24 julio 2017

Pintura. José de Ribera, El Spagnoletto. Un pintor Español en Nápoles.

image

El pie varo (El lisiado o el Zambo). 1642

José de Ribera, El Spagnoletto, así llamado por ser un español en Nápoles además de por su menguada talla. José de Ribera, nació en Jativa, Valencia, en 1591, donde su padre era zapatero pero vivió casi toda su vida en Nápoles donde finalmente falleció en 1652 y se encuentra enterrado.

Era apenas un adolescente cuando puso rumbo a Italia, tan clara tenía ya entonces su vocación; primeramente visitó las ciudades de Cremona, Milán, Parma, y Roma donde se detuvo a estudiar a los clásicos en profundidad.

En Nápoles. entonces un virreinato español, Ribera pensó que tendría más posibilidades como pintor, allí tuvo éxito, sus grabados circularon mucho por Europa, Rembrant poesía alguno; se dice que cuando Ribera fue preguntado por un amigo porque no regresaba a España contestó…

“En cuanto en lo de volver a España no se, me han dicho que allí se pierde el respeto a los artistas cuando están presentes, pues dolorosamente, España es madre amantísima para los forasteros y madrastra cruel para sus hijos”.

Pronto recibió Ribera muchos encargos sobre todo de la iglesia, de coleccionistas particulares, y de los funcionarios españoles del imperio destacados en Nápoles. Pintor versátil trató en sus pinturas además de temas religiosos, temas mitológicos, de estos últimos tuvo menos encargos.

También pintó José Ribera algunos Paisajes aunque escasos.

DOS RAREZAS

image

image

Paisaje con fortín y Paisaje con pastor. Ambos de 1639.

Dos de estas rarezas, son Paisaje con fortín y Paisaje con pastor, dos cuadros de gran tamaño que se encuentran colgados de sendas paredes de el Palacio de Monterrey de Salamanca, que es propiedad de los Duques de Alba; en esta bella ciudad llena de arte a las orillas del Tormes se encuentra también otra pintura de José Ribera en este caso, está ubicada en la Iglesia de la Purísima a escasos metros de la Plaza Mayor y del antes mencionado Palacio de los Duques de Alba, en su magnífico retablo, podemos admirar la Virgen de la Inmaculada Concepción.

image

La Inmaculada Concepción. 1635

LA INMACULADA CONCEPCIÓN DE RIBERA

Un cuadro de de gran tamaño, con un color poco común en la pintura de Ribera, son colores más claros y vivos que surgen en la pintura del Españoleto aproximadamente en 1630 época en que curiosamente Ribera tal vez conoce (coincide con una de las visitas del pintor sevillano a Nápoles) a Velázquez en Nápoles. Velázquez tenía 8 años menos que Riberay estaba visitando Italia en unos de sus viajes de formación y conocimiento.

La estilizada Virgen de cabeza pequeña, lleva sobre sus hombros una capa de color azul brillante.

Normalmente los colores que identificaron primero al pintor valenciano son menos luminosos, del tipo Caravaggio, es el tenebrismo que utiliza el claroscuro una técnica que José de Ribera usa en muchas de sus pinturas de santos y martirios.

image

San Pablo Ermitaño. 1640

Ribera, junto con otros pintores importantes forma parte de la Escuela Napolitana y no solo forma parte de ella sino que lidera la misma. Cuando su obra en tiempo posteriores fue tachada de truculenta y morbosa; incluso Lord Byron llegó a comentar…

“Parece que para pintar Rivera empapara sus brochas en la roja sangre de los santos”

Esto sucedió porque hubo una época en que eran pocos los que conocían su obra en profundidad. (la mayoría solo conocían sus cuadros de martirios).

image

El Martirio de San Bartolomé. 1644

José de Ribera. El Spagnoletto. Un pintor Español en Nápoles.

Pintura. José de Ribera. Pintores. El Spagnoletto. El Españoleto. Ribera. Nápoles.

 

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>