojos se apagará. Sufrirá horriblemente.
Sea consciente de su juventud mientras la posee. No malgaste el oro de sus días escuchando al tedioso, intentando remediar el fracaso sin esperanza ni entregando su vida al ignorante, al ordinario ni al vulgar, que son las metas, los falsos ideales de nuestro tiempo. ¡Viva! ¡Viva la vida maravillosa que hay en usted! Que nada se pierda. Vaya siempre en busca de nuevas sensaciones. No le tenga miedo a nada.

::::::::::::::::::::::::

Es la única novela que escribió el genial autor irlandés. Fue censurada primeramente por el director de la revista en que se publicó, y autocensurada posteriormente por el escritor, (contenía una clara atmósfera homoerotica que la sociedad victoriana no podía tolerar), un año después, será su primera edición en libro de la magnífica obra.

Wilde, declaró sobre los personajes de la obra… «Basil Hallward es lo que creo ser; lord Henry Wotton, lo que el mundo cree que soy; Dorian Gray, lo que quizá me hubiera gustado ser en otro tiempo».

Literatura. El Retrato de Dorian Gray. Oscar Wilde. Nos detendremos en la Belleza

Literatura. El Retrato de Dorian Gray. Oscar Wilde. Wilde. Belleza. Escritores. Escritor. Novela. Juventud

, ,

Literatura. “Los ojos verdes”. Gustavo Adolfo Bécquer

Retrato de Gustavo Adolfo Bécquer. (1862). Valeriano Bécquer (su hermano, 2 años mayor que él).

El padre de ambos, fue, el también pintor, José Domínguez Bécquer. Eran 7 hermanos. Cuando Gustavo Adolfo Bécquer, tenía 10 años, tristemente, ya todos eran huérfanos de padre y madre.

Gustavo Adolfo Bécquer. Sevilla 17 de Febrero de 1836. Madrid, 1870, (tuberculosis a los 34 años de edad). Es uno, de los más importantes y leídos escritores españoles. Cultivó la poesía alcanzando, la más altas cimas del Romanticismo. Su prosa  también es de una calidad excepcional.

HORFANDAD Y MUERTE

Huerfano muy pronto. Solo tenía 5 años, cuando José María Domínguez, su padre, que era pintor, y descendía de la nobleza holandesa, fallecía, a la temprana edad de 35 años.  Bécquer tenía 7 hermanos; de ellos, él, era de los más jóvenes, había nacido el quinto. Cuando murió su madre, Joaquina Bastida, nuestro protagonista era un niño, de tan solo 10 años. Gustavo Adolfo Bécquer, fallecería también tempranamente, todos su hermanos menos, 2,  ya habían abandonado mortalmente, la fugaz vida terrenal.

image

Gustavo Adolfo Bécquer en su lecho de muerte. Vicente Palmaroli. Óleo de 1870 el año de su deceso.

El escritor español del Romanticismo, que más nos aportó a todos en el arte del amor, tacañamente, solo estuvo entre sus contemporáneos 34 años, y enseguida después de su fallecimiento, sus espirituales versos se hicieron universales, y pasaron…, de boca a boca, de corazón, a corazón.

Los primeros estudios los realizó Gustavo Adolfo Bécquer, en San Antonio Abad y después, y con la intención de ser marino, en San Telmo, pero el colegio cerró, y el rumbo de los vientos siempre caprichosos, rolaron súbitamente, en otra dirección. Bécquer, tras la muerte de su madre se había quedado huérfano de padres, y los diferentes hermanos y él mismo, se dispersaron y acomodaron, en otros lugares…, en otras vidas.

MANUELA MONEHAY, ÁNGEL Y MADRINA

Su madrina, se había casado en la madurez tardía, y no tenía hijos, poseía un comercio; Manuela era una mujer culta, no en vano poseia una extensa biblioteca, donde nuestro joven Bécquer, incansable, pudo leer durante unos dos años, todo lo que le permitió la dictadura del tiempo. Primeramente Manuela Monehay, creyó  que lo más conveniente para su ahijado, era que aprendiera el oficio, que ella misma realizaba, mas pronto se dio cuenta, de que el muchacho no era de su mismo parecer, y teniendo en cuenta la ocupación del ya extinto padre, decidió matricularle en clases de pintura con Cabral Bejarano, pero Bécquer pronto abandonaría esta formación, para irse al estudio de pintura de su tío, Joaquín, tambien pintor .

