Entradas

,

Pintura. Marc Chagall. «Vuela. Clava bien tus uñas sobre la tierra y el polvo dorado, muérdelo, písalo, hazlo libre».

image

Marc Chagall

1887 Vitebsk, Bielorrusia. Saint – Paul de Vence, Francia 1985 a los 97 años.

La irresistible fuerza del Amor como fuente y poderoso motor inspirador de muchas de las obras artísticas de este pintor Ruso-Francés, perseguido y exiliado. Ser disidente y judío fueron su cruz, su corona de espinas, y el amargo sabor de su boca.

image

Retrato doble con copa de vino. 1918.  Conmemora su boda con Bella.

Su gran amor y su musa fue Bella Rosenfeld. Escritora, hija de una familia judia adinerada. Bella, fallece antes que él en la ciudad de Nueva York, a causa de un virus en 1944, Bella había nacido en 1895. El pintor, la conoció con 22 años y finalmente se casó con ella 5 años después. Al año de la boda, nace su hija Ida.  Bella fue el gran Amor de su vida; para demostrarselo, la pinta eterna en sus cuadros.

image

Marc Chagall pinta; lunas, caballos, besos, abrazos y ramos de flores

¡Además, los amantes, pueden volar!

«Mi piel» (2015)

Mi piel

Una delicada nube de algodón color pastel,

En tus dulces labios de manzana bañada en caramelo.

Al fondo una nube de polvo color oro.

A nuestros pies polvo marcado y camino de tierra.

Tu beso para mi. Para siempre estar contigo.

«Para estar contigo».

¡De verdad; La feria no para!

El caballo negro que brilla bajo la luna como el charol,

Ese caballo que huele tan bien, ya sabes cual, el tuyo; te espera, ven, móntalo;

Lo harás feliz. Te dará su vida si se la pides.

Quien te dice que no va, no va.

Vuela. Clava bien tus uñas sobre la tierra y el polvo dorado, muérdelo, písalo, hazlo libre,

Respiralo bien dentro, tose, tómalo; también es la vida; la feria y el sueño.

Las rosas y el vino. Los confeti de colores.

Quien te dice que amor te da, se queda, porque ya nunca se irá.

Tomás Bartolomé

Pintura. Marc Chagall

Pintura. Marc Chagall. Chagall. Pintores. Amor. Poesía. Mi piel. Tomás Bartolomé.

 

 

, , ,

Fotografía. Mindor. Hoy como ayer, mañana como hoy ¡y siempre igual! Un cielo gris, un horizonte eterno y andar…, andar.

image

Foto. MINDOR

En la Fotografia de Mndor pareciera que el campo arde, que el cielo escupe caliente azufre y que el azafrán suave de vainilla ya tostado se acabará quemando. Ardiendo el lineal cercado está mas la mies ya fue recogida. África comienza indefectiblemente en los pirineos. Queman la soledad, gamas naranjas/rojizas, rojos/marrones; fenómeno atmosférico, cambio predicho… ¡Y ahora que!

Rima LVI

Hoy como ayer, mañana como hoy
¡y siempre igual!
Un cielo gris, un horizonte eterno
y andar…, andar.
Moviéndose a compás como una estúpida
máquina, el corazón;
la torpe inteligencia del cerebro
dormida en un rincón.
El alma, que ambiciona un paraíso,
buscándole sin fe;
fatiga sin objeto, ola que rueda
ignorando por qué.
Voz que incesante con el mismo tono
canta el mismo cantar;
gota de agua monótona que cae,
y cae sin cesar.
Así van deslizándose los días
unos de otros en pos,
hoy lo mismo que ayer…, y todos ellos
sin goce ni dolor.
¡Ay!, ¡a veces me acuerdo suspirando
del antiguo sufrir…
Amargo es el dolor; ¡pero siquiera
padecer es vivir!

Gustavo Adolfo Bécquer

Fotografía. Mindor. Hoy como ayer, mañana como hoy ¡y siempre igual! Un cielo gris, un horizonte eterno y andar…, andar.

FOTOGRAFIA. MINDOR. FOTÓGRAFOS. POESIA. BÉCQUER.

 

, ,

Fotografía. Mindor. Flor de un día es lo mas grande al pie de lo mas pequeño.

 

image

FOTOGRAFÍA. MINDOR

::::::::::::::::;;

EL SOL, LA ROSA Y EL NIÑO

El sol, la rosa y el niño
flores de un día nacieron.
Los de cada día son
soles, flores, niños nuevos.

Mañana no seré yo:
otro será el verdadero.
Y no seré más allá
de quien quiera su recuerdo.

Flor de un día es lo más grande
al pie de lo más pequeño.

Flor de la luz el relámpago,
y flor del instante el tiempo.

Entre las flores te fuiste.
Entre las flores me quedo.

Miguel Hernández

Fotografía. Mindor. Flor de un día es lo mas grande al pie de lo mas pequeño.

FOTOGRAFÍA. MINDOR. FOTÓGRAFOS. POESÍA. MIGUEL HERNÁNDEZ.

,

Rosalía de Castro. Escritora, Gallega, Ilegítima, Enferma, y… Mujer.

image

Rosalía de Castro. Santiago de Compostela, 24 de febrero de 1837. Padrón 15 de julio de 1885 a los 48 años de edad.

Escritora, y madre, tuvo 7 hijos.

ILEGITIMA

Fue un hija ilegítima fruto de la relación de su madre, María Teresa de la Cruz Castro,  y el sacerdote de la Colegiata de Iria, José Martínez. La madre de Rosalía, vivía entonces sola y ya con treinta años en Arreten, el sacerdote, su futuro padre, aún no había cantado misa.

Rosalía de Castro es anotada en el registro de nacimientos como hija de padres desconocidos, la salva de la inclusa su madrina María Francisca Martínez, que a su vez fue una fiel sirvienta de la madre  de la escritora que era una hidalga sin recursos económicos.

MUJER

Rosalía ya desde muy temprana edad adquiere concimientos, aunque recibe una educación acorde con la época que le ha tocado vivir y de la que la mujer no sale muy bien parada en relación con la educación que reciben los hombres. Es una enseñanza parcial y orientada a las materias que le son reservadas en razón a su condición. La mujer está en su casa y muy pocas estudian.

Rosalía de Castro, es una joven inquieta y rompedora. Pronto empieza a escribir  sus primeros versos y actúa como actriz en alguna obra de teatro. La sociedad imperante no quería permitir ciertas cosas a la mujeres. Rosalía de Castro elige un camino de rosas sembrado de afiladas espinas.

MADRID. EL AMOR. BÉCQUER

La escritora viaja a Madrid con solo 19 años; se ha desplazado a la gran urbe a causa de un pleito que mantiene sobre la casa de Arreten; finalmente, la poetisa lo acabaría perdiendo. En la capital conoce a Manuel Murgia historiador y periodista con el que se casaría con 21 años. También conoce a Gustavo Adolfo Bécquer que entonces solo tiene 20 años y ya es poeta escritor y novelista.

REBELDE

image

Rosalía se encuentra sola, incomprendida; muchas veces repudiada por infames convencionalismos de la pacata y conservadora sociedad que le ha tocado sufrir.

Por fin se decide por la rebeldía, escribe en gallego y castellano en una época en que el gallego, era considerado un dialecto sin mucha importancia; una época en que la gente culta se expresaba siempre en Castellano, hablar en Gallego, era de paletos.

GALLEGA

Escribe Rosalía poemas sobre el amor, sobre el esfuerzo de de sus vecinos que muchas veces se ven obligados a emigrar para poder comer. También escribe novelas y cuentos, y sobre todo de constumbres, fiestas, romerías, y también a veces es más intimista.

En 1863 publica lo que será una de sus mejores obras «Cantares Gallegos»

En 1880 «Follas Novas»

En 1886 «En las orillas del Sar»

En 1887 la novela «El caballero de las botas azules»

Follas Novas

Negra Sombra

Cuando pienso que te fuiste,
negra sombra que me asombras, 
a los pies de mis cabezales, 
tornas haciéndome mofa.

Cuando imagino que te has ido, 
en el mismo sol te me muestras,
y eres la estrella que brilla,
y eres el viento que zumba.

Si cantan, eres tú que cantas, 
si lloran, eres tú que lloras,
y eres el murmullo del río 
y eres la noche y eres la aurora.

En todo estás y tú eres todo, 
para mí y en mi misma moras, 
ni me abandonarás nunca,
sombra que siempre me asombras.

:::::::::::::::

Rosalía, nunca fue una mujer convencional…, una mediocre madre de familia.

ENFERMA

La salud nunca la acompañó, la enfermedad a menudo fue la fiel compañera de la escritora.

Tuvo 7 hijos, dos de ellos, los últimos, le acarrearon mucho sufrimiento. En 1875 con solo 18 meses el más pequeño, se cae de una mesa y fallece del golpe, sólo dos años después, y para empeorar más las cosas, el hijo que esperaba nace muerto. Rosalía de Castro cae en una profunda depresión, a veces mira lánguidamente al mar con deseos suicidias.

La última parte de su vida, la pasa Rosalía en la Comarca de Padrón, en la que por fin tiene casa propia «La Casa de la Matanza». La casa donde finalmente fallece a causa de un cáncer. Antes de expirar, reza sus oraciones; pide a sus hijos que quemen la obra que deja sín publicar.

Le susurra a una de sus hijas que abra la ventana para ver por última vez el mar, su hija le contesta…

«Mamá desde Padrón no se divisa el mar»

::::::::::::::::

Ni arbres que che den sombra,

nin sombra que preste alento…

Llanura e sempre llanura,

deserto e sempre deserto…

Rosalía de CastroEscritora, Gallega, Ilegitima, Enferma, y… Mujer. 

Literatura. Escritores. Rosalía de Castro. Poesía. Mujer. Rosalía. Negra sombra.

 

,

Heinrich Heine. Último Poeta del Romanticismo. Dijo segundos antes de su muerte «Dios me perdonara es su oficio»

  •                                                    image

Dusseldorf 13-12-1797.            París 17-2-1856.

Heinrich Heine está considerado como el poeta con el que termina el Romanticismo

Hijo de judíos comerciantes de telas, su vida estaba predestinada a continuar con el negocio familiar.

Aunque ya había empezado a escribir, con 19 años comenzó a trabajar en un banco, el banco que poseia en la ciudad de Hamburgo, su acaudalado tío (hermano de su padre) Salomón; El banquero le ayudó hasta su muerte, aunque no comprendía la afición de su sobrino, » Si hubiera aprendido algo bueno no tendría que escribir libros»,  le buscó relaciones sociales y le sostuvo económicamente.

image

Salomón Heine (su tío). Carl Gröger.

Por fin  Heinrich Heine abandona su trabajo de gris administrativo

Presionado por la familia, (siempre igual, unas, por su falta de recursos, otras, por su abundancia), se matrícula de una asignatura en la carrera de derecho (Universidad de Bonn en 1819), un año más tarde asiste a la Universidad de Göttingen de la que es expulsado, (tambien lo son los agresores), a causa de un duelo después de haber sido atacado por varias personas a las que no le gustaban los judios.

Realiza estudios de lengua alemana y publica sus primeros libros. No obtiene ningún  éxito y además sufre el racismo imperante incluso en la propia logia masónica de la que forma parte.

En 1825 Heinrich Heine se convierte al catolicismo

En la década de los años 30 y 40 es el escritor más popular de Alemania. Aún así, no consigue su independencia económica… ¡en cambio, su editor si se hace rico!

¡Anda que andarás!

                                        ¡Anda que andarás! Corría sin detenerse el carruaje:
                                                                             vivo el sol resplandecía,
                                                           y animación y alegría daba al hermoso paisaje.

Iba yo triste y mohíno,

recordando de continuo a mi dulce amor ausente:

tres fantasmas, de repente, me salieron al camino.

Al pasar, me saludaron, y horribles muecas hicieron, y los brazos levantaron,

 y gimieron y silbaron, y a lo lejos se perdieron.

Después de viajar por diferentes países europeos, en 1831 se establece en París. Escribe críticas muy duras contra la Alemania que fuera su hogar y patria, pero donde ahora, es temido y odiado. En 1935 los escritos de Heine fueron totalmente censurados en su país natal a causa de sus veleidades socialistas.

En 1841 se casa con una joven dependienta inglesa, aunque antes sufrió un gran desengaño amoroso al encontrarse locamente enamorado de su prima Amelie. Su amor no fue correspondido.

image

Amelie. (Su prima y amor no correspondido). E. Palm.

Desde 1848 hasta el día de su fallecimiento en 1856 se vio obligado a permanecer en cama a causa de un dolencia grave de espalda. Finalmente fallece en Paris.

Unos pocos versos de Heine :

Suena el huracán la trompa; y al son de los latigazos rugen las olas y saltan;

abre el firmamento lobrego sus inmensas cataratas:

el océano y la noche riñen su mayor batalla.

Detienese una gaviota en el palo de mesana:

las plumas bate y da un grito que mil desastres presagia.

Leer mas sobre Heine

en Categoría Litreatura de este mismo Blog

Heinrich Heine. El último romántico «El enterrador»

Heinrich  Heine . El último poeta del Romanticismo.

Heinrich Heine

Heinrich Heine. Último poeta del Romanticismo. Dijo segundos antes de su muerte «Dios me perdonará es su oficio».

Literatura. Heinrich Heine. Heine. Escritores. Romanticismo. Poesía.

, ,

Fotografía. Mindor. Pino de luz por el espacio estrecho cantó sin alborada y sementera.

image

Foto. Naturaleza. Mindor.

Naturaleza,

Admirada

maravillosa, tantas veces

naturaleza que supera todo.

Tomás Bartolomé

Mindor regala a nuestros sentidos esta imagen que «nos cala», y Garcia Lorca estos magníficos versos…

::::::::::::::::

Tu voz regó la duna de mi pecho

en la dulce cabina de madera.

Por el sur de mis pies fue primavera

y al norte de mi frente flor de helecho.

Pino de luz por el espacio estrecho

cantó sin alborada y sementera

y mi llanto prendió por vez primera

coronas de esperanza por el techo.

Dulce y lejana voz por mí vertida.

Dulce y lejana voz por mí gustada.

Lejana y dulce voz amortecida.

Lejana como oscura corza herida.

Dulce como un sollozo en la nevada.

¡Lejana y dulce en tuétano metida!

Federico García Lorca. Fuente Vaqueros. 1898. Provincia de Granada 1936.

Fotografía. Mindor. Pino de luz por el espacio estrecho cantó sin alborada y sementera.

Fotografia. Mindor. Fotografos. Poesía. García Lorca. 

,

Fotografía. Mindor. Metro de Madrid. Paisaje Urbano. Primeras horas, Domingo.

image

Fotografía. Mindor. Metro de Madrid. Paisaje urbano.

MADRID, PRIMERAS HORAS, DOMINGO.

Otra vez Mindor con su intrasferible y personal mirada.

POESIA

Hasta que las puertas de tu ciudad

fortificada con estatutos inviolables

me acojan como habitante

de la vida que en ti se desenvuelve

igual que la lluvia de silencio

sobre tu cabeza

Gradualmente me impregnaré de ti

hasta que sea humo en tu voz

luz en tus ojos

y haga sobre mis hombros tu futuro

Cuando llegue el otoño

te descubriré al rostro de los hombres

para que en tus vasos alimenticios

vengan a nutrirse de esperanza

Homero Aridjis. Contepec, Michoacán, México. 1940.

Fotografía. Mindor. Fotógrafos. Metro de Madrid. Poesia. 

,

Fotografía. Mindor. Tres Torres Madrileñas bañadas en una luz nueva que nos inquieta infiltrándonos en vena una sensación de fría soledad.

image

En esta ocasión Mindor nos ofrece su particular manera de captar  «la irrealidad en la realidad».

Nos muestra estas  3 Torres Madrileñas bañadas en una luz nueva que nos inquieta infiltrándonos en vena una sensación de fría soledad, que nos cala y nos impresiona dejándonos sin palabras. La imagen basta.

 POESIA

Galope. (El Laberinto azul 2001).

Lejos la extraña luz

que atraviesa la noche, y más extraña

la luz de los poemas, este espacio

tan breve que ilumina

hacia adentro y nos punza.

Como si la distancia

que apenas calculamos,

se desbocara sola

arrastrándonos fuera,

lejos de todo. Lejos.

Se parece al deseo

de ser nosotros, sí, nosotros mismos

ahora, mas no hay nada,

no hay almas.

Hay relojes

antiguos con delgadas manecillas

locas, y lentos medallones de oro

prendidos en tu pecho.

Como una inmensidad que nos rodea

sin sentido, a nada nos reduce

y abandona lo suyo.

La soledad es ciega y es salvaje.

Sujétate a sus crines despeinadas

y agárrate bien fuerte.

Juan Carlos Abril. Los Villares, Jaén, 1974.

Fotogafia. Mindor. Fotógrafos. Madrid. Poesía. 

 

Acuarela. Cardoso. «Cuando miro de noche en el fondo oscuro del cielo las estrellas temblar como ardientes pupilas de fuego». Bécquer.

image

ACUARELA. CARDOSO.

POESÍA

Cuando miro el azul horizonte.

Cuando miro el azul horizonte
Perderse a lo lejos,
Al través de una gasa de polvo
Dorado e inquieto,
Me parece posible arrancarme
Del mísero suelo
Y flotar con la niebla dorada
En átomos leves
Cual ella deshecho.

Cuando miro de noche en el fondo
Oscuro del cielo
Las estrellas temblar como ardientes
Pupilas de fuego,
Me parece posible a do brillan
Subir en un vuelo
Y anegarme en su luz, y con ellas
En lumbre encendido
Fundirme en un beso.

En el mar de la duda en que bogo
Ni aún sé lo que creo;
Sin embargo estas ansias me dicen
Que yo llevo algo
Divino aquí dentro.

Gustavo Adolfo Bécquer.

Acuarela. Cardoso. «Cuando miro el azul Horizonte». Poesía. Bécquer. Romanticismo. Tomás Bartolomé.

Texto.

Cardoso. Acuarela. «Ángeles de oro vestidos, de púrpura y de jacinto. El genio y el amor son fáciles deberes». Baudelaire.

image

Acuarela. Cardoso.

POESIA.

Orgullo.

Ángeles de oro vestidos, de púrpura y de jacinto.
El genio y el amor son fáciles deberes.

Amasé sólo barro y de él extraje oro

Llevaba en la mirada el brío del corazón.
En París, su desierto, viviendo a la intemperie,
Fuerte como una bestia y libre como un Dios.

Charles Baudelaire.

Cardoso. Acuarela. Poesía. Baudelaire. Tomás Bartolomé.