, , ,

Pintura. Tomás Bartolomé. Bambú en Natty Dread. «Rebelde a 21 millas del hogar». Bob Marley.

BAMBÚ EN NATTY DREAD. TOMÁS BARTOLOMÉ

        Bob Marley

image

Bambú en Natty Dread. Tomás Baertolomé. Óleo Mixta.

Jamaica

                      Jamaica               

 Bambú en Natty Dread. Técnica mixta. Óleo acrílico. Lienzo. Medidas. 30 x 40 cm.

Pintura inspirada en Robert Nesta «Bob Marley» & «Natty Dread»

Natty Dread (es una de las canciones del álbum de Bob Marley & The Wailers, «Natty Dread»)l, fue compuesta por Rita Marley en 1974. Rita, y  Bob Marley se casaron en 1966. Se separaron después de 15 años de matrimonio, (1966-1981).

Natty Dread fue el primer disco grabado como, Marley & The Wailers. Rita Marley participaba en él, como una de las tres chicas que hacían los coros en The Wailers (Los protestones) y como autora de la canción que dió titulo al álbum, las chicas tenían un grupo y su nombre artístico era  «I Thres».

La canción, narra un día cualquiera en el poblado de Trenchtown, Kingston, Jamaica, donde vivían Rita y Marley.

Natty Dread. 1974  
Jóvenes rebeldes, 
abrazad a vuestra cultura, 
y no te quedes ahí gesticulando, 
la batalla será muy dura y no tendrás pena, 
paso por la calle 1, 
y cuando llego a la calle 2, 
observo, 
y me meto en la tercera, 
y hablo con algún rebelde en la cuarta, 
en la quinta salto una valla a la sexta, 
tengo que llegar a la calle 7, 
rebelde a 21 millas del hogar, 
es un largo camino el que hay que recorrer para llegar a casa, 
no importa lo que diga el mundo, 
nunca vamos a equivocarnos, 
al igual que la luz y el día soleado tendremos cosas en nuestro camino.

(Rita Marley-Allen Cole).

Pintura. Tomás Bartolomé. Bambú en Natty Dread. «Rebelde a 21 millas del hogar». Bob Marley.

Más información. Interesados por esta pintura… contacto@tomasbartolome.com

Tomás Bartolomé. Pintura. Pintores. Óleo. Bambú en Natty Dead. Natty Dread. Bob Marley.

 

, , , ,

Pintura. Tomás Bartolomé. Paisaje en calma. (Calm Landscape)

PAISAJE EN CALMA(Calm Landscape). Tomás Bartolomé.

Óleo Acrílico. Lienzo/Oil, Acrílic, Canvas.

Año 2011. Medidas. 24 x 30 cm.

Soñando con la eterna primavera de la vida…

Poco antes de morir a la edad de 48 años, Rosalía de Castro siguió soñando, y quiso soñando ver, por ultima vez la mar, mas no fue posible; en su casa de Padrón, ¡No…, No se ve el mar! Su hija, menos soñadora, no supo verlo, cuando Rosalía, ansiosa, mirarlo quiso, por póstrera vez, encontrándose (tan cerca, eso creía), junto a su último lecho, ella lo sentía vecino, siempre lo sintió, corría diariamente, alegre o triste, por sus venas de mujer que sabía hablar, con el rumor de las olas, con los pájaros, y el viento. Ahora se acordaba nítidamente de ello. Supo pronto entonces, que ya no estaría sola nunca, y que ella atacada de dulzura en vida, cautivó, amó…, y también fue amada.

:::::::::::::::

Dicen que no hablan las plantas,

ni las fuentes, ni los pájaros, ni la onda con sus rumores.

ni con su brillo los astros,

lo dicen, pero no es cierto,

pues siempre cuando yo paso

de mí murmuran y exclaman:

Ahí va la loca,

soñando con la eterna primavera de la vida

y de los campos.

ROSALIA DE CASTRO.

Rosalía de Castro. Santiago de Compostela 1837.  Padrón, La Coruña 1885.

Más información. Interesados en esta pintura. contacto@tomasbartolome.com

Pintura. Tomás Bartolomé. Paisaje en calma. (Calm Landscape). Pintores. Poesía. Rosalía. Rosalía de Castro. 

, , ,

Cardoso. Acuarela. «Yo sé de Egipto y Nigricia, y de Persia y Xenophonte ; y prefiero la caricia del aire fresco del monte»

Cardoso Acuarela

Una magnifica acuarela de Cardoso.

