, , ,

Pintura. «Cabeza de Vaca». Óleo-Acrílico. Tomás Bartolomé. Descaminado, enfermo, peregrino, en tenebrosa noche, con pie incierto, la confusión pisando del desierto

image

Pintura. «Cabeza de Vaca». Cow’s head. (2013). Tomás Bartolomé.

Óleo-Acrílico. 2011. Medidas. 30 x 24 cm.

Caminos, dibujos estelares, rastros lechosos, líneas, de suave color burdeos. Cinabrio trigonal violeta, cinabarita arañando en la pizarra. Roca dura que percute puntos, que traza gestos, refleja deseos. Sendas que se estiran, llevan escaleras, en el oscuro espacio. Camino padre y padre, mas suave e incomprensible Zen, armonía escrita borbojeante, que nos guía, máquina del tiempo bella, impregnante y fría.

 

:::::::::::::::::::

Esto es un caminante enfermo que se enamora donde es hospedado. 1594.

Descaminado, enfermo, peregrino,
en tenebrosa noche, con pie incierto,
la confusión pisando del desierto,
voces en vano dio, pasos sin tino.
Repetido latir, si no vecino,
distinto oyó de can siempre despierto,
y en pastoral albergue mal cubierto
piedad halló, si no halló camino.
Salió el Sol y, entre armiños escondida,
soñolienda beldad con dulce saña
salteó al no bien sano pasajero.
Pagará el hospedaje con la vida;
más le valiera errar en la montaña
que morir de la suerte que yo muero.

Luis de Góngora

Pintura. «Cabeza de Vaca». Óleo-Acrílico. Tomás Bartolomé. Descaminado, enfermo, peregrino, en tenebrosa noche, con pie incierto, la confusión pisando del desierto, voces en vano dio, pasos sin tino.

Más información. Interesados en esta pintura. contacto@tomasbartolome.com

Pintura. Cabeza de Vaca. Óleo-Acrílico. Tomás Bartolomé. Pintores. Camino. Descaminado. Caminos.

 

 

, ,

El Artista. Oscar Wilde. «Y en el mundo no habia más bronce que el de aquella estatua»

image

Foto. By TbArt.

Artista. Produce y crea obras de arte.  Del latín ars, artis. Capaz de crear… crear volúmenes, conformar espacios.

 

El Artista

Un día nació en su alma el deseo de modelar la estatua del «Placer que dura un instante».

Y marchó por el mundo para buscar el bronce, pues sólo podía ver sus obras en bronce.

Pero el bronce del mundo entero había desaparecido y en ninguna parte de la tierra podía encontrarse, como no fuese el bronce de la estatua del «Dolor que se sufre toda la vida».

Y era él mismo con sus propias manos quien había modelado esa estatua, colocándola sobre la tumba del único ser que amó en su vida.

Sobre la tumba del ser amado colocó aquella estatua que era su creación, para que fuese muestra del amor del hombre que no muere nunca y como símbolo del dolor del hombre, que se sufre toda la vida.

Y en el mundo entero no había más bronce que el de aquella estatua.

Entonces cogió la estatua que había creado, la colocó en un gran horno y la entregó al fuego.

Y con el bronce de la estatua del «Dolor que se sufre toda la vida» modeló la estatua del «Placer que dura un instante».

Oscar Wilde

«Lo único que consuela a los hombres por las estupideces cometidas, es el orgullo de realizarlas»

O.W

El Artista. Oscar Wilde. «Y en el mundo no habia más bronce que el de aquella estatua».

LITERATURA. El ARTISTA. OSCAR WILDE. ESCRITORES. WILDE. ARTISTA. ESCULTURA. PLACER. DOLOR.

 

, , ,

Pintura. Ítaca. Tomás Bartolomé. Cuando emprendas tu viaje a Itaca pide que el camino sea largo

image

ÍTACA. TOMÁS BARTOLOMÉ

Tecnica mixta sobre cartón. 2016.

:::::::::::::::::::

Cuando emprendas tu viaje a Itaca
pide que el camino sea largo,
pleno de aventuras, pleno de experiencias.
No has de temer ni a lestrigones ni a cíclopes
tampoco al colérico Poseidón,
tales seres jamás hallarás en tu camino,
si tu pensar es elevado, si especial
es la emoción que toca tu espíritu y tu cuerpo.
Ni a los lestrigones ni a los cíclopes
ni al salvaje Poseidón hallarás
si no son tuyos
si no los yergue tu alma ante ti.

