Entradas

,

Exposiciones. Lautrec Picasso. Museo Nacional Thyssen Bornemisza

Exposiciones. Museo Nacional Thyssen Bornemisza
Toulouse Lautrec versus Pablo Picasso
Del 17 de octubre de 2017 al 21 de enero de 2018

Afinidades y coincidencias

Retrato de Toulose Lautrec. Foto vía internet.

Henry de Toulouse Lautrec 24 de noviembre Albi (Francia) 1864, Albi. 9 de septiembre de 1901 (infarto de miocardio), Saint-André-du-Bois. Solo tenía 36 años.

Pablo Picasso (Málaga) 25 de octubre de 1881. Mougins 8 de abril de 1973. Con 86 años.

Autorretrato, 1886. Pablo Picasso.

Solo 17 años separaron a los dos genios.

El conde, hijo de un conde, y el hijo de un profesor de arte juntos. Uno rico y enfermizo, el otro sin dinero, y con la salud de un minotauro. Enlazados, juntos los dos, bajo un mismo hechizo.

En el circo; entrada en pista, (1899. Tiza negra y de color sobre papel. Henri de Toulouse Lautrec. Uno de los cuadros de esta magnífica muestra.

Dos grandes pintores cara a cara…, dos grandes pintores, que se encuentran reunidos y dialogan con fluidez, en las salas del museo de la baronesa «Tita Cervera», (coleccionista y filántropa). Unidos, dos artistas a las que tantas cosas unen…, aunque no todas, y sin comparar.

Lautrec vivió 36 años, Picasso 50 años más. Exiliados, cada uno a su manera, bohemios, mas siempre conscientes. Pintaron los dos, los cabarets, las mujeres, los caballos. Retrataron a sus amigos, y a sus amores.

Un centenar de obras distribuidas y agrupadas bajo diferentes epígrafes:

Bohemios. Los 2 en un París, que chorreaba pintura, y cambio.
Vagabundos. Los 2 errantes (aunque enfocados) y, marginados voluntarios, y voluntariosos.
Bajos fondos, extravagancia y vulgaridad, grosería, inevitable y agotadora.
Ellas un motivo común, intimas, amenazadoras, o dulces y familiares.
Eros recóndito desnudo y erotismo, brutalidad y compasión.

Arlequin sentado. París. 1905. Pablo Picasso. Uno de las obras de arte de esta magnífica exposición.

En muchos de los cuadros, a lo largo de la muestra, podremos observar la evolución del arte contemporáneo, los dos artistas juntos, en plena ebullición, los dos, portando la antorcha del cambio.

La exposición en la que se nos mostraron obras de arte con mayúsculas, fué, por supuesto muy recomendable, y la fusión, en este caso, funcionó muy bien. Los 2 geniales pintores, a veces en el discurrir de sus caminos artísticos, se encuentran tan cerca, que se funden dulcemente.

Exposiciones. Lautrec Picasso. Museo Nacional Thyssen Bornemisza.

,

En el Salón Dorado: una Armonía. Sus manos de marfil en el teclado Extraviadas en pasmo de fantasía. Oscar Wilde

 

image

Foto. Retrato de Oscar Wilde. 1895. Toulouse Lautrec

El retrato lo realizó, su amigo Toulouse Lautrec en la cuidad de Londres, a la que el aristocrático pintor se desplazó expresamente, con la intención de retratarlo en tan excepcionales y dramáticas  circunstancias, Wilde tenía entonces 41 años, y ya había protagonizado el gran escándalo de la época, a causa de sus amoríos con el hijo de un conde. Con el Támesis al fondo, vemos al genial escritor irlandés, vestido elegantemente, iQue no se diga! Wilde esperaba en ese momento su inminente ingreso en prisión, después de la sentencia del 25 de mayo de 1895, que odiosamente, le condenaba a 2 años de trabajos forzados en la Prision de Reading, por comportamientos indecentementes. Lautrec demostraba así su amistad, respeto, y solidaridad, por el <<machacado escritor>>

EN EL SALÓN DORADO: UNA ARMONÍA

Sus manos de marfil en el teclado
Extraviadas en pasmo de fantasía;
Así los álamos agitan sus plateadas hojas
Lánguidas y pálidas.
Como la espuma a la deriva en el mar inquieto
Cuando muestran las olas los dientes a la brisa.

Cayó un muro de oro: su pelo dorado.
Delicado tul cuya maraña se hila
En el disco bruñido de las maravillas.
Girasol que se vuelve para encontrar el sol
Cuando pasaron las sombras de la noche negra
Y la lanza del lirio está aureolada.

Y sus dulces labios rojos en estos labios míos
Ardieron como fuego de rubíes engarzados
En el móvil candil de la capilla grana
O en sangrantes heridas de granadas,
O en el corazón del loto anegado
En la sangre vertida del vino rojo
.

Oscar Wilde

image

En el Salón Dorado: una Armonía. Sus manos de marfil en el teclado Extraviadas en pasmo de fantasía; Así los álamos agitan sus plateadas hojas Lánguidas y pálidas. Oscar Wilde.

Oscar Wilde. Wilde. Literatura. Escritores. En el salón dorado una Armonía. Pintura. Pintores. Retrato. Lautrec. Toulouse Lautrec.

 

,

Toulouse-Lautrec y el espíritu de Montmartre. Toulouse-Lautrec me atrapó enseguida

 

Mujer en el jardín de Monsieur Forest, c. 1889. Toulouse-Lautrec. Foto by Tbart archivos fondos propios.

Toulouse-Lautrec y el espíritu de Montmartre.
Más de 350 obras de diferentes artistas, como Bonnard, Forain, Vuillard, Signac, o Van Gogh.
Exposiciones. Caixa Forum Madrid. Del 20 de febrero al 19 de mayo de 2019. Muy recomendable.


Toulouse-Lautrec. Conde, hijo de un conde, de padres pronto separados, aunque nació noble, prefirió Montmartre y sus cabarets, donde las bailarinas fueron retratadas, y más aún, se convirtieron, en una especie de familia enlazada a la bohemia, que tenía y tiene, tanto que ofrecer, y por la que tanto hubo, y hay que pagar, aunque al final merezca la pena.

Toulouse-Lautrec, sufrió, con su menguada talla, por mor de la consanguinidad. El que nació y murió en un castillo, acabó contraviniendo a su altivo padre, que lo despreciaba, por sus defectos físicos, pues decidió ser artista, y eso, lo fue de sobra. El noble progenitor debió de tragarse, atragantado, su orgullo mal entendido. El Niño Toulouse, se quedó con su madre.

El caballero del cabaré y cuatro artistas del Chat Noir, c. 1884. Antonio de la Gándara. Foto by Tbart archivos fondos propios.

En París Montmartre, bullía entonces frenético, mas aunque la vida no era fácil, también la belleza exibia su variado muestrario, y los vecinos del barrio, artistas, camareros, bailarinas, poblaban la elevada cota parisina, desde donde, se expandían difundiéndose imparables, nuevas forma de entender el arte.

Caricatura de Toulouse-Lautrec enfrente del Moulin Rouge. (1890). Ferdinand Bac. Foto by Tbart archivos fondos propios.

Al anochecer a diario, nuestro protagonista se dirigía al Moulin Rouge, donde tenía categoría de lo que llamaríamos hoy, cliente vip, y se entretenía a menudo, conversando con los empleados y las bailarinas del cabaret, así de esa manera tuvo el privilegio de retratar a estas ultimas en sus rutinas de camerino, sin que ellas, se sintieran avergonzadas, o molestamente invadidas. Para muchas de ellas fue de gran ayuda, casi, el familiar (a menudo, les faltaba), que las comprendía, aconsejaba, y también si lo necesitaban ayudaba económicamente. Toulouse-Lautrc, siempre fiel a sus rutinas, se sentaba en su velador reservado, con su absenta azulada y sus tizas de colores, y abstraído, rompía la figuración, para crear algo nuevo, diferente, más sincero, y curiosamente, cuanto más alejado de la realidad más veraz.

En el Moulin Rouge, la Goulue y su hermana. (1892). Toulouse-Lautrec. Foto by Tbart archivos fondos propios.

Debo de confesarles que mi opinión de Toulosd-Lautrec, se ha modificado mucho, desde que pude ver sus primeros carteles, y confieso, que me pareció un magnífico ilustrador publicitario, pero no le di más importancia, poco tiempo después, cuando por fin, fui conociendo más su obra en profundidad, me di cuenta enseguida, de que me encontraba ante uno de los pintores más importantes de la historia reciente en el mundo del arte, afortunadamente pude ver en París pinturas de gran formato, y otras más pequeñas, que me descubrieron, la gran talla de un artista, cuya menguada talla y sufrimiento, pudieron en principio, ser meras coartadas que le empujaran sin remisión al incierto camino del arte; mas hicieron de ėl, un artista único que le dio un vuelta al figurativismo, y que finalmente…,  me atrapó enseguida.

Todas las reproducciones de obras de arte, aquí expuestas, participaron en dicha exposición.

Toulouse-Lautrec y el espíritu de Montmartre. Toulouse-Lautrec me atrapó enseguida

Toulouse-Lautrec. Pintor. Pintura. Exposiciones. Montmartre. Arte. Moulin Rouge.  Paris

,

Toulouse Lautrec. «El niño Toulouse lloró, desde pequeño». Tomás Bartolomé.

image

El niño Toulouse lloró

Desde pequeño

Henri de Toulouse-Lautrec. 24 de noviembre de 1864. Albi (Francia). 9 de septiembre de 1901. Saint-André-du-Bois (Francia), 36 años.

– «A causa de la endogamia, el niño no nació bien, nosotros sus padres éramos primos en primer grado, pertenecíamos a la aristocracia; el pequeño Toulouse, nació el 1864 en el castillo de Albi (cerca de Burdeos).»Mi marido el Conde Alphonse, nunca quiso a nuestro hijo, sabía que la alta sociedad nunca lo aceptaría, y él, era un noble».

image

Monsieur Boileau. 1893.

La consanguínidad tiene estos riesgos, y todo, la mayoría de las veces se produce por el único afán de juntar grandes capitales, tierras y casas. Cuando el niño Henri tenía cuatro años el Conde Alphonse y Adele se separaron. Nuestro artista es débil y enfermizo. A los 10 años, su enfermedad se muestra con especial crudeza, su madre lo intenta todo, lo lleva a los mejores médicos, pero no sólo el niño no mejora, sino que la enfermedad se agrava rompiendose Toulouse los fémures de ambas piernas.

–  «Y pensar que yo no pintaría si tuviera dos piernas»

Toulouse y Adele se trasladan a París. El pintor de 17 años, recibe clases de dibujo y pintura de diferentes artistas, pero a Toulouse Lautrec, lo que de verdad le interesa es la figura humana, los paisajes, tan de moda, a él no le inspiran.

image

Con solo veinte años se instala en el tercer piso de una vivienda en la colina de Montmartre, su vecindad está compuesta de  pintores, buscavidas, artistas y trabajadores de los diferentes cabarets que pueblan la zona. De uno de ellos se hace asiduo (El Moulin Rouge), y Lautrec bohemio, noble, y por encima de todo pintor se convierte, en algo más que un buen cliente.

image

Algunas noches dibuja desde su mesa; junto a su inseparable absenta, retrata a las bailarinas fuera y dentro de las bambalinas; al ser un cliente apreciado, puede permitirse dibujar incluso dentro de los camerinos. Siempre trató Lautrec a estas mujeres con respeto, llegó a considerarlas como amigas, las ayudó y ellas le ayudaron también a él; estas se convirtieron así en sus principales modelos y en casi su familia.

Toulouse lautrec, tiene 26 años cuando viaja a Londres donde conoce personalmente a Oscar Wilde del qué realiza un retrato.

image

Retrato de Oscar Wilde. 1895.

Alcanza el éxito en vida; carteles publicitarios, e ilustraciones para revistas le hicieron muy popular; sin embargo, sus óleos no fueron tan conocidos.

image

El bebedor 

Toulouse Lautrec con solo 33 años, tiene importantes problemas de salud, derivados de su alcoholismo, asi, se agravan sus ataques nerviosos, llegando a sufrir trastornos como el Delirium Tremens. Solo 2 años después es internado en un sanatorio mental, donde sigue pintando (pinturas sobre el circo).

image

A los 37 años Toulouse Lautrec fallece en Saint André De Bois.

Toulouse Lautrec. «El niño Toulouse lloró, desde pequeño».

Toulouse Lautrec. Pintura. Pintores. Lautrec. Toulouse. Endogamia. Consanguinidad.