La tribu, siempre se ayuda, y delicadamente, cuida sus liturgias, conservando celosamente, símbolos crípticamente expuestos, mas llenos de energía, que fluye armónicamente, y nos comunica conceptualmente, los bellos y sugerentes…, arcanos sagrados heredados.

:::::::::::::

Yo sé de Egipto y Nigricia,

Y de Persia y Xenophonte;

Y prefiero la caricia

Del aire fresco del monte.

Yo sé de historias viejas

Del hombre y sus rencillas;

Y prefiero las abejas

Volando en las campanillas.

Yo sé del canto del viento

En las ramas vocingleras;

Nadie me diga que miento,

Que lo prefiero de veras.

Yo sé de un gamo aterrado

Que vuelve al redil, y expira,

Y de un corazón cansado

Que muere oscuro y sin ira.

José Marty. La Habana, Cuba, 1863. Dos Ríos, Cuba; 1895.

Cardoso. Acuarela. «Yo sé de Egipto y Nigricia, y de Persia y Xenophonte ; y prefiero la caricia del aire fresco del monte».

Cardoso. Acuarela. Pintura. Pintores. José Marty. Poesía.

 

, , ,

Pintura. Triste éxodo. Sad exodus. Tomás Bartolomé. Técnica mixta.

image

Triste éxodo. Tomás Bartolomé. 2016.

Sad exodus. Técnica mixta sobre papel.

Marcha de un pueblo, salida, huida forzosa, emigración, expatriación. Humanidad machacada, herida… Grito.

Arden, la ciudad y los campos. La torre del templo. Notas tristes de violín, rojas, naranjas, amarillas y rojas, humo negro, sobre las tapias, y la blancas paredes paredes desnudas. Ya salieron todos, ¡ahora lo hacemos mi familia!, que en silencio atraviesa las calles vacías, de lo que fueron, nuestros amados predios…, desde hace tanto tiempo. ¡Silencio! Por favor, no se necesitan palabras. Todos, ahora, apaleados y sofocados, con honda fatiga, caminamos bajo una gran bóveda de oscuro humo y fuego, como de sangre roja derramada, caminamos así, traumados, mudos, sin saber había donde. Sin entender. Sin saber, mas resueltos, sin poder decidir, obligados por los que mandan aquí, y también por los de allá (desconocidos). Tan diferentes y tan iguales en algún punto humano, y por lo tanto común. Substratos de humanidad herida, se unen ahora, salen, se revuelven, gimen y gritan, es el mismo grito de Caravaggio. El de Pablo Picasso, en su Guernica, o el de Francis Bacon, en su Retrato del Papa Inocencio X ¡Es, nuestro mismo grito!

Triste éxodo

Éxodo huída
Mientras arda
La ciudad
Silencio
Tristeza muda
Camino nuevo
Sombra pálida
Sed y mano.

Tomás Bartolomé

Pintura. Triste éxodo. Sad exodus. Tomás Bartolomé. Técnica mixta.

Pintura. Pintor. Tomás Bartolomé. Triste éxodo. Éxodo. Exodus. Pintores.

, , ,

Acuarela. Cardoso. Detúveme junto al mar inmemorial, hasta que el rocío de las olas caras y cabellos empapara.

image

Acuarela Cardoso

En esta ocasión Cardoso nos dirige a un recoleto ramillete de bañistas; nudistas de caramelo, acariciadas por la límpida luz solar, intimidades serenas, y goze de los sentidos. Bañistas, sempiternas, en el mundo del arte, como lo son, las inefables e mprescindibles de Cézanne. Ninfas del mar, deidades marinas, olímpicas y desnudas hijas de Zeus, siempre pertinaces en el canto, el baile, y el amor, que nunca envejecen, ni fallecen por enfermedad, pero que tampoco son inmortales…, necesariamente.

POESÍA

Detúveme junto al mar inmemorial
hasta que el rocío de la olas cara y cabellos empapara;
los rojos fuegos luengos del día agonizante
ardían en el Oeste; soplaba el viento horrible
y huían hacia tierra clamorosas gaviotas:
«¡Ay!» grité, «mi vida llena está de dolor,
¿quién puede cosechar fruto o grano dorado
de estos páramos que sin cesar duramente trabajan?»
Mis redes se abrían enormes con roturas y fallas;
sin embargo, como un último esfuerzo,
en el mar arrojélas y aguardé el final.
Entonces, ¡oh gloria súbita!
de las aguas negras de mi pasado torturado
vi el esplendor argénteo de blancos brazos ascender!