Pide que el camino sea largo.
Que muchas sean las mañanas de verano
en llegar ¡con qué placer y alegría!
a puertos ignotos
Para en los emporios de Fenicia
y hazte con hermosas mercancías,
nácar y coral, ámbar y ébano
y toda suerte de perfumes sensuales,
cuantos más perfumes sensuales puedas.
Ve a muchas ciudades egipcias
a aprender, a aprender de sus sabios.

Ten siempre presente a Itaca en tu mente.
Llegar allí es tu destino.
Mas no te apresures nunca en el viaje.
Mejor que dure muchos años
y atracar, viejo ya, en la isla,
enriquecido de cuanto ganaste en el camino
sin esperar a que Itaca te enriquezca.

Itaca te brindó tan hermoso viaje.
Sin ella no habrías emprendido el camino.
Ella no tiene ya nada que ofrecerte.

Aunque la encuentres pobre, Itaca no te ha engañado.
Así, sabio como te has vuelto, con tanta experiencia,
Comprenderás ya qué significan las Itacas.

ÍTACA. KAVAFIS. -1911-

Pintura. Ítaca. Tomás Bartolomé. Cuando emprendas tu viaje a Itaca pide que el camino sea largo, pleno de aventuras, pleno de experiencias.

Pintura. Ítaca. Tomás Bartolomé. Pintores. Kavafis. Literatura

 

, , ,

Fotografía. Mindor. Desde que estoy ausente no sé sino soñar. Miguel Hernández.

 

Fotografia. MINDOR

Minimalismo, color, composición, en una belleza de ocres tierra, marrones, marrón tabaco, gris salmón, gris humo, negro. Una reducida paleta de pintor. La sencillez, la sofistificacion, y la calma…, el Zen horiental en tierras de Castilla, la naturaleza sobria y elegante de sus campos, de sus casas, de sus vecinos. A veces las palabras sobran, es mejor callar y tocar con la mirada (detenerse), las cosas que sólo pueden verse con el corazón…

«❤️ Las rosas tienen alma? Bellas son las hojas secas 🍁🍁🍁, que en otoño 🍂🍂🍂, el funcionario barre». Tomás Bartolomé

TUS CARTAS SON UN VINO

Tus cartas son un vino
que me trastorna y son
el único alimento para mi corazón.

Desde que estoy ausente
no sé sino soñar,
igual que el mar tu cuerpo,
amargo igual que el mar.

Tus cartas apaciento
metido en un rincón
y por redil y hierba
les doy mi corazón
.

Aunque bajo la tierra
mi amante cuerpo esté,
escríbeme, paloma,
que yo te escribiré.
Cuando me falte sangre
con zumo de clavel
,
y encima de mis huesos
de amor cuando papel.

Miguel Hernández

Fotografía. Mindor. Desde que estoy ausente no sé sino soñar, igual que el mar tu cuerpo, amargo igual que el mar. Miguel Hernández

FOTOGRAFIA. MINDOR. FOTOGRAFOS. POESÍA. TUS CARTAS SON UN VINO. MIGUEL HERNÁNDEZ.

, ,

Joaquín Sorolla. A la sombra de la barca. ¡Yo partiré!

A la sombra de la barca. 1903/4. Sorolla.

Joaquín Sorolla y Bastida, Valencia 27 de febrero de 1863, Cercedilla 10 de agosto de 1923

 

POESIA

Brisa Marina. 

Leí todos los libros y es, ¡ay! , la carne triste.
¡huir, huir muy lejos! Ebrias aves se alejan
entre el cielo y la espuma. Nada de lo que existe,
ni los viejos jardines que los ojos reflejan,
ni la madre que, amante, da leche a su criatura,
ni la luz que en la noche mi lámpara difunde
sobre el papel en blanco que defiende su albura
retendrá al corazón que ya en el mar se hunde.
¡Yo partiré! ¡Oh, nave, tu velamen despliega
y leva al fin las anclas hacia incógnitos cielos!
Un tedio, desolado por la esperanza ciega,
confía en el supremo adiós de los pañuelos.
Y tal vez, son tus mástiles de los que el viento lanza
sobre perdidos náufragos que no encuentran maderos,
sin mástiles, sin mástiles, ni islote en lontananza…
Corazón, oye cómo cantan los marineros!

