Entradas

, ,

Oscar Wilde. La importancia de llamarse Ernesto. Un afilado acero, que con su filo de damasquinada espada, amenazaba a una sociedad decadente.

image

OSCAR WILDE
Dublín, Irlanda. 1854. París, Francia. 1900.
LA IMPORTANCIA DE LLAMARSE ERNESTO. 1895.

THE IMPORTANCE OF BEING EARNEST

Cuando Oscar Wilde escribió esta obra, se encontraba en el momento cumbre de su carrera, conocía el éxito, con 41 años estaba enamorado, y le envolvían las dulces mieles de la fama y el halago; también comenzaría su tormentoso calvario, un camino sembrado de espinas que desangró su corazón herido, con finos rubíes de afilado acero.

Wilde, demanda al padre de su amante por difamación, el motivo fué el recibo de una carta ofensiva, el texto de la misma, contenía la siguiente frase, «Para O.W. Aquel que presume de sodomia». Entonces comienza un duro, tedioso, y largo proceso judicial en el que el genial escritor saldría perdiendo, (Ver artículo en Literatura).

Solo cinco años después Oscar Wilde, fallecía en París, exiliado, solo e ignorado. Un triste final para un escritor genial.

image

LA IMPORTANCIA DE LLAMARSE ERNESTO. Se estrena en el St. James’s Theatre de Londres en 1895, es la única comedia que escribió Wilde. Retrata con fina ironía muy ácida, la sociedad de la procelosa época Victoriana que se vivía en Inglaterra. Sus costumbres. Una sociedad herida, llena de prejuicios y encorsetamientos.

OSCAR WILDE MORDAD Y ÁCIDO CRÍTICO

LA IMPORTANCIA DE LLAMARSE ERNESTO, una de sus novelas más importantes, se estrenó en España en 1919 en el Teatro de la Princesa de MADRID. El genial autor irlandés, realiza con el título un divertido juego de palabras. En Inglés las palabras, ERNEST y EARNEST, son «Homófonas»; suenan igual, pero su significado es diferente… Mientras que Ernest se traduce por Ernesto, Earnest significa Serio.

Bueno, ya sin más demora os dejo con este delicioso texto, en el que Wilde critica al matrimonio, y que tiene menos desperdicio que un trozo de, tarta-casera-reciente, en un ardiente y feliz…, domingo por la mañana.

LA IMPORTANCIA DE LLAMARSE ERNESTO. Fragmento.

THE IMPORTANCE OF BEING EARNEST

Personajes de la obra:

ALGERNON (el señor)

LANE (el criado)

ALGERNON- Por cierto LANE, según tu libro de cuentas, el jueves por la noche, cuando Lord Shoreman y el señor Worthing vinieron a cenar, se consumieron 8 botellas de champán.

LANE- Asi es señor, 8 botellas y media.

ALGERNON- ¿Porqué será que en los aposentos de un soltero, la servidumbre,  indefectiblemente se bebe el champán? Lo pregunto por curiosidad. 

LANE- Lo atribuyo a la calidad superior del caldo en cuestión, señor. A menudo,  he podido comprobar, que en los hogares de matrimonios, el champán raramente es de primera calidad. 

ALGERNON- ¡Cielos! ignoraba, que el matrimonio desmoralizase hasta esos extremos.

Oscar Wilde. La importancia de llamarse Ernesto. Un afilado acero, que con su filo de damasquinada espada, amenazaba a una sociedad decadente.

OSCAR WILDE. LA IMPORTANCIA DE LLAMARSE ERNESTO. LITERATURA. ESCRITORES.

,

León Tolstoi. La Muerte de Iván Ilich. ¿Y si toda mi vida, ha sido, lo que no debía ser?

image

León Tolstoi. Escritor y pensador ruso. 1828/1910.

Hijo de la nobleza rusa. De padres terratenientes aristócratas, está considerado como uno de los más grandes escritores de la literatura universal.

Muy interesado por las causas sociales y la moral de la época, es muy crítico con la sociedad y consecuente con sus acciones. Él ascéticamente se impone la pobreza y el trabajo manual. Intenta también renunciar a sus bienes materiales, pero se encuentra de frente con la oposición de su familia que finalmente, se lo impide. También es partidario de la abdicación de la propiedad y la no violencia.

Muerte. Soledad inmensa, desierto infinito

Minúsculas ácidas lágrimas de sol ardientes como ascuas enrojecidas, caen bajo un rayo deslumbrante, destructor, pesado plomo; una precisa luz anticipo crudo, hiriente, salado como la memoria de lo que fue y lo que esconde… Oscuridad. Preguntas. Incomprensión, Terror, Certeza, Lucidez… y como consecuencia, un claro y meridiano resumen de su vida.

image

Obra de Marty Bolonio. Escultura -detalle- Foto By TbArt, archivos fondos propios.

La Muerte de Iván Ilich. Novela 1886

ARGUMENTO

Ivan Ilich. Es un funcionario del estado zarista. Estudia, se casa, tiene hijos, y una mujer de la que pronto se cansa. Le gusta su trabajo y asciende a fiscal. Se sabe con poder sobre las vidas, y no le disgusta. Su también burguesa señora le aburre, así pues, se centra en su profesión; ¡Cada vez llega más tarde a casa!

Cuando ya creía haber logrado sus objetivos profesionales, un golpe tonto en un costado mientras cambiaba unas cortinas en casa, deriva en una terrible enfermedad que los médicos no saben explicar. Comprende entonces que se muere, y en ese mismo momento se da cuenta, de que su vida ha estado vacía de sentimiento y sentido…, Iván Ilich, está enfermo y va a morir.

Os dejo con una pequeña muestra de esta deliciosa novela.

La Muerte de Iván Ilich

Iván Ilich vio que se moría y su desesperación era continua. En el fondo de su ser sabía que se estaba muriendo, pero no sólo no se habituaba a esa idea, sino que sencillamente no la comprendía ni podía comprenderla.

El silogismo aprendido en la Lógica de Kiezewetter:

«Cayo es un ser humano, los seres humanos son mortales, por consiguiente Cayo es mortal», le había parecido legítimo únicamente con relación a Cayo, pero de ninguna manera con relación a sí mismo.

Que Cayo -ser humano en abstracto- fuese mortal le parecía enteramente justo; pero él no era Cayo, ni era un hombre abstracto, sino un hombre concreto, una criatura distinta de todas las demás: él había sido el pequeño Vanya para su papá y su mamá, para Mitya y Volodya, para sus juguetes, para el cochero y la niñera, y más tarde para Katenka, con todas las alegrías y tristezas y todos los entusiasmos de la infancia, la adolescencia y la juventud.

¿Acaso Cayo sabía algo del olor de la pelota de cuero de rayas que tanto gustaba a Vanya? ¿Acaso Cayo besaba de esa manera la mano de su madre? ¿Acaso el frufrú del vestido de seda de ella le sonaba a Cayo de ese modo? ¿Acaso se había rebelado éste contra las empanadillas que servían en la facultad? ¿Acaso Cayo se había enamorado así? ¿Acaso Cayo podía presidir una sesión como él la presidía?

Cayo era efectivamente mortal y era justo que muriese, pero «en mi caso -se decía-, en el caso de Vanya, de Iván Ilich, con todas mis ideas y emociones, la cosa es bien distinta. y no es posible que tenga que morirme. Eso sería demasiado horrible».

Así se lo figuraba. «Si tuviera que morir como Cayo, habría sabido que así sería; una voz interior me lo habría dicho; pero nada de eso me ha ocurrido. Y tanto yo como mis amigos entendimos que nuestro caso no tenía nada que ver con el de Cayo. ¡Y ahora se presenta esto! -se dijo-. ¡No puede ser! ¡No puede ser, pero es! ¿Cómo es posible? ¿Cómo entenderlo?»

Y no podía entenderlo. Trató de ahuyentar aquel pensamiento falso, inicuo, morboso, y poner en su lugar otros pensamientos saludables y correctos. Pero aquel pensamiento -y más que pensamiento la realidad misma- volvía una vez tras otra y se encaraba con él.

León Tolstoi. La Muerte de Iván Ilich. ¿Y si toda mi vida, a sido, lo que no debía ser?

León Tolstoi. Tolstoi. La Muerte de Iván ilich. Literatura. Novela. Escritores.

 

, ,

La Máscara de la Muerte Roja. Pero el enmascarado se había atrevido a asumir las apariencias de la Muerte Roja. Su mortaja estaba salpicada de sangre, y su amplia frente, así como el rostro, aparecían manchados por el horror escarlata. Edgard Allan Poe.

image

Detalle de una obra de Marty Bolonio. Foto ByTbart

Edgard Allan Poe. Boston, Massachusetts, 19 de enero de 1809.  Baltimore, Maryland. 7 de octubre de 1849.

La Máscara de La Muerte Roja. 1842.

Seguidamente una pequeña muestra de la calidad literaria de este maestro del Terror/Miedo.
Un cuento del genial y atormentado Edgard Allan Poe… La  Máscara de la Muerte Roja.
image
Calavera. Van Gogh
LA MÁSCARA DE LA MUERTE ROJA.

Edgard Allan Poe

Mas otra vez tañe el reloj que se alza en el aposento de terciopelo. Por un momento todo queda inmóvil; todo es silencio, salvo la voz del reloj. Los sueños están helados, rígidos en sus posturas. Pero los ecos del tañido se pierden -apenas han durado un instante- y una risa ligera, a medias sofocada, flota tras ellos en su fuga.

Otra vez crece la música, viven los sueños, contorsionándose al pasar por las ventanas, por las cuales irrumpen los rayos de los trípodes. Mas en la cámara que da al oeste ninguna máscara se aventura, pues la noche avanza y una luz más roja se filtra por los cristales de color de sangre; aterradora es la tiniebla de las colgaduras negras; y, para aquél cuyo pie se pose en la sombría alfombra, brota del reloj de ébano un ahogado resonar mucho más solemne que los que alcanzan a oír las máscaras entregadas a la lejana alegría de las otras estancias. 

Congregábase densa multitud en estas últimas, donde afiebradamente latía el corazón de la vida. Continuaba la fiesta en su torbellino hasta el momento en que comenzaron a oírse los tañidos del reloj anunciando la medianoche. Calló entonces la música, como ya he dicho, y las evoluciones de los que bailaban se interrumpieron; y como antes, se produjo en todo una cesacion angustiosa. Mas esta vez el reloj debía tañer doce campanadas, y quizá por eso ocurrió que los pensamientos invadieron en mayor número las meditaciones de aquellos que reflexionaban entre la multitud entregada a la fiesta.

Y quizá también por eso ocurrió que, antes de que los últimos ecos del carrillón se hubieran hundido en el silencio, muchos de los concurrentes tuvieron tiempo para advertir la presencia de una figura enmascarada que hasta entonces no había llamado la atención de nadie. Y, habiendo corrido en un susurro la noticia de aquella nueva presencia, alzóse al final un rumor que expresaba desaprobación, sorpresa y, finalmente, espanto, horror y repugnancia. En una asamblea de fantasmas como la que acabo de describir es de imaginar que una aparición ordinaria no hubiera provocado semejante conmoción.

El desenfreno de aquella mascarada no tenía límites, pero la figura en cuestión lo ultrapasaba e iba incluso más allá de lo que el liberal criterio del príncipe toleraba. En el corazón de los más temerarios hay cuerdas que no pueden tocarse sin emoción. Aún el más relajado de los seres, para quien la vida y la muerte son igualmente un juego, sabe que hay cosas con las cuales no se puede jugar. Los concurrentes parecían sentir en lo más hondo que el traje y la apariencia del desconocido no revelaban ni ingenio ni decoro.

Su figura, alta y flaca, estaba envuelta de la cabeza a los pies en una mortaja. La máscara que ocultaba el rostro se parecía de tal manera al semblante de un cadáver ya rígido, que el escrutinio más detallado se habría visto en dificultades para descubrir el engaño. Cierto, aquella frenética concurrencia podía tolerar, si no aprobar, semejante disfraz. Pero el enmascarado se había atrevido a asumir las apariencias de la Muerte Roja. Su mortaja estaba salpicada de sangre, y su amplia frente, así como el rostro, aparecían manchados por el horror escarlata.

La Máscara de la Muerte Roja. Pero el enmascarado se había atrevido a asumir las apariencias de la Muerte Roja. Su mortaja estaba salpicada de sangre, y su amplia frente, así como el rostro, aparecían manchados por el horror escarlata. Edgard Allan Poe

Edgard Allan Poe. Alan Poe. Poe. Literatura. Escritores. Terror. La Máscara de la Muerte Roja. Miedo.

, ,

Edgar Allan Poe. Un algo inquietante, un morbo un surrealismo. El coloquio de Monos y Ella.

image 

Edgar Allan Poe. Boston 1809. Baltimore 1848.

Fotografia. Los caprichos de Goya. 1779. «El sueño de la razón produce monstruos».

Huérfano a muy corta edad, es adoptado por un matrimonio muy rico. Con su padrastro nunca se entendió. Su madrastra lo adoraba. Para ella fue el hijo que nunca tuvo.

Eliza Poe; madre biológica del poeta, murió cuando él era un niño… (Un niño que extraño y desorientado presenció, la agonía, muerte, velatorio, y entierro de su madre); este hecho adornado a retazos  por  la tenue luz de las candelas, lleno de sombras que de repente cobraban vida y, con el desgarrador telón de fondo de murmullos, sollozos y lamentos. ¡Tan triste y dramático! Impregnó entonces todo su ser de un modo… un tanto inquietante.

image

Foto. Día de difuntos. By TBART.

«Un algo inquietante  – Un morbo… Un surrealismo»

Tenía una hermana, Edgar Allan Poe; se llamaba Rosalie. Tuvo  que separarse de ella cuando ambos fueron acogidos por diferentes familias. Sus progenitores,  fueron ambulantes. Cambiaban frecuentemente de ciudad en busca de trabajo. Su padre finalmente abandonó el hogar. A pesar de ser acogido por una familia acomodada pasó Edgar Allan Poe muchas necesidades. Su padre adoptivo no le enviaba dinero; pensaba que lo malgastaría. Poe acumuló deudas de juego y acabó siendo desheredado.

Edgar Allan Poe era orgulloso y excitable.  Odiaba la vulgaridad y tenía unos prejuicios muy arraigados. Obviamente Allan Poe no era fácil para un padrastro recto y duro que exigía, si, exigía; que el poeta cambiara; Llevaba entonces mala vida Poe, fue aquella una relación altamente frustrante para ambos. Fue el escritor a la universidad (donde estudió Lenguas);  trabajador, aplicado, presumido e inquieto, a la vez que muy competitivo; sólo aguantó un año.

POE SOLDADO

Se alistó en el ejército y no le fue mal, incluso obtuvo algún ascenso pero se cansó y lo abandonó a los  dos años; cuando había firmado por tres.

Allan Poe decidió intentarlo, por fin se decidió. A partir de ese momento empezó a escribir  cuentos de terror que luego vendía, para ser publicados  por capítulos en revistas y periódicos; llegó a tener cierto éxito, pero sus ingresos económicos siempre  fueron muy escasos. La ilusión de su vida fue crear su propio periódico, pero desgraciadamente nunca lo consiguió. Edgar Allan Poe vivía de sus relatos (subsistia).

Se casó varias veces, y tuvo algunas aventuras y amoríos; pero alrededor de él, impregnado en él, la muerte lo rodeaba. Sus mujeres morían irremediablemente de tuberculosis.

UN ALGO INQUIETANTE, UN MORBO, UN…  SURREALISMO

Falleció Virginia (Sissy) su prima de tan solo 13 años (con la que se había casado en secreto) y entonces el poeta-romantico-surrealista empezó  a beber sin medida. Era tan grande su dolor que Poe también consumía opio. Al fin y con solo cuarenta años,  murió en Baltimore cerca de Nueva Yorkperdido, y trastornado por el alcohol y las drogas. Medio kilo de Láudano (opio aderezado con vino blanco y especias), junto con una buena cantidad de aguardiente aceleraron su triste final. Desde entonces ocupa un lugar muy destacado en el Olimpo de la Literatura Universal.

Os dejo con una pequeña muestra de su magnífica obra:

EL COLOQUIO DE MONOS Y ELLA. 1841.

Y entonces, muy hermosa y muy amada,

diariamente envolvimos en sueños nuestros espíritus y entonces,

 al atardecer, discurrimos sobre los días que vendrían.

Cuando la superficie de la tierra llena de cicatrices de arte,

después de sufrir la única purificacion que borraría sus obscenidades rectangulares,

volviera a vestirse con el verdor las colinas y las sonrientes aguas del paraíso,

y se convirtiera por fin, en la morada conveniente para el hombre,

purgado por la muerte.

Para el hombre en cuyo sublimado intelecto el conocimiento dejaría de ser un veneno…

Para el hombre redimido, regenerado, venturoso, ahora inmortal,

aunque material siempre.

Edgar Allan Poe

Edgar Allan Poe. Un algo inquietante, un morbo un surrealismo. El coloquio de Monos y Ella.

Literatura. El Coloquio de Monos y Ella. Edgar Allan Poe. Allan Poe. Escritores.

 

 

,

NORMAN MAILER, MACARRA DE CEÑIDO PANTALÓN. Tomás Bartolomé.

BOXEO MAILER

MAILER

¡TEMERARIO MAILER!

Norman Mailer. Long Branch, New Jersey, 1923. Nueva York, 2007.

A Norman Mailer  no le importaba emplear los puños sobre todo cuando bebía, era un gran aficionado a lo que se conoce como «El noble arte de las 12 cuerdas» (Boxeo) y también un incorregible fanfarrón. Machista irreverente y obstinado anti-feminista, al final de su vida borró algo su intolerable mancha y optó por la moderación. Protagonista de varios sucesos violentos, algunas  de sus seis mujeres, le acusaron de violencia domestica; el caso más grave fué el que protagonizó al agredir a su segunda mujer Adele Morales (su cuarta esposa Beverley Bentley, también denunció haber sido maltratada por el escritor)… Después de una fiesta en la que Norman Mailer, había consumido demasiada «agua de fuego» (whisky), marihuana, LSD y «polvo blanco» (cocaina), atacó a su esposa Adele; los trágicos resultados de esta horrible accion, fueron las heridas inflingidas con un cortaplumas, en el pecho, espalda, y manos de Adele.

Ahora os contare un curioso capitulo, de algunas de  las escenas de violencia que protagonizó en su apasionante vida, el genial escritor USA.

MAILER PELEA

Norman Mailer, salió a pasear al perro; el barrio por el que transitaba no estaba exento de riesgo y el escritor no lo conocía, ya que acababa de mudarse (una màs de sus múltiples mudanzas, ya que se casó 6 veces y tuvo 9 hijos); hacía una  noche agradable y el escritor después de ordenar algunas cajas de embalaje, (ya había trabajado sus 7 horas de costumbre), se puso un vaso de whisky (beber era uno de los pasatiempos favoritos de Mailer) al rato cogió la correa y salió a pasear al perro…

Al pasar al lado de un grupo (una pandilla de negros afroamericanos) al artista le dio un fuerte olor a marihuana, inmediatamente el peligro se hizó para él, tan tangible como una desbocada, inmensa, e inane fría roca desplazándose a toda velocidad contra uno mismo. Mailer aceleró el paso latiéndole el corazón a mil por hora, pero súbitamente, uno de ellos se le acercó y le dijo «veté a casa marica blanco»; Norman Mailer ni corto ni perezoso contestó al chico de ojos saltones inyectados en sangre  que lo miraba desafiante, que él era muy hombre, y que  de «puro macho» que era  le iba a partir la cara. El autor de El parque de los ciervos, (1955) -muéstra el ambiente intelectual y artístico USA-, y Los desnudos y los muertos (1948), -magnifica novela bélica-, se encaró, y levantó los puños, el famoso escritor¡sabía boxear!

El gran autor galardonado con un premio Pulitzer (La canción del verdugo. 1980) estaba vendido, mientras uno de la pandilla sujetaba a su perrito, otros le sujetaban a él y entre todos, le arreaban una gran paliza. Una vez que se cansaron, y con el escritor chorreando sangre  por la nariz y la boca le devolvieron la mascota y el más gallito le dijo…  «vete de aquí, no queremos verte más maricón de mierda»Norman Mailer mientras regresaba a casa con la cara partida y la camisa rota; no dejaba de pensar en lo absurdo de la imagen, que rememoró…

« Se había formado un corro; en el centro, unos lo sujetaban, y otros lo golpeaban; había uno de ellos, el más joven, que aguantaba pacientemente la correa con el perrito de Norman,  para que este no escapara»… ¡No sabia si reír o llorar!

Sintió que el Whisky que había tomado poco antes se le revolvía como una fiera bestia en el estómago y, tuvo que pararse a devolver; un desafinado acorde de vomitos, alcohol, sangre, y sudor tomaron el aire dotandolo de un denso toque ácido y húmedo. Mientras caminaba el escritor había observado que en su particular «Vía Crucis» de regreso a casa, le seguía un grupo de chicos de los que hicieron corro en la pelea, y se preguntaba con aprensiva curiosidad que es lo que querrían ahora aquellos oscuros fantoches, cuando uno de ellos dirigiéndose a él, le dijo…

– «Hey man, la pelea no ha sido justa ellos eran más».

Norman Mailer, macarra de ceñido pantalón. Tomás Bartolomé.

Norman Mailer. Mailer. Literatura. Escritores. Mailer Pelea. Escritor.

,

Oscar Wilde. El Discípulo. Cuando Narciso murió, el río de sus delicias se transformó de una copa de agua dulce en una copa de lágrimas saladas…

image

Foto, by TbArt

EL DISCÍPULO

Cuando Narciso murió, el río de sus delicias se transformó de una copa de agua dulce en una copa de lágrimas saladas, y las Oréades vinieron llorando por los bosques a cantar junto al río y a consolarle.

Y cuando vieron que el río habíase convertido de copa de agua dulce en copa de lágrimas saladas deshicieron los bucles verdes en sus cabelleras y gritaban al río y le decían:

-No nos extraña que le llores así. ¿Cómo no ibas a amar a Narciso con lo bello que era?

¿Pero Narciso era bello?

-¿Quién mejor que tú puede saberlo? -respondieron las Oréades- Nos despreciaba a nosotras, pero te cortejaba a ti, e inclinado sobre tus orillas, dejaba reposar sus ojos sobre ti, y contemplaba su belleza en el espejo de tus aguas.

Y el río contestó:

-Si amaba yo a Narciso, era porque, cuando inclinado en mis orillas, dejaba reposar sus ojos sobre mí, en el espejo de sus ojos veía reflejada yo mi propia belleza.

Oscar Wilde. El Discípulo. Cuando Narciso murió, el río de sus delicias se transformó de una copa de agua dulce en una copa de lágrimas saladas…

Foto, by TbArt

OSCAR WILDE. EL DISCÍPULO. NARCISO. BELLEZA. LITERATURA. ESCRITORES. NARCISISMO. NARCISISTA. WILDE.

,

Truman Capote. A Sangre Fría. «Matar es muy fácil; mucho más fácil que pasar un cheque falso»

image

El escritor norteamericano (USA), nació en Nueva Orleans el 30 de septiembre de 1924; no muy lejos de Houston, Florida, Cuba o México; como ven  toda una encrucijada de caminos, de culturas.

Truman Streckfus Persons -Truman Capote-, falleció a los 59 años en la Ciudad de Los Ángeles el día 25 de agosto  de 1984

Periodista y escritor«Capote» -el apellido–  se lo tomó prestado al segundo marido de su madre que era cubano. A los 16 años publica su primera narración. Antes de encontrar su camino como novelista Truman Capote, desempeñó diferentes empleos, entre ellos, el de bailarín en un barco fluvial y el de corrector de guiones radiofónicos, finalmente terminó trabajando en las oficinas de la revista «New Yorker». Después de la publicación de algunas novelas, en diferentes años 1947-1953, llega lo que sería su primer gran éxito, «Desayuno con diamantes» (Desayuno en Tiffany’s). 1958.

A SANGRE FRÍA

«A Sangre Fría» 1966  fue la novela basada en hechos reales  que le acabó consagrando como un escritor de excepcional talento.

image

Fotografia. Imagen de la película «A Sangre Fría».

La Novela se publicó en 1966 después de varios años de investigación y entrevistas. Truman Capote, se desplazó al pueblo de «Holcomb» donde se originaron los hechos que dieron paso a la sangrienta tragedia. En Holcomb, pueblo situado sobre unas elevadas llanuras trigueras del oeste de Kansas, se desencadena un horrible crimen; la familia Clutter, padre, madre, hijo, hija, son asesinados sin piedad.

«Perry y Dick» los asesinos, son detenidos tiempo después, juzgados, y condenados a la pena de Muerte.

En la Novela, uno de los asesinos (Perry) dice:

– «¿Por qué? Los militares no pierden el sueño. «Asesinan y encima les dan medallas».

«Las buenas gentes de Kansas quieren matarme y algún verdugo estará encantado de hacer el trabajo. Matar es muy fácil; mucho más fácil que pasar un cheque falso».

«Recuerda una cosa: yo conocí a los Clutter durante una hora quizá. Si de veras los hubiera conocido, imagino que mis sentimientos serian diferentes. Que me sentiría asqueado de mi mismo. Pero tal como fue la cosa, era como disparar en un tiro al blanco de feria» .

LA EJECUCIÓN, EL VERDUGO.

En los 5 años de intensa investigación que precedieron a la novela, Truman Capote se entrevistaría con los asesinos (con Perry mantuvo un trato más frecuente; algunos periodistas los relacionaron sentimentalmente), antes de que estos, finalmente fueran ahorcados el 22 de Junio de 1965, después de numerosos recursos, apelaciones, y 2.000 días en la carcel.

Así describió Alvin Dewey (uno de los ventiún testigos invitados a la triste ceremonia), la ejecución; el relato recuerda en algunos momentos a la película «El verdugo» de Luis García Berlanga. Una de las joyas del cine español.

image

Fotografia. «El verdugo».1963. Luis García Berlanga.

Alvin Dewey, relata así la ejecución en la novela de Capote

– No había presenciado nunca una ejecución y cuando, hacia media noche, entró en el frío almacén, el escenario le sorprendió; había esperado un  lugar digno y no aquella caverna mal iluminada, llena de maderas y trastos en total desorden.

Pero, la horca con sus dos lazos pálidos atados a la viga, se imponía lo suficiente. Y también allí, con inesperada elegancia, estaba el verdugo, proyectando una larga sombra desde su plataforma sobre los trece escalones de madera.

El verdugo, individuo anónimo, endurecido, importado especialmente de Missouri para el evento, por el que recibíría seiscientos dólares, llevaba un viejo traje cruzado a rayas, demasiado holgado para su escualida figura; la chaqueta le llegaba casi hasta las rodillas; y llevaba en la cabeza un sombrero de cow-boy que quizá fue verde brillante, pero que ahora se había convertido en una cosa extraña, desteñida por el sudor y el tiempo.

Truman Capote. A Sangre Fría. «Matar es muy fácil; mucho más fácil que pasar un cheque falso».

Truman Capote. A Sangre Fría. Novela. Literatura. Escritores. Verdugo. Berlanga.

,

Norman Mailer. Escritor, periodista, político, machista, y candidato a la alcaldía de Nueva York.

El escritor

Norman Mailer

 

  NORMAN MAILER.

 Machista, mujeriego, y gran escritor.

  Long Branch, New Jersey, 31-1-1923. Nueva York10-  11-2007. A los 84 años a causa de una insuficiecia renal.

Algunas de sus obras más importantes, son LOS DESNUDOS Y LOS MUERTOS. (Bélica) con ella alcanzó la fama mundial y EL PARQUE DE LOS CIERVOS.  (Narra el ambiente artístico USA).

NORMAN MAILER, un escritor magnífico que cuenta  con dos premios Pulitzer en su haber. Fue también periodista, político (hizo campaña en contra de la guerra de Vietnam), y   CANDIDATO A LA ALCALDÍA DE NUEVA YORK EN 1969.

image

Norman Mailer. En plena campaña política. 1969.

Ese mismo año de apasionantes elecciones municipales en Nueva York, se estrenaba en los cines de todo el mundo «Easy rider» una película inolvidable y que se debería ver siempre en el cine y no en el salon de nuestras casas en la que desgraciadamente pierde toda la poesía que atesora.

image

«Easy rider». Peter Fonda-Dennis Hopper. 1969.

Norman Mailer siempre en la vanguardia, como escritor tuvo influencia en la obra del genial JIM MORRISON (Doors) y él,  a su vez fue influido por el inefable HERNEST HEMINWAY.

Políticamente el escritor se definía como «conservador de izquierdas»En una ocasión soltó esta perla (tan actual)… Un banquero es un Puerco.  

Su vida social fue muy agitada, le gustaba participar en fiestas en las que se citaba lo más granado de la intelectualidad USA; Artistas, editores, escritores, políticos, pensadores y por supuesto y como apetitosa guinda de un magnífico  pastel, finalmente; bellas damas vestidas de seda con su elegante porte; reuniones sociales donde el alcohol, la marihuana y otras sustancias dopantes no faltaban nunca… Luego ya en casa un  Seconal (barbitúrico sedante), y a dormir.

Machista y mujeriego empedernido, le gustaban aquellas suntuosas reuniones, donde no faltaban ni mujeres, ni elegancia; ni lujo, ni vicios; y donde uno, podía al amanecer terminar borracho  en la playa, o tal vez protagonizar una gran bronca de celos con la pareja (también borracha), o alguna vez, acabar a puñetazo limpio con alguien; amén de alguna orgia, o un lujurioso flirteo a la luz de la luna con alguna nueva conquista.

MACHISTA MUJERIEGO Y UN GRAN ESCRITOR

ADELE MAYLER su segunda mujer (seis matrimonios sumó Norman) y con la que estuvo casado ocho años, en una de estas alocadas fiestas, fue terriblemente acuchillada por el escritor con un cortaplumas; no hubo sentencia pues Adele retiró la denuncia antes de la celebración del juicio.

ADELE la bella acuchillada, según sus propias declaraciones, le consideraba… «Generoso y encantador,  pero también, imprevisible y violento». La actriz y ahora pintora, mitad española, mitad india, dijo de Mailer:

 Él se consideraba un revolucionario sexual pero, esperaba absurdamente de mi, que le fuese siempre fiel.

Su cuarta mujer Berbeley Bentley también denunció a Norman Mailer por maltrato doméstico. Una muesca más en su infame sino.

Si quieres leer más sobre este magnifio escritor lo encontrarás en el apartado Literatura, Norman Mailer. «Macarra de ceñido pantalón» de este mismo Blog.

NORMAN MAILER, un personaje apasionante y contradictorio y uno de los escritores más grandes del siglo XX. 

Norman Mailer. Escritor, periodista, político, machista y candidato a la Alcaldía de Nueva York. 

Literatura. Norman Mailer. Mailer. Escritores. Machismo.