Entradas

, , ,

Acuarela. Cardoso. El tiempo que no para, lleva el dulce verano, hasta el odioso invierno y allí acaba con el

ACUARELA. CARDOSO.

Despues de haber sido degustada por mis ávidos sentidos ahora (reseteados), os mostraré esta magnífica acuarela azul de Cardoso, que nos muestra al ser humano absorto en su individualidad activa…,

El tiempo que no para, lleva el dulce verano,
hasta el odioso invierno y allí acaba con el.
La savia entre los hielos. Hojas frescas perdidas.
La beldad bajo nieve y ruina en todas partes.

Luego si no quedara, destilando el estío
el líquido cautivo en paredes de vidrio,
la Belleza y su efecto, con ella moriría,
sin dejar ningún rastro de lo que fue su tiempo.

Mas la flor destilada, padecerá el invierno
y aunque pierda su aspecto, persiste en su sustancia.

William Shakespeare

Acuarela. Cardoso. El tiempo que no para, lleva el dulce verano, hasta el odioso invierno y allí acaba con el.

Acuarela. Cardoso. Pintura. Pintores. Poesia. William Shakespeare. 

, ,

Fiódor Dostoievski. Culpa, casinos, y juego. No va mas para un gran escritor

image

Retrato de Fíódor Dostoievski. 1872. Vasily Perov.

Fiódor Dostoievski. Moscú, 11 de noviembre de 1821 – San Petersburgo, 9 de febrero de 1881.

A los dieciocho años ya era huérfano de padre y madre; un padre autoritario que ejercía su profesión de médico, en un hospital para pobres en la capital moscovita. Su madre había fallecído años antes (1837) de tuberculosis, fue entonces cuando el padre enfureció, y con el ceño fruncido se dedicó insaciable, a beber demasiado, por lo que, muchas veces nuestro entonces joven escritor, deseó su muerte.

CULPA

Fiódor Dostoievski, es admitido en la Escuela de Ingenieros de San Petersburgo, donde cursa estudios militares con su hermano Mijail; nuestro Fiódor finalmente ascendería al rango de Alférez.

EPILEPSIA Y EXTASIS

La epilepsia que padeció toda  su vida, le provocaba unos momentos de extasis previos a la crisis, que el escritor con una fuerza colosal, aprovechaba para escribir incansablemente.

EJERCITO

Ya ascendido a subteniente, fue destinado a la Dirección General de Ingeniería de San Petesburgo. En 1945 deja el ejército para ser escritor. La novela «Pobres Gentes», le proporciona un temprano éxito a los 24 años, mas las siguientes no tuvieron tanto reconocimento, y sus crisis epilépticas e importantes deudas de juego, le sumergen profundamente en el oscuro pozo de la depresión.

POLTICA Y CONDENA A MUERTE

1849, es detenido y encarcelado en la fortaleza de San Pedro y San Pablo. Rápidamente es condenado a muerte, acusado de la preparación de un atentado, contra el Zar Nicolás I. La pena fue finalmente conmutada por cinco años de trabajos forzados en Siberia, donde vivío en condiciones extremas de suciedad y miseria. En 1854 es felizmente liberado, posteriormente, se reincorporó como un simple soldado raso en el ejército, y fue inmediatamente destinado a Kazajistán.

BODA

1857, se casa con la viuda de un amigo, María Dmítrievna Isáyeva, en Siberia. La boda se celebró en febrero. Ese mismo año, el zar Alejandro II decretó una amnistía que benefició a Dostoievski, quien recuperó su título nobiliario y obtuvo permiso para continuar publicando sus obras. Dostoievski, había tenido un pasado nihilista por el que fue condenado, pero en ese momento renegaba de sus primeras ideas y se pasaba al catolicismo.

image    image    image

Detalle retrato de Fíodor Dostoievsky. Vasily Perov.

Fiódor Mijáilovich Dostoievski, de nuevo abandona el ejército, aduciendo problemas de salud, asma, y epilepsia; y en los años 1862/3, se dedica a viajar por Europa, donde visita, París, Londres, Ginebra, Berlín, Turín, Florencia, Viena; en estos viajes, el ya antiguo vicio del juego, copó de nuevo, su mente enfebrecida y fue, un compulsivo cliente habitual, de los lujosos casinos europeos.

CASINOS Y JUEGO

El juego, las mujeres, y el vozka, mezclados en grandes cantidades, no son buenos compañeros y Fiódor Dostoievski perdió, perdió…, y perdió. También en esta loca época de vicio y confusión, Dostoievski vivió ardientes aventuras amorosas. Una de ellas, le dejaría marcado, se trata de la relación que entabló, con una joven estudiante de ideas muy progresistas, de la que cayó rendidamente enamorado, pero que al final no llegaría a buen puerto. En 1863 regresa a casa, trastornado y sin dinero. 1864, muere su esposa María Dmítrievna, este año también fallecería, uno de sus seis hermanos, que deja mujer y cuatro hijos.

DEUDAS

Hundido, lleno de deudas, con la familia de su hermano a la que mantener, Dostoievski se hunde, cae, cae, cae… Pero ¿hasta cuando? La depresión aparece de nuevo en su vida. El poco dinero en efectivo que le queda, se lo juega en la sima siempre colorida de los casinos…, y pierde. Huye a el extranjero donde juega a la ruleta y se reencuentra con la estudiante que el pasado le dejaría perdidamente enamorado, pero ella, nuevamente se niega a ser su esposa.

CRIMEN Y CASTIGO

1865. Crimen y castigo. Dostoievski fuertemente endeudado, necesitado, se pone a trabajar denodadamente, es tanto el trabajo que desarrolla, que se ve obligado a contratar a una mecanógrafa -Anna-, ahogado de deudas como está, los editores se aprovechan y compran los derechos de sus obras por muy poco dinero.

EL JUGADOR

Él está escribiendo El jugador, una novela autobiográfica en la que narra el sufrimiento que provoca el juego, una vieja, y conocida pasión que le domina. Es una de sus obras más logradas y en ella cuenta de una manera cruda e intima su sufrimiento y culpa.

BODA

Finalmente se casó con Anna Snítkina su secretaria en 1867.

1868, nace su primera hija pero fallece poco después, un mazazo más para un hombre que ya ha sufrido mucho. Cuando ocurre este triste suceso Fiódor Dostoievski, se encontraba residiendo con su mujer en Ginebra, huyendo de los acreedores, después ambos viajarían a Italia: mientras tanto viven muy modestamente, de los derechos de autor que generan algunas de sus obras, (algunas de aquellas que aún no se encuentran embargadas).

1871, después de cuatro años de residencia en el extranjero, la pareja decide regresar a su patria y pone rumbo a San Petersburgo, Anna se encuentra embarazada. Ahora residen en Stáraya Rusa. Huyendo de las deudas se establecen en esta pequeña ciudad a 250 kms de San Petersburgo. Regresan a San Petersburgo en 1875, fecha en que Anna se encontraba embarazada de su cuarto hijo, que moriría poco después. La pareja de nuevo, decide regresar a Stáraya Rusa.

LOS HERMANOS KARAMAZOV

1878. Dostoievski comienza a escribir Los hermanos Karamazov. En 1880 termina la novela.

Muere en su casa de San Petersburgo de una hemorragia pulmonar en 1881.

Fotos. Retrato de Fiódor Dostoievski. 1872. Vasily Perov.

Fiódor Dostoievski. Culpa, casinos, y juego. No va más para un gran escritor.

Fiódor Dostoievski. Dostoievski. Literatura. Escritores. Juego. Culpa. Pintura. Vasily Perov. Pintores.

,

Pintura. Velázquez. Manet Lo calificó como el «pintor de pintores» y «el más grande pintor que jamás ha existido».

VELÁZQUEZ Diego Rodríguez de Silva y Velázquez. Sevilla 6 de junio de 1599-Madrid, 6 de agosto de 1660.   image

Pintor barroco. Naturalismo. Para muchos es  el mejor pintor español de todos los tiempos, en difícil pugna con otro de los grandes, Goya. Aunque dicen que las comparaciónes son odiosas, sería en este caso muy complicada la contraposición, al tratarse de pintores de muy distintas épocas, el gran maestro aragonés nació en 1746, y Velázquez en 1599, 147 años después que el genio sevillano.

Goya, en alguna ocasión declaró no tener otros maestros que Velázquez, Rembrandt (1608), y la Naturaleza, La opinión de Velázquez sobre Goya, si fuera posible, no podría ser distinta de la del pintor aragonés.

Juan Rodríguez de Silva, su padre (tal vez  hidalgo), fue un notario eclesiástico. nacido en Sevilla, de origen portugués, (los abuelos paternos, se establecieron en la ciudad del Guadalquivir procedentes de Oporto), y Jerónima Velázquez, su madre, sevillana de nacimiento. Diego, era el mayor de ocho hermanos; su hermano Juan, también fue pintor.

1609. Con diez años, recibe formación artística en el taller del gran Francisco Herrera el Viejo.

1611, este año su padre firmó la «carta de aprendizaje» de su hijo Diego de Velázquez con Francisco Pacheco, obligándose con él, a un periodo de enseñanza de seis años. Tenía 12 años. Francisco Pacheco, pintor, maestro, escritor de «El arte de la pintura», que no llegó nunca ver publicado. no fue mal dibujante ni mal pintor, con él Velåzquez, aprendió a dibújar del natural modelos en diferentes posturas, así como caras, y gestos; narices, ojos, bocas, orejas… la misma pedagógica repetición llevada a cabo siglos después por el genial Picasso, y otros muchos. Como la envidia es muy mala Vicente Carducho y Eugenio Cajés, (sus competidores a Pintor del Rey) lo acusaron de ser sólo capaz de pintar cabezas. También recibió críticas de otros pintores de la corte.

Velázquez. Con éxito e influencia, pinta bodegones, (genero pictórico de procedencia flamenca), tan del gusto de aquel tiempo, Se conservan 9 bodegones de su primera época, y once obras de temática distinta. Iluminación tenebrista influenciada por Caravaggio y Zurbarán. Relieve. Utilizaba un color espeso que recubría totalmente el lienzo, luego, en primer plano, figuras fuertemente iluminadas sobre fondo oscuro. pinceladas densamente empastadas. Modelaba las formas con precisión. Colores dominantes tostados, carnaciones cobrizas, su paleta de colores era muy reducida, utilizó toda la vida  los mismos pigmentos, variando con el tiempo la forma de mezclarlos y aplicarlos.

Sevilla, la antigua Hispalis, era entonces  una de las ciudades  más ricas y poblada de España y, la más internacional; su puerto que monopolizaba el comercio con América, le insuflaba modernidad y en ella se percibía enseguida, una rica mezcla de razas y culturas, por sus calles paseaban muchos pintores pues allí no faltaba trabajo. También poseía una importante sede eclesiástica.

VELÁZQUEZ en 1617, aprobó ante Juan de Uceda y Francisco Pacheco (su maestro), el examen que le permitía incorporarse al gremio de pintores de Sevilla. Recibió licencia para ejercer como «Maestro de Imaginería y al Óleo», pudiendo practicar su arte en todo el reino, tener tienda pública y contratar aprendices. Tenía 18 años.

image

Vieja friendo huevos. 1618. Velázquez

LA BODA Y LA MAESTRÍA

1618, 23 de abril, el artista se casa en Sevilla, con Juana, la hija de Francisco Pacheco (su maestro), que tenía entonces 15 años. En la bella ciudad de la giralda, también nacieron sus dos hijas: Francisca, e Ignacia. Su Maestria de genio ya se manifestó en sus primeras obras realizadas con sólo 18 o 19 años, El Aguador de Sevilla (1620) fue uno de los cuadros que llevó a Madrid. Se lo regaló a Juan Fonseca, por su ayuda en la corte. Mucho tiempo después, será a su vez regalado al general Wensley por el Rey Fernando VII. Actualmente se encuentra en Londres.

La Sevilla, rica, y eclesiástica, demandaba temas religiosos, cuadros de devoción y retratos. Su forma de interpretar el natural permitió a VELÁZQUEZ llegar al fondo de los personajes, mostraba así el pintor una gran capacidad para el retrato, en ellos tramitia fuerza interior y temperamento. En su primera visita a Madrid, la primavera de 1622, pinta el retrato de Góngora. Del que existen 3 copias.

image

Retrato de Góngora. 1622.

En 1621 fallece Felipe III, le sucede Felipe IV, el cual favoreció a un noble de familia sevillana, Gaspar de Guzmán, el Conde-Duque de Olivares, el todopoderoso valido. Velázquez debió ser presentado a Olivares por Juan de Fonseca o por Francisco de Rioja, «no se pudo retratar al Rey aunque se procuró» el pintor regresó a Sevilla. A quien sí retrató por encargo de Pacheco, que preparaba un libro de retratos, fue al poeta Luis de Góngora. Al fin se consiguió que el Conde-Duque llamase a Velázquez para retratar al rey, hizo su retrato, el  30 de agosto de 1623, a gusto de Su Majestad de los infantes y del Conde Duque, que afirmó, no haberse retratado al rey hasta entonces; lo mismo sintieron todos los señores que lo vieron. el joven monarca, era solo seis años menor que Velázquez.

En octubre de 1623 se le ordenó trasladar su lugar de residencia a Madrid, para ejercer como Pintor del Rey con un sueldo de veinte ducados al mes, este sueldo, no incluía la remuneración que pudiera obtener por sus propias pinturas y, otras concesiones, como los beneficios otorgados a petición del Conde-Duque.

MADRID 1624

1624. Con 24 años Velázquez en Madrid, finalmente es nombrado Pintor del rey Felipe IV, cuatro años después, Pintor de Cámara, labores a las que dedicó el resto de su vida. Retratos del Rey y de su familia, decoración de las mansiones reales. Estudia la colección real de pintura. En las enseñanzas de su primer viaje a Italia, conoció la pintura antigua y la de su tiempo, influencias determinantes para evolucionar a un estilo de gran luminosidad y, una técnica de pinceladas rápidas y sueltas.

EXITO EN LA CORTE DEL REY

Velázquez pudo visitar las colecciones reales de pintura, de enorme calidad, Carlos I y Felipe II habían reunido cuadros de Tiziano, Veronés, Tintoretto. El estudio de la colección real, especialmente los tizianos, tuvo una decisiva influencia en su evolución estilística, que pasó del naturalismo austero de su época sevillana, a las severas gamas terrosas y, la luminosidad, los grises plata y, los azules transparentes.

1627 juró el cargo de Ujier de Cámara, desde 1628, Pintor de Cámara; el pintar cuadros para decorar los palacios reales, le dio una mayor libertad en la elección de temas, libertad, de la que no gozaban los pintores comunes, atados a los encargos y a la demanda del mercado. Velázquez podía aceptar también encargos particulares. En Madrid sólo los aceptó, de miembros influyentes de la corte.

Su técnica en este periodo, valora más la luz en función del color y la composición. los retratos son luminosos y de mayor refinamiento. Su tendencia a repintar rectificando lo hecho, dificulta la datación precisa de sus obras, «arrepentimientos», achacables a la ausencia de estudios previos, a un modo lento de trabajar, flemático, según lo definió el propio Rey.

_»Pasado el tiempo lo antiguo que quedó debajo, y sobre lo que se pintó, surge de nuevo».

RUBENS EN MADRID

En 1628 Rubens llegó a Madrid para realizar gestiones diplomáticas y permaneció en la ciudad casi un año. Se sabe que pintó del orden de diez retratos de la familia real. Al compararse los retratos de Felipe IV realizados por ambos pintores, las diferencias son notables: Rubens los pintó de forma alegórica, Velázquez como la esencia del poder. Picasso lo analizó así: «el Felipe IV de Velázquez es persona distinta del Felipe IV de Rubens». que en este viaje copió obras de la colección de pintura del Rey, especialmente de Tiziano. Tiziano representaba para él inspiración y estímulo. Felipe IV llegó a poseer la más importante colección de obras del pintor veneciano.

Rubens y Velázquez ya habían colaborado antes, el flamenco utilizó un retrato de Olivares pintado por Velázquez para el dibujo de un grabado impreso en Amberes en 1626,  el marco alegórico fue diseñado por Rubens, la cabeza por Velázquez. El sevillano debió ver pintar los retratos reales a Tiziano, una gran experiencia fue observar la ejecución de esos cuadros. Rubens en Madrid, fue la primera influencia decisiva que sufrió la pintura de Velázquez. Rubens impulsó el primer viaje de Velázquez a Italia. así el pintor sevillano obtuvo el permiso real para completar sus estudios.

Cambio Decisivo. Viaje a Italia. 1629.

El 22 de julio de 1629 se le concedieron para el viaje a Italia dos años de salario, 480 ducados y, también el dinero de algunas ventas, Velázquez viajó con un criado, llevando con él cartas de recomendación para las autoridades. Era el pintor del Rey de España, y por ello se le abrieron todas las puertas, pudiendo contemplar obras solo para sus ojos. Se produce entonces una radical transformación de su estilo. Ensayó nuevas técnicas, buscó la luminosidad, encontró su lenguaje pictórico propio mediante una combinación de pinceladas sueltas, de colores transparentes y, toques precisos para resaltar los detalles.

La Fragua de Vulcano, (1630). Es una obra esencial para entender su evolución. La atmósfera ha superado las limitaciones del tenebrismo y los cuerpos se modelan en un espacio real y no emergen en una sombra envolvente. Desnudo y riqueza de expresiones denotan el estudio del clasicismo romano-boloñés.

Estuvo en Génova, y luego en Venecia ciudades en las que visitó colecciones artísticas de los distintos palacios y, copió obras de Tintoreto, después partió hacia Ferrara.

Viajó a Roma donde permaneció hasta el otoño de 1630, el pintor alojado en el Vaticano, pudo dibujar libremente los frescos de Rafael y Miguel Ángel; finalmente, regresó a Madrid pasando antes  por Nápoles, donde realizó el retrato de la Reina de Hungría (Museo del Prado), En la cuidad napolitana pudo conocer a José de Ribera (El Españoleto), que en ese momento se encontraba en su plenitud pictórica.

Madurez en Madrid con solo 32 años, realiza el Retrato de Felipe IV. De castaño y plata. Pintado hacia 1631-1636, El conjunto aparece plasmado meticulosamente; consigue los efectos del vestido y de las mangas mediante manchas y toques irregulares. Concluido su primer viaje a Italia estaba en posesión de una técnica extraordinaria. La década de 1630 fue para Velázquez la de mayor actividad, casi un tercio de su catálogo pertenece a este periodo. Hacia 1640 esta intensa producción disminuyó drásticamente, y ya no se recuperó en el futuro. En 1630 la preparación de los cuadros cambió y se mantuvo así el resto de su vida. Su técnica. Blanco de plomo aplicado con espátula, que formaba un fondo de gran luminosidad, complementado con pinceladas cada vez más transparentes.

1631, prosiguió su ascenso en la corte. Este año entró en su taller un joven ayudante de veinte años, Juan Bautista Martínez del Mazo, Mazo se casó el 21 de agosto de 1633 con la hija mayor de Velázquez, Francisca, que tenía 15 años de edad. En 1634 su suegro le cedió su puesto de Ujier de Cámara, para asegurar el futuro económico de Francisca. Mazo apareció desde entonces estrechamente unido a Velázquez, como su ayudante más importante.
Velázquez participó en los dos grandes proyectos decorativos del periodo impulsados por Olivares, el nuevo, Palacio del Buen Retiro, y la Torre de la Parada. En1633 recibió la Vara de Alguacil de Corte; Ayuda de Guardarropa de su Majestad en 1636; en 1643 Ayuda de Cámara (el máximo reconocimiento de los favores reales), y Superintendente de Obras un año más tarde.

LOS 40 NEGRA DÉCADA

Muere su suegro y maestro Francisco Pacheco (1644), caída del poder del valido del Rey, el Conde-Duque de Olivares, su protector; muerte de la Reina Isabel (1644); defunción del príncipe Baltasar Carlos, a los 17 años de edad; rebeliones en Cataluña y Portugal, derrota de los tercios españoles en la batalla de Rocroi.1649, de nuevo en Italia, embarcaría en enero de 1649 en dirección a Génova y, permaneciendo en Italia  hasta mediados de 1651; su fin, el mandato real de adquirir pinturas y esculturas antiguas  (Al no poder comprarlas, encargó copias en bronce mediante vaciados o moldes). Contratar a Pietro da Cortona para pintar al fresco varios techos de el Real Alcázar de Madrid. Velázquez fue nombrado Académico Romano (1650).

image

RETRATO DE INOCENCIO X. (1650). 140 x 120 cm. Galería Doria Pamphili. Roma.

El retrato más importante que pintó en Roma, fue el del Papa Inocencio X. Velázquez debió sentir profundamente, el apasionante reto de pintar al Papa, sería consciente, al contemplar los retratos que Tiziano y Rafael pintaron a anteriores papas, (y considerados obras maestras), que sería eternamente, recordado y, comparado con estos dos grandes maestros de la pintura. Una combinación de distintos tonos; rojos, amarillos, blancos. La figura erguida en el sillón. Fuerza, vigor en su rostro y, mirada severa. El retrato más aclamado en vida del pintor y que sigue hoy día suscitando inspiración y admiración, Ell artista estaba en la cima de la fama y la técnica. No era fácil que el Papa posase para un pintor, muy pocos, lo conseguían, las pinturas que Velázquez le llevó como regalo del Rey lo facilitaron. Con pinceladas sueltas, varios tonos de rojos se combinan, desde el más lejano, al más cercano; al fondo el rojo teja oscuro de la cortina, después, el más claro del sillón, en primer plano, el impresionante rojo de la muceta, con sus luminosos reflejos. Sobre este ambiente domina la cabeza del pontífice de rasgos fuertes.

Felipe IV deseaba su vuelta a España. En febrero de 1650 escribió a su embajador en Roma para que le urgiese el regreso: «pues conoceis su flema, y que sea por mar, y no por tierra, porque se podría ir deteniendo y más con su natural». Velázquez seguía en Roma a finales de noviembre; hasta mayo de 1651, no embarcó en la ciudad Génova. En1651 regresa a Madrid con numerosas obras de arte. Felipe IV lo nombró Aposentador Real, lo que le encumbró en la corte, y añadió a su cuenta fuertes ingresos que se sumaron a los que ya recibía como pintor, ayuda de cámara, superintendente y, en concepto de pensión.

Al final de su vida pintó sus dos composiciones más grandes y complejas, sus obras: La fábula de Aracné (1658), conocida popularmente como Las hilanderas, y el más celebrado y famoso de todos sus cuadros, La Familia de Felipe IV (Las Meninas).

En 1656. Podemos apreciar su estilo último, donde parece representar la escena, mediante una visión fugaz; pinceladas atrevidas, que de cerca parecen inconexas, pero contempladas a distancia adquieren todo su sentido, anticipándose a la pintura de Manet, y a los impresionistas del siglo XIX.

Velázquez deseaba alcanzar la nobleza, y procuró ingresar en la Orden de Santiago. Debía probar que sus antepasados directos habían pertenecido a la nobleza, que no eran ni judíos ni conversos. Mas no acreditada la nobleza, sólo la dispensa papal podía lograr que fuese admitido en la Orden. A instancias del fey, el papa Alejandro VII dictó sentencia en 1659 otorgándole la dispensa solicitada, el rey entonces le concedió la hidalguía, venciendo así la oposición del Consejo de Órdenes, que en la misma fecha despachó en favor de Velázquez.

Cayó enfermo a finales de julio, el 6 de agosto de 1660 murió a las tres de la tarde en Madrid. Al día siguiente, 7 de agosto, fue enterrado en la desaparecida iglesia de San Juan Bautista con honores. Ocho días después, el 14 de agosto, falleció también su esposa Juana.

ESTILO

Desarrolló su propio estilo, de  pinceladas diluidas, toques rápidos y, precisos detalles. Simplificación, rapidez de ejecución.Técnica, precisa y esquemática; no tenía la composición totalmente definida al ponerse a trabajar; prefería ajustarla según iba progresando. Raramente hacía dibujos preparatorios, solo algún boceto, líneas generales y composición. Sus célebres correcciones se aprecian a simple vista. Otra costumbre era retocar sus obras después de concluidas; en algunos casos, muchos años después. El acabado es otra parte fundamental de su arte, las figuras –en particular cabezas y manos– son siempre la parte más elaborada; mientras zonas abocetadas con amplias pinceladas ocupan gran parte del cuadro, partes de una, intensidad expresiva intrínseca, bien integradas en la composición del cuadro,

Su catálogo consta de unas 120 o 130 obras. cantidad reducida, dados los cuarenta años de dedicación pictórica. Debió pintar alrededor de ciento sesenta cuadros.

El Museo del Prado tiene unas cincuenta obras del pintor, la parte fundamental de la colección real, mientras que en otros lugares y museos de Madrid, se encuentran otras diez obras. El resto, guardadas como oro en paño, en los museos más importantes del mundo.

Pintura. Velázquez. Manet Lo calificó como el «pintor de pintores» y «el más grande pintor que jamás ha existido».

Pintura. Pintores. Velázquez. Sevilla. Madrid. Roma. Museo del Prado. Rubens. Goya. Retrato. Retrato de Inocencio X.

,

José Madrazo. Con él comienza en 1781, una gran dinastía de pintores españoles

LOS MADRAZO. Una verdadera Dinastía de Pintores Españoles; todo empezó con…

José de Madrazo y Agudo. Santander 22 de abril de  1781. Madrid 8 de mayo de 1859.

image

Foto. Autorretrato. 1840. Museo del Prado.

Resumiremos para hacernos una idea :José Madrazo, (fundador de la saga)… Padre de Federico, Pedro, y Luis Madrazo. Abuelo de Raimundo, y Ricardo Madrazo. Bisabuelo de Mariano Fortuny Madrazo… ¡Todos ellos pintores!

José de Madrazo, comienza sus estudios de arte en La Academia de Bellas Artes de San Fernando. En 1803 le es concedida una beca de estudios y se traslada a París, estudia con Jacques Louis David en la capital del Sena. Entabla amistad con Ingres.

image

Pintura historica. La Muerte de Viriato, jefe de los lusitanos. 1807, Colección Real.

Para completar sus estudios José de Madrazo viaja a Roma, ciudad, donde reside. Durante la invasión napoleonica de España, se opone al reinado de José I «Pepe botella», hermano del gran emperador, (que avaro y codicioso con la belleza, tanto daño artistico nos infligió). José Madrazo decidido, se opone decididamente, a la feroz y taimada invasión gala, por este noble motivo es apresado en Roma, «la ciudad eterna», y hecho prisionero por una temporada.

En 1809, se casa, en Roma con Isabel Kuntz, hija del pintor Tadeus Kuntze.

Su obra pictórica esta conformada sobre todo por retratos, pintura histórica, y cuadros de Inspiración religiosa.

En 1812 los Reyes de España Carlos IV y María Luisa de Borbón, que se encuentran exiliados en Roma, tienen la ocasión de conocer al pintor.

image

Ejemplo de Retrato.

1813, es nombrado Pintor de Cámara del Rey Carlos IV. También Académico de Mérito de la Academia de San Lucas (academia de bellas artes situada en Roma).

DIRECTOR DEL MUSEO DEL PRADO

1818, José de Madrazo regresa a Madrid. Además de atender numerosos encargos, sobre todo retratos, género en el que alcanza su mayor éxito, se dedica a la catalogación de las pinturas reales y a la organización del Museo del Prado, museo del cuál sería director en 1823, año, en el que también sería nombrado director de La Academia de Bellas Artes de San Fernando de Madrid.

image

Doña Maria Sandalia de Acebal y Arratia. 1820.

En el discurrir de su vida José de Madrazo, logró hacerse con una colección importante de pinturas; gran parte de ese valioso patrimonio, le fue vendido a D José María de Salamanca, marqués de Salamancael cual, a su vez fue vendiendo los cuadros, según sus necesidades de liquidez, pues además de jugar en bolsa, el marqués era aficionado entre otros muchos intereses, al juego, los negocios y la política; por este motivo, la colección antes unida, en la actualidad se encuenta muy repartida, entre colecciones particulares y museos.

José de Madrazo. Con él comienza en 1781 una gran dinastía de pintores españoles.

José Madrazo. Dinastía. Saga. Pintura. Pintores. Museo del Prado. Madrid. Roma. Santander.

, ,

Literatura. El Libro. The Book. Howard Phillips Lovecraft. 1929. Poesía. Barceló

image

Escultura. Miquel Barceló.

The Book -El Libro-Howard Phillips Lovecraft.

El bueno de H.P Lovecraft, nunca estuvo satisfecho con sus composiciones poéticas (de hecho escasas), pero el texto de El libro desde el minuto uno está cargado densamente, de una atmósfera tal, que incluso se podría cortar con el filo de un cuchillo. De Barceló, os diré que es uno de mis artistas favoritos, al que admiro, por su valentía y arriesgada búsqueda, siempre colmada de arte, por su orientada inspiración y por su…, transpiración.

Seguidamente, el raro poema de Lovecraft en inglés y español, y dos pinturas de Miquel Barceló.

LOVECRAFT-BARCELÓ

The Book. (1929)
The place was dark and dusty and half-lost
In tangles of old alleys near the quays,
Reeking of strange thing brought in from the seas,
And with queer curls of fog that west winds tossed,
Small lozenge panes obscured by smoke and frost,
Just showed the books, in piles like twisted trees,
Rotting from floor to roof-congeries
Of crumbling elder lore at little cost.

I entered, charmed, and from a cobwebbed heap
Took up the nearest tome and thumbed it through,
Trembling at curious words that seemed to keep
Some secret, monstrous if only one knew

Then, looking for some seller old in craft,
I could find nothing but a voice that laughed.

Howard Phillips Lovecraft

image

El Libro. Miquel Barceló.

El lugar era oscuro y polvoriento y medio perdido
en una maraña de viejos callejones junto a los muelles,
apestando a algo extraño traído de los mares,
y con curiosos jirones de niebla que el viento del oeste dispersaba.
Pequeños pedazos romboidales, oscurecidos por el humo y la escarcha,
solo mostraban la pilas de libros, como árboles retorcidos
pudriéndose del suelo al techo… acumulación
de un saber antiguo que se desmoronaba a bajo coste.

Entré, hechizado, y de un montón cubierto de telarañas
cogí el volumen más cercano y lo hojeé al azar,
temblando al leer raras palabras que parecían guardar
algún secreto, monstruoso si uno lo supiera.

Después, buscando algún vendedor versado en el oficio,
no pude encontrar más que una voz que reía.

Howard Phillips Lovecraft

image

Pintura. Miquel Barceló.

El 27 de Abril de 2017, Barceló realizó su última exposición en España (El Arca de Noé), hasta el momento, con motivo de la celebración del 800 aniversario de la Universidad de Salamanca; también recibió el artista, en la capital charra, el título de Doctor Honoris Causa de dicha centenaria institución académica, de la que por supuesto, visitó su magnífica biblioteca.

Literatura. El Libro. The Book. Howard Phillips Lovecraft. 1929. Poesía. Miquel Barceló.

Literatura. Escritores. Howard Phillips Lovecraft. Lovecraft. Poesía. The Book. El Libro. Barceló. Miquel Barceló. Pintura. Pintores.

 

, ,

Clave MR/MR Key. Tomás Bartolomé. Hollar el velo delicado, de un sueño evocado

image

CLAVE MR/MR KEY. TOMÁS BARTOLOMÉ.
Óleo/lienzo. Oil/Canvas. (2016).

PRESENCIA

Emoción largo y profundo trago

Transferencia e inocua

Alquimia oculta y picuda

Hollar el velo delicado…

De un sueño evocado, traído

Maestro de un secreto revelado,

En trazas regalas sedas;

Extasis, gasolina, nuez borracha

Inspiración presenciada

Llamada leve. Llave evaporada

Exposición, frío metal…, Aceite de lino y argán.

Tomás Bartolomé

Pintura. Clave MR. MR Key. Tomás Bartolomé. Hollar el velo delicado De un sueño evocado Maestro de un secreto revelado En trazas regalas sedas.

Pintura. Clave MR. MR Key. Tomás Bartolomé. Óleo. Pintores. Pintor. Óleo. Óleo lienzo.

 

 

,

Antonio Saura. El Surrealismo era para mi una actitud

image

Dora Maar. (1984). Antonio Saura.

Antonio Saura. Pintor y escritor. Huesca, 22 septiembre de 1930. Cuenca, 22 julio de 1998.

Su padre era abogado del estado y su madre pianista. Es un pintor autodidacta, que expone por primera vez en París en 1957.

En 1984, catorce años antes de su fallecimiento, Antonio Saura presentaba en Madrid, quince retratos imaginarios, todavía, residía en París, ciudad a la que se había trasladado definitivamente en 1967. Al pintor siempre le había fascinado la bella ciudad del Sena, no en vano la primera vez que viajó a ella, fue en el ya lejano 1954, y allí residió dos años… luego volvió en 1959, después, se instaló definitivamente.

GRUPO EL PASO. 1957/59. Lo forma Antonio Saura que también le pone el nombre. El Grupo lo integran… Antonio Saura, Manolo Millares, Pablo Serrano, Rafael Canogar, Chirino, Viola, y otros artistas. Ponen así, a la pintura española en el escenario artístico del mundo, en unos años difíciles; años de pobreza, e ideológicas limitaciones institucionales.

TENTADO POR LA LITERATURA SE DECIDE POR LA PINTURA

Saura Influenciado desde que recuerda por la literatura, tentado por ella, (Cortázar, Carpentier), lo primero que hace de niño con ilusión, es coleccionar las estampas de los  cuadros que más le gustan, (los recorta de las revistas), una manía que conservó siempre, pues desde bien pequeño, a ratos y con las tijeras, era un gran recopilador-acumuladorcomo también lo fuera Dalí. Antonio Saura tuvo su época surrealista pero duró poco; una anécdota muy graciosa (Surrealismo en estado puro), es que el artista repartió por la Gran Via madrileña (año 50/51), una tarjeta con su nombre, en la que llevaba impreso un texto muy acorde … «Antonio Saura. Surrealista»

Antonio Saura conoció en París a André Bretón, que en ese momento, era considerado en el mundillo artístico como el «Papa del Surrealismo», y asistió más de un año a reuniones diarias, pero no dura mucho, se cansa. En aquel momento había otras corrientes de vanguardia, que ya estaban pidiendo a gritos paso urgentemente, (Expresionismo Abstracto y el Informalismo), Antonio Saura abandonó al fin el Surrealismo.

APARECEN SUS PRIMERAS FIGURAS EN BLANCO Y NEGRO

image

Geraldine dans son fauteil. 1967.

1956 Antonio Saura realizó su primera exposición en Madrid, en la Biblioteca Nacional, para ella selecciono su trabajo parisino, más dos pinturas madrileñas. Se trata en ese momento de una decantada ruptura con el Surrealismo, y de afirmación propia. El Artista presenta estructuras figurativas, a caballo entre el Surrealismo, y un cierta Abstracción. En la exposición también se incluyeron, dos cuadros que había realizado en Madrid (pinturas en blanco y negro); las primeras de sus figuras deformadas. Automatismo, rapidez, energía, y pasión, en una pintura, inspirada en sucesos políticos, (una manifestación en la que muere un estudiante en Madrid ), y en la que el pintor siempre dispuesto a la lucha política, se encontraba presente.

Antonio Saura. El Surrealismo era para mi una actitud.

Antonio Saura. Pintor. Pintura. Pintores. Surrealismo. Grupo el Paso. Abstracción. Madrid. París. Pintura española.

 

 

, , ,

Acuarela. Cardoso. Flor de las adormideras: «Engáñame y no me quieras».

image

Foto. Acuarela Cardoso.

Cardoso

Amapola. Erradicada, amenazada, flor prohibida… Adormidera, espuma inalterable que evoca dulzones sueños, oníricas reliquias, arcanos de otro tiempo; semillas de denso, y buen aceite rojo en el hogar. Azafrán, suavidad peluda y alcanforada, colman al brillo eléctrico vestido. Bagazo de semilla cuyo aceite engorda la res que muge. Al delicado y blando alado. Pétalos corrugados de terciopelo blanco, violáceo, rojo, rosado. Maduro fruto, de discos y decantadas esporas. Negras y largas pestañas rizadas. Alcaloides, opiáceos vagan expresionistas, en tu savia dulce, en tu fruto ahora herido, postre, cápsula narcotica y, aceite de clavel blanco, dulce secante de antenas amarillas, herramienta del pintor… ¡Fuego y humo!

::::::::::::::::

La amenaza de la flor

Flor de las adormideras:
engáñame y no me quieras.

¡Cuánto el aroma exageras,
cuánto extremas tu arrebol,
flor que te pintas ojeras
y exhalas el alma al sol!

Flor de las adormideras.

Una se te parecía
en el rubor con que engañas,
y también porque tenía,
como tú, negras pestañas.

Flor de las adormideras.
Una se te parecía…
Y tiemblo sólo de ver
tu mano puesta en la mía:
¡Tiemblo no amanezca un día
en que te vuelvas mujer!

Alfonso Reyes. Monterey, México 1889. México 1959

Acuarela. Cardoso. Flor de las adormideras: «Engáñame y no me quieras».

Acuarela. Cardoso. Pintura. Pintores. Poesía. Alfonso Reyes. México. Flor. Adormideras.

, ,

Pintura. Paisaje Escondido. Hidden Landscape. Tomás Bartolomé. Óleo. 2016

image

PAISAJE ESCONDIDO. ÓLEO/MIXTA.2016. TOMÁS BARTOLOMÉ

HIDDEN LANDSCAPE

En este detalle descubrimos un paisaje escondido,

dentro, oculto…

un paisaje que no se ve, un lugar a la fuga, un escenario que se puede habitar.

Campos que infinitos se extienden, hasta un horizonte de plomiza calima;

campos de siena y marrón, de cauce fluvial y puente,

con sus riveras de agua fría y clara y también su vega.

Siega Verde, valle del Côa, vado de ricas pozas (agujeros negros de Gustav Jung),

caza en la prehistoria, donde el hombre artista arañó contra rocas de dura piedra,

rocas también, mas, de blanda pizarra. Piqueteado, abrasión, sonido y chispas,

fuego a orillas del Agueda, pretéritos tiempos, se muestran ahora,

se nos descubren, y admiran ahora, pupilas abiertas plenas.

Yacimiento de arte rupestre,

paleolítico al aire libre, escondido hasta ayer (1988)! de difícil acceso,

los grabados no se apreciaron fácilmente;

suaves, tenues representaciones, a veces cubiertas de líquenes, maleza;

cuando no por las crecidas del río/frío/Côa.

Caballos, búfalos, ciervos gigantes, toros, cabras, rinocerontes lanudos…,

ahora extinguidos.

Tomás Bartolomé

4 Caras Cuplé, Paisaje Escondido

Un paisaje

Que se descubre

A si mismo encierra

Libre e Inocentemente

El pasado, las figuras

Animales…, caza

La mirada vigilante, curiosa

Da paso ágilmente

A suaves lomas

Al río, a las rocas

Piqueteadas del artista

Al monte bajo

Y a la tormenta de la tarde

A la luz de relámpagos

Y a sonoros truenos.

Tomás Bartolomé

Paisaje escondido y descubierto en la pintura, 4 Caras un Cuplé, Paisaje Escondido, de Tomás Bartolomé.

Pintura. Paisaje Escondido. Hidden Landscape. Tomás Bartolomé. Óleo. Pintores.

, , ,

Cardoso. Acuarela. La creatividad que nos ofrecen los caminos inexplorados

image

CARDOSO ACUARELA

La creatividad que nos ofrecen los caminos inexplorados, la aguada sobre la arena siena, ansía surcos, alerta; el prospector silencioso observa abstraído, buscando una idea, azar caprichoso, ramales que alumbran con su filosos rayos dorados, las azules masas, presentidas, e inmensas, frescas, esmeraldas, y perfumadas, brotan incansables creciendo, Libres en el camino.

Es la senda que elige Cardoso en sus magníficas acuarelas

🌴🌴🌴🌴🌴🌴🌴🌴🌴🌴🌴🌴🌴

Dakar, yo quiero ir, alii donde los colores danzan. Se escapan, funden, abruman, y sedan. Seca el aire, abrazo árido en la tormenta, cálido y dulce y es cantar, liberada clama, la verde y rabiosa menta, mas el disco solar descansa en las nubes grises. El mar se presiente fresco, huele a sal y pescado.

❤️❤️❤️❤️❤️❤️❤️❤️❤️❤️❤️❤️❤️

Dakar

Dakar está en la encrucijada del sol, del desierto y del mar.

El sol nos tapa el firmamento, el arenal acecha en los caminos, el mar es un encono.

He visto un jefe en cuya manta era más ardiente lo azul que en el cielo incendiado,

La mezquita cerca del biógrafo luce una claridad de plegaria.

La resolana aleja las chozas, el sol como un ladrón escala los muros.

África tiene en la eternidad su destino, donde hay hazañas, ídolos,

Reinos, arduos bosques y espadas.

Yo he logrado un atardecer y una aldea.

Jorge Luis Borges

Jorge Luis Borges. Buenos Aires, Argentina, 1899. Ginebra, Suiza, 1986.

Cardoso. Acuarela. La creatividad que nos ofrecen los caminos inexplorados.

Cardoso. Acuarela. Pintura. Pintores. Poesía. Borges. Dakar.