, , ,

Arte. Atardecer en San José. Tomás Bartolomé

image

Atardecer en San José. Tomás Bartolomé

Sunset in San José

Pintura. Técnica mixta, sobre papel. 2016.

Un atardecer, en San José, una mujer bella; sentada sincera. Un velador en la calle, cerca del mar. En San José, el atardecer aparece suave y tenue, más teñidos los colores aun brillantes, dan paso, al fundido, al tamiz, al filtro tostado o gris, y a los aún suaves negros. En el cielo guiños de plata y oro azulado, ya prestan, su luz a las estrellas

HIMNO A LAS ESTRELLAS

A vosotras, estrellas,
alza el vuelo mi pluma temerosa,
del piélago de luz ricas centellas;
lumbres que enciende triste y dolorosa
a las exequias del difunto día,
güérfana de su luz, la noche fría;

ejército de oro,
que por campañas de zafir marchando,
guardáis el trono del eterno coro
con diversas escuadras militando;
Argos divino de cristal y fuego,
por cuyos ojos vela el mundo ciego;

señas esclarecidas
que, con llama parlera y elocuente,
por el mudo silencio repartidas,
a la sombra servís de voz ardiente;
pompa que da la noche a sus vestidos,
letras de luz, misterios encendidos;

de la tiniebla triste
preciosas joyas, y del sueño helado
galas, que en competencia del sol viste;
espías del amante recatado,
fuentes de luz para animar el suelo,
flores lucientes del jardín del cielo,

vosotras, de la luna
familia relumbrante, ninfas claras,
cuyos pasos arrastran la Fortuna,
con cuyos movimientos muda caras,
árbitros de la paz y de la guerra,
que, en ausencia del sol, regís la tierra;

vosotras, de la suerte
dispensadoras, luces tutelares
que dais la vida, que acercáis la muerte,
mudando de semblante, de lugares;
llamas, que habláis con doctos movimientos,
cuyos trémulos rayos son acentos;

vosotras, que, enojadas,
a la sed de los surcos y sembrados
la bebida negáis, o ya abrasadas
dais en ceniza el pasto a los ganados,
y si miráis benignas y clementes,
el cielo es labrador para las gentes;

vosotras, cuyas leyes
guarda observante el tiempo en toda parte,
amenazas de príncipes y reyes,
si os aborta Saturno, Jove o Marte;
ya fijas vais, o ya llevéis delante
por lúbricos caminos greña errante,

si amasteis en la vida
y ya en el firmamento estáis clavadas,
pues la pena de amor nunca se olvida,
y aun suspiráis en signos transformadas,
con Amarilis, ninfa la más bella,
estrellas, ordenad que tenga estrella.

Si entre vosotras una
miró sobre su parto y nacimiento
y della se encargó desde la cuna,
dispensando su acción, su movimiento,
pedidla, estrellas, a cualquier que sea,
que la incline siquiera a que me vea.

Yo, en tanto, desatado
en humo, rico aliento de Pancaya,
haré que, peregrino y abrasado,
en busca vuestra por los aires vaya;
recataré del sol la lira mía
y empezaré a cantar muriendo el día.

Las tenebrosas aves,
que el silencio embarazan con gemido,
volando torpes y cantando graves,
más agüeros que tonos al oído,
para adular mis ansias y mis penas,
ya mis musas serán, ya mis sirenas.

Francisco de Quevedo

Arte. Atardecer en San José/Sunset in San José. Pintura. Acuarela/óleo/pastel.

Arte. Atardecer con mujer en San José. Tomás Bartolomé. Pintores. Atardecer. Mujer. San José. Himno a las estrellas. Quevedo. Estrellas.

, ,

Literatura. Góngora. De pura honestidad templo sagrado

Foto. By TbArt

LUIS DE GÓNGORA

Retrato de Góngora. Velázquez. (1622). Museo de Bellas Artes de Boston.

En la pintura (podemos ver, un magnífico retrato del gran escritor cordobés ), realizada por Diego Velázquez, de la que existen diferentes copias.

Un excelso poema de Góngora. Dos grandes maestros, dos máximos exponentes en sus diferentes áreas artísticas, unidos por su inmensa maestría…

Luis de Góngora y Argote. Cordobés, 1 de julio de 1561. Fallecimiento, Córdoba 23 de mayo, de 1627.

Diego Rodríguez de Silva y Velázquez.. Sevillano 6 de junio de 1599. Fallecimiento, Madrid 6 de agosto de 1660.

Los 2 andaluces, los dos geniales, fueron contemporáneos. A Velázquez y Góngora solo los separaron 38 años de edad. De los dos artistas, Velázquez era el más joven. Hemos comenzado admirando el gran retrato que el pintor de reyes, hizo del excelso escritor, ahora ya es tiempo de ir y deleitarnos, con uno de sus magníficos poemas.

POESIA

De pura honestidad templo sagrado,
cuyo bello cimiento y gentil muro
de blanco nácar y alabastro puro
fue por divina mano fabricado
;
pequeña puerta de coral preciado,
claras lumbreras de mirar seguro
que a la fina esmeralda el verde puro
habéis para viriles usurpado;
soberbio techo, cuyas cimbrias de oro
al claro sol, en cuanto en torno gira,
ornan de luz, coronan de belleza;
ídolo mío a quien rendido adoro,
oye piadoso a quien por ti suspira,
tus himnos canta y tus virtudes reza.

LUIS DE GÓNGORA

Luis de Góngora. De pura honestidad templo sagrado, cuyo bello cimiento y gentil muro de blanco nácar y alabastro puro fue por divina mano fabricado.

LIIS DE GÓNGORA. GÓNGORA. LITERATURA. ESCRITORES. POESÍA. PINTURA. VELÁZQUEZ.

,

Literatura. Verlaine. Tu Crees en los Posos del Café…

image

Paul Verlaine. Eugéne Carriére

PAUL VERLAINE. Metz, pequeña localidad del noreste de Francia, 30/3/1844. París, 8/1/96.

ESCRITOR, POETA, SIMBOLISTA

TU CROIS AU MARC DE CAFÉ/TU CREES EN LOS POSOS DEL CAFÉ 

Tú crees en los posos del café, en los presagios,

y crees en el juego;

yo no creo más que en tus ojos azulados.

Tú crees en los cuentos de hadas, en los días

nefastos y en los sueños;

yo creo solamente en tus bellas mentiras.

Tú crees en un vago y quimérico Dios,

o en un santo especial,

y, para curar males, en alguna oración.

Mas yo creo en las horas azules y rosadas

que tú a mí me procuras

y en voluptuosidades de hermosas noches blancas.

Y tan profunda es mi fe

y tanto eres para mí,

que en todo lo que yo creo

sólo vivo para ti.

Paul Verlaine

Su padre era capitán del ejército. VERLAINE, realizó sus estudios en PARÍS. Se casa (26 años) con Matilde Mauté que tiene 16 años de edad. Vive junto con su mujer embarazada en casa de sus suegros, pero repentinamente…

TODO CAMBIA

1971. VERLAINE recibe entonces la carta de un joven y transgresor poeta subversivo. Le llegan únicamente, dos poemas. La curiosidad de VERLAINE por el genio adolescente de Rimbaud le ayuda a decidirse, finalmente; le contesta… «Ven querida alma, te queremos».

RIMBAUD. Tiene entonces 16 años y es ya un prometedor poeta, radical y provocador. Instalado como invitado en el hogar de la familia Mauté, se enamoran apasionadamente, VERLAINE, temiendo, dramáticas y enojosas explicaciones familiares, opta por la huida junto con su joven amante; desaparecen; viajan a LONDRES y BRUSELAS.

En la capital inglesa sobreviven como pueden en los barrios de Bloomsbury y Camden Town, dando clases de francés y del escaso dinero que les envía la piadosa madre de VERLAINE. Rimbaud que carece de ingresos económicos descubre que la calefacción del Museo Británico le sale gratis y se convierte así en un asiduo visitante. En esta difícil época Verlaine escribe «Romanza sin palabras».

image

Detalle. Grupo de poetas reunidos en torno a una mesa. Fantin-Latour… A la izquierda de la imagen podemos ver a Verlaine y a lado mirándonos pensativo a Rimbaud.

La pareja de enamorados rompe todos los esquemas; el poco dinero que obtienen se les va en bebida y drogas; cierran todos los bares, y la mayoría de los días, escrutan el amanecer bajo vapores etílicos, y nirvanicos paraísos opiáceos. Discuten por todo, a veces llegan a las manos. Así las cosas y presionado por su madre, el joven, RIMBAUD rompe con VERLAINE.

BRUSELAS JULIO DE 1873. LA NORIA GIRA

PAUL VERLAINE, desesperado, ebrio y preso de ira, a causa del desengaño, dispara dos tiros de pistola, uno de ellos impacta en la mano de Rimbaud, su joven amante. Rápidamente, se dirigen asustados a urgencias. La situación empeora entre ellos…, es ya insostenible. VERLAINE se encuentra transtornado, fuera de sí, y muy agresivo. En la estación de tren cuando finalmente acude a despedir a RIMBAUD, (que lo abandona), de nuevo pierde los nervios, provoca un escándalo, y finalmente es detenido. Aunque RIMBAUD retiró la denuncia, VERLAINE es condenado a dos años de carcel.

1885, sale prision. Cambia radicalmente de vida y se convierte al catolicismo.

image

Paul Verlaine. Richard Lindner

Paul Verlaine si embargo, no ha parado de escribir. En 1844, publicó la primera serie de «Poetas Malditos» y también «Antaño y hogaño».

1887 FAMA Y MISERIA

En esta época Paul Verlaine es un escritor muy popular pero a la vez carece de fortuna; y es también frecuente verlo en los bares, mas también en los hospitales.

1894. Es elegido Príncipe de los Poetas y pensionado.

1896. fallece en PARÍS  a los 51 años.

Literatura. Verlaine. Tu Crees en los Posos del Café…

PAUL VERLAINE. VERLAINE. LITERATURA. ESCRITORES. POESÍA. TU CREES EN LOS POSOS DEL CAFÉ. PARÍS

, , ,

Arte. «Cabeza de Vaca». Tomás Bartolomé. Óleo

 

«Cabeza de Vaca». Cow’s head. (2013). Tomás Bartolomé

Óleo. (2011). Medidas. 30 x 24 cm.

Caminos

Dibujos estelares,

rastros blancolechosos,

líneas, suaves gasas color burdeos.

Cinabrio trigonal violeta, cinabarita,

arañado en la pizarra.

Roca dura, puntos, gestos, deseos.

Sendas estiradas…

Tansportan escaleras, en el oscuro espacio.

Camino padre y padre,

mas suave e incomprensible Zen,

armonía escrita borbojeante, guía,

máquina del tiempo, bella,

impregnante y fría.

Tomás Bartolomé

:::::::::::::::::::

«Cabeza de Vaca». Óleo-Acrílico. Tomás Bartolomé.

«Descaminado, enfermo, peregrino, en tenebrosa noche, con pie incierto, la confusión pisando del desierto, voces en vano dio, pasos sin tino». Luis de Góngora

Más información. Interesados en esta pintura. contacto@tomasbartolome.com

Arte. Cabeza de Vaca. Óleo-Acrílico. Tomás Bartolomé. Pintura. Caminos

, ,

Literatura. Pararnos a mirar… Dejar la vida pasar

image

Fotografia. By TbArt

Lugar

Hay un lugar…

Donde el cielo se une con la tierra,

un lugar

donde, duras rocas

de volcanes marinos,

expulsadas, abrasadas,

ardientes, se fundieron…,

y son el mar,

un lugar fantástico,

que defiende su paz.

Un desierto soñador,

que apenas, consuela.

Ocasional llanto, apenas permitido,

bello, seco.

Luego reptando,

se aplasta, sube, fundido en escalera,

elevándose hasta el cenit.

Tomás Bartolomé (2018)

::::::::::::::::::::::::::::

Pararnos

Pararnos a mirar…

Dejar la vida pasar

Con un cuenco lleno

De miel y moscas

Tomás Bartolomé (2017)

Pararnos a mirar… Dejar la vida pasar

Literatura. Poesía. Arte. Fotografía. Tomás Bartolomé

, , ,

Fotografía. Mindor. «Dulzor de verdes y cúpulas doradas”

image

FOTOGRAFÍA  MINDOR

POESIA

Paisaje en Castilla

Dulzor de verdes y cúpulas doradas

Sobre la amada tierra arada

Muéstrame  la belleza

«Nunca dejes de sorprenderme»

¡Donde tú estuviste!

Quiero… ver, eso; lo que tú.

Tomás Bartolomé

image

Foto. Mindor

CAMPOS DE SORIA

¡Las figuras del campo sobre el cielo!

Dos bueyes aran

en un alcor, cuando el otoño empieza,

entre las negras testas doblegadas

bajo el pesado yugo,

pende un cesto de juncos y retama,

que es la cuna de un niño,

y tras la junta marcha

un hombre que se inclina hacia la tierra,

y una mujer que en las abiertas zanjas

arroja la semilla.

bajo una nube de carmín y llama,

en el oro fluido verdinoso

del poniente, las sombras se agigantan.

Antonio Machado

Fotografía. Mindor. «Dulzor de verdes y cúpulas doradas, sobre la amada tierra arada». Tomás Bartolomé

Fotografía. Mindor. Fotógrafos. Poesía. Antonio Machado. Tomás Bartolomé

, , ,

Fotografía. Mindor. «Desde que estoy ausente no sé sino soñar»

 

Fotografia. MINDOR

Minimalismo, color, composición, en una belleza de ocres tierra, marrones, marrón tabaco, gris salmón, gris humo, negro. Reducida paleta de pintor. Sencillez, sofistificacion, y calma…, el Zen horiental en tierras de Castilla, la naturaleza sobria y elegante de sus campos, de sus casas, y de sus vecinos.

A veces las palabras sobran, es mejor callar, y tocar con la mirada (detenerse), las cosas que sólo pueden verse con el corazón…

«❤️ Las rosas tienen alma? Bellas son las hojas secas 🍁🍁🍁, que en otoño 🍂🍂🍂, el funcionario barre». Tomás Bartolomé

TUS CARTAS SON UN VINO

Tus cartas son un vino
que me trastorna y son
el único alimento para mi corazón.

Desde que estoy ausente
no sé sino soñar,
igual que el mar tu cuerpo,
amargo igual que el mar.

Tus cartas apaciento
metido en un rincón
y por redil y hierba
les doy mi corazón
.

Aunque bajo la tierra
mi amante cuerpo esté,
escríbeme, paloma,
que yo te escribiré.
Cuando me falte sangre
con zumo de clavel
,
y encima de mis huesos
de amor cuando papel.

Miguel Hernández

Fotografía. Mindor. Desde que estoy ausente no sé sino soñar, igual que el mar tu cuerpo, amargo igual que el mar. Miguel Hernández

FOTOGRAFIA. MINDOR. FOTOGRAFOS. POESÍA. TUS CARTAS SON UN VINO. MIGUEL HERNÁNDEZ

, ,

Arte. La Cartuja de Parma. Stendhal/Goya

 

El Quitasol. (1777). Francisco de Goya

La Cartuja de Parma. Novela. 1839. Stendhal 

Aventuras, un poco de azañas bélicas napoleonicas, y sobre todo, y más extensamente, el amor en crudo y en directo de los personajes que tan bien describe Stendhal, la novela transcurre con facilidad, plagada de intrigas amorosas y también, de luchas de poder palaciego, donde la nobleza, siempre es algo más peligroso, que un molesto invitado, y el príncipe, con su poder indiscutible, tiene la potestad y el potencial, de ser el peor de todos.

Escrita con vigor y precisión, nos descubre, hábilmente, a sus numerosos personajes, a veces con sátira y humor. Por mis gustos, destacaría dentro de esta impresionante novela, la descripción de la batalla, de Waterloo, vista desde dentro, pues nuestro protagonista, Fabrizio del Dongo, participa, por su particular empeño, activamente en ella.

A destacar, su radical frescura, su electrizante dinamismo, y su esencia aventurera insuperable, en algunos pasajes, de una obra tan extensa, y que contiene tantos momentos y situaciones diferentes. Haciendo con su maestría de excelso escritor, lo muy difícil, con una facilidad pasmosa, pudiéndose calificar la novela, como una obra cumbre para su autor, y un clásico de la literatura, para la humanidad entera.

Resta, a veces densa,  pierde ritmo, y el peso de las transiciones, no siempre fluye equilibrado.

El Cacharrero. (1778/9). Francisco de Goya

Pequeño extracto de la novela escrita por Stendhal en 1839…

Este hombre (…) El Rasi

La Cartuja de Parma

“No tenía más debilidad que la de intimidar con los grandes personajes y hacerles reír con sus bufonadas. Le era indiferente que los poderosos se riesen de sus chistes o de su propia persona; no vacílala en sacar a relucir los escabrosos tropiezos de su esposa, con tal de hacer reír y de conseguir que se le tratara con toda familiaridad. Algunas veces el príncipe, no sabiendo ya cómo mofarse de este magistrado, le daba puntapiés, y si le dolían se echaba a llorar. El vicio de la bufonería le dominaba de tal manera, que prefería ir a los salones del ministro que más le encarnecía a quedarse en los suyos, donde imperaba despóticamente sobre todas las togas del país. El Rasi disfrutaba una fama exclusiva de desvergüenza en que el noble más insolente no le podía igualar: la venganza que tomaba por las injurias que tenía que estar devorando continuamente era referírselas al príncipe, con el cual había adquirido el privilegio de poder hablarle de todo; cierto que a menudo la respuesta era un sonoro bofetón, pero aunque le doliera, nunca se incomodaba. La presencia de este gran juez distraía mucho al príncipe en sus momentos de mal humor, porque podía ultrajarle a su gusto. Se ve, pues, que Rasi era casi un cortesano perfecto; carecía de honor y de carácter”.

