, ,

El Artista. «Y en el mundo no habia más bronce que el de aquella estatua»

image

Foto. By TbArt.

Artista. Produce y crea obras de arte.

Del latín ars, artis. Capaz de crear… crear volúmenes, conformar espacios.

 

El Artista

Un día nació en su alma el deseo de modelar la estatua del «Placer que dura un instante».

Y marchó por el mundo para buscar el bronce, pues sólo podía ver sus obras en bronce.

Pero el bronce del mundo entero había desaparecido y en ninguna parte de la tierra podía encontrarse, como no fuese el bronce de la estatua del «Dolor que se sufre toda la vida».

Y era él mismo con sus propias manos quien había modelado esa estatua, colocándola sobre la tumba del único ser que amó en su vida.

Sobre la tumba del ser amado colocó aquella estatua que era su creación, para que fuese muestra del amor del hombre que no muere nunca y como símbolo del dolor del hombre, que se sufre toda la vida.

Y en el mundo entero no había más bronce que el de aquella estatua.

Entonces cogió la estatua que había creado, la colocó en un gran horno y la entregó al fuego.

Y con el bronce de la estatua del «Dolor que se sufre toda la vida» modeló la estatua del «Placer que dura un instante».

Oscar Wilde

«Lo único que consuela a los hombres por las estupideces cometidas, es el orgullo de realizarlas»

O.W

El Artista. Oscar Wilde. «Y en el mundo no habia más bronce que el de aquella estatua»

LITERATURA. El ARTISTA. OSCAR WILDE. ESCRITORES. WILDE. ARTISTA. ESCULTURA. PLACER. DOLOR. ARTE

,

Arte. Retrato de Oscar Wilde. Toulouse-Lautrec. “En el Salón Dorado: Una Harmonía”

 

image

Foto. Retrato de Oscar Wilde. 1895. Toulouse Lautrec

El retrato lo realizó, su amigo Toulouse Lautrec en la cuidad de Londres, a la que el aristocrático pintor se desplazó expresamente, con la intención de retratarlo en tan excepcionales, y dramáticas  circunstancias, Wilde tenía entonces 41 años, y ya había protagonizado el gran escándalo de la época, a causa de sus amoríos con el hijo de un conde. En la pintura. Con el Támesis al fondo, vemos al genial escritor irlandés, vestido elegantemente, iQue no se diga! Wilde esperaba en ese momento, su inminente ingreso en prisión, después de la sentencia del 25 de mayo de 1895, que odiosamente, le condenaba a 2 años de trabajos forzados en la Prision de Reading, por comportamientos indecentementes. Lautrec demostraba así su amistad, respeto, y solidaridad, por el machacado escritor.

EN EL SALÓN DORADO: UNA ARMONÍA

Sus manos de marfil en el teclado
Extraviadas en pasmo de fantasía;
Así los álamos agitan sus plateadas hojas
Lánguidas y pálidas.
Como la espuma a la deriva en el mar inquieto
Cuando muestran las olas los dientes a la brisa.

Cayó un muro de oro: su pelo dorado.
Delicado tul cuya maraña se hila
En el disco bruñido de las maravillas.
Girasol que se vuelve para encontrar el sol
Cuando pasaron las sombras de la noche negra
Y la lanza del lirio está aureolada.

Y sus dulces labios rojos en estos labios míos
Ardieron como fuego de rubíes engarzados
En el móvil candil de la capilla grana
O en sangrantes heridas de granadas,
O en el corazón del loto anegado
En la sangre vertida del vino rojo.

Oscar Wilde

image

Arte. En el Salón Dorado: una Armonía. Sus manos de marfil en el teclado Extraviadas en pasmo de fantasía; Así los álamos agitan sus plateadas hojas Lánguidas y pálidas. Oscar Wilde.

Oscar Wilde. Wilde. Literatura. Escritores. En el salón dorado una Armonía. Arte. Retrato. Lautrec. Toulouse Lautrec.

,

Literatura. Green. «Te ofrezco entre racimos, verdes gajos»

image

Foto. By TbArt

El maldito, elegido, príncipe de los poetas en 1894, escribió, estos bellos versos…

Il pleure dans

mon coeur

Comme il pleut

sur le ville;

Qelle est cette

largeur

Quii pénètre

mon coeur?

==============

Llueve en

mi corazón,

como llueve

en la ciudad;

que es esta

languidez

que penetra

mi corazón?

Y también, escribió…

Green

Te ofrezco entre racimos, verdes gajos y rosas,
mi corazón ingenuo que a tu bondad se humilla;
no quieran destrozarlo tus manos cariñosas,
tus ojos regocije mi dádiva sencilla.

En el jardín umbroso mi cuerpo fatigado
las auras matinales cubrieron de rocío;
como en la paz de un sueño se deslice a tu lado
el fugitivo instante que reposar ansío.

Cuando en mis sienes calme la divina tormenta,
reclinaré, jugando con tus bucles espesos,
sobre tu núbil seno mi frente soñolienta,
sonora con el ritmo de tus últimos besos.

Paul Verlaine

Literatura. Green. «Te ofrezco entre racimos, verdes gajos y rosas, mi corazón ingenuo que a tu bondad se humilla»

LITERATURA. GREEN. PAUL VERLAINE. POESÍA. VERLAINE. VERDES. JARDÍN

, , ,

Arte. Alquimia con Gustav Jung. Oil/Canvas

image

Alquimia con Gustav Jung. Óleo sobre lienzo. Tomás Bartolomé.

Title. Gustav Jung Alchemy. Oil on canvas.

Medidas, Measures. 40×30 cms.

«Existencia de un sustrato común»

Alquimia picuda, diversidad, casa común, donde el elástico tiempo, no es traducido en nuestras claves. Humanismo donde, el antes y el después son el mismo lapso temporal, una única fusión creativa, nueva, y antigua; vieja fragua silenciosa de Jung, oscura, y maravillosa. Común anarquía, divino placer, cuando el orden, es Zen, y todo… ¡Carencia de necedad!

:::::::::::::

«El laberinto azul», (2001).

Llegas a cualquier sitio
a través de un poema:
el mundo viaja solo, y tú también
en su infinita red de vanidades
te dejas arrastrar
por símbolos, deseos,
buscando su sabor
con recuerdos gastados.
No te  Tampoco insistas.
Para qué preocuparse.
Quien más quiere avanzar más retrocede
en este laberinto donde olvidas
el único color de los matices,
su frágil soledad difuminada,
y arrojas sus palabras al vacío
y al caos.
Nunca el caos, camino equivocado.

Juan Carlos Abril. Los Villares, Jaén 1974

Accésit (Mejor poema inedito en lengua castellana) Premio Adonáis de poesía, año 2000.

Arte. Alquimia con Gustav Jung. Gustav Jung Alchemy. Óleo sobre lienzo. Tomás Bartolomé.

Abstracto. Alquimia con Gustav Jung. Tomás Bartolomé. Arte. Óleo.

,

Víctor Serge. Escritor y Exiliado, burla, la amenaza alemana, en París

image

Víctor Serge Escritor, 30-12-1890 Bélgica. 17-11-1947 México.

SEGUNDA GUERRA MUNDIAL. SERGE, BURLA, LA AMENAZA ALEMANA, EN PARÍS

París, Junio de 1940. Inmerso en aquel terrible caos de la huida, en ese terrible éxodo que provocó la invasión alemana de Francia en la Segunda Guerra Mundial, Victor Serge, milagrosamente encontró un taxi vacío en París. El escritor no huía solo, le acompañaban Laurette Sejourne (arqueóloga y etnóloga italiana residente en París  que posteriormente acabaría casándose con el escritor, en su exilio mexicano un año después), su hijo Vladimir y un amigo español.
Serge estaba angustiado. La última vez que había salido a dar un paseo por su PARIS amado, la nostalgia se apoderó de él, le impresionó profundamente la gran ciudad ahora amenazada y al llegar a casa escribio en su pequeña libreta:       
                 «Los objetos adquieren una significación nueva cuando los ves por última vez»
El Arco de Triunfo le pareció a Serge entonces un solo y triste monumento funerario.
¡En su huida Víctor tuvo una suerte infinita al encontrar un taxi libre! algo impensable en aquella enervante situación en la que todos buscaban un automóvil en el que salir de allí. Se dirigían los cuatro  hacia el sur, lejos del avance de las tropas alemanas que se encontraban a las puertas de París. El caos era descomunal. Victor Serge escribió:                                                                
      «La gente había olvidado que para el animal humano es tan natural esperar la masacre, huir por los caminos y esconderse en los bosques, como nacer, crecer, trabajar y morir de viejo»
Carreteras totalmente colapsadas, desesperación, incertidumbre, miedo. La riada de coches no avanzaba, todos huian de París a la vez. En las cunetas habia multitud de coches averiados o sin gasolina.
¡Sálvese quien pueda! Comenzaba una larga peregrinación para «un escritor exiliado, que ya había nacido en el exilio».

image

LAS BOTAS DEL EJÉRCITO ALEMÁN PATEAN PARÍS

Eran las 5 y media de la madrugada del 14 de junio de 1940 cuando el ejército alemán entró en Paris, la ciudad estaba despierta y temerosa (nadie durmió aquella oscura noche).
Los vecinos que se habían quedado en la ciudad descorrieron los visillos con sigilo, miedo y curiosidad para ver al terrible monstruo, pero en el colmo de la maldad, solo vieron a aquellos jóvenes y limpios soldados alemanes, que desfilaban en perfecta y orgullosa formación, por las amplias avenidas de la magnífica capital rendida.

DE NUEVO EL EXILIO

Después de muchos problemas, autorizaciones, documentos y de un largo periplo, Víctor Serge finalmente consigue llegar a Mexico donde por fin es admitido como refugiado político y donde consigue la estabilidad necesaria para seguir escribiendo.
Seis años después  fallecería en un Taxi, oficialmente de un ataque al corazón aunque también se rumoreó que pudo ser envenenado por agentes de Stalin.

ANARQUISTA Y REVOLUCIONARIO

VÍCTOR SERGE, nació en BRUSELAS en una familia ruso polaca  y murió en MEXICO en el exilio. Aparte de Escritor, fue: Revolucionario, Anarkista, Disidente,  Exiliado y sobre todo… Valiente.
Su hermana, su suegra, su cuñada y dos de sus cuñados murierón en prision a causa de las terribles purgas de Stalin, aún así él nunca renegó de sus ideas que hizo públicas  y se salvó por muy poco.

Víctor Serge. Segunda Guerra Mundial. Escritor y Exiliado, burla a la amenaza alemana en París.

Literatura. Víctor Serge. Escritores. Segunda Guerra Mundial. Exiliado. París. México.

, , ,

Arte. García Lorca, Agosto 1936. «Cuneta». Mixta/Tabla. Tomás Bartolomé

image

García Lorca. Agosto 1936. «Cuneta». Tomás Bartolomé. Técnica mixta sobre tabla. 2015.

image

Detalle de la Pintura

Pintura inspirada, en los desgraciados sucesos ocurridos en la provincia de Granada, el mes de agosto de la atormentada España de 1936. El poeta yace muerto en la cuneta del Camino de Alfacar, cerca de la Fuente Grande, junto a él un maestro de pueblo y dos banderilleros.

Federico García Lorca Fuente Vaqueros, 5 de junio de 1898-camino de Víznar a Alfacar, 18 de agosto de 1936.

Fue un poeta, dramaturgo y prosista español, perteneciente a lo que se denomina Generación del 27 y en la que se incluyen escritores como:

Jorge Guillén, Pedro Salinas, Rafael Alberti, Dámaso Alonso, Gerardo Diego, Luis Cernuda, Vicente Aleixandre, Manuel Altolaguirre y Emilio Prados.

image

La luna nueva lloró sangre 

Madrugada del mes de Agosto de 1936, corazones negros en brillantes coches negros, el oficial de la patrulla luce su pistola Astra, en una reluciente cartuchera negra que brilla débilmente como el charol bajo la luna nueva estival, en un cielo claro, aun lleno de estrellas, los números, portan fusiles de asalto Mauser; ellos pusieron la sangre y el odio, y lo mezclaron con el sabor salado de las lagrimas. Yace el poeta abatido, asesinado a sangre fría en las proximidades, de un pueblo; de un pueblo, como otros a los que él tanto amó, uno como cualquiera de aquellos pueblos, a los que acercaba la cultura, con su teatrillo genial; junto a él un maestro de pueblo y dos banderilleros.

“El Crimen fue en Granada”

El Crimen

Se le vio, caminando entre fusiles,
por una calle larga,
salir al campo frío,
aún con estrellas de la madrugada.
Mataron a Federico
cuando la luz asomaba.

El pelotón de verdugos
no osó mirarle la cara.
Todos cerraron los ojos;
rezaron: ¡ni Dios te salva!
Muerto cayó Federico
—sangre en la frente y plomo en las entrañas—
… Que fue en Granada el crimen
sabed —¡pobre Granada!—, en su Granada.

Antonio Machado

Pintura. García Lorca, Agosto 1936. «Cuneta». Técnica mixta sobre tabla. 2015. Tomás Bartolomé.

Pintura. García Lorca. Agosto 1936. «Cuneta». Tomás Bartolomé. Pintores. García Lorca.  Muerte García Lorca. Literatura. Crimen,  Antonio Machado.

, ,

Literatura. Frankenstein. Horrendo huésped de un irresponsable

FRANKESTEIN. Mary Shelley, (1797-1851).
Descrito en la novela como horrendo huésped, ser demoniaco, engendro, la criatura.
Un joven suizo (Victor Frankenstein), estudia medicina obseso por desentrañar, los secretos del cielo y la tierra, por descorrer el tupido velo de la misteriosa alma del ser humano; crea irresponsable, un ser, a partir de las diseccionadas partes de cadáveres, que se procura ilícitamente.

Finalmente la criatura resulta deforme y, espantosamente alta, pues mide 2,44 metros.
Víctor esta horrorizado, ha creado un monstruo, la culpa lo persigue, además; asustado, el gigante ha huido, e ingenuamente Víctor piensa que se ha librado de él. Frankenstein solo, y desamparado siente de inmediato el rechazo de la sociedad, debido a su intimidante aspecto, del que él no es responsable, además, no sabe hablar. Entonces, siente obsesamente un odio que le corroe y que reclama como una mordedura, sed de venganza contra su creador. Lleno de ira, asesina al hermano menor de Victor, y este, (aterrorizado) permite cobardemente, que acusada por, una única prueba circunstancial, una de las sirvientas de su propia familia, sea condenada a muerte y ejecutada, acusada de tal horrendo crimen, crimen, que él sabe, que ella no cometió. Enfermo de remordimientos, apesadumbrado por la culpa, se encuentra nuevamente por sorpresa, con el monstruo y este suplicante, le promete no volver más a su vida, si como su creador, y responsable, completa la obra, dandole una compañera que sea como ėl. Víctor lleno de dudas accede, mas al  final, decide en un momento de lucidez, destruir su femenina promesa. Entonces el fantástico ser, solo y abandonado jura vengarse. Y lo hace cruelmente, asesinándo esta vez al mejor amigo de Victor, Clerval, y después, a Elizabeth su prometida, en una singular noche de bodas. A causa de todas estas muertes, el padre de Víctor, Alphonse, también fallece. Entonces Victor desesperado, decidió acabar con su malograda creación, y persigue incansablemente a la desesperada criatura.

Finalmente después de seguirle tercamente con rabia enfermiza, y verlo a poca distancia, Víctor muere en el ártico a bordo de un barco en el que fue recogido de entre los hielos, perseguidor y enfebrecido. Después de su fallecimiento, la hospitalaria nave es abordada por la propia criatura, que relata entonces (tiempo antes el monstruo había aprendido a hablar), visiblemente emocionado y lucido, los motivos de sus actos, y da razón de su triste historia al capitán. La novela termina con la confesión de Frankenstein, de que ya cansado y dolorido, pondrá fin a su corta y miserable existencia.

Cubierta de FRANKESTEIN de Mary Shelley. Edición de 1831. Foto vía internet.

A continuación. Narración obtenida a partir de un diario de navegación

Extracto de la carta que escribe Robert Walton capitán del barco (enfrascado en una especie de empresa, aventura y misión científica, en la que busca la gloria), a su hermana Saville, con la que mantiene una regular (aunque complicada) correspondencia. Durante la travesía, FRANKESTEIN es avistado por primera vez en la novela, estando el barco varado.

FRANKENSTEIN . (Fragmento). Novela publicada el año 1818.

El pasado lunes (31 de julio) nos encontrábamos prácticamente cercados por el hielo, que rodeaba al barco por todos lados, y casi no había espacio libre en el mar para mantenerlo a flote. Nuestra situación era un tanto peligrosa, especialmente porque una niebla muy densa nos envolvía. Así que decidimos arriar velas y detenernos, a la espera de que tuviera lugar algún cambio en la atmósfera y en el tiempo.
Alrededor de las dos levantó la niebla y comprobamos que había, extendiéndose en todas direcciones, vastas e irregulares lagunas de hielo que parecían no tener fin. Algunos de mis camaradas dejaron escapar un lamento y yo mismo comencé a preocuparme y a inquietarme, cuando de repente una extraña figura atrajo nuestra atención y consiguió distraernos de la angustia que sentíamos por nuestra propia situación. Divisamos un carruaje bajo, amarrado sobre un trineo y tirado por perros, que se dirigía hacia el norte, y se encontraba a unos ochocientos metros de nosotros; un ser que tenía toda la apariencia de un hombre, pero al parecer con una altura gigantesca, iba sentado en el trineo y guiaba a los perros. Observamos el rápido avance del viajero con nuestros catalejos hasta que se perdió entre las lejanas quebradas del hielo.

Literatura. Frankenstein. Horrendo huésped de un irresponsable.

Literatura. Frankenstein. El monstruo de Frankenstein. Mary Shelley. Monstruo. Novela de terror. Terror. Terror gótico. Ciencia ficción. Horror.

 

, ,

Edgard Allan Poe. El Retrato Oval. Belleza, que en mala hora amó al pintor

image

Foto by TbART

Edgard Allan Poe. Boston 1809. Baltimore 1848.

EL RETRATO OVAL. 1842. (FRAGMENTO).

Era una joven de peregrina belleza, tan graciosa como amable, que en mal hora amó al pintor y se desposó con él.

Él tenía un carácter apasionado, estudioso y austero, y había puesto en el ARTE  sus amores; ella, joven, de rarísima belleza, toda luz y sonrisas, con la alegría de un cervatillo, amándolo todo, no odiando más que el ARTE, que era su rival, no temiendo más que la paleta, los pinceles y demás instrumentos importunos que le arrebataban el amor de su adorado.

Terrible impresión causó a la dama oír al PINTOR hablar del deseo de retratarla. Mas era humilde y sumisa, y sentóse pacientemente, durante largas semanas, en la sombría y alta habitación de la torre, donde la luz se filtraba sobre el pálido lienzo solamente por el cielo raso.

image

El pintor y la modelo. 1963. Pablo Picasso.

El ARTISTA cifraba su gloria en su obra, que avanzaba de hora en hora, de día en día. Y era un hombre vehemente, extraño, pensativo y que se perdía en mil ensueños; tanto que no veía que la luz que penetraba tan lúgubremente en esta torre aislada secaba la salud y los encantos de su mujer, que se consumía para todos excepto para él.

Ella, no obstante, sonreía más y más, porque veía que el PINTOR, que disfrutaba de gran fama, experimentaba un vivo y ardiente placer en su tarea, y trabajaba noche y día para trasladar al lienzo la imagen de la que tanto amaba, la cual de día en día tornábase más débil y desanimada.

image

Y, en verdad, los que contemplaban el retrato, comentaban en voz baja su semejanza maravillosa, prueba palpable del genio del PINTOR, y del profundo amor que su modelo le inspiraba.

Pero, al fin, cuando el trabajo tocaba a su término, no se permitió a nadie entrar en la torre; porque el PINTOR había llegado a enloquecer por el ardor con que tomaba su trabajo, y levantaba los ojos rara vez del lienzo, ni aun para mirar el rostro de su esposa. Y no podía ver que los colores que extendía sobre el lienzo borrábanse de las mejillas de la que tenía sentada a su lado.

Y cuando muchas semanas hubieron transcurrido, y no restaba por hacer más que una cosa muy pequeña, sólo dar un toque sobre la boca y otro sobre los ojos, el alma de la dama palpitó aún, como la llama de una lámpara que está próxima a extinguirse.

image

Calavera. Van Gogh

Y entonces el PINTOR, dio los toques, y durante un instante quedó en éxtasis ante el trabajo que había ejecutado. Pero un minuto después, estremeciéndose, palideció intensamente herido por el TERROR, y gritó con voz terrible: «¡En verdad, esta es la vida misma!» Se volvió bruscamente para mirar a su bien amada: ¡Estaba muerta!»

Edgard Allan Poe

Edgard Allan Poe. El Retrato Oval. Era una joven de peregrina belleza, que en mala hora amó al pintor y se desposó con él.

EDGARD ALLAN POE. LITERATURA. EL RETRATO OVAL. ESCRITORES. TERROR. ALLAN POE. POE. MIEDO. ARTE. PINTOR

, , ,

Cardoso. Acuarela. «La creación es un templo de pilares vivientes»

image

Acuarela. Paisaje. Cardoso

Cardoso. «El artista que juega con el agua», nos presenta hoy este seductor paisaje que nos  transporta por idílicos caminos, entre varetas y retama, (como Camarón). Sus venas azuladas, los colores del sur; bisoños descubrimientos, deslumbrantes y matemáticamente soñados por Paul Klee, claro infinito horizonte, tranquilo y cálido Mar Mediterráneo… Veraz.

Arrebata, transporta, seda.

«El mar está cerca; la ciudad se aletarga a la hora de la siesta». TbArt

image  image

Correspondencias

La Creación es un templo de pilares vivientes
Que a veces salir dejan sus palabras confusas;
El hombre lo atraviesa entre bosques de símbolos
Que lo contemplan con miradas familiares. 

Como los largos ecos que de lejos se mezclan
Con una tenebrosa y profunda unidad,
Vasta como la luz, como la noche vasta,
Se responden sonidos, colores y perfumes. 

Hay perfumes tan frescos como carnes de niños,
Dulces tal como oboes, verdes cual las praderas
Y hay otros, corrompidos, ricos y triunfantes,
Que tienen la expansión de cosas infinitas,
Como el almizcle, el ámbar, el benjuí y el incienso,
Que cantan los transportes de sentidos y espíritu.

Charles Pierre Baudelaire. París 1821-1867.

image  image

Cardoso. Acuarela. «La creación es un templo de pilares vivientes que a veces salir dejan sus palabras confusas». Baudelaire.

Arte. Cardoso. Pintores. Acuarela. Poesía. Baudelaire. Correspondencias. Camarón. Paul Kiee

, ,

Fotografía. Mindor. Pino de luz cantó sin alborada

image

Foto. Naturaleza. Mindor

Naturaleza,

Admirada

tantas veces

naturaleza

que supera todo.

Tomás Bartolomé

Mindor regala a nuestros sentidos esta imagen que «nos cala», y Garcia Lorca estos magníficos versos…

::::::::::::::::

Tu voz regó la duna de mi pecho

en la dulce cabina de madera.

Por el sur de mis pies fue primavera

y al norte de mi frente flor de helecho.

Pino de luz por el espacio estrecho

cantó sin alborada y sementera

y mi llanto prendió por vez primera

coronas de esperanza por el techo.

Dulce y lejana voz por mí vertida.

Dulce y lejana voz por mí gustada.

Lejana y dulce voz amortecida.

Lejana como oscura corza herida.

Dulce como un sollozo en la nevada.

¡Lejana y dulce en tuétano metida!

Federico García Lorca

 

Fotografía. Mindor. Pino de luz por el espacio estrecho cantó sin alborada y sementera.

Fotografia. Mindor. Fotografos. Poesía. García Lorca