Stéphane Mallarmé

image

Ayamonte. Joaquín Sorolla (1929). Pesca del atún

:::::::::::::::::::::::::::::

image

El baño del caballo. (1909). Joaquín Sorolla

El Pintor de la Luz con esos blancos hirientes de rayos cegadores, y el de la playa, y los marineros, o el de la crítica, la reivindicación, y la denuncia, de la explotación obrera. Su siempre magnífico sello pictórico impregnado de contrastes, es sobre todo un propio sello, y como tal, prospector, personal, e intransferible.

Joaquín Sorolla. A la sombra de la barca. ¡Yo partiré! ¡Oh nave, tu velamen despliega y leva al fin las anclas hacia incógnitos cielos!

JOAQUIN SOROLLA. A LA SOMBRA DE LA BARCA. SOROLLA. PINTURA. PINTORES. ARTE. ART

 

,

Heinrich Heine. El último Romántico. Yo soy su último poeta. «El Enterrador»

image

HEINRICH HEINE «EL ÚLTIMO ROMÁNTICO»

Dusseldorf 13-Diciembre-1797. París 17-Febrero-1856

Leer más sobre Heine (Biografía), en Categoría Litreatura de este mismo Blog:

Heinrich Heine. El último romántico «El ENTERRADOR»

image

Mujeres en el balcón. Raimundo de Madrazo

POESIA

En el balcón pasaba. Pálido y triste un mancebo:

la hermosa doncella estaba en el balcón entreabierto.

La hermosa doncella, al verle, decía: «¡Válgame el cielo!

Está ese desventurado más pálido que un espectro».

Alzó aquel desventurado los ojos grandes y negros,

y de la doncella hermosa miró el balcón entreabierto.

Sintió la hermosa doncella extraño desasosiego,

y se puso de repente más pálida que un espectro.

Sintió la doncella hermosa arder amorosos fuegos,

y estaba días y días en el balcón entreabierto;

y tras los días ansiosos, en los brazos del mancebo

caía todas las noches a la hora de los espectros.

Heinrich Heine

Heinrich Heine, acabó abandonando el Románticismoal final le interesaron más la crítica política y la filosofía llegando incluso a declarar…

«Pienso que el movimiento romántico, es un rama enferma que hay que extirpar para favorecer el progreso en Alemania»

Heinrich Heine. El último  Romántico. Yo soy su último poeta. «El enterrador»

Heinrich Heine. Heine. Literatura. Escritores. Poesía. Poetas. Romanticismo.

, , ,

Fotografía. Mindor ¡Embriáguense, embriáguense sin cesar! De vino, de poesía o de virtud, como mejor les parezca

image

Fotografía. Paisaje. Mindor.

Mindor, estaba allí para realizar esta magnífica captura.

¡Y ahora!, al observar callados, la cautivadora imagen, bella, y rabiosa, de un cielo poderoso, allá en lo alto, (donde abajo, a menudo los hombres, lo miran poco), emocionante, voluptuosamente arrebatador, nos ofrece, impregna a cada uno de nosotros…, ¡No esperen más!

Mas… Embriáguense.

 

EMBRIÁGUENSE

Hay que estar ebrio siempre. Todo reside en eso: esta es la única cuestión.

Para no sentir el horrible peso del tiempo que nos rompe las espaldas y nos hace inclinar hacia la tierra,

Hay que embriagarse sin descanso.

Pero, ¿de qué? De vino, de poesía o de virtud, como mejor les parezca. Pero embriáguense.

Y si a veces, sobre las gradas de un palacio, sobre la verde hierba de una zanja,

En la soledad huraña de su cuarto,

La ebriedad ya atenuada o desaparecida ustedes se despiertan pregunten al viento,

A la ola, a la estrella, al pájaro, al reloj,

A todo lo que huye, a todo lo que gime, a todo lo que rueda, a todo lo que canta,

A todo lo que habla, pregúntenle qué hora es;

Y el viento, la ola, la estrella, el pájaro, el reloj, contestarán:

«¡Es hora de embriagarse!»

Para no ser los esclavos martirizados del tiempo,

¡Embriáguense, embriáguense sin cesar!

De vino, de poesía o de virtud, como mejor les parezca.

 Charles Baudelaire

Fotografía. Mindor. Paisaje. ¡Embriáguense, embriáguense sin cesar! De vino, de poesía o de virtud, como mejor les parezca.