Arte. La Cartuja de Parma. Stendhal/Goya

Arte. Literatura. Escritores. Novela. La cartuja de Parma. Stendhal. Goya

, ,

Arte. Joaquín Sorolla. A la sombra de la barca

A la sombra de la barca. 1903/4. Sorolla.

Joaquín Sorolla y Bastida, Valencia 27 de febrero de 1863, Cercedilla 10 de agosto de 1923

POESIA

Brisa Marina. 

Leí todos los libros y es, ¡ay! , la carne triste.
¡huir, huir muy lejos! Ebrias aves se alejan
entre el cielo y la espuma. Nada de lo que existe,
ni los viejos jardines que los ojos reflejan,
ni la madre que, amante, da leche a su criatura,
ni la luz que en la noche mi lámpara difunde
sobre el papel en blanco que defiende su albura
retendrá al corazón que ya en el mar se hunde.
¡Yo partiré! ¡Oh, nave, tu velamen despliega
y leva al fin las anclas hacia incógnitos cielos!
Un tedio, desolado por la esperanza ciega,
confía en el supremo adiós de los pañuelos.
Y tal vez, son tus mástiles de los que el viento lanza
sobre perdidos náufragos que no encuentran maderos,
sin mástiles, sin mástiles, ni islote en lontananza…
Corazón, oye cómo cantan los marineros!

Stéphane Mallarmé

image

Ayamonte. Joaquín Sorolla (1929). Pesca del atún

:::::::::::::::::::::::::::::

image

El baño del caballo. (1909). Joaquín Sorolla

El Pintor de la Luz con esos blancos hirientes de rayos cegadores, y el de la playa, y los marineros, o el de la crítica, la reivindicación, y la denuncia, de la explotación obrera. Su siempre magnífico sello pictórico impregnado de contrastes, es sobre todo un propio sello, y como tal, prospector, personal, e intransferible.

Arte. Joaquín Sorolla. A la sombra de la barca. ¡Yo partiré! ¡Oh nave, tu velamen despliega y leva al fin las anclas hacia incógnitos cielos!

JOAQUIN SOROLLA. A LA SOMBRA DE LA BARCA. SOROLLA. PINTURA. ARTE

,

Literatura. Garcia Lorca. Sonetos del Amor Oscuro

image

Fotografia. By TbArt

En La Generación del 27, Federico García Lorca fue uno de sus maximos exponentes. Hijo de un acendado con posibles, y una maestra, sus primeros escritos, tienen fecha de 1917, su primer libro, de 1918. Su primera obra de teatro, de 1920. Cobardemente abatido, falleció vilmente fusilado, y enterrado, en una cuneta, el 29 de agosto de 1936 ( como fecha más probable), en los comienzos de la guerra incivil española 

García Lorca compuso este magnifico y bello poema el mismo año de su horrible muerte.

Sonetos del Amor Oscuro (1936)

Soneto de la guirnalda de las rosas

¡Esa guirnalda! ¡pronto! ¡que me muero!
¡Teje deprisa! ¡canta! ¡gime! ¡canta!
que la sombra me enturbia la garganta
y otra vez y mil la luz de enero.
Entre lo que me quieres y te quiero,
aire de estrellas y temblor de planta,
espesura de anémonas levanta
con oscuro gemir un año entero.
Goza el fresco paisaje de mi herida,
quiebra juncos y arroyos delicados.
Bebe en muslo de miel sangre vertida.
Pero ¡pronto! Que unidos, enlazados,
boca rota de amor y alma mordida,
el tiempo nos encuentre destrozados.

Federico García Lorca

image

Fotografia. By TbArt

Literatura. García Lorca. Entre lo que me quieres y te quiero, aire de estrellas y temblor de planta, espesura de anémonas levanta con oscuro gemir un año entero.

Literatura. Lorca. Poesía. Sonetos del Amor Oscuro. García Lorca. Soneto de la guirnalda de las rosas