Oscar Wilde

image

Acuarela. Cardoso. Detúveme junto al mar inmemorial, hasta que el rocío de las olas caras y cabellos empapara.

Acuarela. Cardoso. Pintura. Pintores. Bañistas. Oscar Wilde. Poesía.

, , ,

Acuarela. Cardoso. Bajaron los asirios como al redil el lobo

ACUARELA. CARDOSO

Cardoso nos muestra en esta ocasión, una de sus últimas acuarelas, extraños personajes, surgen como automatismos, avanzando, aparecen fantasmales, (siempre hacia delante), hasta no se sabe donde. Es un paisaje inquietante e irreal, donde la suave aguada, dúctil, viva y poderosa, extiende bellos y exóticos colores, creado una fría atmósfera, de desolación y vacío.

La destrucción de Senaquerib

Bajaron los asirios como al redil el lobo:
brillaban sus cohortes con el oro y la púrpura;
sus lanzas fulguraban como en el mar luceros,
como en tu onda azul, Galilea escondida.

Tal las ramas del bosque en el estío verde,
la hueste y sus banderas traspasó en el ocaso:
tal las ramas del bosque cuando sopla el otoño,
yacía marchitada la hueste, al otro día.

Pues voló entre las ráfagas el Ángel de la Muerte
y tocó con su aliento, pasando, al enemigo:
los ojos del durmiente fríos, yertos, quedaron,
palpitó el corazón, quedó inmóvil ya siempre.

Y allí estaba el corcel, la nariz muy abierta,
mas ya no respiraba con su aliento de orgullo:
al jadear, su espuma quedó en el césped, blanca,
fría como las gotas de las olas bravías.

Y allí estaba el jinete, contorsionado y pálido,
con rocío en la frente y herrumbre en la armadura,
y las tiendas calladas y solas las banderas,
levantadas las lanzas y el clarín silencioso.

Y las viudas de Asur con gran voz se lamentan
y el templo de Baal ve quebrarse sus ídolos,
y el poder del Gentil, que no abatió la espada,
al mirarle el Señor se fundió como nieve.

Lord Byron

Acuarela. Cardoso. Bajaron los asirios como al redil el lobo

Pintura. Acuarela. Cardoso. Pintor. Pintores. 

, , ,

Casa grande en el campo, y primer plano de ciudad cercana. Large house in the countryside, and foreground City. Óleo sobre lienzo By Tb

image

Casa grande en el campo, y primer plano de ciudad cercana. 2013. Tomás Bartolomé

Large house in the countryside, and foreground nearby city.

Óil. Canvas. Óleo. Lienzo.

«La ciudad avanza y cerca…

a una gran casa vieja;

en un viejo campo,

de un viejo y olvidado,

pueblo de Castilla».

Tomás Bartolomé

image

«The city moves and close… a large old house ; in an old field , an old and forgotten, people of Castilla»

Casa grande en el campo, y primer plano de ciudad cercana. Large house in the countryside, and foreground City. Tomás Bartolomé. Óleo sobre lienzo.

Interesados por esta pintura. Contacto. tomy.bart@hotmail.com

Pintura. Tomás Bartolomé. Pintores. Óleo. 

, , ,

Acuarela. Cardoso. Ve y coge una estrella fugaz

ACUARELA. CARDOSO. Fragmento. (2018).

Cardoso nos presenta en esta ocasión, una de sus últimas acuarelas. La visita a los museos, los cuadros de una exposición. Espiritualidad fundida, dulces trasferencias y un color suavemente adictivo. Mas el artista siempre se hace preguntas.

VE Y COGE UNA ESTRELLA FUGAZ

Ve y coge una estrella fugaz,
Obtén con el niño una raíz de mandrágora,
Dime donde todos estuvieron los tiempos pasados,
O a quien le partió el pie al diablo,
Enséñame a escuchar el canto de las sirenas,
O a evitar la picadura de la envidia,
Y a encontrar
Que viento
Sirve para hacer avanzar una mente honesta,
Si tu has estado en el nacimiento de desastres extraños,
De cosas imposibles de ver,
Cabalga diez mil días y noches,
Hasta que tu cabello envejezca a un blanco nieve,
Tú, cuando hayas estado, me dirás,
Todas las maravillas extrañas que te ocurrieron,
Y jurar,
No donde
Vive una bella y verdadera mujer.
Si tu has encontrado a alguien déjame saber,
Como fue la dulce peregrinación,
Aún no lo hagas, no iría,
Aunque en la siguiente puerta podemos reunirnos,
Aunque ella fuera real, cuando te reúnas con ella,
Y por último, hasta que escribas tu carta,
Aún ella
Sería
Falsa, antes de venir, dos o tres.

John Donne

Acuarela. Cardoso. Ve y coge una estrella fugaz.

Acuarela. Acuarela Cardoso. Cardoso. Artista. Pintor. Pintura. Pintores.

, , ,

Cardoso. Acuarela. A menudo pisamos los valles de Castalia

 

image

 Cardoso. Acuarela

¡CARDOSO AHORA!

Cardoso, ahora, (muy temprano)…,

Ya estará con Negro. (Su perro, negro, que encontró perdido),

Transitará alguna estrecha y verde vereda. «A orillas del Tormes»

Llevando pensamientos. Trayendo recuerdos,

Rumores de cañas. De fronda… «Donde el amable río fluye cerca».

Regresa presto al hogar-estudio. A su atalaya almenada,

Aplicadamente con su oficio… ¡Pero hoy en la terraza! «Si hace bueno».

Limón, ligero oro, lino brillante. Carpetas…, pinturas por acabar,

Le esperan (esperan)… iTal vez hoy si!

Tomás Bartolomé

:::::::::;;;;;;;;;;;;;;;

Amor intellectualis

A menudo pisamos los valles de Castalia

Y de antiguas cañas oímos la música silvana,

Ignorada del común de las gentes;

E hicimos nuestra barca a la mar

Que Musas tienen por imperio suyo,

Y aramos libres surcos por ola y por espuma,

Y hacia lar más seguro no izamos reacias velas

Hasta bien rebosar nuestro navío.

De tales despojados tesoros algo queda:

La pasión de Sordello y el verso de miel

Del joven Endimión; altivo Tamerlán

Portando sus jades tan cuidados, y, más aún,

Las siete visiones del Florentino.

Y del Milton severo, solemnes armonías.

 Oscar Wilde

Cardoso. Acuarela. A menudo pisamos los valles de Castalia y de antiguas cañas oímos la música silvana, ignorada del común de las gentes.

Cardoso. Acuarela. Pintura. Pintores. Poesía. Oscar Wilde.

 

 

, , ,

Pasen y vean. Óleo/Poliestireno. Tomás Bartolomé ¿Por qué hacéis tan grande llanto?

PASEN Y VEAN. (2017). ÓLEO/POLIESTIRENO. TOMÁS BARTOLOMÉ

Romancero. Es una colección de romances medievales recogidos por escrito en el siglo XV.

Los juglares recitaban interesantes historias, habitaban las bellas plazas a menudo porticadas, y andaban solos los caminos, con su alargado puntero, y su pantalla desplegable con viñetas, de las escenas más destacadas, en las que mostraban al ávido público congregado e Interesado, los momentos mås reseñables, y épicos (entre otros), de los cantares de gesta.

ROMANCES ÉPICOS

ENTIERRO DE FERNANDARIAS

Por aquel postigo viejo que nunca fue cerrado vi venir pendón bermejo con trescientos a caballo,

en medio de los trescientos vi en un monumento armado y dentro del monumento viene un ataúd de palo y dentro del ataúd venía un cuerpo finado:

Fernán d’Arias ha por nombre, fijo (hijo) de Arias Gonzalo. Llorábanle cien doncellas, todas ciento hijas dalgo; todas eran sus parientas en tercero y cuarto grado:

las unas le dicen primo, otras le llaman hermano, las otras les decían tío, otras le llaman cuñado; sobre todas le lloraba aquella Urraca Hernando y cuán bien que la consuela ese viejo Arias Gonzalo:

-¿Por qué lloráis, mis doncella, por quė hacés tan grande llanto?

No lloréis asī señoras, que no es para llorarlo, que si un hijo me han muerto ahí me quedan cuatro.

No murió por las tabernas ni a las tablas jugando, mas murió sobre Zamora vuestra honra guardando.

Murió como caballero con sus armas peleando.

Pasen y vean. Pintura. Óleo/Poliestireno. Tomás Bartolomė ¿Por qué lloráis, mis doncellas, por quė hacés tan grande llanto?

Pintura. Pintores. Arte. Pasen y vean. Óleo. Tomás Bartolomé. Romancero. Entierro de Fernandarias. Romance. Romances épicos.