,

Mark Rothko. «Sólo me interesa expresar emociones fundamentales», Éxtasis, Tragedia, Extinción, Épica.

image

N 61. Rust and blue. 1953.

MARK ROTHKO. Daugavpils, Letonia, 25 de septiembre de 1903. Nueva York 25 de febrero de 1970.

Su padre fue farmacéutico. La familia sufre episodios de racismo, y en 1910 emigran a Estados Unidos, huyendo de las purgas cosacas contra los judíos. Pocos años después, fallece su padre y el joven Rothko, se ve en la necesidad de vender periódicos por las calles para poder vivir. En esta época es muy aficionado a la música, y un buen estudiante; además de un comprometido activista político, defensor a ultranza de los derechos sociales. Mark Rothko tiene 18 años cuando es becado por la Universidad de Yale. Además trabaja en una lavandería, para pagarse los estudios. Dos años después abandona la universidad y se traslada a Nueva York donde finalmente, descubre su vocación.

COMIENZA SU FORMACIÓN ARTÍSTICA. Tiene 23 años cuando comienza a impartir clases de pintura en La Center Academy de Brooklyn. Con 26 años se casa con la diseñadora de joyas Edith Sachar. Un año antes de su boda, expone por primera vez (Museo de Portland).

image

Su familia de conservadores burgueses no le apoyaba, no entendian como no dedicaba su vida a algo más productivo, no podían entender, como un gran estudiante, con un futuro tan prometedor, quisiera tirar su vida a la basura, por la absurda idea de ser artista. MARK ROTHKO QUIERE SER PINTOR

Su pintura será  catalogada como Expresionismo Abstracto. Definición que él, no compartía, y que consideraba alienante.

Rothko, entendía su arte como…«Una expresión mística no exenta de religiosidad»

image

Mark Rothko utilizaba como soporte cuadros de gran formato, pues defendía, que en su creación, al utilizar estos enormes tamaños, trascendía al lienzo, y por ende, el espectador cuando los observara, también se sentiría dentro del cuadro, (formaría  parte de el)… «Pintor lienzo y espectador serán uno»

COLOR, LUMINOSIDAD, SUAVIDAD; SUTIL DELICADEZA Y DELICADA TRANSPARENCIA

Su pintura es luminosa, y está llena de luz, en suaves y sofisticadas capas de color superpuestas, donde la pintura es libre y profunda, y el color se crea, y se transforma. En cuanto a lo que nos quiere transmitir…

-«Solo me interesa expresar emociones humanas fundamentales, Tragedia,Éxtasis, Extinción o  Épica»-

-«Estoy a favor de las formas planas, porque ellas destruyen la ilusión y revelan la verdad… Estoy a favor de la exposición simple del pensamiento complejo»-

Sus pinturas consiguen en mi, un efecto místico e intemporal; modernas, y a la vez antiguas, sin pasado, ni tiempo…

COMO UN PRESAGIO, EL BRILLO SE APAGÓ, al final de sus días, sus colores, pigmentos, y mediuns luminosos, mudaron a otras gamas de color, a tonos más oscuros. Como un presagio, su pintura se fue oscureciendo, hasta fundirse con la noche de los tiempos, y el arcano que los gobierna desde tiempo inmemorial. Mark Rothko, finalmente se suicidó cortándose las venas, a la edad de 67 años. Tal vez tuviera que ver con este trágico desenlace, su adicción al alcohol y los antidepresivos, pero estos, solo son un síntoma, una dura huida llena de sufrimiento.

Mark Rothko. «Sólo me interesa expresar emociones fundamentales», Éxtasis, Tragedia, Extinción, Épica.

Mark Rothko. Rothko. Pintura, Pintores. Artista. Nueva York

 

2 comentarios
  1. ana de miguel k
    ana de miguel k Dice:

    Nunca pensé que su obra me fuera a causar tanto impacto. Cuando en Londres entré en una sala con una iluminación muy tenue, y me encontré (ya que fue un encuentro casi imprevisto!) con su obra, la emoción me embargó, y si bien me gustaba este artista, nunca habría imaginado una reacción tan fuerte, visceral o emotiva ante sus cuadros. Esas sorpresas que nos presenta el arte y las emociones que nos genera, es algo grandiosooooooooo y no se olvida nunca. Gracias una vez más por compartir,Tomás

    Responder
    • admin
      admin Dice:

      Buenos días. Gracias Ana. Que grande es el Arte, que nos hace emocionar; desde luego yo, también he sentido (me he encontrado en ese estado) y es magnifico e inolvidable Ana. Siempre recordaré, La Victoria de Samotracia, allí, al final de la escalera, en el Museo del Louvre, o algunas obras del genial sordo aragonés. Definitivamente impresionante. Gracias Ana por permitirme recrear ciertas momentos de importante reafirmación inconsciente.. Tomás.

      Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *