, , ,

Fotografía. Mindor ¡Embriáguense, embriáguense sin cesar!

image

Fotografía. Paisaje. Mindor.

Mindor, estaba allí para realizar esta magnífica captura.

¡Y ahora!, al observar callados, la cautivadora imagen, rabiosa, de un cielo poderoso, allá en lo alto, (donde abajo, a menudo los hombres, lo miran poco), emocionante, voluptuosamente arrebatador, nos ofrece, impregna a cada uno de nosotros…, ¡No esperen más! Mas… Embriáguense

 

EMBRIÁGUENSE

Hay que estar ebrio siempre. Todo reside en eso: esta es la única cuestión.

Para no sentir el horrible peso del tiempo que nos rompe las espaldas y nos hace inclinar hacia la tierra,

Hay que embriagarse sin descanso.

Pero, ¿de qué? De vino, de poesía o de virtud, como mejor les parezca. Pero embriáguense.

Y si a veces, sobre las gradas de un palacio, sobre la verde hierba de una zanja,

En la soledad huraña de su cuarto,

La ebriedad ya atenuada o desaparecida ustedes se despiertan pregunten al viento,

A la ola, a la estrella, al pájaro, al reloj,

A todo lo que huye, a todo lo que gime, a todo lo que rueda, a todo lo que canta,

A todo lo que habla, pregúntenle qué hora es;

Y el viento, la ola, la estrella, el pájaro, el reloj, contestarán:

«¡Es hora de embriagarse!»

Para no ser los esclavos martirizados del tiempo,

¡Embriáguense, embriáguense sin cesar!

De vino, de poesía o de virtud, como mejor les parezca.

 Charles Baudelaire

Fotografía. Mindor. Paisaje. ¡Embriáguense, embriáguense sin cesar! De vino, de poesía o de virtud, como mejor les parezca.

Fotografía. Paisaje. Mindor. Fotógrafos. Poesía. Charles Baudelaire. Embriáguense. Baudelaire.

, ,

Escultura. Two Girls. “Hay un país soberbio, que sueño visitar con una antigua amiga”

image

Dos muchachas. Two Girls. Albert Müller. 1924/5. Foto, by TbArt
Madera tallada y pintada.

Expresionismo Suizo.

Albert Müller. Basilea. 1897/26. Pintor, Escultor, Dibujante, Grabador.

LA INVITACIÓN AL VIAJE

Hay un país soberbio, un país de Jauja -dicen-, que sueño visitar con una antigua amiga.
País singular, anegado en las brumas de nuestro Norte, y al que se pudiera llamar el Oriente de Occidente, la China de Europa: tanta carrera ha tomado en él la cálida y caprichosa fantasía; tanto la ilustró paciente y tenazmente con sus sabrosas y delicadas vegetaciones.
Un verdadero país de Jauja, en el que todo es bello, rico, tranquilo, honrado; en que el lujo se refleja a placer en el orden; en que la vida es crasa y suave de respirar; de donde están excluídos el desorden, la turbulencia y lo improvisto; en que la felicidad se desposó con el silencio; en que hasta la cocina es poética, pingüe y excitante; en que todo se te parece, ángel mío.
¿Conoces la enfermedad febril que se adueña de nosotros en las frías miserias, la ignorada nostalgia de la tierra, la angustia de la curiosidad? Un país hay que se te parece, en que todo es bello, rico, tranquilo y honrado, en que la fantasía edificó y decoró una China occidental, en que la vida es suave de respirar, en que la felicidad se desposó con el silencio. ¡Allí hay que irse a vivir, allí es donde hay que morir!
Sí, allí hay que irse a respirar, a soñar, a alargar las horas en lo infinito de las sensaciones. Un músico ha escrito la Invitación al vals; ¿quién será el que componga la invitación al viaje que pueda ofrecerse a la mujer amada, a la hermana de elección?
Sí, en aquella atmósfera daría gusto vivir; allá, donde las horas más lentas contienen más pensamientos, donde los relojes hacen sonar la dicha con más profunda y más significativa solemnidad.
En tableros relucientes o en cueros dorados con riqueza sombría, viven discretamente unas pinturas beatas, tranquilas y profundas, como las almas de los artistas que las crearon. Las puestas del Sol, que tan ricamente colorean el comedor o la sala, tamizadas están por bellas estofas o por esos altos ventanales labrados que el plomo divide en numerosos compartimientos.
Vastos, curiosos, raros son los muebles, armados de cerraduras y de secretos, como almas refinadas. Espejos, metales, telas, orfebrería, loza, conciertan allí para los ojos una sinfonía muda y misteriosa; y de todo, de cada rincón, de las rajas de los cajones y de los pliegues de las telas se escapa un singular perfume, un vuélvete de Sumatra, que es como el alma de la vivienda.

LA INVITACIÓN AL VIAJE. CHARLES BAUDELAIRE

Escultura. Dos muchachas. Two Girls. Albert. Müller. Hay un país soberbio, un país de Jauja -dicen-, que sueño visitar con una antigua amiga.

Escultura. Albert Müller. Escultores. Expresionismo. Amiga. Arte. Baudelaire. País. País de Jauja.

, ,

Luis de Góngora. De pura honestidad templo sagrado

Foto. ByTbart

LUIS DE GÓNGORA

Retrato de Góngora. Velázquez. (1622). Museo de Bellas Artes de Boston.

En la pintura (podemos ver, un magnífico retrato del gran escritor cordobés ), realizada por Diego Velázquez, de la que existen diferentes copias.

Un excelso poema de Góngora. Dos grandes maestros, dos máximos exponentes en sus diferentes áreas artísticas, unidos por su maestría…

Luis de Góngora y Argote. Cordobés, 1 de julio de 1561. Fallecimiento, Córdoba 23 de mayo, de 1627.

Diego Rodríguez de Silva y Velázquez.. Sevillano 6 de junio de 1599. Fallecimiento, Madrid 6 de agosto de 1660.

Los 2 andaluces, los dos geniales, fueron contemporáneos. A Velázquez y Góngora solo los separaron 38 años de edad. De los dos artistas, Velázquez era el más joven. Hemos comenzado admirando el gran retrato que el pintor de reyes hizo del excelso escritor, ahora ya es tiempo de ir y deleitarnos, con uno de sus magníficos poemas.

POESIA

De pura honestidad templo sagrado,
cuyo bello cimiento y gentil muro
de blanco nácar y alabastro puro
fue por divina mano fabricado
;
pequeña puerta de coral preciado,
claras lumbreras de mirar seguro
que a la fina esmeralda el verde puro
habéis para viriles usurpado;
soberbio techo, cuyas cimbrias de oro
al claro sol, en cuanto en torno gira,
ornan de luz, coronan de belleza;
ídolo mío a quien rendido adoro,
oye piadoso a quien por ti suspira,
tus himnos canta y tus virtudes reza.

LUIS DE GÓNGORA

Luis de Góngora. De pura honestidad templo sagrado, cuyo bello cimiento y gentil muro de blanco nácar y alabastro puro fue por divina mano fabricado.

LIIS DE GÓNGORA. GÓNGORA. LITERATURA. ESCRITORES. POESÍA. PINTURA. VELÁZQUEZ.

, , , ,

Cardoso. Escultura. “Cual si fueran alondras, levantan hacia el cielo matutino su vuelo”

image

Cardoso. Escultura.

Cardoso nos muestra esta magnífica escultura plena de estilizada belleza y movimiento

¡Feliz aquel que puede con brioso aleteo
Lanzarse hacia los campos luminosos y calmos!

POESIA

Elevación

Por encima de estanques, por encima de valles,
De montañas y bosques, de mares y de nubes,
Más allá de los soles, más allá de los éteres,
Más allá del confín de estrelladas esferas,

Te desplazas, mi espíritu, con toda agilidad
Y como un nadador que se extasía en las olas,
Alegremente surcas la inmensidad profunda
Con voluptuosidad indecible y viril.

Escápate muy lejos de estos mórbidos miasmas,
Sube a purificarte al aire superior
Y apura, como un noble y divino licor,
La luz clara que inunda los límpidos espacios.

Detrás de los hastíos y los hondos pesares
Que abruman con su peso la neblinosa vida,
¡Feliz aquel que puede con brioso aleteo
Lanzarse hacia los campos luminosos y calmos!

Aquel cuyas ideas, cual si fueran alondras,
Levantan hacia el cielo matutino su vuelo

-¡Que planea sobre todo, y sabe sin esfuerzo,
La lengua de las flores y de las cosas mudas!

Charles Baudelaire

Cardoso. Escultura. Aquel cuyas ideas, cual si fueran alondras, levantan hacia el cielo matutino su vuelo. Charles Baudelaire.

Cardoso. Escultura. Escultores. Poesía. Baudelaire. Elevación. 

 

,

En el Salón Dorado. «Sus manos de marfil en el teclado”

 

image

Foto. Retrato de Oscar Wilde. 1895. Toulouse Lautrec

El retrato lo realizó, su amigo Toulouse Lautrec en la cuidad de Londres, a la que el aristocrático pintor se desplazó expresamente, con la intención de retratarlo en tan excepcionales, y dramáticas  circunstancias, Wilde tenía entonces 41 años, y ya había protagonizado el gran escándalo de la época, a causa de sus amoríos con el hijo de un conde. En la pintura. Con el Támesis al fondo, vemos al genial escritor irlandés, vestido elegantemente, iQue no se diga! Wilde esperaba en ese momento, su inminente ingreso en prisión, después de la sentencia del 25 de mayo de 1895, que odiosamente, le condenaba a 2 años de trabajos forzados en la Prision de Reading, por comportamientos indecentementes. Lautrec demostraba así su amistad, respeto, y solidaridad, por el machacado escritor.

EN EL SALÓN DORADO: UNA ARMONÍA

Sus manos de marfil en el teclado
Extraviadas en pasmo de fantasía;
Así los álamos agitan sus plateadas hojas
Lánguidas y pálidas.
Como la espuma a la deriva en el mar inquieto
Cuando muestran las olas los dientes a la brisa.

Cayó un muro de oro: su pelo dorado.
Delicado tul cuya maraña se hila
En el disco bruñido de las maravillas.
Girasol que se vuelve para encontrar el sol
Cuando pasaron las sombras de la noche negra
Y la lanza del lirio está aureolada.

Y sus dulces labios rojos en estos labios míos
Ardieron como fuego de rubíes engarzados
En el móvil candil de la capilla grana
O en sangrantes heridas de granadas,
O en el corazón del loto anegado
En la sangre vertida del vino rojo
.

Oscar Wilde

image

En el Salón Dorado: una Armonía. Sus manos de marfil en el teclado Extraviadas en pasmo de fantasía; Así los álamos agitan sus plateadas hojas Lánguidas y pálidas. Oscar Wilde.

Oscar Wilde. Wilde. Literatura. Escritores. En el salón dorado una Armonía. Pintura. Pintores. Retrato. Lautrec. Toulouse Lautrec.

,

Oscar Wilde. El Discípulo

Fotografia. By TbArt. Abril 2015. 19:00 pm

EL DISCÍPULO

Cuando Narciso murió, el río de sus delicias se transformó de una copa de agua dulce en una copa de lágrimas saladas, y las Oréades vinieron llorando por los bosques a cantar junto al río y a consolarle.

image

Narciso. Vía internet

Y cuando vieron que el río habíase convertido de copa de agua dulce en copa de lágrimas saladas deshicieron los bucles verdes en sus cabelleras y gritaban al río y le decían:

-No nos extraña que le llores así. ¿Cómo no ibas a amar a Narciso con lo bello que era?

-¿Pero Narciso era bello?

image

Narciso. Caravaggio. (1593/1610)

-¿Quién mejor que tú puede saberlo? -respondieron las Oréades- Nos despreciaba a nosotras, pero te cortejaba a ti, e inclinado sobre tus orillas, dejaba reposar sus ojos sobre ti, y contemplaba su belleza en el espejo de tus aguas.

Y el río contestó:

-Si amaba yo a Narciso, era porque, cuando inclinado en mis orillas, dejaba reposar sus ojos sobre mí, en el espejo de sus ojos veía reflejada yo mi propia belleza.

Oscar Wilde

image

Narcisismo. By Tb Art

Oscar Wilde. El Discípulo

OSCAR WILDE. El DISCÍPULO. ESCRITORES. NARCISISMO. LITERATURA. WILDE. CARAVAGGIO.

,

Gustave Flaubert. Moralista, ascético, y espiritual

image

Gustave Flaubert. Eugéne Giraud

GUSTAVE FLAUBERT

Ruan 12/12/1821. Croiset 8/5/1880

NOVELISTA Y DRAMATURGO

¡Él, que tanto odió a la burguesía, nació y se crió en un ambiente rancio! Su padre era el cirujano jefe del hospital de Ruan, pero por si fuera poco, su madre se acomodaba en una familia situada, en las más altas cumbres de la sociedad establecida.

FLAUBERT comenzó (en 1832) sus estudios, en el Colegio Real de Ruan, donde se decide por la literatura. Pocos años después (1839) finalizados sus estudios, se dirige a PARÍS donde comienza la carrera de derecho. Aunque no es un muchacho sociable, conoce entre otros artistas, a Víctor Hugo y se hacen muy amigos, juntos realizan algunos viajes, visitan la isla de Córcega y los Pirineos. Durante esta época lleva una vida dedicada a los estudios y los viajes; el dinero, no es un problema, dispone del cash suficiente, dado que su elevada condición social,  felizmente, le permite recibir jugosas rentas periódicamente.

ASCETICO Y ESPIRITUAL

El estudio de las leyes no le satisface, y los abandona (1844). Regresa a Croiset, allí vive con su madre y su sobrina, en una agradable casa a orillas del Sena. En1846, fallecen su padre y su hermana, conoce a la poetisa Louise Colet, con la que mantiene una intensa relación sentimental, que copó una década. Mas FLAUBERT no se casó nunca. Tímido, sensible, neurótico, obsesivo, arrogante, mudo, locuaz, y moralista; despreciaba el adocenamiento, el materialismo burges, y la vulgar mediocridad. Así se define a sí mismo, el introvertido artista

«No soy soñador, sino urraca de grito agrio que se oculta en el fondo de los bosques para no ser oída sino para ella misma»

1849/51. Viaja por Italia, Egipto, Constantinopla, Jerusalén.

Fuerza literaria, nitidez comunicativa, exacta elección de las palabras, conocimiento de las emociones humanas. Cadencia, ritmo; todo esto lo posee FLAUBERT.

MADAME BOVARY

1851. Empieza a escribir lo que sería su gran obra maestra, MADAME BOVARY (una de las grandes obras de la literatura universal), una vez acabada, la novela comenzaría a publicarse por capítulos, a la manera de folletín en 1856 (Revista Revue de París. Un año después, se publicaría el libro. Narra los amores (infidelidades) provincianos, de una señorita insatisfecha, además, de casada y  decepcionada, pero tambien, soñadora, inquieta, y morbosa, que arrastra tras ella, amargura, romanticismo, y tragedia. Una gran novela que hay que leer, Madame Bovary escoció a parte de la sociedad, por la dura crítica que hace de ella, y por el delicado tema que aborda; el escritor se vió pronto así, inmerso en el escándalo y los tribunales, y fue vísta por algunos, como ofensiva y terriblemente inmoral. Terminado el juicio, las condenas que pedían como penas al editor y al escritor no prosperaron, y finalmente, ambos fueron absueltos.

LA EDUCACION SENTIMENTAL

1869, es su última novela publicada en vida. Narra los amores de un joven, Frederic Moreau y una mujer madura, Madame Arnoux. La obra rezuma tintes autobiógrafos Flaubert escribe en ella, sobre sus amores con la poetisa Louise Colet. Costumbrista, la acción, se sitúa, en la sociedad parisina.

1870. Durante la guerra Franco/Prusiana, su casa fué temporalmente ocupada por soldados enemigos, a partir de este traumático suceso, FLAUBERT, que protagonizaba ataques epilépticos desde la más tierna infancia, sufrió una recaída, y comenzó a temer seriamente por sus nervios, comenzando a aplicar la siguiente regla… Trabajo, Soledad, Perseverancia… ¡Medicina para un descreído! Le interesan todos los temas,  su curiosidad es enorme, y se entretiene con cualquier cosa que no conoce, aspira realizar algún día, una obra total. Sus disquisiciones lo abarcan todo, como por ejemplo, la siguiente paradoja moral…

«La modestia, la más orgullosa de las pasiones» 

1872. Fallece su madre, él debe hacerse cargo entonces, de la casa y de su sobrina. Comienzan los problemas económicos.

1880. Flaubert fallece modestamente en su casa de Croiset, a causa de un derrame cerebral.

GUSTAVE FLAUBERT. MORALISTA, ASCÉTICO, Y ESPIRITUAL

Gustave Flaubert. Flaubert. Literatura. Escritores. Madame Bovary. La educacion sentimental.

, ,

El Artista. «Y en el mundo no habia más bronce que el de aquella estatua»

image

Foto. By TbArt.

Artista. Produce y crea obras de arte.

Del latín ars, artis. Capaz de crear… crear volúmenes, conformar espacios.

 

El Artista

Un día nació en su alma el deseo de modelar la estatua del «Placer que dura un instante».

Y marchó por el mundo para buscar el bronce, pues sólo podía ver sus obras en bronce.

Pero el bronce del mundo entero había desaparecido y en ninguna parte de la tierra podía encontrarse, como no fuese el bronce de la estatua del «Dolor que se sufre toda la vida».

Y era él mismo con sus propias manos quien había modelado esa estatua, colocándola sobre la tumba del único ser que amó en su vida.

Sobre la tumba del ser amado colocó aquella estatua que era su creación, para que fuese muestra del amor del hombre que no muere nunca y como símbolo del dolor del hombre, que se sufre toda la vida.

Y en el mundo entero no había más bronce que el de aquella estatua.

Entonces cogió la estatua que había creado, la colocó en un gran horno y la entregó al fuego.

Y con el bronce de la estatua del «Dolor que se sufre toda la vida» modeló la estatua del «Placer que dura un instante».

Oscar Wilde

«Lo único que consuela a los hombres por las estupideces cometidas, es el orgullo de realizarlas»

O.W

El Artista. Oscar Wilde. «Y en el mundo no habia más bronce que el de aquella estatua»

LITERATURA. El ARTISTA. OSCAR WILDE. ESCRITORES. WILDE. ARTISTA. ESCULTURA. PLACER. DOLOR.

 

, ,

Marcel Duchamp. Rrose Sélavy. Dadaísmo en estado puro

Retrato de Rrose Sēlavy. (1921). Man Ray

Marcel Duchamp, usa el pseudónimo Rrose Sélavy. Crea este personaje de ficción femenino en 1920.

El Dadaísmo (movimiento artistico/cultural, creado en 1916, propone la oposición de las  convenciones artísticas), consume chispeante mientras tanto, su tacaño fogonazo lúdico, mas indeleble.

Rrose Sélavy

New York-París

pelos y puntapiés

de todas clases

Rrose Sélavy encuentra que un insecticida debe acostarse con su madre antes de matarlo; los chinches son de rigor
Rrose Sélavy y yo esquivamos las esquinas de los esquimales con palabras exquisitas
Cuestión de higiene íntima:
¿Hay que introducir el cogollo de la espada en el pelo de la amada?
Abominables pelambreras abdominales
Entre nuestros artículos de quincallería perezosa, recomendamos un grifo que deja de gotear cuando no se le escucha
La moda práctica, creación de Rrosa Sėlavy:
El vestido oblongo, diseñado exclusivamente para damas que padecen de hipo
Servimos a domicilio:
Mosquitos domésticos (semi-stock)
Medias de seda… la cosa también
Carga de revancha; verga de recambio
Letanía de santos: creo que siente la punta de los senos
¿Por que siente la punta de los senos?
Cállate, tu sientes la punta de los senos
El mejor de los jabones es el jabón de las disculpas
La pelea de Austerlitz
*My niece is cold because my knees are cold
Dayli lady busca líos con Daily Mail
Un cinco caballos que rueda sobre piñón
Una ninfa amiga de la infancia
Ovario toda la noche
Dedicarse al hígado de ternera a costa de alguno
El sistema métrico a veces blenorrágico
Del dorso de la cuchara al culo de la viuda pensionada
Pared pintada de pereza de parroquia
Tomar 1 centímetro cúbico de humo de tabaco y pintarle la superficie exterior e interior de color hidrófugo
Aguzar el oído (forma de torturar)
Cuando se tiene un cuerpo extraño entre las piernas, no hay que colocar el codo cerca de los
Hay que tomar medidas contra la pereza de las vías férreas ante el paso de los trenes
Si te doy una perra gorda ¿me darás unas tijeras?
Una caja de fósforos llena es más ligera que otra empezada porque no hace ruido
Baños de té para los lunares
Estrangular al extranjero
Orquídea fija
Absceso opulento
Anémico cine
Camas y borrones

*Mi sobrina tiene frío porque mis rodillas están frías

Marcel Duchamp. Rrose Sélavy. Dadaísmo en estado puro

Marcel Duchamp. Rrose Sélavy. Dadá. Dadaísmo. Duchamp. 

,

Heinrich Heine. El último Romántico. Su último poeta. «El Enterrador»

image

HEINRICH HEINE «EL ÚLTIMO ROMÁNTICO»

Dusseldorf 13-Diciembre-1797. París 17-Febrero-1856

Leer más sobre Heine (Biografía), en Categoría Litreatura de este mismo Blog:

Heinrich Heine. El último romántico «El ENTERRADOR»

Heine, fue el escritor alemán más popular y  exitoso de los años, 30 y 40, del siglo XIX

image

Mujeres en el balcón. Raimundo de Madrazo

POESIA

En el balcón pasaba. Pálido y triste un mancebo:

la hermosa doncella estaba en el balcón entreabierto.

La hermosa doncella, al verle, decía: «¡Válgame el cielo!

Está ese desventurado más pálido que un espectro».

Alzó aquel desventurado los ojos grandes y negros,

y de la doncella hermosa miró el balcón entreabierto.

Sintió la hermosa doncella extraño desasosiego,

y se puso de repente más pálida que un espectro.

Sintió la doncella hermosa arder amorosos fuegos,

y estaba días y días en el balcón entreabierto;

y tras los días ansiosos, en los brazos del mancebo

caía todas las noches a la hora de los espectros.

Heinrich Heine

Heinrich Heine, acabó abandonando el Románticismoal final le interesaron más la crítica política y la filosofía llegando incluso a declarar…

«Pienso que el movimiento romántico, es un rama enferma que hay que extirpar para favorecer el progreso en Alemania»

Heinrich Heine. El último  Romántico. Yo soy su último poeta. «El enterrador»

Heinrich Heine. Heine. Literatura. Escritores. Poesía. Poetas. Romanticismo.