Fotografía. Paisaje. Mindor. Fotógrafos. Poesía. Charles Baudelaire. Embriáguense. Baudelaire.

,

Garcia Lorca. Entre lo que me quieres y te quiero, aire de estrellas y temblor de planta

image

Fotografia. By TbArt

En La Generación del 27, Federico García Lorca fue uno de sus maximos exponentes. Hijo de un acendado con posibles, y una maestra, sus primeros escritos, tienen fecha de 1917, su primer libro, de 1918. Su primera obra de teatro, de 1920. Cobardemente, falleció vilmente fusilado, el 29 de agosto de 1936 ( como fecha más probable), en los comienzos de la guerra incivil española 

García Lorca compuso este magnifico y bello poema el mismo año de su horrible muerte.

Sonetos del Amor Oscuro (1936)

Soneto de la guirnalda de las rosas

¡Esa guirnalda! ¡pronto! ¡que me muero!
¡Teje deprisa! ¡canta! ¡gime! ¡canta!
que la sombra me enturbia la garganta
y otra vez y mil la luz de enero.
Entre lo que me quieres y te quiero,
aire de estrellas y temblor de planta,
espesura de anémonas levanta
con oscuro gemir un año entero.
Goza el fresco paisaje de mi herida,
quiebra juncos y arroyos delicados.
Bebe en muslo de miel sangre vertida.
Pero ¡pronto! Que unidos, enlazados,
boca rota de amor y alma mordida,
el tiempo nos encuentre destrozados.

Federico García Lorca

image

Fotografia. By TbArt

García Lorca. Entre lo que me quieres y te quiero, aire de estrellas y temblor de planta, espesura de anémonas levanta con oscuro gemir un año entero.

Fotografia. Lorca. Poesía. Sonetos del Amor Oscuro. García Lorca. Soneto de la guirnalda de las rosas.

 

, , ,

Literatura. A un sueño. Poema. Góngora. Varia imaginación que, en mil intentos, A pesar gastas de tu triste dueño.

image

FOTO BY TbArt

Confrontación. Reposo uniforme de un organismo. Somnus, somnífero soñoliento. Camino natural, como natural, debe de ser,  la experiencia personal del inconsciente colectivo… meditación, sueño, y fantasía.

Imaginación activa de Jung . Automanifestaciones de la psique. Fantasías que no suplantan la vida,  porque ellas, son vida. Sueños ¿de otros mundos?, de otras nuevas caras ¿de personas o llamémoslos seres? del subconsciente; manifestado así, mágicamente, mediante imágenes conceptualmente en parte intradiageticas…, podría ser entonces, un algo intuitivo, conscientemente percibido.

Imaginación representación creada, deseada manipulación, recreación informativa, intrínsecamente generada desde dentro. Visualización, introspección, Abstracción memorica, creadora de estímulos, y realidades, el jing y el yang, las dos caras de una misma moneda, lo nunca visto, lo nunca  imaginado, y… lo ignoto, van de la mano, síguelos.

A UN SUEÑO

Varia imaginación que, en mil intentos,
A pesar gastas de tu triste dueño
La dulce munición del blando sueño,
Alimentando vanos pensamientos,

Pues traes los espíritus atentos
Sólo a representarme el grave ceño
Del rostro dulcemente zahareño
(Gloriosa suspensión de mis tormentos),

El sueño (autor de representaciones),
En su teatro, sobre el viento armado,
Sombras suele vestir de bulto bello.

Síguele; mostraráte el rostro amado,
Y engañarán un rato tus pasiones
Dos bienes, que serán dormir y vello.

LUIS DE GÓNGORA

Leer más artículos de literatura en este mismo Blog.

Literatura. A un sueño. Poema. Góngora. Varia imaginación que, en mil intentos, A pesar gastas de tu triste dueño.

Literatura. A un sueño. Poesía. Góngora. Luis de Góngora. Escritores. Sueño. Fantasía. Pensamientos. Imaginación. Abstracción.

 

, ,

Estoicismo. Epicteto, y Agripino, con la seguridad de una roca

Epicteto. Claude Reydellet. Gabado del siglo XVIII by Beyssent

Estoicismo. Doctrina filosófica. Fundada por Zenón de Citio, el año 301 a. de C, en Atenas.

Estoicos. Practicaban el dominio de las pasiones que perturban la vida, valiéndose para ello, de la virtud y la razón.

