Juan Genovés. «El mar no tiene fin»

Juan Genovés. Valencia 31 de mayo de 1930. Madrid, viernes15 de mayo de 2020, a los 89 años de edad, en un hospital de Madrid. Pintor. Artista Gráfico.

Realiza sus estudios artísticos, en la Escuela de Bellas Artes de Valencia, y la Real Academia de Bellas Artes de San Carlos

Premio Nacional de Artes Plásticas de España, en 1984. Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes, en 2005. Orden de Jaume I, el Conqueridor, en 2016.

Gente corriendo. (1975). Juan Genovés. Museo Nacional Centro De Arte Reina Sofía

Estaba felizmente casado con Adela. Tenía 1 hijo, Pablo, y 2 hijas, Silvia y Ana, que le salieron los 3 artistas, aunque él hubiera preferido que se dedicarán a otra actividad. Lo que es un vicio demasiado común, en los miedosos planes familiares de casi todo el mundo. Padres, recordad, que hay un arte para vivir y un arte para subsistir, además, nunca se ha puedodo meter el mar en una pecera.

Juan Genovés positivo y energético, pronto desbroza caminos ignotos con un afán renovador del arte que percibía que hasta entonces percibía en su ámbito. La pregunta era, la de en qué lugar y cual es la función del arte en general y en particular la del encaje, del artista individual siempre empotrado en la sociedad, pero a menudo en una intradiagetica estancia estanca.

La inquietud de su vivo carácter siempre activo, su gran amor a la vida, y su mente despejada, fueron el motor transformador, y de comprometida lucha por sus convicciones, primero sociales. Afiliado al Partido Comunista Español.

Aguafuerte sobre papel. (1972). Juan Genovés. Museo Nacional Centro De Arte Reina Sofía

Terminada la guerra civil española, participa, en diferentes colectivos artísticos. Los siete, en 1949, Parpallós, en 1950, y Hondo en 1960. También se le relaciona con el Pop Art, si bien es verdad que mediaba mucha distancia, nada menos, que, la de la península, a la más genética, y seminal, del americano o el ingles.

En los años sesenta, dedica parte de su tiempo a participar en actividades en contra de la dictadura franquista… «Yo era un perdedor y quería ganar alguna vez». Se convirtió en un activista siempre en la lucha.

Tenía 6 años cuando comenzó la guerra civil española. 9 cuando terminó, y ya la política era su vida.

Quería ser futbolista del Valencia…

Sin Titulo. (1970). Juan Genovés. Museo Nacional Centro De Arte Reina Sofía

Artísticamente, sus caminos se dirigen pronto a un figurativismo renovado, frente al informalismo, con el que a menudo convive, aún así, imprime en sus obras un carácter expresionista y abstracto.

Su padre fue un pintor aficionado, fracasado, ėl lo conseguiría.

Ante todo, la de Juan Genovés, es una familia que se agarra a la cultura.

Piensa Genovés que el mar no tiene fin

DECADA DE LOS 70

EL ABRAZO 1976

Se hicieron 500.000 carteles del cuadro y se repartieron casa por casa. Nació en la transición y la clandestinidad. Sería utilizado como cartel, por Amnistia Internacional, y después como escultura conmemorativa del horrible atentado de los abogados de Atocha, en cuyo despacho se encontraba colgado un póster de tan iconica imagen, el día de tan cruel atentado.

«El abrazo lo pinté yo, pero pertenece a todos los españoles»

La pintura, se expuso en Zurich, Alemania, y Estados Unidos, donde, es adquirida por un coleccionista, de Chicago. El éxito de Genovés es enorme, tanto, que la Galería Marlborough, entonces la más importante del mundo, se fija en él, Y le propone asentarse, en USA, algo que rechaza, «No podía dejar tirados a mis compañeros de lucha, porque yo ahora fuera un pintor de éxito», que comenzó en el año 1966, en la Bienal de Venecia, en la que se vendieron los 10 cuadros expuestos, y donde la Galería Marlborough, además de otras, trataron de llevárselo a su porfolio, y desde entonces, han seguido, mantenido la relación. La galería, tiene sedes en las ciudades, de Barcelona y Madrid.

Mientras tanto en España, El Abrazo, se ha convertido en símbolo de reconciliación, y se procede a su adquisición, por el estado, en la que media, la Galería Marlborough, de Nueva York, (una de sus sedes, más importantes), que finalmente logra, mediante un intercambio, hacerse, con tan preciada obra. Genovés, bajo el amparo de la galería inglesa, consigue hacerse así, un hueco en el panorama artístico internacional.

El Apagón. (1989). Juan Genovés. Óleo sobre lienzo. Foto by Tb Art Archivos fondos propios

MULTITUDES

Con el tiempo y el tránsito por diferentes estilos, logra por fin descubrir una forma de expresión que posee un relato que nos cuenta algo, sobre el individuo inevitablemente solo, y el individuo fundido en la multitud, y las enormes fuerzas que inevitables ráfaguean violentas y enérgicas. Dudas, y subconsciente. Primero fotografía, después, dibuja, luego brotan, pegotes de pintura aplicada directamente desde el tubo, y finalmente, el pincel que da sombras, logrando la perspectiva aérea, sombras y perspectivas, que nos descubren, como las mareas, también en lo cotidiano, van formando su universo de masas, y personajes solitarios, que son tratados delicadamente por Genovés, con mimo, de uno en uno.

Ámbito. (2016). Juan Genovés. Giclcée/Papel Hahnemühle Photo. Foto by Tb Art Archivos fondos propios

Amante del mar Mediterráneo, de Valencia, de su Valencia club de fútbol, y de Mestalla, donde se inspira observando los flujos humanos y sus corrientes. Y también el mar, siempre el mar, Últimamente dedicaba parte de su tiempo en repasar descartes, seleccionar, o tirar a la basura. Su gran motor en la vida, fue el miedo al régimen franquista. Descansa en paz, Juan Genovés, que la tierra te sea leve.

Juan Genovés. «El mar no tiene fin»

Juan Genovés. Genovés. Arte. Art. Artista. El abrazo

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *