Entradas

Conciertos. Crónica. El Sábado 13-09-14. Extremoduro actuó en la Monumental de las Ventas. Extremoduro muy cerca de la perfección. Tomás Bartolomé.

image

Hacía en Madrid el sábado noche 13 de septiembre de 2014 una temperatura ideal para escuchar un concierto en directo de la que es una de las mejores banda de rock hispano. Para mi la mejor.

Después de organizar mis cosas  y descansar, iría al concierto.  Por la mañana había estado visitando el Museo del Prado con su «El Greco y la pintura moderna», una exposición altamente recomendable, también había visitado a Rafel Lozano-Hemmer y su «Abstracción Biometrica« en la Fundación Telefónica, la mejor exposición del año en dicha fundación; para mañana domingo, quedarían «Los Mitos del Pop» en el Thyssen.

Como estaba contando, el sábado, después de comer, y de una siesta de 2 horas para recuperar fuerzas, organicé mis cosas, tomé  un café, prendí unos cigarros y me dirigí al metro que me acercó en un momento a la Plaza de Toros de la Monumental de las Ventas, donde a la 9:30, se  iba a producir uno de los más grandes acontecimientos musicales del año en la capital de España, el concierto de Extremoduro.

Llegué a la plaza una hora antes, accedí a ella muy cómodamente, sin agobios ni apreturas, a la entrada me colocaron una cinta de color rojo en la muñeca, para controlar la ubicación correcta del público en la plaza, seguidamente, me dirigí a una de las barras y pedí cerveza, encendí otro cigarro. A esa hora nos ncontrabamos en las ventas unas 7.000 personas.

Me llamó la atención el firme de la plaza de toros; era arena, prometía polvaredas y así sucedió. En algunas fases del concierto el barro cayó literalmente sobre nuestras cabezas.

Había algo que llamaba la atención, algo novedoso; a ambos lados del escenario se podían ver  dos pancartas, una, a la derecha según miramos el escenario ponía, «zona marchosa», la otra a la izquierda «zona tranquila». La intención de Extremoduro es que el público que asiste a sus conciertos, y que es tan variado y diverso pueda sentirse cómodo; a mí me parece bien, los carteles no obligan ni prohiben nada, yo había decidido ponerme en cualquier sitio que me encontrara a gusto; al final decidí ponerme a la izquierda, bastante cerca y sin ningún problema.

Media hora antes del inicio del concierto, una voz de la organización nos avisó que el evento empezaría rigurosamente a la hora anunciada y qué por favor se facilitáran los accesosde entrada al recinto.

El ambiente se había ido caldeando por momentos, por allí también andaba la Sexta cámara en mano grabando y haciendo entrevistas. El aspecto que ofrecía  la plaza era magnífico. Pocos minutos después por megafonía nos repiten el mismo aviso que la vez anterior; el evento empezara con puntualidad británica.

El espectáculo va a comenzar, la emoción es indescriptible, nuevamente un aviso, «No se puede grabar el concierto», nos piden que guardemos los móviles; el público premia las palabras que escucha con multitud de sonoros pitos.

Son las 9:34, mientras anochece en la metrópoli , se encienden las luces del escenario, oímos sonidos de gruas industriales; un contenedor metálico baja del cielo esta  noche estrellada y agradable del mes de septiembre madrileño. En un decorado de contenedores apilados, un contenedor  se posa suavemente  en el suelo del escenario, poco después se eleva lentamente dejando al descubierto a estas estrellas del rock que ahora hacen palidecer a las que brillan en el cielo.

image

Foto. By Tb Art. Fondo archivos fondos propios.

Han empezado con «Extraterrestre» un tema instrumental; el delirio se apodera de 17.000 almas entregadas. Robe nos cuenta algo, «Hoy tengo la voz un poco jodida«…

«Soy un cabrón, no tengo la voz así porque ayer estuviera tocando aquí en el mismo sitio; estamos tocando todos los fines de semana conciertos seguidos, es simplemente, porque me quedé tocando la guitarra hasta las seis de la mañana».

Esta confesión, nos da una idea de las ganas que tiene y de lo que significa la música para Robe Iniesta; del estado de gracia en el que se encuentra el genial artista extremeño.

Atacan «Sol de invierno» el sonido como habitualmente en sus conciertos, es muy bueno; claro, potente, y compacto.

Robe Iniesta, muestra un cuerpo enjuto sín un átomo de grasa; está delgado y fibroso; viste una camiseta blanca sin mangas, estampada con unas flores de colores, pantalón amplio de gasa con estampados jipis en colores ocres y unas sandalias de cuero marrón; en su brazo derecho la amplia muñequera negra de otras ocasiones; ceñido a su cuello un collar  de cuero. El pelo castaño y rizado le llega hasta los hombros y es mecido por una suave brisa de final de verano que hábilmente se cuela con suavidad  por los tendidos de la monumental.

Golpe a golpe, verso a verso; Extremoduro va desgranando un puñado de buenas canciones, poesía pura, miel para los oídos; «No me calientes que me hundo», especialmente  para este concierto; y también, «La vereda de la puerta de atrás» o «Locura Transitoria».

El espectacular concierto se desarrolla con normalidad, hasta las 10:30 horas, momento este, en que se produce la segunda pitada de la noche; Robe Iniesta, como en todos los concierto de la gira, «terco como una mula», nos indica que va a tocar un tema que no esta editado y que por favor no lo grabemos; se trata de «Canta la rana», el público se revuelve pita y  protesta, Robe para aplacar los ánimos dice que regalara a todos un audio de la canción cuando esté publicada. Los ánimos se calman un poco.

El concierto esta siendo magnífico. Son las 11:30, se produce el descanso. Normalmente los descansos del grupo son de media hora, en esta ocasion será solo de 15 minutos; Robe Iniesta nos cuenta que esto es lo que pasa en una ciudad gobernada por un ayuntamiento facha; seguramente se acuerda de lo que ocurrió con Bruce Springsteen en su concierto del Estadio Bernabeu en Junio de 2012, cuando el Boss fue multado con 20.000 euros por saltarse la normativa municipal que pone hora al final de los espectáculos en la capital de España.

Robe Iniesta necesita tiempo para encajar el repertorio y recorta el descanso 15 minutos. No quiere pagar una multa, él no es  Bruce Springsteen, ni falta que le hace.

Empieza la segunda parte; «Jesucristo García» provoca el delirio colectivo, Robe nos demuestra en este tema que también es un gran guitarrista. Las canciones se suceden a un ritmo endiablado y sin concesiones. «Poema sobrecogido»  y también «Pedrá» o  «Puta» con la que se llega al paroxismo. La emoción y la polvareda secan nuestras gargantas.

11:55, se produce un parón; la luz de los focos se viene abajo y el escenario se funde en negro, no sabemos lo que pasa, tal vez algún problema técnico; un minuto y veinte segundos después el espectáculo continúa.

12:10 Uoho sube con el teclista y golpea las teclas del órgano hasta derribarlo en una especie de akelarre destructivo.

Poco a poco, canción a canción, nos encaminamos al desenlace final; escuchamos  «Ama»; ama, ama, y ensancha el alma, con versos del genial poeta  salmantino Manolo Chinato afincado en el Puerto de Bejar, entre la provincias de Salamanca y Cáceres, cerca de Bejar, y que como es natural esta noche se encuentra también entre nosotros.

El último tema del concierto será «El camino de las utopías».

«Hasta siempre»  Robe se despide de Madrid, con un público totalmente entregado; se le ve inmensamente feliz; saluda y finalmente desaparece.

Roberto Iniesta , ya no está, sólo queda el apoteosis final.

El resto de la banda toca «Rockin all over the World» con un ritmo trepidante y  con derribo de pies de micro incluidos por parte de Uoho que ya sin la camisa negra y las botas de vaquero (ahora calza unas zapatillas verdes) se ha empeñado en derribarlo todo.

El concierto termina; son las 12 horas 50 minutos de la madrugada del domingo, hemos asistido a una gran noche de Rock. Gracias Extremoduro y hasta la próxima… si es que esta noche no es la última.

Han sido 3 horas y 20 minutos, en el que el paraíso en la tierra se encontraba en la Plaza de Toros de La Monumental de las Ventas  de Madrid.

EXTREMODURO

Extremoduro. Lo forma Robe Iniesta en 1987 en Plasencia; dos años después graba su primera  maqueta y su primer disco, «Tú en tu casa nosotros en la hoguera».

Después de muchos avatares y cambios de formación en 1996 se produce su primer gran éxito «Agila» luego vendrían muchos otros. En 1991 Robe conoce en la Plaza de toros de Villadiego, Burgos, a alguien que con el tiempo resultaría imprescindible, se trata de Iñaki Antón «Uoho» que por aquel entonces tocaba con Platero y tú. Uoho en esta época se convierte en el productor de sonido y arreglos musicales de Extremoduro.

Después de muchas batallas y rifirrafes en  lo que ya  va siendo una larga carrera musical, llega una etapa de estabilidad y madurez.

En 1997 Robe Iniesta se establece definitivamente en Lezama, Vizcaya, este mismo año entra en la formación José Ignacio Cantera a la batería, una verdadera maravilla, es como un metrónomo perfecto, jamás se le escapa un palo, es una verdadera máquina que nunca falla.

En 1998 Uoho da un paso más, además de productor y arreglista musical de Extremoduro, se convierte en el guitarrista de la banda, en un miembro de pleno derecho. Hasta entonces Uoho había sido el productor de los últimos discos de Extremoduro. Aunque Uoho también tocaba en los últimos discos de Extremoduro, no era un músico de la banda, (personal adiccional).

Uoho es lo que podríamos definir como un «Animalmusical» para Iñaki Antón, la música es algo natural que fluye continuamente. Además de la guitarra Uoho toca la percusión, el bajo, el trombón de varas, el piano: También hace coros. Es un músico genial que desborda energía.

En 2001 se incorpora Miguel Colino, toca el bajo rayando la perfección, es incansablemente brutal y lleva la música inyectada en vena.

Completan la banda que ahora escuchamos en directo en la monumental de las ventas:

Félix Landa guitarra de apoyo, y voces de apoyo y percusión; realiza una labor sorda muy meritoria, es un gran instrumentista y consigue con los coros unos agudos muy altos que arropan y apoyan la voz siempre rasposa de Robe Iniesta.

Finalmente Aiert Erkoroka teclados, un músico con formacion clásica que toca como los ángeles y exprime los teclados con sonidos Farfisa y Hammond. Estos dos últimos músicos, Félix y Aiert, son contratados por la banda como personal adicional en 2002.

En esta ocasión también acompañó a la banda Gino Pavone, el percusionista de la sesiones de estudio.

Resumiendo, un gran concierto y  un espectáculo y producción que rayan la perfección.

Enhorabuena Extremoduro y gracias por un concierto inolvidable.

Conciertos. Crónica. El Sábado 13-09-14 Extremoduro actuó en la Monumental de las Ventas. «Extremoduro muy cerca de la perfección». Tomás Bartolomé.

Conciertos. Crónica. Extremoduro. Concierto Extremoduro Las Ventas 2014. Madrid. Tomás Bartolomé.

 

,

Miguel Ríos. La triste historia de una trampa ruin en la España de 1972.

image

Miguel Rios nació en Barrio Cartuja, Granada el 7 de junio de 1944.

Miguel Ríos participó el la incipiente industria del disco español cuando sólo contaba 16 años, la edad en que se trasladó a Madrid, procedente de su ciudad natal y dejando atrás su trabajo como dependiente en la sección de discos de unos grandes almacenes granadinos de la calle Ángel Gabinet.

¡A Miguel Rios, le habían ofrecido grabar un disco y se fue a Madrid a intentar ser una estrella!

El primer disco que grabó fue un disco de «Twis», su nombre artístico era entonces, Mike Rios, un nombre que no le gustaba pero que aceptó, Miguel se dejaba aconsejar; él lo que quería era tener un disco con el que poder volver a Granada como triunfador y de paso darle una alegría a su madre; una madre generosa que le había permitido marchar a Madrid y comenzar una incierta aventura cuando en casa se necesitaba su sueldo.

image

Con 19 años actúa en Madrid en las famosas «Matinales del Price».

En esta época aunque pasa necesidades es muy feliz todo es nuevo y empieza a ser conocido en el mundillo musical madrileño donde el cantante cumple sobradamente y se abona al lema de «sexo drogas y rock and rock».

Con 24 años, compone «Vuelvo a Granada» que es publicada junto al «El río»  un nuevo disco con el que ya alcanza un cierto éxito.

SOLO DIEZ AÑOS DESPUÉS… DE GRANADA AL  ESTRELLATO

Con sólo 26 años Miguel Rios alcanza lo que se sería su mayor éxito mundial, era 1970 y  graba no muy convencido El Himno de la Alegría,  (siete millones de copias  vendidas) la canción se situa como número uno en muchos países del mundo.

Fué una sorpresa para él; la verdad es que el cantante no se lo esperaba, es más, veía un poco raro eso de la adaptación musical de un tema de Beethoven, pero Miguel, una vez más, se dejó aconsejar por la discográfica y acertó de lleno.

Seguidamente el gran artista granadino se adentra en el rock sinfónico. El señor Rios gira por España con «Conciertos de Rock y Amor».

APORTA A LA MÚSICA ESPAÑOLA

Aporta en sus conciertos un gran despliegue de medios y sonido para directo, es lo nunca visto en España. Miguel Ríos lo da todo, está lanzado, el éxito le embriaga; las magnitudes de gastos (invierte en equipos de sonido, que compra en Londres), ventas, conciertos, viajes, entrevistas, se suceden a un ritmo vertiginoso pero él es feliz y  se siente lleno de energía. Es una gran estrella del Rock.

1972. EL GOBIERNO DE ESPAÑA PAGA SU LABOR CON ESCARNIO PUBLICO.

Tenía 27 años, y ya había triunfado internacionalmente cuando es detenido por fumar (comprar) «haschis»; en realidad la policía le tiende una trampa que sucede mas o menos asi…

LA TRAMPA

Miguel Rios se encuentra en su domicilio madrileño de la Calle Jazmín cuando el portero de la finca que también fuma porros le dice que ha venido una chica inglesa (el cebo de la policía) con un «costo» -haschis- muy bueno preguntando por el vecino X (un chavalito también vecino).

Miguel, aprovecha la ocasión y compra unos gramos  de aquello tan bueno que tiene la inglesita; unas horas después aparece la policía en su casa el «haschis» es encontrado y Miguel Rios detenido. Vergüenza.

Interrogado y presionado, MiguelRios delata a unos amigos, algo de lo que siempre se arrepintió y que con gran honestidad cuenta en sus memorias; pasa casi un mes (26 días) encarcelado en el Hospital Penitenciario de la Prision de Carabanchel en Madrid, allí coincide con Iván Zulueta director de cine (Arrebato),  que estaba encarcelado por posesión de «Acido» (LSD); cuando Miguel salió Ivan se quedó solo y muy abatido.

MIGUEL RÍOS COHERENTE.

Su extensa carrera de corredor de fondo continúa.

Con una banda de músicos impresionante y su magnífico equipo de sonido adquirido  en Londres, gira por toda España con un gran espectáculo que incluye efectos especiales novedosos como el láser y la holografia, el músico granadino es pionero en España de su uso en conciertos de música.

Miguel Ríos, siempre quiere ofrecer más.

image

En 1982 consigue un gran éxito con «Rock and Rios» llenando en todos los conciertos y sin parar de actuar. Fue un año agotador.

Como le gusta la innovación se inventa, «Rock en el ruedo» el espectáculo está pensado para plazas de toros y el escenario da vueltas como un tiovivo, la produccion es muy cara tienen que fabricarle varios escenarios (3).

La gira resulta ruinosa. Cara y con graves problemas de logística, Rios se mata a dar vueltas en una especie de tiovivo infernal que no acaba nunca. Miguel tiene que dar marcha atrás. El proyecto estaba mal concebido, era limitado, exigía mucho y lo que es peor…

Era agotador, y siempre se producían inconvenientes.

SUS GRANDES AMIGOS

Hay que destacar tambien la gira que este gran artista realiza con sus amigos (Ana Belen, Víctor Manuel, Serrat, Sabina) con ellos recorre la piel de toro de ciudad en ciudad, poniendo siempre el cartel de no hay entradas.

En 2010 inicia lo que será su despedida. Miguel Rios tenía en este momento 66 años.

Miguel Rios actualmente colabora en diferentes proyectos y nos ha presentado sus memorias en su libro ameno y entretenido que lleva como título, «Cosas que siempre quise contarte».

El viernes 20 de mayo de 2016,  a los 71 años y sin estudios universitarios, rodeado de sus amigos recibió el título Honoris Causa por la Universidad de Granada, en cuyo evento interpretó el Himno de la alegría y afirmó… «Los individuos sin cultura son mucho menos de lo que deberían ser».

Miguel Ríos. La triste historia de una trampa ruin en la España de 1972.

Miguel Rios. Música. Músicos. Trampa. Granada. Madrid.

 

,

Arco 2016. Feria Internacional de Arte Contemporáneo. Madrid. La feria en su 35 edición navega a velocidad de crucero.

image

Ya han pasado 35 años (Febrero 1983) de aquella primera feria, que Juana de Aizpuru se empeñó en sacar adelante y La Feria continua adelante después de muchos vaivenes y Juana también. Ella ahora no dirige la feria, pero es de las que nunca falta. Siempre al pie del cañón en su galería, su presencia no pasa inadvertida. Juana no se retira.

image

Arco 2016. Foto. By tb Art.

Ahora ARCO, navega a velocidad de crucero.

Este año aseguran que se han realizado más ventas que en los últimos años; los visitantes unos 100.000 han sido fieles a la cita anual; entre los galeristas, muchos repiten, y otros regresan este año. Un año importante para ARCO ya que exporta su modelo a la querida Portugal, concretamente a la ciudad  de Lisboa en el mes de mayo de 2016. Mi enhorabuena a Carlos Urroz actual director de la feria.

image

Arco 2016. Jonathan Meese. Galería Krinzinger. Vienna. Foto. By Tb Art.

image

Arco 2016. Marty Bolonio. Foto By Tb Art.

La feria en estos 35 años, se ha ido depurando y se puede observar una mayor profesionalidad un mejor criterio, y una buena organización, donde la maquina funciona debidamente engrasada y correctamente engranada; pero…

Se echa de menos una creatividad que solo algunos atrapan, como es el caso agradable de una instalación de la artista cubana Rachel Valdés Camejo, que visité y que era algo divertido participativo y oxigenante, una verdadera delicia de arte, atmósfera y color.

image

 

image

Arco 2016. Rachel Valdés Camejo. Instalación. Foto. By Tb Art.

MAS FRÍA MAS FORMAL

Habia mas de una buena obra en este ARCO 2016. Siempre me ha merecido la pena visitar ARCO y este a año no ha sido menos. Jaume Plensa estaba presente con sus bellas cabezas. Lozano-Hemmer, con su arte interactivo y sus llamativas pantallas que siempre son un éxito, Jonathan Meese, Marty Bolonio, Manuel Ocampo, Luis Gordillo, George Baselelitz, Miquel Barceló, Yan Pei-Ming, García-Alix, Rachel Valdés Camejo y más…

image

Arco 2016. Jaume Plensa. Foto By Tb Art.

El sábado parece que no se producían muchas ventas, pero las pocas que se presentaban eran luchadas hasta el mínimo atisbo en lo que parecía un baile sobre unos pocos centímetros cuadrados que se pagan a precio de caviar beluga y champán francés.

image

Arco 2016. Manuel Ocampo. Foto By Tb Art.

ARCO 2016, ya terminó y creo que ha sido una buena edición. Gracia a todos los que hacéis posible una feria tan bonita. Enhorabuena, sois necesarios y geniales. Hasta el próximo año.

Arco 2016. Arco. Feria Internacional de Arte Contemporáneo. Madrid.

,

Fotografía. Mindor. Tres Torres Madrileñas bañadas en una luz nueva que nos inquieta infiltrándonos en vena una sensación de fría soledad.

image

En esta ocasión Mindor nos ofrece su particular manera de captar  «la irrealidad en la realidad».

Nos muestra estas  3 Torres Madrileñas bañadas en una luz nueva que nos inquieta infiltrándonos en vena una sensación de fría soledad, que nos cala y nos impresiona dejándonos sin palabras. La imagen basta.

 POESIA

Galope. (El Laberinto azul 2001).

Lejos la extraña luz

que atraviesa la noche, y más extraña

la luz de los poemas, este espacio

tan breve que ilumina

hacia adentro y nos punza.

Como si la distancia

que apenas calculamos,

se desbocara sola

arrastrándonos fuera,

lejos de todo. Lejos.

Se parece al deseo

de ser nosotros, sí, nosotros mismos

ahora, mas no hay nada,

no hay almas.

Hay relojes

antiguos con delgadas manecillas

locas, y lentos medallones de oro

prendidos en tu pecho.

Como una inmensidad que nos rodea

sin sentido, a nada nos reduce

y abandona lo suyo.

La soledad es ciega y es salvaje.

Sujétate a sus crines despeinadas

y agárrate bien fuerte.

Juan Carlos Abril. Los Villares, Jaén, 1974.

Fotogafia. Mindor. Fotógrafos. Madrid. Poesía. 

 

Una edición (34) más. Arco 2015. Feria internacional de Arte contemporáneo. Madrid

image

Un año más, y ya vamos por la 34 edición. Madrid se convierte estos días en la capital del Arte Contemporáneo.

En estos años en la Feria hemos visto de todo. Desde luego este años no es el mejor.

En Arco se han expuesto muy buenas obras, Arco en 2015 está flojo, aunque claro, hay trabajos de calidad; otros muchos no dicen nada, o lo que es peor, nada bueno. Un ejemplo de lo que se echa de menos en Arco 2015 es lo que nos ofrece la Galería Clifton Benevento , Nueva York/ USA, con Martin Soto Climent.

image

Foto. Arco 2015. Martin Soto Climent. By Tb Art.

La feria como siempre con su ambiente mezcla de gente corriente, estudiantes, profesionales, artistas y glamour.

El champán se sirve en copas de cristal y se transporta hasta el «Stand» en carritos de madera junto con cubos acerados pulidos y brillantes; las pinzas y el hielo. Tal vez se está celebrando alguna importante venta.

image

En esta edición de Arco 2015, hay algunas obras de artistas consagrados como, Jean Michel Baskiat, Miguel Barceló, Joan Miró, Calder, o Pablo Picasso.

image

Foto. Basquiat. Arco 2015. Galería Elvira Gonzalez. «2’5 millones de Euros». By Tb Art.

La Galeria belga Deweer presenta la obra de Marty Bolonio, con una serie de elementos descarademenre desnudos y agresivamente armados y tatuados.

image

Foto. Arco 2015. Marty Bolonio. By Tb Art.

Algunas obras más…

La Galería Forsbloom, Helsinski. Finlandia, con Stephan Balkenhol.

image

Foto. Arco 2015. Stephan Balkenhol. By Tb Art.

Arco 2015. Feria internacional de Arte Contemporaneo. Madrid. Tomás Bartolomé.

Amós Lora. El que fuera niño prodigio de la guitarra flamenca, ya tiene 15 años y un disco.

image

Amós Lora ya no es un niño, ha cumplido 15 años el 21 de Septiembre de este año (2014). Se encuentra en ese momento de transición; siempre difícil; la infancia; en la que fué considerado niño prodigio; quedó atrás; ahora se abren nuevos caminos sobre los que transitar; espero que sepa y le ayuden a caminarlos. Yo; le deseo lo mejor.

El guitarrista, Salmantino-Madrileño, (nace en Madrid el 21 de septiembre de 1999) tiene 15 años.

Empieza a tocar la guitarra a los 3 años, a los 4, comienzan sus primeras apariciones en público. Su padre Manuel Lora (Cholo) al que tengo el placer de conocer; de haber estado en su casa, en una lejana ocasión me dejó unos pantalones muy ajustados y rockeros para un concierto en Madrid (los dos tocábamos en bandas de Rock). Le regaló la primera guitarra, y le guió en los primeros pasos.

No volví a ver a «Cholo» hasta hace unos años en un concierto de Paco de Lucia en el que nos saludamos. Se encontraba con él, su hijo Amós.

A los 6 años Amós Lora empieza a recibir  clases con maestros de la guitarra flamenca, y empieza también a interesarse por el Jazz. Siempre ha tenido Amós facilidad para la improvisación Jazzsera.

Lo han visto tocar; sólo para ellos; muchos guitarristas; guitarristas de la talla de Paco de Lucía, Vicente Amigo, Al di Meola o Tomatito. Los conoció siendo un niño y no tienen más que palabras de admiración para Amós. Algo tendrá el agua cuando artistas de esta talla la bendicen.

Actualmente Amós Lora, se encuentra en gira presentando en directo su CD «Cerro Negro», en el, nos ofrece su   manera de entender la fusión Jazz – Flamenco.

Con una sensibilidad a flor de piel y una facilidad para la improvisación impresionante,  el artista nos presenta un disco muy cuidado y con una muy buena factura sonora. Sentimiento y virtuosismo.

Si lo podeis ver, no os lo perdais, merece la pena.

Amós Lora. El que fuera niño prodigio de la guitarra flamenca ya tiene 15 años y un disco. Tb Art