BÉCQUER POETA

Las clases de pintura en el taller de su tío Joaquín, fueron decepcionantes, y al no satisfacer sus propias expectativas, y bajo los auspicios de su tío, que un día le dijo, » Tu no serás nunca un mal pintor sino un mal literato», Bécquer, decidió abandonar definitivamente, los pinceles por la literatura. En  uno de sus paseos con sus amigos por la vega del Guadalquivir, empezó en él un pensamiento muy fuerte, una revelación y una obsesión recurrente, la de marchar a Madrid y conquistar allí, con la literatura. los laureles del éxito…

-«Cuando yo tenía catorce o quince años, y mi alma estaba enchida de deseos sin nombre, y de esa esperanza sin limites, que es la más preciada joya de la juventud, cuando yo me juzgaba poeta»

Y sí, se hizo poeta, y de los más grandes, pero no solo escribió poesia. Seguidamente, una pequeña muestra de la enorme categoría de Gustavo Adolfo Bécquer, también como prosista.

LEYENDAS. LOS OJOS VERDES. Herido va un ciervo que escapa. (Escena, Fragmento).

LOS OJOS VERDES

-¡Alto… ! ¡Alto todo el mundo! – gritó Iñigo entonces -. Estaba de Dios que había de marcharse.

Y la  cabalgata se detuvo, y enmudecieron las trompas, y los lebreles refunfuñando, dejaron la pista a la voz de los cazadores. En aquel momento se unía a la comitiva el héroe de la fiesta, Fernando de Argensola, el primogénito de Almenar.

¿Que haces? – exclamó, dirigiéndose a su montero, y, en tanto, ya se pintaba el asombro en sus facciones, ya ardía la cólera en sus ojos. – ¿Que haces imbecil?  ¡Ves que la pieza está herida, que es la primera que cae por mi mano, y abandonas el rastro y la dejas perder para que vaya a morir en el fondo del bosque! ¿Crees acaso que he venido a matar ciervos para festines de lobos?

– Señor – murmuró Iñigo entre dientes – es imposible pasar de este punto.

–  ¡Imposible! ¿Y por qué?

– Porque esa trocha – prosiguió el montero – conduce a la fuente de los Álamos, en cuyas aguas habita un espíritu del mal. El que osa enturbiar su corriente, paga caro su atrevimiento. Ya la res habrá salvado sus márgenes; ¿cómo la salveréis vos sin atraer sobre vuestra cabeza alguna calamidad horrible? Los cazadores somos reyes del Moncayo, pero reyes que pagan un tributo. Pieza que se refugia en esa fuente misteriosa, pieza perdida.

–  ¡Pieza perdida! Primero perderé yo el señorío de mis padres, y primero perderé el ánima en manos de Satanás, que permitir que se me escape ese ciervo, el único que ha herido mi venablo, la primicia de mis excursiones de cazador… ¿Lo ves… ?, ¿lo ves … ? Aún se distingue a intervalos desde aquí… las piernas le fallan, su carrera se acorta; déjame … déjame… suelta esa brida, o te revuelco en el polvo… ¿Quién sabe si no le daré lugar para que llegue a la fuente? Y, si llegase, al diablo ella, su limpidez y sus habitantes.

¡Sus, «Rélampago»! ¡Sus, caballo mío! Si lo alcanzas, mando engarzar los diamantes de mi joyel en tu serreta de oro.

Caballo y jinete partieron como un huracán.

Iñigo los siguió con la vista hasta que se perdieron en la maleza; después volvió los ojos en derredor suyo; todos, como él, permanecían inmóviles y consternados.

El montero exclamó al fin :

– Señores, vosotros lo habéis visto;  me he expuesto a morir entre los pies de su caballo por detenerle. Yo he cumplido con mi deber. Con el diablo no sirven valentías. Hasta aquí llega el montero con su ballesta; de aquí en adelante, que pruebe el capellán con su hisopo.

Siempre quiso escribir  Bécquer, LOS OJOS VERDES  y no solo escribir, también pensó que un día quería pintar aquello que había escrito. Desgraciadamente, no pudo ser.

Literatura. Leyendas. Los ojos verdes. Gustavo Adolfo Bécquer

Literatura. Gustavo Adolfo Bécquer. Bécquer. Escritores. Leyendas. Los ojos verdes. Romanticismo

, ,

Dostoievski. Culpa, casinos, y juego. No va más

image

Retrato de Fíódor Dostoievski. 1872. Vasily Perov

Fiódor Dostoievski. Moscú, 11 de noviembre de 1821 – San Petersburgo, 9 de febrero de 1881.

A los dieciocho años ya era huérfano de padre y madre; un padre autoritario que ejercía su profesión de médico, en un hospital para pobres en la capital moscovita. Su madre, había fallecído años antes (1837) de tuberculosis, fue entonces cuando el padre enfureció, y con el ceño fruncido, se dedicó insaciable, a beber demasiado, por lo que, muchas veces, nuestro entonces joven escritor, deseó su muerte.

Fiódor Dostoievski, es admitido en la Escuela de Ingenieros de San Petersburgo, donde cursa estudios militares con su hermano Mijail; nuestro Fiódor finalmente ascendería al rango de Alférez.

TRABAJO, EPILEPSIA Y EXTASIS

La epilepsia que padeció toda su vida, le provocaba unos momentos de extasis previos a la crisis, que el escritor con una fuerza colosal, aprovechaba para trabajar incansablemente.

EJERCITO

Ya ascendido a subteniente, fue destinado a la Dirección General de Ingeniería de San Petesburgo. En 1945 dejaria el ejército, para ser escritor. La novela «Pobres Gentes», le proporciona un temprano éxito a los 24 años, mas las siguientes no tuvieron tanto reconocimento, y sus crisis epilépticas e importantes deudas de juego, le sumergen profundamente en el oscuro pozo de la depresión.

POLTICA Y CONDENA A MUERTE

1849, es detenido y encarcelado en la fortaleza de San Pedro y San Pablo. Rápidamente es condenado a muerte, acusado de la preparación de un atentado, contra el Zar Nicolás I. La pena capital, fue finalmente conmutada por cinco años de trabajos forzados en Siberia, donde vivío en condiciones extremas de suciedad y miseria. En 1854 es felizmente liberado, posteriormente, se reincorporó como simple soldado raso en el ejército, y fue inmediatamente destinado a Kazajistán.

BODA

1857, se casa con la viuda de un amigo, María Dmítrievna Isáyeva, en Siberia. La boda se celebró en febrero. Ese mismo año, el zar Alejandro II decretó una amnistía que benefició a Dostoievski, quien recuperó su título nobiliario, y obtuvo permiso para continuar publicando sus obras. Dostoievski, había tenido un pasado nihilista por el que fue condenado, pero en ese momento, renegaba de sus primeras ideas, y se pasaba al catolicismo.

image    image    image

Detalle retrato de Fíodor Dostoievsky. Vasily Perov

Fiódor Mijáilovich Dostoievski, una vez más, abandona el ejército, aduciendo problemas de salud, asma, y epilepsia; y en los años 1862/3, se dedica a viajar por Europa, donde visita, París, Londres, Ginebra, Berlín, Turín, Florencia, Viena; en estos viajes, el ya antiguo vicio del juego, copó de nuevo, su mente enfebrecida y fue, un compulsivo cliente habitual, de los lujosos casinos europeos.

CULPA, CASINOS Y JUEGO

El juego, las mujeres, y el vozka, mezclados en grandes cantidades, no son buenos compañeros y Fiódor Dostoievski perdió, perdió…, y perdió. También en esta loca época de vicio y confusión, Dostoievski vivió ardientes aventuras amorosas. Una de ellas, le dejaría marcado, se trata de la relación que entabló, con una joven estudiante de ideas muy progresistas, de la que cayó rendidamente enamorado, pero que al final no llegaría a buen puerto. En 1863 regresa a casa, trastornado y sin dinero. 1864, muere su esposa María Dmítrievna, este año también fallecería, uno de sus seis hermanos, que deja mujer y cuatro hijos.

DEUDAS

Hundido, lleno de deudas, con la familia de su hermano a la que mantener, Dostoievski se hunde, cae, cae, cae… Pero ¿hasta cuando? La depresión aparece de nuevo en su vida. El poco dinero en efectivo que le queda, se lo juega en la sima siempre colorida de los casinos…, y pierde. Huye a el extranjero donde juega a la ruleta y se reencuentra con una estudiante que el pasado le dejaría perdidamente enamorado, pero ella, nuevamente se niega a ser su esposa.