Preconizan, que se pueden alcanzar la libertad, y la paz espiritual, prescindiendo de la materialidad, la comodidad, y la fortuna externa, a base de razón y la virtud, creen, que siempre nos encontramos presos de alguna situación, de algo, que babosamente, impregnandonos, nos corroe.

Dominadores esclavos, enfermos, o encarcelados, tratan de mostrase, siempre serenos y seguros, no son, (como se cree de ellos), personas abnegadas, y sacrificadas, mas, son serenos, resueltos, y con frecuencia, muestran la seguridad de una roca, en los momentos difíciles y tormentosos.
Se cuentan muchas situaciones que nos llevan a reflexionar, sobre el modo en que estos doctrinarios, epataban a quienes sabían de sus hechos y soluciones.

En una ocasión, un agresor amenazó de muerte a un estoico, le dijo, «Ecúchame con atención, si no haces lo que te mando, morías ahora mismo». El estoico, mirándole limpia y serenamente a los ojos, le contestó, «Tu harás lo que quieras…, yo también lo haré».

Todos, a veces, en la vida, nos topamos, en nuestro camino, con que este, en un momento dado, se bifurca en dos posibles, y ante esto, se nos muestra desnuda, una molesta encrucijada…, si elegimos uno de ellos, se gana algo valioso, mas se pierde también algo, que podría serlo aún más, el dilema es que si se elige la opción contraria, el problema nos es devuelto, como la implacable imagen de un espejo, ¡El problema sigue ahí!

DILEMA Problema que puede ser resuelto, por medio de dos soluciones, aunque, ninguna de las dos, resulta completamente satisfactoria; o por el contrario, las dos, son igualmente aceptables.

Busto del emperador Nerón

Los dilemas pasaron a mejor día con los estoicos

La siguiente historia, acaece en Roma. Encontrándose el emperador Nerón, (del 54 al 68 d C), ejerciendo activamente, sus macabros juegos de arte y muerte, en los que su sublimado y enfermizo gozo, se traducía, en la humillación pública, de los romanos más influyentes del imperio, que eran obligados dramáticamente a mostrarse disfrazados, y a representar en el teatro las obras, de la que él mismo era autor, con el fin, de ridiculizarlos… Un prestigioso historiador romano llamado Floro, aterrorizado, un día, se dirigió raudo y muy nervioso, al domicilio de Agripino, (famoso estoico), en busca de consejo. Ha sucedido algo terrible, le dijo, Nerón me obliga a participar en su horrendo juego de sometimiento, y así humillarme públicamente ante toda Roma, y lo que es más cruel, ante las personas que son mis amigos, todos aquellos que me importan, y a los cuales importo yo. El estoico entonces le contestó dulcemente, «Hace unas horas, recibí la misma orden.»… Y que harás. Agripino respondió, «Tú irás, yo no». Floro desesperado, finalmente dijo, ¿porque tú no, y yo si?, Agripino entonces contestó… «Porque tú te has planteado la pregunta.»

Los remordimientos deNerón después de asesinar a su madre. John William Waterhouse

Acabado ya el periodo de dramatismo, y locura protagonizado por Nerón, y ya en tiempos de Domiciano (del 81 al 96), cruel azote de los filósofos, y en especial de los estoicos, aconteció el siguiente hecho, tuvo la idea el sátrapa, de ordenar a todos los filósofos de Roma, que se afeitaran la barba, bajo la amenaza, de que si no cumplían la orden, serían condenados a muerte, o al terrible destierro. Para aquellos pensadores, y el resto de la sociedad, la barba suponía más que un adorno, era un símbolo, y muchas veces una popular representación. Una delegación enviada por el emperador, comunicó personalmente a Epicteto, la intolerable orden, a la cual él respondió inmediatamente, «No, no me afeitaré». Entonces los soldados, airados le contestaron, atente entonces, a las inevitables consecuencias de tu negativa, morirás ejecutado. Epicteto respondió, «¿Estáis. hablando de este cuenco de barro y este cuartillo de sangre que es mi cuerpo? Hacedlo, solo lo fui recibido por un tiempo».

Finalmente, ni Epicteto, ni Agripino, cedieron al vil chantaje, por lo que fueron desterrados.

Estoicismo. Epocteto y Agripino, con la seguridad de una roca

Estoicismo. Estoicos. Dilema. Epicteto. Nerón. Agripino. Domiciano. Roma