CRIMEN Y CASTIGO

1865. Crimen y castigo. Fuertemente endeudado, necesitado, se pone a trabajar denodadamente, es tanto el trabajo que desarrolla, que se ve obligado a contratar a una mecanógrafa -Anna-, mientras tanto, ahogado de deudas como está, los editores se aprovechan y compran los derechos de sus obras, por muy poco dinero.

EL JUGADOR

Él está escribiendo, El jugador, una novela autobiográfica en la que narra el sufrimiento que provoca el juego, una vieja, y conocida pasión que le domina. Será una de sus obras más logradas y en ella, cuenta de una manera cruda e intima, su sufrimiento y culpa.

BODA

Finalmente se casó con Anna Snítkina su secretaria en 1867.

1868, nace su primera hija, pero fallece poco después, un mazazo más para un hombre que ya ha sufrido mucho. Cuando ocurre este triste suceso, él,  se encontraba residiendo con su mujer en Ginebra, huyendo de los acreedores, después ambos viajarían a Italia: mientras viven muy modestamente, de los derechos de autor que generan algunas de sus obras, (las, que aún no se encuentran embargadas).

1871, después de cuatro años en el extranjero, la pareja decide regresar a su patria y pone rumbo a San Petersburgo, Anna se encuentraba embarazada, residen en Stáraya Rusa. Llenos de deudas se establecen en esta pequeña ciudad a 250 kms de San Petersburgo. Regresan a San Petersburgo en 1875, fecha en que Anna se encontraba embarazada de su cuarto hijo, que moriría poco después. La pareja de nuevo, decide regresar a Stáraya Rusa.

LOS HERMANOS KARAMAZOV

1878. Dostoievski comienza a escribir Los hermanos Karamazov. En 1880 termina la novela.

Descansa eternamente, en su casa de San Petersburgo lugar donde finalmente fallece a causa, de una hemorragia pulmonar en 1881.

Fotos. Retrato de Fiódor Dostoievski. 1872. Vasily Perov.

Fiódor Dostoievski. Culpa, casinos, y juego. No va más para un gran escritor.

Fiódor Dostoievski. Dostoievski. Literatura. Escritores. Juego. Culpa. Pintura. Vasily Perov. Pintores.

, , , ,

Pintura. Tomás Bartolomé. Paisaje en calma. (Calm Landscape)

PAISAJE EN CALMA(Calm Landscape). Tomás Bartolomé.

Óleo Acrílico. Lienzo/Oil, Acrílic, Canvas.

Año 2011. Medidas. 24 x 30 cm.

Soñando con la eterna primavera de la vida…

Poco antes de morir a la edad de 48 años, Rosalía de Castro siguió soñando, y quiso soñando ver, por ultima vez la mar, mas no fue posible; en su casa de Padrón, ¡No…, No se ve el mar! Su hija, menos soñadora, al menos no supo verlo, cuando Rosalía, ansiosa, mirarlo quiso, por póstrera vez, encontrándose (tan cerca, eso creía), junto a su último próximo lecho, ella lo sentía vecino, siempre lo sintió, corría diariamente, alegre o triste, por sus venas de mujer que sabía hablar, con el rumor de las olas, con los pájaros, y el viento. Ahora se acordaba nítidamente de ello. Supo pronto entonces, que ya no estaría sola nunca, y que ella atacada de dulzura en vida, cautivó, amó…, y también fue amada.

:::::::::::::::

Dicen que no hablan las plantas,

ni las fuentes, ni los pájaros, ni la onda con sus rumores.

ni con su brillo los astros,

lo dicen, pero no es cierto,

pues siempre cuando yo paso

de mí murmuran y exclaman:

Ahí va la loca,

soñando con la eterna primavera de la vida

y de los campos.

ROSALIA DE CASTRO.

Rosalía de Castro. Santiago de Compostela 1837.  Padrón, La Coruña 1885.

Más información. Interesados en esta pintura. contacto@tomasbartolome.com

Pintura. Tomás Bartolomé. Paisaje en calma. (Calm Landscape). Pintores. Poesía. Rosalía. Rosalía de Castro.